miércoles, agosto 01, 2007

INCONTENIBLE EL CRECIMIENTO DE LOS PRECIOS EN ESPECIAL EL COSTO DE LOS ALIMENTOS QUE COMPONEN LA CANASTA BASICA

Elaborado por Mario Di Costanzo
Secretario de la Hacienda Pública
Gobierno Legítimo
Julio, 2007

De acuerdo con datos obtenidos por la Secretaria de la Hacienda Pública del Gobierno Legitimo de Andrés Manuel López Obrador, se observa que la evolución de los precios de 42 productos que componen la canasta básica revela que el crecimiento de los precios durante los primeros 7 meses del año, fue de 27.70% y el de los alimentos que forman parte de la canasta básica aún mayor ya que se ubicó en casi 30%.

Así mientras que en enero de 2006 para adquirir éstos 42 productos básicos una persona que percibía un salario mínimo tenía que realizar un gasto de $ 740.44 pesos, para el mes de diciembre de 2006, el gasto necesario para adquirir esos mismos productos se ubicó en $ 818.44 pesos y para el mes de julio del presente año ascendió a 1,045.15 pesos

Cabe destacar que durante el año anterior, el salario mínimo mensual fue de 1,457.1 pesos, por lo que y costo de estos productos pasó de representar el 50.8% del ingreso total de un trabajador que percibe el salario mìnimo en enero de 2006, al 69.7% para el mes de julio del presente año.

Sin embargo esta situación se ha visto recrudecida en el caso de los productos alimenticios que forman parte de la canasta básica, asi por ejemplo se observa que el costo de los alimentos que integran una canasta bàsica pasò de 485.4 pesos en enero de 2006, a 818.44 en diciembre de 2006 y a 701.82 pesos en julio de 2007, cifra que representa un incremento de 44.57% con respecto a enero de 2006 y un crecimiento de 27.70 en lo que va de este año.

Es importante destacar que en el caso de los alimentos, prácticamente todos los productos que integran la canasta básica han registrado incrementos superiores al 40%, con respecto al mes de diciembre del 2006, dichos productos son los siguientes: lenteja (97%) salchicha (69%), fríjol (66%), leche condensada (63%), leche en polvo (58%), mantequilla (54%), el arroz y el huevo (48%).

Por su parte el pollo y la carne molida de res, han registrado incrementos de casi 20%.
Esto quiere decir que mientras que en enero de 2006, un obrero requería de 15.24 días de trabajo (jornada laboral de 8 horas) percibiendo un salario mínimo, para adquirir 42 productos de la canasta básica, para el mes de julio del presente año requiere de 20.33 días de trabajo, para adquirir la misma canasta de productos.

Lo anterior significa que en la actualidad un obrero que percibe el salario mínimo tiene que destinar 20 días de trabajo para poder obtener una canasta de 42 productos básicos, por lo que con lo que le resta (10 días de trabajo) tiene que hacer frente a los costos de transporte, vestido y vivienda, lo cual resulta prácticamente imposible, ya que el incremento del salario mínimo en 2007 fue de sólo 3.9%.

Cabe destacar que los datos muestran que durante al mes de julio de 2007, de los 42 productos básicos de la muestra, sólo 2 (el jamón y la cebolla) registraron incrementos inferiores al porcentaje de incremento al salario mínimo en 2007 ya que el resto de los productos mostró crecimientos superiores al 14%, lo cual ha aniquilado el poder adquisitivo del salario mínimo, incluso por debajo de los niveles alcanzados en enero del 2006.

Así por ejemplo, un obrero que percibe el salario mínimo requería en enero de 2006 de 9.55 horas de trabajo para adquirir un kilo de bistec, de 6.59 horas de trabajo para adquirir un kilo de carne molida, de 0.82 horas de trabajo para adquirir un kilo de tortilla o de 2.47 horas de trabajo para adquirir 2 kg de azúcar.

Sin embargo para julio de 2007, el mismo obrero percibiendo un salario mínimo requiere en la actualidad de 11.40 horas de trabajo para adquirir un kilo de bistec, 8:53 horas de trabajo para adquirir un kilo de carne molida, 1:35 horas de trabajo para adquirir un kilo de tortillas. En tanto Felipe Calderón invierte sólo 0.10 horas para adquirir un kilo de bistec.

Esta situación sugiere que el seguimiento de los precios que realiza el Banco de México, para obtener la inflación o el crecimiento de los precios en la economía, ya no refleja la realidad del poder adquisitivo de las familias y revela que el costo de los alimentos ha tenido un crecimiento superior que el del resto de los productos de la canasta básica.



Click sobre la imagen para ver tabla en tamaño normal

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!