domingo, julio 12, 2009

Chávez, aunque duela, dice la verdad sin pelos en la lengua

Pedro Echeverría V.

1. "Creo que ese (el diálogo) está muerto", dijo el presidente Hugo Chávez en referencia a las negociaciones en Costa Rica el pasado jueves entre el legitimo presidente de Honduras, Manuel Zelaya y el golpista Micheletti. En rueda de prensa con medios nacionales e internacionales, el mandatario venezolano afirmó que fue un "error craso" de Estados Unidos proponer un diálogo "¿Un diálogo con quién? ¿Con estos usurpadores? ¿Los mismos que a estas horas están persiguiendo hondureños? ¿Los que ya han matado a varias personas?... eso es indigno. Estados Unidos debería rectificar a tiempo”… en el gobierno norteamericano "esta aflorando un mundo de contradicciones". Chávez indicó que EEUU ahora debe demostrar con acciones su condena al golpe de estado en Honduras, ya que ha habido solo tímidas medidas.

2. Mientras tanto Obama, presidente al servicio de poderosísimos intereses imperiales en los EEUU, busca alguna salida que no moleste al gobierno golpistas de Honduras y, al mismo tiempo, que impida que Hugo Chávez -quien ha respaldado con todo y por todo a Manuel Zelaya (presidente legítimo derrocado)- salga muy fortalecido; entre tanto la situación de Honduras sigue empeorando porque el pueblo exige con marchas y plantones en las calles la reinstalación del presidente Zelaya. Pero además de los asesinatos en Honduras, lo que más preocupa es que éste sea sólo el primer Golpe de Estado en estos tiempos y que en los próximos meses se siga usando en otros países. En EEUU los Golpes de Estado son de otro estilo: asesinan a un presidente, lo acusan de practicar espionaje, le organizan un sexogate o le coordinan avionzazos en las torres.

3. Los medios de información internacionales han extendidos intensas campañas para desprestigiar a los gobiernos de Bolivia, Ecuador, Nicaragua, pero especialmente contra el gobierno venezolano. Acusan a Chávez de ser provocador, de hablar de más, de interrumpir las reuniones “decentes”. Sin embargo ese es sólo un estilo, una forma de ser; lo importante o sustancial es lo que Chávez dice y hace. No se le puede comparar con un lengua larga como Fox porque mientras este dice mentiras e imbecilidades, Chávez se da el lujo de decir las cosas con su nombre y por actuar en consecuencia. En su discurso en Nicaragua aquel lunes o martes Chávez advirtió con claridad: solucionemos cuanto antes este problema y evitemos que se alarguen las cosas. Inmediatamente planteó medidas fuertes para obligar a los golpistas a renunciar.

4. Chávez está comprometido con Venezuela pero también con todos los pueblos de América y del mundo. Todos los pueblos y sus gobiernos de izquierda o centroizquierda han contado en los últimos diez con el apoyo incondicional de Chávez; no solamente en lo que corresponde al petróleo sino esencialmente cuando los gobiernos han sido amenazados con golpes de Estado, tal como ha sucedido en Bolivia, Ecuador, Honduras, Paraguay, Guatemala o El Salvador. Y el mejor ejemplo es el de Honduras donde el gobierno de Manuel Zelaya no estaba inclinado hacia la izquierda pero la política de apoyo y solidaridad de Chávez convenció a Zelaya de quien lo ayudaba sin internes alguno. Lo mismo sucedió en 1961 cuando Fidel Castro se acercó a la URSS a pesar que en ese momento estaba más cerca políticamente de los EEUU.

5. Derrocar a Chávez, o por lo menos debilitarlo, es un objetivo casi inmediato de los gobiernos Bush/Obama y sus incondicionales. Así como sacar del poder y destruir a Fidel Castro fue el gran objetivo imperialista de Kennedy, Johnson y Nixon, el imperio está asustado por los avances de Chávez hoy fuerte en la OEA, por la consolidación del Alba, por el apoyo a Cuba en la OEA, por el “CARICOM, Centro América, crecimiento de la doctrina Chávez (Nuevo Socialismo) y su credibilidad, la derrota del TLC, el triunfo de Funes, la crisis económica, el rescate de los precios petroleros y sobre todo el crecimiento de la conciencia de los pueblos”. Esto obviamente no lo pueden permitir los grandes intereses de la oligarquía mundial porque demostraría que su derrota será más temprano que tarde, a pesar de que se defienden con todo.

6. Las batallas que hoy libran los pueblos de Centro y Suramérica están rompiendo con los nacionalismos en la región. Así como los imperios políticos y económicos nunca han tenido fronteras porque someten y saquean a los países por igual, así también los pueblos y sus luchas han comenzado a comprender que ya no se puede hablar de nacionalidades, himnos, banderas y los más falsos patrioterismos porque la explotación, los saqueos, la opresión contra los trabajadores es mundial. Por eso Marx y Engels lanzaron en su manifiesto la consigna de: “Proletarios de todos los países, uníos” y más adelante demostraron que los trabajadores no tienen patria porque las naciones trazaron sus fronteras teniendo como base la fuerza de los ejércitos, no los intereses de los pueblos cuyo objetivo a sido vivir con justicia y paz, peso sobre todo con solidaridad.

7. Por eso mucho más que mexicanos, venezolanos u hondureños, somos seres humanos que luchamos por un mundo de justicia e igualdad y, al mismo tiempo que luchamos junto a los que nacieron en este país que le llamaron México, unimos nuestras fuerzas a todos los pueblos de América y el mundo. ¿Puede alguien creer que los capitalistas tienen patria si sus riquezas las sacan de México convertidas en dólares y las invierten en los países más pobres para obtener mayores ganancias? El patrioterismo que le han inculcado al pueblo con la virgen de Guadalupe, el fútbol, el himno nacional, sus héroes y la bandera, son puras fantochadas para mantener en el pueblo un sentimiento de guerra o de odio frente a otros países igual de explotados y oprimidos por sus gobiernos. Pero ese sentimiento no tardará más porque la realidad nos está enseñando otra cosa.

8. El “chovinismo de gran nación” fomentado por las clases dominantes para sojuzgar a los pueblos, será superado y derrotado al mismo tiempo que nuestras historias serán reescritas y reinterpretadas por los trabajadores. No habrá más Américas para los yanquis de Norteamérica, tal como buscaba la llamada Doctrina Monroe. Las batallas de Bolivar, San Martín, Morelos, Martí, que tan importantes fueron para iniciar la liberación de nuestros pueblos y conformar un continente libre, serán continuadas y reescritas por los pueblos liberados. Por eso hay que continuar luchando por derrotar el golpe de Estado de Honduras y seguir apoyando a todos los gobiernos y pueblos que batallan por construir una sociedad justa, equitativa e igualitaria. Y no olvidemos que cualquier amenaza o golpe contra nuestros pueblos es un golpe a nuestra persona.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.


Las muy limitadas opciones de Obama

Immanuel Wallerstein

Durante las últimas semanas la atención mundial ha estado fija en Irán, donde ha habido mucho desasosiego público por las impugnadas elecciones presidenciales. Ahora queda claro que Mahmoud Ahmadinejad pronunciará su juramento como próximo mandatario de Irán con el pleno respaldo del ayatollah Ali Khamenei. El presidente Barack Obama ha estado bajo considerable presión, sobre todo por parte de las fuerzas conservadoras en Estados Unidos, que empujan a que asuma una posición "más dura" acerca de las elecciones iraníes.

Parece ser que al mismo tiempo ha estado recibiendo de Pekín el consejo contrario. M.K. Bhadrakumar reporta que Pekín advierte contra "dejar que salga de la botella el genio de los disturbios populares en una región altamente volátil que está esperando estallar". El mal ejemplo para Pekín es Tailandia, país que no puntea en la pantalla de radar de la mayoría de los comentaristas y políticos estadunidenses.

En cualquier caso, en realidad no queda claro lo que significa asumir una posición "más dura", pero sí que Obama ha insistido en ser cauteloso en sus declaraciones públicas. Tomen nota de lo que ocurrió durante este mismo periodo. El 24 de junio la Casa Blanca anunció que planea volver a tener un embajador en Siria, lo que deshace una decisión que tomara el presidente Bush hace cuatro años. Y el 25 de junio el presidente Hugo Chávez, de Venezuela, anunció que su país y Estados Unidos restaurarían sus embajadores, los mismos a quienes se declaró persona no grata en los últimos días del gobierno de Bush.

Uno se pregunta qué sintió Obama cuando leyó las transcripciones de las cintas del presidente Nixon, desclasificadas el 23 de junio. Entre otras cosas, estas grabaciones revelan una conversación que tuvo Nixon con el secretario de Estado, Henry Kissinger, el 20 de enero de 1973, en torno a un arreglo que el gobierno de Estados Unidos estaba a punto de pactar con el gobierno de Vietnam del Norte. Nixon y Kissinger veían esto como un acuerdo que les salvaba la cara y que haría posible que Estados Unidos se retirara de la guerra "con honor", sabiendo que tras un "intervalo decente" el acuerdo daría por resultado una victoria militar para el Viet Minh.

Tenían un pequeño problema. El acuerdo lo había resistido, por obvias razones, el presidente Nguyen Van Thieu, de Vietnam del Sur. La discusión entre Nixon y Kissinger era al respecto cómo manejar esto. Kissinger dijo que el problema era si Thieu "aceptaría dejarnos ratificar" el acuerdo. Nixon dijo: “Dejarnos… ja, ja”. Nixon expresó entonces que Kissinger debía dejarle saber a Thieu que Estados Unidos "cortaría la asistencia" si se negaba a aceptar. Y continuó: “No sé si la amenaza va demasiado lejos o no, pero voy a hacer cualquier maldita cosa… (le) cortaría la cabeza si es necesario”.

Lo que sí sabe Obama es que ya no es posible para el presidente de Estados Unidos cortar las cabezas de nadie, enemigos o amigos, que lo desafíen. Ya había mostrado Obama su entendimiento de esta nueva realidad en julio de 2007, cuando respondió a un videoentrevistador durante la campaña presidencial. La pregunta fue: "¿Estaría usted dispuesto a reunirse por separado, sin condiciones previas, durante el primer año de su gobierno, en Washington o en cualquier otra parte, con los líderes de Irán, Siria, Venezuela, Cuba y Corea del Norte?" Y la respuesta fue: "Estaría dispuesto". De inmediato lo atacó su contrincante demócrata en las elecciones primarias, Hillary Clinton, diciendo que eso era "ingenuo". Ahora, como secretaria de Estado, Hillary Clinton está llevando a cabo la promesa de Obama.

La realidad es que Obama no tiene muchas opciones. Parece no haber ningún modo práctico de poderle "cortar la cabeza" a Ahmadinejad, Chávez, Assad, Castro o Kim Jong-II. Tampoco son éstas las únicas cabezas que no puede cortar. Tampoco puede quitar del cargo al primer ministro de Israel, Netanyahu. Tampoco puede hacer que Hamas desaparezca de Gaza. Sarkozy, Merkel, Putin y Hu Jintao, todos parecen muy seguros en sus posiciones. De hecho, pronto se dará cuenta, si no es que ya lo sabe, de que no hay mucho que hacer acerca del primer ministro de Irak, Nouri al-Maliki, aunque sea probable que Maliki se distancie más y más de la política estadunidense.

Así que, ¿qué va hacer un pobre presidente? Puede refugiarse en la famosa frase del ex mandatario John F. Kennedy, frase que Obama ha citado más de una vez: "nunca negociaremos por miedo, pero nunca tendremos miedo a negociar". Eso no significa que el presidente de Estados Unidos esté sin poderes. Simplemente significa que lo mejor que puede hacer es negociar mientras esquiva las pullas en casa.

Al final, Obama comparte la preocupación de Pekín –no dejar que salga de la botella el genio de los disturbios populares en un mundo que hoy es realmente muy "volátil"– y ningún gobierno está seguro de lo que vaya a ocurrir. Los gobiernos de todas las franjas pueden hacer concesiones ante los disturbios populares, pero los gobiernos de todas las franjas no están realmente dispuestos a someter sus políticas y poder a las demandas populares.

Traducción: Ramón Vera Herrera

© Immanuel Wallerstein

Después de las elecciones. El bloque en el poder

Arnaldo Córdova

Es un hecho que en los comicios del 5 de julio ganaron los que siempre ganan –independientemente de a qué siglas partidistas se asignan los votos–, desde hace por lo menos 20 años. Son los poseedores de la riqueza y del poderío ideológico, mediático, religioso y cultural del país, que forman el bloque en el poder. Son los herederos de los 300 de Legorreta, que en 1987 fueron definidos por este banquero como las fuerzas motoras de la vida nacional. Como dije en una entrega reciente, para este efecto es irrelevante saber si el ganador fue el PRI o el PAN, los partidos a través de los cuales ejerce el poder ese bloque, con algunos agregados de ocasión como el PVEM.

Lo verdaderamente crucial en este momento es, por tanto, saber en qué se vio afectada la dominación sobre la sociedad mexicana de ese bloque en el poder y es un dato que estamos obligados a registrar. En los últimos 10 años, todo mundo lo ha podido ver, ese bloque ejerció el poder político a través del PAN y sus grupos gobernantes. Ese partido ha fallado ostensiblemente en su tarea y es hora de que esa dominación pase a ejercerse por el otro partido, el PRI que, más que cambiar como tal, como organización política, se ha visto fortalecido por el mal gobierno del PAN y ahora toma la estafeta. Se trata, en sí, de un cambio muy importante, porque está probado que ambos partidos desarrollan funciones peculiares a cada uno.

Lejos está de mi ánimo, empero, afirmar que las elecciones fueron una farsa insustancial y sin importancia. Las elecciones son siempre competencias en las que se opera una redistribución del poder político y una particular hegemonía partidista. El PRI se levantó con una victoria de verdad espectacular, aunque ya esperada y pronosticada. Pocos pensaron, sin embargo, que, si bien en alianza con el PVEM en 50 distritos, se llevaría una mayoría absoluta en la Cámara de Diputados.

Ese partido feudalizado en los cotos de poder de sus gobernadores, en los aparatos corporativos (ahora auténticos negocios empresariales) y en sus grupos de poder nacional que sólo cumplen funciones de coordinación entre los primeros, supo actuar unido y con su poderío territorial arrolló a todos sus contendientes, arrebatándoles bastiones que parecían inconquistables. En las elecciones de 2000 los priístas, traumatizados por la pérdida de la Presidencia de la República, se dieron cuenta de que su último refugio eran sus gubernaturas y ese poder territorial que ellas representaban. Si en esa ocasión hubieran perdido una buena mayoría de los estados, su desaparición habría sido inevitable.

La pugna por la transferencia de cada vez mayores recursos federales, fiscales y petroleros y de obra pública, por ejemplo, en lo que los gobiernos panistas, ya aliados históricos de los priístas, fueron extremadamente obsequiosos, fortalecieron desmedidamente a los gobernadores priístas, en ciertos casos, más que a los mismos panistas. Con ello el Revolucionario Institucional preparó su nuevo despegue, que ahora se ha consumado. Ya es muy difícil saberlo con exactitud, pero el peso del dinero en los comicios recientes fue abrumador y por todos lados se ha podido ver. Los gobernantes, hay que decirlo, no obedecieron a sus intereses partidarios, sino a sus compromisos históricos con el gran aliado priísta. Era la hora del PRI.

Lo que impresiona en el actual escenario es la capacidad de relevo pacífica, sin roces dañinos y sin aristas, de los dos grandes partidos del bloque dominante. No creo que alguien les diga qué es lo que deben hacer. Más bien actúan hasta ganar la última batalla en cada caso y, por instinto, me atrevería a decir, ceden el turno al contrincante cuando se saben perdedores. Los casos de Nuevo León y Sonora lo ilustran palmariamente. En Nuevo León, evidentemente, los poderes locales pertenecientes al bloque, los que mandan, entre otros los herederos del viejo Grupo Monterrey, dejaron que los contendientes dirimieran la contienda según sus fuerzas reales. Los priístas ganaron.

En Sonora, el diablo metió la cola, dando a los panistas una oportunidad de oro para vencer al PRI, con el siniestro incidente de los 48 niños intoxicados e incinerados en una bodega habilitada como guardería infantil. Ese crimen incalificable fue tolerado increíblemente por el gobierno federal panista y protegido por la abyecta acción del procurador general. El jefe del bloque económica y políticamente dominante, el gobernador priísta, no pudo responder a la ola inaudita de indignación que recorriendo la República y el mundo. El candidato panista, se dice que apoyado por Manlio Fabio Beltrones, en riña con Eduardo Bours, ganó la gubernatura. Todo se resolvió en un litigio de familia, dentro del mismo bloque.

Los gobernadores priístas en todo el país apabullaron a los contrincantes con manejos ilegales de dinero y de influencias políticas. De ellos será la mayoría de los diputados federales electos. A la dirección nacional, acompañada por los viejos organismos corporativos sindicales y de masas, se les deja una buena mayoría de los diputados de elección proporcional. No es difícil saber quién va a marcar la ruta en el próximo trienio. Tal vez Beatriz Paredes sea la próxima lideresa de la bancada priísta en la Cámara. Ha hecho bien su papel de coordinadora y de árbitra de los intereses feudales de su partido, aunque aceptando siempre lo que se le impone de todos lados.

El PAN ha cosechado una derrota de tal calibre que será difícil que recomponga sus filas y recobre el ánimo de lucha. La idiotez autoritaria de su dirigencia nacional (encabezada por el propio presidente) deshilachó al partido y lo sumió en confusiones y divisiones como no se habían visto antes. La principal tarea de su próximo dirigente será darle una real autonomía al PAN, también muy feudalizado y regionalizado y, a través de ella, recomponer el tejido interno de la organización partidaria y un reacomodo de los intereses locales y de grupo.

Los poderosos miembros del bloque dominante deben estar felices. Sus dos partidos les han funcionado de maravilla para sus intereses y, además, saben comportarse. Los dueños de las televisoras, por si fuera poco, se han hecho de un nuevo instrumento, el PVEM, cuyo éxito es innegable y puede servir para futuras tareas sucias que les interesen. De cómo le vaya por el resto del sexenio a Felipe Calderón no parece importarles, pues de todas maneras el poder del Estado sigue en sus manos. Ya se verá cómo sobrellevar su ineptitud y sus costosos errores. De la izquierda ni se preocupan. Fue derrotada en toda la línea. Por lo menos, eso creen. Lo trataré en mi próxima entrega.

Las pasadas elecciones

Antonio Gershenson

Empiezo por comentar algunos casos particulares, y a partir de ahí será más claro el cuadro general. Lo primero, y en cierto sentido lo más importante, es la victoria en Iztapalapa de una combinación encaminada a echar abajo la decisión de la suprema autoridad electoral, de quitar a la candidata del PRD, electa por mayoría, por una perdedora en esa misma elección primaria.

Ya hablamos de esto la semana pasada. Se recurrió a votar por el candidato del Partido del Trabajo, con una combinación posterior encaminada a que la original candidata mayoritaria, Clara Brugada, ocupara en su momento la jefatura delegacional. Ahora lo nuevo es que la votación del PT fue claramente mayoritaria. Fue un trabajo de primer nivel, encabezado por López Obrador.

La dirección del PRD hablaba de obtener 18 por ciento de la votación y obtuvo 12 por ciento y fracción. La suma de los otros dos partidos de izquierda fue de aproximadamente 6 por ciento. Y yo creo que parte de los votos de la izquierda se anularon por confusión.

Se habla mucho de los votos nulos "adrede". En mi opinión, frente a la campaña en televisión y otros medios para que no se votara, esta campaña fue un fracaso. De un antecedente de 3.5 por ciento de anulados, ahora, a escala nacional, fue de 5.2 por ciento la campaña no llegó a "jalar" al 2 por ciento de los votantes. Pero hay más.

Las candidaturas, por lo menos en el Distrito Federal, eran muy confusas. Pongo por ejemplo la delegación Miguel Hidalgo, donde fui presidente de casilla. La candidata a la jefatura delegacional era postulada por los tres partidos de la izquierda. Pero el candidato a diputado a la Asamblea Legislativa, tenía el apoyo de PRD y Convergencia. Eso no lo sabían los electores. Varios de los votos anulados lo fueron porque el votante marcaba PRD y PT, o PT y Convergencia. En esta elección no hubo una sola boleta por PRD y Convergencia. Los sufragios por este diputado que no se anularon fueron, o por el PRD solo, o por Convergencia sola. En cambio, en la casilla para la jefatura delegacional no hubo ninguna boleta con este tipo de errores, porque los tres partidos de izquierda apoyaban a la misma candidata, no se podían equivocar en este sentido. Hubo otros votos que se anularon, muy probablemente por confusión del empadronado. Y, sí, los que anularon su voto "adrede". Pero no eran todos.

No estuvo claro para mucha gente si el candidato del PRD en su distrito era partidario de la dirección nacional de ese partido o de la dirección del Distrito Federal, de López Obrador, o de estos dos últimos. En algunas casillas aparecía un porcentaje minoritario, pero relativamente alto, de votos por el PT.

De todos modos, la mayoría de los jefes delegacionales, y de los diputados locales y federales por mayoría, fueron para el PRD. Con menos que antes. En varios lados escuché quejas de personas de izquierda de que a la gente del PRD no la habían visto en toda la campaña, y que la del PAN se movía mucho y con muchos recursos.

En general, el PRI en el Distrito Federal se fue, nuevamente, al tercer lugar, en todos los sentidos. Pero tuvo más votos que en la elección anterior.

En el plano nacional, ya hablamos de los porcentajes de la izquierda. Pero en ese plano el gran perdedor fue el PAN o, si queremos hablar con más propiedad, el gobierno federal. Varias gubernaturas perdidas a manos del PRI. Menos diputados. Pero tampoco se debe exagerar el efecto de la posible mayoría del PRI en alianza con el Partido Verde. Aun si esto sucede, el Senado sigue con la composición anterior, porque fue electo para seis años y no para tres, como los diputados. La Cámara de Diputados puede bloquear –de hecho, ha habido bastantes formas de bloquear– pero no puede aprobar iniciativas por sí sola, salvo el presupuesto federal, que es enviado por la Secretaría de Hacienda.

No es el primer golpe que recibe el gobierno federal. Hace unos meses nombró a un secretario de Gobernación de origen priísta. A finales del año pasado se frustró su intento de que se hicieran refinerías por parte de empresas privadas, de hecho trasnacionales.

En este cuadro en que se vio el gobierno federal contaron varios factores, entre los que podemos mencionar no haber tomado medidas eficaces contra la crisis, la forma como se manejó y se maneja la epidemia de influenza, y no sólo el incendio de la guardería en Hermosillo, Sonora, sino el que se mantenga la intención de seguir adelante con el sistema de pagar a particulares –incluyendo familiares de funcionarios– por operar las guarderías del IMSS.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.


El Ejército a juicio

Jorge Carrasco

Ya desborda las fronteras la exigencia de poner límites al fuero castrense en México para que las violaciones a derechos humanos cometidos por militares no sean juzgadas como actos de servicio. A la preocupación externada hace unos días por el gobierno de Estados Unidos se suman los cuestionamientos sobre esos abusos en foros internacionales y, por si faltaba, un impactante reportaje de The Washington Post acerca de las torturas y desapariciones atribuidas al Ejército Mexicano en el marco de la guerra librada por el presidente Calderón contra el narcotráfico.

El gobierno de Felipe Calderón, a través de su secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, quiere convencer al mundo de que en México los militares no quedan impunes cuando violan los derechos humanos.

Contrario a las peticiones de Naciones Unidas, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de organizaciones humanitarias mexicanas e internacionales, Calderón no está dispuesto a modificar el fuero militar y pretende que se mantenga tal y como lo quiere el Ejército para que ese tipo de agresiones sigan considerándose legalmente como "actos de servicio".

Pero la decisión no depende sólo del Ejecutivo. En las próximas semanas se espera que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se pronuncie sobre un amparo que busca delimitar los alcances de la justicia castrense, que por más de siete décadas ha permitido no sólo la aplicación de la jurisdicción castrense sobre civiles, sino que los militares se investiguen y juzguen a sí mismos.

Como nunca había ocurrido, la semana pasada los excesos del Ejército durante la guerra sucia y ahora en el combate al narcotráfico quedaron exhibidos a nivel internacional.

El martes 7, por primera vez en la historia del Ejército y del país, el Estado mexicano fue obligado a comparecer ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en San José, Costa Rica, por la desaparición forzada de Rosendo Radilla Pacheco, detenido en un retén castrense en agosto de 1974 y a quien se le vio por última vez en el cuartel militar de Atoyac de Álvarez, Guerrero.

Al día siguiente de la comparecencia en la Corte Interamericana, Human Rigths Watch, una de las organizaciones de defensa de derechos humanos más importantes en el mundo, envió una carta al gobierno de Calderón para pedir que dé a conocer información sobre la impunidad militar.

Horas después, el diario estadunidense The Washington Post publicó como su nota principal las acusaciones contra el Estado mexicano por los casos de tortura y desapariciones atribuidos al Ejército durante los operativos de combate al narcotráfico ordenados por Calderón.

Todos los señalamientos apuntan a la impunidad que les garantiza el fuero castrense a los miembros de las Fuerzas Armadas cuando violan los derechos humanos de civiles, lo que le ha generado al gobierno de México críticas en el mundo, incluso de países con una reciente historia totalitaria como Bangladesh y la Federación Rusa.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.


Derrotó en las urnas el pueblo de Iztapalapa a la mafia de la política

México, Distrito Federal
Sábado 11 de julio de 2009

* Discurso del presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, durante la asamblea informativa realizada esta tarde en la explanada principal de la delegación Iztapalapa


Amigas y amigos de Iztapalapa:

Me da mucho gusto estar aquí de nuevo con ustedes. Aquí, donde hace menos de un mes tomábamos la decisión de enfrentar el fraude anticipado.

Como es evidente, atravesamos por la peor crisis económica, social y política de los últimos tiempos. Nunca, desde el Porfiriato y la Revolución, se había padecido de tanta opresión, pobreza y violencia.

Según nuestra visión, este periodo decadente ha sido provocado por el predominio de un grupo de potentados que se ha venido enriqueciendo inmensamente al amparo del poder público, condenando a la mayoría de los mexicanos al desamparo, la sobrevivencia, al destierro y al sufrimiento.

Además, como sostenemos, esta mafia ha confiscado todos los poderes y se ha venido imponiendo mediante la manipulación que ejercen la mayoría de los medios de comunicación.

Es innegable que vivimos en una República aparente, simulada, falsa. Se habla de que nos rige un Estado de Derecho, pero lo cierto es que se trata de un Estado de cohecho. Se dice también que las instituciones están al servicio del pueblo, pero en realidad dependen de los designios de los poderosos. Se insiste en que hay democracia, pero estrictamente hablando esto no es cierto, porque no existe un gobierno del pueblo y para el pueblo. Lo que hay es una oligarquía que significa exactamente lo opuesto: el gobierno al servicio de unos pocos.

En estas circunstancias se celebraron las elecciones del domingo pasado y quedó demostrado, una vez más, la injerencia de esta mafia para favorecer a sus dos partidos principales, el PRI y el PAN, y a sus otras organizaciones políticas.

El distintivo de estas elecciones fue el uso de dinero a raudales para traficar con la pobreza de la gente. De manera descarada compraron votos; entregaron despensas, vales, materiales de construcción y condicionaron programas sociales.

Según nuestros cálculos, con este propósito se destinaron alrededor de 20 mil millones de dólares, principalmente del presupuesto público y de otras fuentes de financiamiento.

Asimismo, para cerrar la pinza, contaron, como es obvio, con el uso faccioso de los medios de comunicación. Baste decir que durante la campaña, según el monitoreo del IFE a noticieros de radio y televisión, llevado a cabo por la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, mientras el PRI recibió 107 menciones positivas y 194 negativas; el PT, por ejemplo, obtuvo 9 positivas y 136 negativas. Es decir, por cada valoración positiva para el PRI, 2 negativas, mientras que al PT, por cada nota positiva, 15 negativas.

A pesar de esta enorme inequidad, nuestro movimiento obtuvo buenos resultados. Logramos el propósito de que el PT y Convergencia, acosados por la mafia, mantuvieran su registro como partidos políticos. Tendremos un grupo bien definido de diputados federales de los tres partidos, que sabrán defender al pueblo y a la nación.

Pero lo más significativo de todo, ha sido el caso de la elección en Iztapalapa. Aquí, el domingo pasado, en condiciones por demás adversas, se derrotó a la mafia del poder en México que quiso consumar un descarado fraude electoral anticipado. Para ser más claros, aquí, con el apoyo de este pueblo ejemplar, se derrotó a Carlos Salinas, a Manlio Fabio Beltrones, a Felipe Calderón y a demás integrantes de la mafia.

Aquí también se derrotó al Tribunal Electoral Federal que está a su servicio, se derrotó a Televisa y a otros medios de comunicación, y a toda esa caterva de políticos corruptos, de paleros y achichincles.

En esencia, aquí se demostró que la mafia del poder en México no es invencible. Aquí quedó de manifiesto que el poder del pueblo es superior al poder de la oligarquía. Por eso fue realmente significativo el triunfo en Iztapalapa.

Desde mi particular punto de vista, en Iztapalapa se reunieron, se conjugaron varios factores. Aquí existe un pueblo conciente y dispuesto a participar en la defensa de sus derechos sociales y políticos. Aquí se ha avanzado en la organización desde abajo y con la gente. Hay buenos dirigentes sociales. Hubo la unidad necesaria al interior de nuestro movimiento.

Muchos brigadistas, promotores del voto trabajaron informando y orientando casa por casa. Tuvimos candidatos como Rafael Acosta, que ha sabido poner por encima de sus legítimas aspiraciones personales, el interés general; y contamos con una extraordinaria dirigente popular, Clara Brugada. Una mujer con convicciones y firmeza, cuyo compromiso con el pueblo se percibe sincero y genera confianza.

Ahora bien, amigas y amigos, se terminó una primera etapa, pero tenemos que seguir adelante y cumplir los compromisos adquiridos con la gente.

Estamos seguros que Rafael Acosta, jefe delegacional electo, sabrá honrar su palabra, que se mantendrá como Ulises, amarrado al mástil de nuestro movimiento escuchando el canto de las sirenas sin caer en tentaciones. Su contribución ha sido fundamental. Con su ejemplo está demostrando que la dignidad no tiene precio, que la vida es muy breve como para enlodarla.

A Clara Brugada, le corresponde gobernar como lo ha propuesto, escuchando y respetando a todos, pero atendiendo primero a los que más lo necesitan. Por el bien de todos, primero los pobres.

Le corresponde manejar la administración pública con honestidad y austeridad republicana; organizando a los habitantes de Iztapalapa en cada pueblo, barrio, colonia y unidad habitacional para llevar a cabo un verdadero gobierno popular; distribuyendo el presupuesto con justicia y sin condicionamientos políticos de ninguna índole; echando a andar su proyecto de generación de empleos, mediante la contratación de los mismos vecinos para realizar las obras de mantenimiento de escuelas, unidades habitacionales y otros espacios públicos; hacer efectivo el derecho a la educación pública, gratuita y de calidad; garantizar el derecho a la salud y al bienestar, así como resolver el sentido problema del abasto de agua.

También de este laboratorio de la democracia que ha sido Iztapalapa, surge como enseñanza mayor de que lo esencial, lo más importante es la gente, lo más importante es el pueblo.

Nosotros no tenemos dinero ni tenemos los medios de comunicación, pero contamos con el apoyo de millones de mexicanos y eso es lo más importante.

Como bien decía Juárez: con el pueblo todo, sin el pueblo nada. Tener muy presente que la renovación de la vida pública de México sólo será posible si trabajamos con perseverancia, haciendo conciencia y organizando al pueblo. Sólo con la participación ciudadana podremos sacar adelante al país. Sólo el pueblo puede salvar al pueblo, sólo el pueblo organizado puede salvar a la nación.

Nunca olvidemos que el objetivo principal es derrotar a la oligarquía, en el terreno político, de manera pacífica, para devolverle el poder al pueblo o entregárselo por primera vez, para hacer valer la auténtica y verdadera democracia. Porque cuando haya un gobierno del pueblo y para el pueblo, las riquezas de México serán distribuidas con justicia y cada hombre, cada mujer, cada joven, cada anciano, cada niño, podrá triunfar, soñar, ser feliz y vivir sin angustias ni temores. Y sólo entonces en este país generoso y eterno, de abundantes recursos naturales y extraordinaria cultura, se pondrá un alto al afán de lucro, la codicia y el odio, y renacerá la esperanza, la prosperidad y prevalecerá, por encima de todo, la inmensa bondad que hay en nuestro pueblo.

Amigas y amigos:

Es larga la travesía, todavía tenemos que vencer muchos obstáculos. Se requerirá de muchas fatigas, pero es mayor la satisfacción que produce el luchar por causas justas y por nuestros ideales.

Y esto, como lo he dicho en otras ocasiones, es la felicidad, porque la felicidad no es acumular bienes materiales, la felicidad no es la riqueza, la felicidad es estar bien con uno mismo, estar bien con nuestras conciencias y estar bien con el prójimo. Y por eso estamos luchando, porque somos felices queremos el bien de todos, el bien del pueblo.

Hacia delante debemos seguir fortaleciendo nuestro movimiento en todo el país; consolidar los comités municipales; seguir convenciendo y adhiriendo a más ciudadanos; crear redes alternativas de información para resistir el embate y contrarrestar la manipulación de los medios de comunicación.

Y aquí quiero aclarar que desgraciadamente sí es la mayoría de los medios de comunicación, pero hay honrosas excepciones, hay todavía prensa libre, hay periodistas independientes. Para ellos mi respeto y mi reconocimiento.

Y también, por eso para aclarar, que nuestras diferencias no son con los trabajadores de los medios de comunicación, no son con los periodistas ni con camarógrafos ni fotógrafos, sino que son con los de mero arriba, que pertenecen a esta mafia del poder, a la cual hago referencia.

También a ellos, a los de la mafia, les decimos que no nos caen mal, que no es por eso que los señalamos, que no tenemos enemigos ni queremos tenerlos, que tenemos adversarios, que si los mencionamos y los combatimos en buena lid, es porque significan un lastre para México, que es lo que impide que este país pueda salir adelante y porque ellos son los causantes de la tragedia nacional, que están empobreciendo a nuestro pueblo. Por eso los señalamos.

Tenemos que estar preparados para seguir defendiendo con la movilización ciudadana, la economía popular y el patrimonio nacional.

Hablaba yo de que vamos a tener un grupo de diputados federales de los tres partidos. Cumplimos con ese propósito, dijimos durante la campaña que no queríamos que fueran muchos, que fueran pocos pero mejores, pocos pero efectivos, pocos pero bien definidos, porque se va a necesitar, porque ya conocemos cómo actúan los de esta mafia del poder.

Ahora, con la grave crisis económica, ahora que se está cayendo la economía, que hay mortandad de negocios, que hay desgraciadamente despidos de muchos trabajadores, que están perdiendo sus fuentes de empleo, ahora también en medio de esta crisis, se está cayendo la recaudación de impuestos, y van a argumentar que no hay dinero en el gobierno, en vez de hacer un ajuste al gasto superfluo, en vez de recortar los sueldos de 600 mil pesos mensuales, en vez de suprimir la partida de 6 mil millones de pesos para gastos médicos de los altos funcionarios públicos, en vez de cobrarle a los impuestos a los de arriba, porque se debe de saber y lo tenemos que repetir en todas las plazas públicas que las grandes corporaciones no pagan impuestos.

Por ejemplo la Coca Cola paga 2 por ciento de impuestos, Bimbo paga 1 por ciento de impuestos, Maseca paga 1 por ciento de impuestos, Cemex paga 3 por ciento de impuestos, Telmex paga 4 por ciento de impuestos, mientras que cualquier trabajador asalariado paga hasta el 30 por ciento de impuestos y cualquier comerciante y cualquier pequeño y mediano empresario.

Pero en vez de pensar en una reforma fiscal progresiva, para que pague más el que tiene más, van a querer ahora cometer la infamia de cobrar impuestos por la comida y por las medicinas.

Y ahí es a donde queremos a nuestros diputados, para que cuando presenten esa iniciativa se paren firmes y, si es necesario, tomen la tribuna y se declaren huelga legislativa hasta que se rechace esa iniciativa y todo aquello que signifique seguir oprimiendo al pueblo.

Por eso es que tenemos que estar pendientes, para la movilización en la defensa de la economía popular y del patrimonio nacional.

En términos políticos, debemos ir pensando que en el 2012 tendremos otra cita con la historia. Es evidente que la mafia del poder ya está promoviendo a Enrique Peña Nieto como candidato a la Presidencia.

O ¿no está claro eso?

Ya no le sirve el PAN y ahora, como esta mafia compró las franquicias de estos dos partidos, son los dueños del PRI y del PAN, utilizan a uno u a otro, de acuerdo a lo que les conviene. Nos robaron la Presidencia de la República en el 2006, pero ¿quién le ayudó en ese fraude al PAN, ordenado por la mafia? El PRI.

Cuando ya no les servía Madrazo, lo bajaron para inflar a Calderón y cerrarnos el paso y robarnos la Presidencia de la República.

Ahora, como ya calculan que el PAN va en decadencia, ya están elaborando, ya están creando al nuevo muñeco, al nuevo pelele, al candidato de la mafia y al final, muchos de los que apoyaron al PAN, van a apoyar al candidato de los que verdaderamente manda y se creen amos y señores de México.

Nosotros postularemos, en su momento, a quien esté mejor posicionado, pero lo más importante es que otra vez, lo más importante es el proyecto, lo más importante es que otra vez el pueblo de México tendrá la oportunidad de decidir entre dos proyectos distintos y contrapuestos de nación.

Uno, que representa más de lo mismo, el predominio de los intereses de la oligarquía, de la mafia.

Y el otro, el nuestro, que entraña un cambio verdadero en todos los órdenes de la vida pública, con una nueva economía, una nueva forma de hacer política y una sociedad más justa, más humana y más igualitaria.

Muchas gracias a todas, a todos ustedes.

Muchas gracias al ejemplar pueblo de Iztapalapa.

Muchas gracias a las mujeres y a los hombres que apoyaron como brigadistas voluntarios.

Muchas gracias a promotoras y promotores del voto, a quienes cuidaron las casillas.

Muchas gracias a los artistas e intelectuales que nos ayudaron a consumar esta gesta cívica.

Muchas gracias a Jesús Ramírez, Rafael Barajas “El Fisgón”, Pedro Miguel y a muchos otros.

Muchas gracias a Héctor Vasconcelos, hijo de José Vasconcelos, el mejor secretario de Educación Pública que ha tenido nuestro país, muchas gracias a Héctor por su compañía en las asambleas informativas durante la campaña en Iztapalapa.

Muchas gracias a los dirigentes del PRD, en especial a los del Distrito Federal. Menciono a Manuel Oropeza, a Armando Quintero, a Pablo Gómez y a otros.

Muchas gracias a los candidatos a diputados locales y federales del PRD y del PT.

Muchas gracias a los dirigentes nacionales del PT y de Convergencia. En particular, a Alberto Anaya.

Muchas gracias a los dirigentes de organizaciones sociales y ciudadanas de Iztapalapa.

Muchas gracias a Rafael Acosta.

Muchas gracias a Clara Brugada.

Y muchas gracias, de todo corazón, a ustedes, asistentes a este acto, que son la vanguardia y el motor de nuestro movimiento.

Amigas y amigos:

¿Vamos a seguir trabajando?

Nos asiste la razón y la razón siempre triunfa. México y su pueblo merecen un mejor destino.

Pensemos, para darnos fuerza en nuestro interior, para darnos fuerza ante cualquier adversidad, pensemos lo que decía Juárez: el triunfo de la reacción, y yo diría: el triunfo de la derecha es moralmente imposible.

En México va a triunfar más temprano que tarde la causa de la justicia, la causa de la democracia.

Vamos hacia delante, amigas y amigos, con mucha alegría, con mucho optimismo, porque, como lo dije, estamos luchando en pos de otros, y esto es la felicidad.

¡Viva el pueblo de Iztapalapa!

¡Viva nuestro movimiento!

¡Vivan las mujeres!

¡Vivan los hombres!

¡Vivan los ancianos respetables!

¡Vivan las niñas y los niños!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

Se prevé recuperación para periodo vacacional de verano

Secretaria de Turismo

El Secretario de Turismo del Gobierno Federal, Rodolfo Elizondo Torres, confió que para este periodo vacacional de verano nuestro país registre una recuperación significativa en términos turísticos, tras la baja registrada por la crisis sanitaria y el entorno económico a nivel mundial.

En el marco de la inauguración de la Expo Centros de Consumo 2009 (CDC), Elizondo Torres admitió que aun cuando hay muestras de una franca recuperación, la expectativa de crecimiento no rebasará o será muy cercana a lo obtenido en el mismo periodo del año anterior.

“El próximo viernes inicia formalmente, en diversas entidades del país, el periodo vacacional de verano, mismo que tendrá una vigencia total de 44 días, y estoy seguro que durante ese periodo veremos una recuperación sustancial de los flujos turísticos nacionales, si no iguales al del lapso del año pasado, sí cercanos al mismo. Sin duda este periodo vacacional tendrá importantes efectos en la economía de nuestro país”, destacó el titular de SECTUR.

Por otro lado, señaló que las acciones que viene impulsando el Gobierno Federal para reactivar nuestros mercados han sido las adecuadas, y en los próximos periodos vacacionales se tendrá la oportunidad de constatarlo con estadísticas.

“Desde la Secretaría de Turismo seguiremos empujando la promoción de nuestros destinos, así como la generación de más y mejor infraestructura. Seguiremos atrayendo inversiones para el desarrollo turístico y la generación de más fuentes de trabajo”, dijo.

Subrayó que se han venido impulsando importantes movimientos como las campañas “Vive México” y “Welcome Back” con resultados satisfactorios.

“Debo informar a ustedes que, sin duda alguna, la campaña “Vive México” ha dado buenos resultados, tal y como lo reflejan los indicadores de ocupación hotelera en los diez principales destinos turísticos de nuestro país”, concluyó.

Fuente: Dirección General de Comunicación Social. Secretaría de Turismo, (SECTUR).

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!