Quiquelandia GDO

Video y notas sonrosadas
Muecas diazordacistas
NL, masacres de rutina

Julio Hernández López / Astillero


El mundo sería otro si se le permitiera a Enrique Peña Nieto imponer su visión mediática de las cosas. Casi un mundo de chocolate (con fresa). Véanse, para tener un contundente ejemplo, las maravillas de edición digital ( http://bit.ly/IWkAeC ) que el equipo del candidato presidencial priísta colgó en Youtube apenas unas horas después de que la realidad había sido implacable con él en la Universidad Iberoamericana.

Nada por aquí, nada por allá: basta un buen manejo de los instrumentos tecnológicos para desaparecer los insultos, las pancartas (casi todas, aunque exactamente en el minuto tres puede verse una intrusa cartulina que dice Te odio), los gritos (el más destacado, el de ¡asesino!), la persecución y, sobre todo, el nerviosismo, la incapacidad, el acorralamiento y los secos gestos descriptivos del ánimo del mexiquense entrampado por la historia (el recuerdo de la represión todavía impune que ordenó en San Salvador Atenco) y no solamente por un buen número de estudiantes de una importante universidad privada.

Gestos cambiantes (registrados en http://bit.ly/Jr2TRN por Cecilia Villaverde) que mostraban al presuntamente todopoderoso Peña Nieto en condición de asombro, precaución, enojo, auscultación angustiada y precariedad ejecutiva, convertido en rehén provisional junto a una de las áreas de sanitarios de la Ibero, planeando como escabullirse, dotado en momentos de expresiones tan endurecidas que parecían revivir los perfiles políticos del diazordacismo con cuyos aires de fanfarronería histórica fallida, cuando aquel presidente asumió la responsabilidad del 68, coincidió quien ahora es candidato presidencial al detenerse, ya cuando había terminado su de por sí accidentada intervención formal en el auditorio de la Iberoamericana, para regodearse ofensivamente en la adjudicación a sí mismo de la carga de la represión brutal contra pobladores y activistas de San Salvador Atenco.

Pero nada del verdadero Viernes Negro quedó en el registro histórico a modo que se ha fabricado Peña Nieto en el video mencionado en el primer párrafo de esta entrega (en el que solamente se aceptó un comentario, obviamente a favor, pero en el cual ayer, casi a las ocho de la noche, con 59 mil 456 visitas, tenía un marcador de 8 mil 923 no me gusta y solamente 405 de sí me gusta). Igual sucedió en algunas coberturas periodísticas, con Televisa dedicando muy poco tiempo a una reseña superficial en su noticiero estelar nocturno, con Joaquín López Dóriga como conductor, y con la cadena de periódicos de la Organización Editorial Mexicana, propiedad de Mario Vázquez Raña, que colocó al aspirante priísta como heroico vencedor de una conjura estudiantil en su contra a partir de la nota de Carlos Lara que bajo el título de “Intentan boicotear en la Ibero a Peña Nieto” emitió así su relatoría subjetiva: “En la Universidad Iberoamericana, estudiantes sin conocer la situación de San Salvador Atenco, ni los feminicidios en el estado de México y con una actitud violenta en contra del candidato de la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto, intentaron boicotear su participación en un foro organizado por esta casa de estudios”.

El revoloteo del fantasma del diazordacismo fue más allá de la manipulación y el silenciamiento informativos, pues quedó de manifiesto en las insinuaciones persecutorias del presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, y de otros declarantes peñanietistas que creyeron brillante apoyarse en las hipótesis de las conjuras y las maquinaciones, sacando del cajón de la obsolescencia términos como desestabilización, provocadores, manipulados, convencidos de que los jóvenes por sí mismos no podrían haber desatado una protesta de tal magnitud.

El verdadero rostro político del peñanietismo ha quedado así plenamente develado, en una combinación del diazordacismo y el echeverrismo clásicos con el talante personal de quien se siente orgulloso de haber ordenado una operación represiva contra Atenco que significó muertes, lesiones, secuestros, violaciones y múltiples agravios a los derechos humanos sin que hubiera castigo más que en algún nivel ínfimo y para fines meramente expiatorios. Que nadie se llame a engaño: Atenco es el estigma que caracterizaría el próximo sexenio si Peña Nieto llegara a triunfar y la Iberoamericana habrá sido el sitio donde se marcó el verdadero punto de batalla de las elecciones presidenciales de 2012.

(Al otro día, por cierto, en Saltillo, líderes de organizaciones priístas golpearon a activistas y les arrebataron una manta de protesta contra los Moreira: uno, Humberto, que fue pieza clave para instalar la primera fase del peñanietismo rumbo a la candidatura presidencial y sus alianzas básicas, sobre todo con Elba Esther Gordillo; otro, Rubén, heredero de la gubernatura que ocupaba su hermano Humberto y actual guardaespaldas político y financiero, sobre todo en razón de la enorme deuda estatal contraída durante la administración del primer Moreira. Al respecto, como si le fuera un asunto distante, como si esos préstamos desbordados no hubiesen servido para financiar precampañas y campañas, Peña Nieto se manifestó con energía en demanda de que se indaguen esos endeudamientos y se castigue a quien resulte responsable, ¡sí, señor!).

Mientras tanto, en Nuevo León se produjo una nueva masacre, sin que ello conmueva a la administración funeraria a cargo de la versión local de Peña Nieto, el atildado pero ineficaz gobernador Rodrigo Medina. Cuando menos 49 cuerpos desmembrados en Cadereyta, a los que con insolencia criminal las propias autoridades condenaron sin investigación alguna a la condición de miembros de bandas de delincuentes confrontadas entre sí, como si este hecho, en caso de ser cierto, eximiera a los presuntos gobernantes de cumplir con las obligaciones procesales y justicieras derivadas de esos hechos de sangre.

Y, mientras los josefinistas tratan de encontrar formas de convergencia con los seguidores de AMLO para enfrentar a Peña Nieto, ¡hasta mañana!

Encuentran cinco cuerpos decapitados en Chapala

Apro

Elementos de la Quinta Región Militar localizaron cinco cuerpos decapitados en Chapala, el pasado domingo. Los restos humanos pudieran corresponder a algunas de las 18 cabezas humanas localizadas en el interior de dos vehículos que fueron abandonados en Ixtlahuacán de los Membrillos, la mañana del pasado miércoles nueve de mayo, a la altura del kilometro 25 de la carretera Guadalajara-Chapala.

Según la información difundida a los medios de comunicación, los cuerpos se encontraban al interior de un congelador industrial localizado en una casa de seguridad en la colonia Ribera del Pilar, en el citado municipio ribereño, de la que no se precisó la ubicación exacta.

Hasta el pasado fin de semana sólo se habían identificado nueve de 18 cadáveres abandonados al interior de dos camionetas con reporte de robo, en tanto que algunas personas, cuyos familiares se encuentran desaparecidos, son sometidas a pruebas de ADN, para determinar si alguno de los fallecidos se encuentra entre los ejecutados.

Por su parte, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) detuvieron en el municipio de Tala a Juan Carlos Antonio Mercado, “El Chato”, de 27 años de edad, presunto líder de una célula de la alianza Zetas-Milenio, que fue presentado ante los medios de comunicación la noche del pasado sábado, en las instalaciones de esa dependencia.

Las autoridades estatales indicaron que fue uno de los autores del secuestro de más de una docena de personas que mantenían retenidas en una casa de seguridad en Ahuisculco, en Tala. Con su captura suman seis las detenciones relacionadas con esos plagios y con la muerte de 18 hombres, cuyos cuerpos fueron mutilados y abandonados el nueve de mayo.

El detenido -contra quien existía orden de aprehensión-, dijo que desde mediados de abril su grupo delictivo comenzó a “levantar” personas al azar y que el objetivo era asesinar a los secuestrados y abandonar sus cuerpos el día 10 de mayo, para “causar terror” entre la población. Reconoció que luego de la escapatoria de varios de los plagiados, el ocho de mayo y la presencia de la Policía Estatal en Tala, les impidió cumplir con su plan.

Ese día, la SSP detuvo a Laura Rosales Sánchez, de 25 años de edad, quien fue plenamente reconocida por los secuestrados como una de las personas que los mantenía privados de la libertad en una casa de seguridad de Ahuisculco y a su vez proporcionó información de vital importancia para detener a otras personas ligadas con ese ilícito, entre ellas “El Chato”, quien reconoció que iban a ejecutar a los plagiados:

“No pudimos porque estaba lleno de Policías Estatales, que ya nos andaban siguiendo los pasos”.

Reveló que después de acabar con las víctimas, tenían la intención de abandonar sus cuerpos en los Arcos del Milenio. Una acción similar ocurrió el 24 de noviembre pasado, cuando el mismo grupo delictivo (Zetas-Milenio) dejó en el citado lugar 26 cadáveres en el interior de tres vehículos.

“El Chato” o “El R-8” reconoció que su jefe es un individuo al que sólo identifica como “Fernando” o El R-2. Dijo que en días pasados, junto con César Alejandro Rodríguez, alias “El Moco”, acudió a retirar dinero de un cajero automático al interior de una sucursal bancaria del municipio de Tala y que la tarjeta bancaria que usaron pertenecía a una de los hombres secuestrados en Ahuisculco, dijo que “El Moco” había participado en cinco “levantones”.

El 10 de mayo en un domicilio de San Nicolás de Ibarra, en el municipio de Chapala, la SSP aseguró un arsenal que supuestamente pertenecía al mismo grupo delictivo y que estaba conformado por 10 rifles de asalto AR-15 y AK-47, de cuatro pistolas y cinco granadas de fragmentación.

El viernes 11, a las tres de la mañana, la SSP capturó en Tala a Ramón Parada Talamantes de 44 años de edad; a César Alejandro Rodríguez Cervantes, de 20 años; a Héctor Manuel López Santiváis o Santibañez, de 31 años y a Milton Eribaldo Castro Vega, de 21 años, a quienes se les aseguraron varias armas y 30 kilogramos de mariguana.

Según las declaraciones de los detenidos, la consigna era dar muerte a 50 personas en una acción de venganza contra el cártel de Sinaloa por el hallazgo de 23 presuntos integrantes de los Zetas, en un hecho ocurrido en abril pasado, en el municipio de Nuevo Laredo Tamaulipas.

Video: Aventando verduras, comerciantes frustran intento de secuestro


Reconoce Bribiesca litigio en su contra; alega inocencia

Apro

Manuel Bribiesca Godoy, el hijastro del expresidente Vicente Fox, reconoció que es parte acusada en un juicio penal que se desahoga desde diciembre de 2008 en la Corte de Distrito Sur de California, Estados Unidos, con el expediente número 08CR4274.JAH, aunque aclaró que ya aportó las pruebas que, en su opinión, lo deslindan de las imputaciones que se le hacen.

En una carta enviada al diario local A.M. –que reproduce el texto publicado este domingo por el semanario Proceso (número 1854), bajo la firma de Anabel Hernández–, el hijo de Marta Sahagún Estados Unidos explica:

“La situación jurídica actual tuvo su origen en una situación desafortunada, en la cual se utilizo mi imagen (sic) al tiempo que se FALSIFICÓ MI FIRMA.

Luego de afirmar que “el suscrito y mi familia –de nueva cuenta—somos blanco del ataque”, Bribiesca Sahagún argumenta que un dictamen pericial, hecho por un experto estadunidense, demuestra que se falsificó su firma y también asegura que la empresa North Star Gas ya se desistió de la acusación que le imputó.

Añade:

“Las anteriores pruebas son contundentes y forman parte de mi defensa en los Estados Unidos de América.

“No omito señalar que este nuevo ataque del que soy objeto tiene a todas luces tintes políticos tan reprobables como evidentes, lo cual es lamentable para nuestra democracia”.

Manuel Bribiesca entregó al diario A.M. copia de un supuesto peritaje elaborado por un experto en los EU que respalda la presunta falsificación de su firma en el fraude a North Star Gas, así como del desistimiento de dicha compañía en su favor.

Los cargos que se le imputan al hijo de Marta Sahagún son: fraude electrónico, conspiración, complicidad y encubrimiento.

Por ese hecho, el 9 de diciembre de 2008 la Corte de Distrito Sur de California, giró una orden de aprehensión en su contra y en contra de su socio, Sergio Federico Ruiz Ríos, un exempleado de Pemex.

Banca extranjera ¿error histórico? (I)

Samuel García

Casi como un rezo, como una repetición mecánica, don Antonio del Valle, el exitoso empresario de la industria petroquímica y banquero de larga trayectoria me dice una y otra vez que el gran defecto del actual sistema bancario que opera en el país es que “está en manos extranjeras”. “Eso no puede ser”, dice levantando la voz en otro momento de la entrevista y remata con una frase terminal: “No hay duda, para mí la banca debe ser mayoritariamente mexicana”.

Hay que reconocer que pocos banqueros del país conocen las entrañas de la evolución del último medio siglo del sistema bancario mexicano como Antonio del Valle Ruiz. Desde los años sesenta dirigió Crédito Refaccionario Industrial que daría lugar a Bancrecer a mediados de los setenta, para enfrentar luego la expropiación de su banco a manos del presidente José López Portillo. Durante la época de la banca estatizada fundó Prime, un grupo financiero privado; para años más tarde adquirir Banco Internacional puesto a la venta por el gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari, banco que se transformaría en Grupo Bital y que presidió exitosamente hasta 2001, previo a su venta al inglés HSBC en 2002. Desde 2003 fundó el banco Ve por Más que opera hasta hoy.

Del Valle no es un improvisado. Es un experimentado banquero reconocido por sus propios críticos. Pero ¿acaso tiene razón en su empecinamiento de que la extranjerización de la banca es el mayor mal del sistema bancario mexicano actual y que ello entraña riesgos para la estabilidad y desarrollo del propio sistema bancario?

El debate sobre la conveniencia o no para el país de la presencia abrumadora del capital extranjero en la banca no es nuevo, pero se recrudeció en 2009 cuando –por la gravedad de la crisis bancaria en EU- el gobierno estadounidense se vio en la necesidad de tomar control del 74% de las acciones de Citigroup –dueño de Banamex- desatando cuestionamientos sobre si esta acción violaba en México la Ley de Instituciones de Crédito que prohíbe la participación de autoridades extranjeras en el capital de los bancos que operan en el país.

El hecho reabrió el tema que subyacía en los sótanos del gremio de los banqueros y que provocaba encendidas discusiones con legisladores priístas y uno que otro funcionario público de Hacienda y del Banco de México. Hasta ese momento los desacuerdos sobre si la venta de los bancos a extranjeros decidida por el gobierno de Ernesto Zedillo después de la crisis de 1994, fue o no un error histórico, se habían confinado a cuatro paredes.

Sin embargo el estallido de la crisis financiera en Estados Unidos y el ‘Caso Banamex’ fue el pretexto para que la discusión trascendiera a la opinión pública en voz de legisladores de oposición, de banqueros y políticos.

Uno de los promotores y críticos más activos de la extranjerización de la banca fue en ese entonces -y lo sigue siendo- Guillermo Ortiz en aquel momento gobernador del Banco de México y ahora presidente del Grupo Financiero Banorte, una de las dos mayores entidades financieras de capital mexicano.

Cuando cuestiono que en esa decisión de extranjerizar la banca tomaron parte todos los altos funcionarios de Hacienda, de Banco de México y de Los Pinos, Antonio del Valle me dice sin pensarlo dos veces: “Se equivocaron”.

Video: Caja de camión se desprende y cobra la vida de dos personas


El viernes negro de Enrique Peña Nieto en la Universidad Iberoamericana

El viernes negro de Enrique Peña Nieto, candidato del PRI y Televisa a la presidencia de México, comenzó el pasado jueves 10 de mayo o quizás mucho antes de lo que podamos imaginar.

Samuel R. García / @samuelrgarcia


El rechazo a la manta de EPN en el Zócalo

Minutos antes de que comenzara el concierto de Paul McCartney en el Zócalo capitalino, desde el cuarto piso del Hotel Majestic, un grupo de personas desplegaron una manta que contenía propaganda a favor del priísta. Los asistentes al notar dicha acción, reaccionaron con silbidos y un fuerte rechazo hacia la manta, de tal forma que obligaron a que ésta fuera retirada casi de inmediato por las mismas personas que la sacaron. La gente gritó: ¡Peje, Peje!, ¡Obrador, Obrador! y contra Peña: ¡Fuera, fuera! (Escuche y vea con detenimiento el video en: http://bit.ly/J3DzUr).

El concierto del ex-Beatle fue transmitido por Coca-Cola en exclusiva a través de Internet, vi todo el concierto en vivo y para mi sorpresa, al finalizar el recital, la señal fue cortada de manera abrupta. Noté que la gente gritaba algo, pero sinceramente en ese momento no pude distinguir qué era lo que decían, llegue a creer que estaban pidiendo “otra, otra”, pero horas después, subieron al portal Youtube un video en el cual claramente se escucha que lo que la gente gritó fue: ¡Fuera Peña Nieto, fuera Peña Nieto! (Como puede verificarse aquí: http://bit.ly/JzdZV5).

No sólo contra Peña, es principalmente contra el sistema

Destaqué lo anterior porque hay elementos que ayudan a que se haga un análisis a fondo de lo acontecido al día siguiente, viernes 11 de mayo, en la Universidad Iberoamericana. Da la impresión de que las manifestaciones crecientes en contra de Peña Nieto, no son precisamente un sentimiento o rechazo exclusivo hacia dicho personaje. No, me parece que en el sentir y pensamiento colectivo va implícito algo que va más allá de la coyuntura política en la que nos encontramos.

Y es entendible, son 70 años de lo que denomino PRIctadura, la dictadura institucionalizada del PRI. Y hay que añadir 12 años con el PAN –cedidos por los tricolores adrede y con toda la mala intención–, en los cuales México se ha teñido de rojo, quedando marcados miles de hogares y destinos para siempre. Ya en estos momentos la elección presidencial del 1 de julio próximo pasa a segundo plano. Está en juego nuestra vida y la de nuestros hijos, tenemos claro lo que ha sido el PRI, lo que es y lo que será si logran imponer por la vía del fraude electoral al priísta. Por ello desde ahora comienzan las protestas y la organización ciudadana, para encarar al sistema cara a cara, frente a frente, y parece ser, que ahora sí, con toda la intención de detonar un cambio verdadero en nuestro país.

El rol de AMLO y su movimiento

Antes de abordar lo sucedido en la Ibero, quiero dejar en claro que la perspectiva desde donde estoy viendo las cosas, también el mismo Andrés Manuel López Obrador y el Movimiento de Regeneración Nacional se ven rebasados. La coyuntura ya no es similar a la de 2006 en donde el eje principal, antes, durante y después de la elección fueron AMLO y su movimiento.

Hoy en día tenemos un sector de la sociedad, principalmente conformado por jóvenes, que se incorpora con un pensamiento crítico y marcadamente apartidista. No quiero que se malinterpreten mis afirmaciones, creo que AMLO pesa mucho, igual o incluso más que en 2006. Su movimiento ha crecido y adquirido cierta madurez con el paso del tiempo, y puedo afirmar que el domingo 1 de julio el famoso Peje ganará la elección en las urnas. Pero estoy seguro que la elección no se decidirá en las urnas, tal y como sucedió en 2006, ojalá que yo me equivoque, pero se ve venir desde hace mucho tiempo otro fraude electoral y no se ve cómo y por dónde AMLO y MORENA lo puedan evitar. No lo subestimo, simplemente describo los hechos y soy realista, quieren imponer a Peña Nieto al costo que sea.

La construcción fallida del candidato “chatarra”

Los que detentan el poder han trabajado durante 6 años en construir la imagen de un producto verdaderamente chatarra, se esfuerzan para que sea impuesto a través de los medios de comunicación y formalizar su trampa a través de esa dictadura institucionalizada, aún vigente sin que el PRI esté en Los Pinos. Es evidente que quieren la presidencia a como dé lugar y es claro también que la gente no olvida y no perdona muchos de los crímenes y atrocidades que ha cometido la clase política en contra de nuestro país, independientemente del color del partido.

Somos un pueblo sometido, estamos prácticamente en estado de sitio, sin libertad y sin la garantía de que se respete nuestra integridad física. No importa el lugar donde vivamos y nuestra condición social, todos estamos expuestos a ser víctimas de la violencia que impera en el país. No hay un crecimiento económico, no hay un sistema educativo que conduzca al desarrollo y somos testigos de cómo miles y millones de pesos se van por el caño de la corrupción. Somos el país donde se dice que “no pasa nada” pero en realidad “sucede de todo”. El hartazgo, el fastidio y cansancio son elementos que ya detonaron y ahora la inconformidad social busca su cauce.

Es claro y evidente que durante su gobierno en el Estado de México, Peña Nieto no gobernó bien, en cambio sí gasto millonadas para promover su imagen y eso a la gente, en su mayoría, nos cansó. Debido a ello y otros factores, en las protestas en su contra escuchamos términos como “candidato chatarra”, “candidato de Televisa”, “gavioto”, “actor frustrado”, entre otras cosas. Agreguemos la saturación y contaminación visual generada en las últimas semanas, con harta propaganda del copetudo tricolor en todas las ciudades del país. Es claro que Peña ha estado en los reflectores, pero en sus hechos como gobernante y en su vida personal, es donde se les ha ido cayendo todo el montaje.

El recibimiento a Peña Nieto en la Ibero

El viernes pasado el candidato –por no llamarlo títere– Peña Nieto se presentó en la Universidad Iberoamericana, algunos dijeron por cierto que iba “envalentonado”. Peña fue recibido con silbidos y abucheos, pero el rechazo también creció gracias a la actitud simplona y burlona del candidato-actor. Es evidente que Peña Nieto –pese a las advertencias– no esperaba un recibimiento como el que le dieron, no al menos en la Universidad Iberoamericana. Su primera reacción fue mirar a los que ya protestaban en su contra y sonreír cínicamente, mover su mano como robot programado y decir “gracias”, “muchas gracias”. No pretendo hacer un análisis psicológico del sujeto en cuestión porque no soy experto en la materia, pero chequen con detenimiento el video encontrado en este link http://bit.ly/JVI5Rp (especialmente del segundo 10 al 15) y verán como al sentir el rechazo, Peña Nieto se escudó en una actitud cobarde y burlona.

Un verdadero político no hubiera asumido dicha actitud, todo lo contrario, tenía que haber pasado de largo, entrar al auditorio y responder al recibimiento en su contra ofreciendo una buena conferencia. Pero eso tampoco sucedió, los estudiantes en todo momento respetaron a Peña Nieto, le permitieron hablar, pero como ya es costumbre, el candidato también llamado “copete ignorante”, no respondió con claridad varias de las preguntas de los jóvenes. Peña demostró por enésima ocasión que es una persona incapaz de tejer ideas por sí solo, y que depende del telepromter (para conocer el relato de lo sucedido en el auditorio de la Ibero, pueden leer la nota de Jesusa Cervantes para la Agencia Proceso, la encuentran aquí: http://bit.ly/JeB5l0).

Además de que ya había hecho literalmente el ridículo ante la comunidad de la Ibero, Peña Nieto -ya con un rostro descompuesto- volvió a solicitar el micrófono cuando ya se había dado por terminada su participación. Él mismo dijo que pedía de nuevo la palabra para responder a las cartulinas y protestas de los estudiantes que hicieron referencia al caso de Atenco. En su intento de respuesta, el priísta se mostró inseguro, se trabó al querer responder y orilló a que el rechazo en su contra creciera, de tal forma que se vio obligado a abandonar el auditorio por una puerta lateral y no por la entrada principal.

Jóvenes estudiantes organizados contra Peña Nieto

El tema de “Atenco” fue el argumento principal de la protesta y la relación de Peña con el nefasto personaje de la política mexicana Carlos Salinas de Gortari (ex presidente de México, impuesto en 1988 a través de un fraude electoral). Lo interesante de esto es que los jóvenes no improvisaron, ni fueron manipulados por grupos externos y ajenos a la institución como la prensa pagada en favor de EPN ha insistido.

En el valioso texto titulado “¿Qué pasa con Peña Nieto?”, (el cual puede leerse íntegro en este link: http://bit.ly/JbKhci), una estudiante de la Universidad Iberoamericana que participó en la protesta expresa: “En la carrera de comunicación desde hace unas semanas se han estado planeando protestas contra los candidatos, JVM y EPN. En este caso se planeó presentarse con pancartas y una máscara de Salinas de Gortari para mostrar la inconformidad que existe frente a este candidato presidencial.” Queda claro que fueron los jóvenes estudiantes, solamente ellos, quienes organizaron y llevaron a cabo la protesta contra EPN, en los días siguientes las mismas autoridades de la institución han desmentido al PRI, a Peña Nieto y a los medios de comunicación, sobre la versión de que fueron grupos ajenos los responsables del viernes negro de Peña.

Otro fragmento que quiero rescatar del valioso texto, dice lo siguiente: “A los jóvenes no se los pueden ganar con despensas, ni comprando su voto a mil pesos. A nosotros nos calman con buenas propuestas y respuestas a nuestras preguntas, queremos candidatos que dejen de pelearse y empiecen a debatir. Si no somos pendejos, lo que queremos es un cambio para nuestro país, no una cara bonita. ¿Sirvió de algo su visita? Pues si, se evidenció todavía más como funciona la campaña de Peña Nieto, a base de acarreados y mentiras. Las propuestas siguen siendo vacías y sin real fundamento.”

Me parece que a estas alturas -y con toda la evidencia que circuló el viernes y los días posteriores en las redes sociales-, es un insulto pensar que las protestas contra Peña Nieto se basaron en el odio y son una muestra de intolerancia. Quienes odian y se han mostrado intolerantes con los mexicanos en toda la historia, son el PRI y el PAN, justificándose a través de la pantalla. Desde mi punto de vista la protesta en la Ibero fue legítima, el candidato tricolor tuvo oportunidad de expresarse, no aprovechó y no tuvo argumentos para desmentir o aclarar de frente lo que le señalaron sobre Atenco, su relación con Salinas y otras acusaciones.

Los jóvenes se expresaron libremente y de forma organizada, fueron los nervios del candidato y de su equipo de seguridad lo que orilló a que estuvieran casi 30 minutos “acorralados” en los baños de uno de los edificios de la universidad. Fue el momento quizás más crítico del viernes negro peñanietista y quedó documentado su rostro manifestando ira, coraje, molestia y temor, en un extraordinario video de Cecilia Villaverde (lo pueden ver acá: http://bit.ly/IRORrk).

Una vez que Peña Nieto logró dirigirse por la puerta de atrás, para abordar su camioneta junto con su numeroso equipo de seguridad, volvió a mostrar su actitud cobarde y retadora al sonreírle a los estudiantes que lo siguieron hasta el final protestando. Movió sus manos para “agradecer” a los jóvenes y ya arriba de la camioneta volvió a abrir la puerta para responder a una reportera de CNN la pregunta sobre cuál era su opinión sobre esas protestas, a lo cual Peña Nieto respondió: no son genuinas.

El fin de la campaña de Enrique Peña Nieto

Queda claro que el candidato del PRI y Televisa solamente brilla en eventos organizados por su partido y donde llevan acarreados para que le echen porras. A Peña le construyen escenarios y le ponen discursos a modo, le dan amplia difusión en los canales de televisión controlados por los que hasta hoy detentan el poder. Pero cuando Peña ha salido de su zona de confort, como lo fue el pasado viernes, le va mal, muy mal diría yo. Ese día, en mi opinión, los jóvenes estudiantes pusieron fin a la campaña presidencial de Peña Nieto, por el simple hecho de que no llevó EPN una propuesta de gobierno, no pudo argumentar lo que intentó decir, no supe responder con claridad a los cuestionamientos y no tuvo una reacción de altura y talla política a las protestas, sino todo lo contrario, se achicó, se burló y se comportó como muchas personas que piensan tener todo el poder del mundo, pero al mirarse al espejo se saben extraviados y vacios.

He relacionado los sucesos en el Zócalo capitalino del día jueves, con lo que se vivió el viernes en la Ibero, porque es claro que la sociedad mexicana no olvida y no perdona lo que el PRI representa para México. Nos han querido vender la idea a través de la televisión de que ahora el partido malo es el PAN, que el único a vencer es Felipe Calderón y sus aliados, que en el PRI está la verdadera respuesta. Mentira, es una vil mentira, los mexicanos supimos desde el año 2000, año de la mal llamada transición democrática, que jamás se daría un paso atrás y no se permitiría al PRI regresar a Los Pinos. Y desde luego que ahora también mucho menos al PAN, ambos partidos son igual de mediocres. Las elecciones desde el año 2000, en todos los niveles de gobierno, demuestran una caída en picada del partido tricolor, a excepción de un repunte en los últimos 3 años, en donde el PRI aparentemente se ha recuperado, pero lo que no dicen los medios es “por qué” el PRI ha venido ganando elecciones. No necesitamos describir que han ganado a base de trampas, engaños, compra del voto y respaldo de grupos criminales, tema por cierto que habría que analizar con detenimiento en otra oportunidad.

Al menos los jóvenes mexicanos, sin importar que sean o no de universidades públicas o privadas ya han entendido que Enrique Peña Nieto no es opción, que el PRI no es la vía del cambio. Ahora es turno de que más sectores de nuestra sociedad se vayan sumando al rechazo y repudio a la imposición de Peña Nieto. No van a jugar limpio, lo dan a notar en su forma de reacción por las protestas del viernes, que se van a valer de la televisión para imponer al candidato del copete sin ideas. Pero creo que la organización ciudadana ha empezado a tomar forma y es turno de que estos mismos jóvenes, en la misma frecuencia con otros grupos, nos organicemos para impedir que las elecciones del 1 de julio de 2012 se las roben.

Las encuestas dicen que Peña Nieto sigue arriba, pero queda claro que dichas mediciones no reflejan la realidad, en la calle, en las reuniones entre familiares y conocidos se dice otra cosa. Ya no estamos luchando por que gane un partido u otro el próximo mes de julio, estamos luchando por la democracia en nuestro país, y ahora empiezan a través de las redes sociales a organizarse concentraciones de gente, sobre las cuales el mismo AMLO se ha visto obligado a decir que no tiene nada que ver. Ahora sí, es el momento de la gente, es el momento de los jóvenes y no tenemos que titubear a la hora de enfrentar a este sistema que tanto daño nos ha hecho y que ahora nos quiere seguir perjudicando. El propósito de este texto, más que describir los hechos de ambos días, ha sido describir el repudio arraigado en la gente históricamente en contra del PRI, no es nada personal contra Peña Nieto, ni siquiera es un rival de altura, es contra los que están detrás de él y el mensaje va para ellos: no pasarán.

Encuentran dos cabezas y cuatro manos en bar de Ciudad Juárez

AFP

Dos cabezas y cuatro manos fueron encontrados el lunes en un bar de Ciudad Juárez, informó la fiscalía estatal.
Las cabezas y las manos de dos hombres de aproximadamente 20 y 30 años fueron abandonadas en el estacionamiento del bar Bandoleros durante la mañana, dijo la fiscalía a la prensa.

Las manos estaban esposadas y las cabezas fueron colocadas sobre cubetas de plástico, mientras que los cuerpos hasta el momento no han sido localizados, concluyó el reporte sin dar más detalles.

De acuerdo con el último reporte de la fiscalía general difundido en diciembre, entre enero y septiembre de 2011 Ciudad Juárez se ubicó como la urbe más violenta de México, con mil 206 homicidios relacionados con el narcotráfico.

La violencia generada por pugnas entre los cárteles de la droga agudizada desde 2006 cuando empezó la ofensiva militar del gobierno para reprimirlos, han provocado unas 60 mil muertes, según conteos de la prensa local.

Fuera Peña Nieto

John M. Ackerman

El viernes pasado en la Universidad Iberoamericana los derechos de Enrique Peña Nieto no fueron tocados ni con el pétalo de una rosa. El candidato pudo entrar sin problema al auditorio universitario, exponer sus ideas con calma, contestar una veintena de preguntas y todavía tomar el micrófono un momento más para aclarar su responsabilidad en el caso de la represión policiaca en San Salvador Atenco. Posteriormente salió del recinto, paseó rápidamente por la universidad y finalmente abordó su vehículo con el pulgar en alto sin que absolutamente nadie obstruyera su paso.

La valiente protesta de los estudiantes fue totalmente pacífica. Los gritos generalizados de ¡fuera!, ¡asesino! y ¡cobarde!, así como las cartulinas que señalaban a Peña como corrupto y represor fueron auténticas expresiones de repudio protegidas por el derecho constitucional a la libertad de expresión. Ningún candidato o funcionario público tiene el derecho a que le aplaudan los ciudadanos. Los ciudadanos tampoco tienen la obligación de dirigirse con respeto o buenas maneras hacia los políticos.

Algunas voces lamentan que los insultos sustituyan a los argumentos y las razones. Pero en este caso existen razones de sobra para que los jóvenes se indignen ante la presencia del candidato priísta en su casa de estudios. Es precisamente la inteligencia y el análisis crítico lo que permite a la población darse cuenta de lo que implicaría el retorno de los dinosaurios al trono. Es también la claridad y la congruencia lo que exige que nos acordemos de las mujeres violadas y los jóvenes asesinadas en el operativo policiaco en Atenco los días 3 y 4 de mayo de 2006. En todo caso, los que no tienen argumentos serían los cada vez menos jóvenes pasivos e irreflexivos que se limitan a consumir acríticamente las mentiras de las principales televisoras.

En la Ibero Peña Nieto reconoció y se enorgulleció de su responsabilidad por el operativo en Atenco: Fue una acción determinada que asumo personalmente para restablecer el orden y la paz en el legítimo derecho que tiene el Estado mexicano de hacer uso de la fuerza pública. El mismo día en la mañana, en el programa radiofónico de Carmen Aristegui, Peña también descalificó el caso presentado contra Felipe Calderón en la Corte Penal Internacional por su posible responsabilidad en la crisis humanitaria que se vive en el país.

Queda claro que la rendición de cuentas no sería un punto fuerte en un eventual gobierno del PRI. Peña daría continuidad absoluta a la política de la impunidad y encubrimiento de altos funcionarios que se ha afianzado a lo largo del sexenio actual.

El presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, ha pedido a las autoridades de la Ibero que investiguen quiénes fueron los manifestantes. Pero los reportes periodísticos y videos demuestran que los únicos acarreados en el acto en la Ibero fueron los cientos de jóvenes que llegaron a la universidad en camiones desde las ocho de la mañana cargando cartulinas impresas profesionalmente con lemas en favor del candidato del PRI. De acuerdo con las crónicas, los allegados a Peña alcanzaron a llenar casi tres cuartas partes del auditorio y dejaron fuera a la mayor parte de la comunidad universitaria que tenía interés en presenciar el acto.

Recordemos que el priísta ya había cancelado su asistencia a la Ibero en dos ocasiones anteriores. Asimismo, eligió el viernes para el encuentro actual porque es el día de menor afluencia estudiantil, ya que la mayor parte de las clases solamente se celebran de lunes a jueves. Hubo reportes de que los priístas incluso ofrecían dinero a los estudiantes a cambio de tener un buen comportamiento en el acto. Igualmente, al terminar el acto, Peña fue quien decidió salir por la puerta de atrás del auditorio y cancelar su participación en el programa de RadioIbero, aun cuando contaba con la protección de más de una veintena de escoltas.

El candidato no tuvo interés alguno en entablar un diálogo auténtico y espontáneo con los estudiantes. Quien le faltó el respeto a la comunidad y los principios universitarios no fueron los alumnos de la Ibero, sino el candidato del PRI.

En una verdadera democracia, los candidatos presidenciales deben estar en contacto constante con la población, dialogar con los ciudadanos y debatir frecuentemente con sus adversarios. Pero Peña prefiere esconderse en una burbuja mediática y comprar lealtades y complicidades.

Los priístas suelen decir que en política, todo lo que se puede comprar con dinero es barato. Ello porque al llegar al poder el enorme gasto en la campaña siempre es más que recompensado con el botín del presupuesto y el poder público. Pero en este caso los alumnos de la Ibero han dado un inspirador ejemplo de dignidad ciudadana al demostrar que algunas cosas, como la conciencia, la inteligencia y la memoria histórica, son tan valiosas que simplemente no tienen precio.

Video: Sacaré a Los Zetas y al cártel del Golfo de Tamaulipas: Vázquez Mota


Estudiantes de la Ibero a EPN: “ni acarreados ni porros”

Apro

Estudiantes de la Universidad Iberoamericana que participaron el viernes 11 en un ríspido encuentro con el candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, difundieron un video en redes sociales con el que desmienten que fueron personas ajenas a la institución las que echaron al mexiquense de la institución.

El video se titula 131 Estudiantes de la Ibero, e inicia con una imagen donde decenas de jóvenes concentrados en la explanada de la Ibero levantan pancartas y lanzan consignas contra el candidato de la alianza PRI-PVEM.

De fondo se escucha la voz grabada del vocero del PVEM, Arturo Escobar, en una llamada telefónica en la que señala que “hay un grupo de no quiero decir jóvenes. Ya estaban mayorcitos. Calculo de 30 a 35 años para arriba. Incitando. No pasaban de 20 personas.

“La información que se nos da al final es que grupos cercanos a Andrés Manuel López Obrador estuvieron promoviendo y organizando este tipo de actos”, dice Escobar.

Enseguida aparece un letrero con fondo blanco y letras rojas que dice: “Los estudiantes respondemos”, y luego varios jóvenes leen un comunicado dirigido al líder nacional priista, Pedro Joaquín Coldwell, así como Arturo Escobar, Emilio Gamboa y los medios de comunicación que los ligaron con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que promueve a Andrés Manuel López Obrador, aspirante presidencial de las izquierdas.

“Estimados, Joaquín Coldwell, Arturo Escobar, Emilio Gamboa, así como medios de comunicación, pedimos su neutralidad. Usamos nuestro derecho de réplica para desmentirlos. Somos estudiantes de la Ibero, no acarreados, no porros y nadie nos entrenó para nada”, señalan.

Los siguientes 10 minutos de 11 que dura el video, 131 jóvenes dan su nombre y número de cuenta que los acredita como estudiantes de la Ibero, y además muestran su credencial de la institución.

Algunos también destacan la carrera y semestre que cursan.

Las tomas las hicieron cada uno de los estudiantes con las cámaras de su computadora y, seis horas después de su publicación en Youtube, el video había sido reproducido por 21 mil 747 usuarios de esta red social.

El video también circuló profusamente en Twitter e, incluso, el tema “131 Alumnos de la Ibero” se mantuvo en el primer lugar de la lista de los Trending Topic desde el mediodía y hasta pasadas las 19:00.

La respuesta se dio luego de que durante el fin de semana varios periódicos, entre ellos todos los de la Organización Editorial Mexicana (OEM), destacaran en sus primeras planas el mismo titular: “Éxito de Peña en la Ibero, pese a intento orquestado de boicot”.

La protesta del viernes ocurrió en el marco de la visita de Peña Nieto a la Ibero, donde participó en el foro Buen ciudadano Ibero. Ahí vivió uno de los días más difíciles de su campaña, pues los estudiantes lo recibieron con protestas y manifestaciones de repudio. Los alumnos de la institución se indignaron cuando Peña Nieto justificó el operativo de represión contra los pobladores de Atenco en 2006. Sin embargo, desde antes de su arribo, los jóvenes repudiaron la visita de Peña Nieto con mantas y portando caretas de Carlos Salinas de Gortari.

El exgobernador mexiquense se vio obligado a salir –entre gritos de “¡La Ibero no te quiere, la Ibero no te quiere!”– por la puerta trasera de las instalaciones de la institución.

Tras atentado, El Mañana dejará de publicar notas sobre narcoviolencia

Apro

Tras sufrir un nuevo atentado, el diario El Mañana de Nuevo Laredo, Tamaulipas, publicó un editorial en la que señala que se abstendrá de publicar cualquier información sobre la narcoviolencia “por la falta de condiciones para el libre ejercicio del periodismo”.

En la columna del pasado domingo 13 explica:

“Ante la lealtad que debemos a nuestros lectores, declaramos ante ellos que El Mañana es un instrumento para libertad y la democracia, por tanto no está hecho para la mezquindad de ningún grupo de poder fáctico o delictivo que así lo pretenda. Por ello, este periódico apelando a la comprensión de la opinión pública se abstendrá, por el tiempo necesario, de publicar cualquier información que se derive de las disputas violentas que sufre nuestra ciudad y otras regiones del país. Sólo se abordará el tema a través de la opinión profesional de los analistas que estudian el fenómeno y lo tratan de manera inteligente y responsable”.

En la nota que refleja la postura del Consejo Editorial y de Administración de la empresa se señala que ha llegado a esta lamentable decisión, obligado por las circunstancias, y por la falta de condiciones para el libre ejercicio del periodismo.

El pasado viernes 11, un grupo de hombres armados arrojó un explosivo contra las instalaciones del rotativo y rafagueó la fachada del edificio.

Esta es la segunda vez que el periódico El Mañana es atacado con granadas. El 26 de febrero de 2007 sufrió otro ataque –cuando la redacción estaba llena– que dejó como saldo un reportero herido de gravedad que quedó paralítico.

En una entrevista con el Dallas Morning News, Ramón Cantú De Andar, copropietario del diario propiedad de su familia, dijo que el personal terminó la edición de ese sábado por la noche y al día siguiente regresó a trabajar.

“Me siento honrado de trabajar en medio de mujeres y hombres valientes que son ejemplo de que no nos dejaremos intimidar. Nosotros creemos en nuestra noble profesión de servir a la comunidad siguiendo la tradición que comenzó mi abuelo hace 80 años. No es la primera vez que nos atacan y sé que no será la última. Pero sé que vamos a triunfar”, declaró al diario texano.

Nuevo Laredo, frontera con Laredo, Texas, indica el diario, ha visto renovadas las batallas en las semanas recientes entre miembros del cártel de Sinaloa que ha penetrado a esos territorios controlados por Los Zetas. Posiblemente, 50 personas han sido asesinadas en esta nueva disputa.

Cantú interpreta que los atacantes al diario quieren enviar un mensaje, pero el diario quiere responderle con otro: “Veo una oportunidad de decirle a ambos grupos que suspenderemos toda la cobertura de sus disputas. Si el gobierno mexicano es incapaz de someterlos, nosotros tenemos menos capacidad de lidiar con ellos. No queremos quedar atrapados en el medio de su conflicto”.

Este ataque ocurre la semana siguiente a la que la ONU calificó como la “semana trágica de la prensa mexicana” cuando cuatro periodistas fueron asesinados en Veracruz, entre ellos la corresponsal de Proceso, Regina Martínez.

Hoy se informó también que un reportero de Cuernavaca fue asesinado.

En la editorial, el diario deja claro que pese a la censura a la que han sido sometidos no desfallecerán en intentar promover “la legalidad, la responsabilidad, el trabajo honesto y bien remunerado, la transparencia y la rendición de cuentas, la participación ciudadana, el fortalecimiento de las instituciones y el compromiso con la educación”.

“Compartimos además la idea fundamental de que toda forma de violencia ilegítima, orientada a someter, oprimir y cancelar la libertad de un pueblo, está definitivamente destinada al fracaso.

Porque es el amor a nuestro país y a nuestra gente lo que nos mueve, evocamos hoy la consigna de Ignacio Zaragoza, prócer de nuestra patria: ‘Los hijos de esta tierra hemos nacido libres y así nos mantendremos o moriremos en la demanda’, indica la columna.

Complot en la Ibero

Francisco Rodriguez / Índice Político

¡Cosas veredes, Mío Cid! Quienes ahora recurren a la teoría del complot son los priístas. Para ellos, su candidato presidencial fue víctima de una conjura que tuvo como escenario al campus capitalino de la Universidad Iberoamericana, donde habrían sido invocadas las fuerzas del mal, mismas que poseyeron los lábiles espíritus de la muchachada. ¡Pamplinas!

Y es que con esas reverendas idioteces saltaron a la palestra el dirigente nacional de ese partido, Pedro Joaquín; el coordinador de la campaña de Enrique Peña, Luis Videgaray, y un señor de apellido Sánchez o Hernández, quien cobra como vocero del PRI, quien en una entrevista por la televisora de los cableros habló de infiltrados, y empleó términos racistas, discriminatorios, porque a su decir el fenotipo de los manifestantes ¡no corresponde al de la mayoría de los estudiantes! de ese recinto jesuita.

No. No hubo complot en las manifestaciones de repudio de los jóvenes de la Ibero’.

Sí hubo complot, en cambio, inmediatamente después, en aras de controlar los daños –los más significativos, hasta ahora-- a una campaña que, hasta ahora, había mantenido a su principal protagonista lejano a la confrontación de ideas, en una suerte de burbuja mediática, de preguntas a modo, de respuestas ensayadas o leídas en un teleprompter, de entrevistadores comprometidos por los pagos y convenios publicitarios, y en eventos donde lo que importa es la escenografía, la forma, rodeado de “acarreados” que practican el “matraqueo”, el “viva-viva” a cambio de una torta, unos pesos y la ilusión de un compromiso que ya saben no les van a cumplir.

El complot existió en la Ibero’. Fue posterior y se armó en y con los medios tradicionales. La cúpula priísta actuó. Recordaron convenios económicos, establecieron otros aún mayores y esa noche, la de este último viernes fatídico para Peña, los noticieros de la TV soslayaron la protesta juvenil, lo mal que le había ido al candidato presidencial del PRI… y a la mañana siguiente, la del sábado, los impresos llegaron hasta a encabezar sus notas principales con calificativos tales como “exitoso” EPN.

Y ahí sí que complotaron en contra de la realidad.

Una realidad que tuvo un reflejo más fiel en las redes sociales desde el momento mismo del generalizado repudio a una candidatura y a un personaje que, se advierte, no satisface ni mínimamente las expectativas.

Fue a través de Facebook, por ejemplo, que un “chico Ibero’” se dirigió al dirigente formal del PRI, quien en la radiodifusora de esa Universidad había pedido castigo --¿unas nalgaditas?-- a quienes para él eran mal portados, insurrectos.

Que tal Senador Coldwell. ¿Cómo le ha ido? Vaya día en la Ibero, eh. Quién hubiera pensado que esos estudiantes que uno creería tan fresas, tan pirruris, tan bien acomodados, tan ajenos a la realidad del país fueran capaces de hacer lo que hicieron. Uno lo entiende en la UNAM, en el metro, en la calle, pero no en una institución educativa tan prestigiada como la Ibero, aunque usted ya no crea en eso. Pero no debiera usted preocuparse Senador Coldwell. Supongo que después del “pequeño zafarrancho” no le ha ido tan mal. Ni a usted ni a su candidato. Lo más seguro es que los medios lo tomen como un “breve incidente”, “pequeño zafarrancho”, “una insignificante anécdota”, “casi inexistente acción de una parte no representativa de la universidad”.

Tal cual. Porque sí, porque a final de cuentas el complot se dio en los medios tradicionales, donde siguieron al pie de la letra el guión que el joven estudiante no adivinaba, sino bien advertía.

¿Cómo no habrían de protestar los universitarios de la Iberoamericana? La mañana del mismo viernes los presentaron como sediciosos, sublevados, en las ocho columnas del diario “El Universal”, en una especie de vacuna mediática por parte de los peñistas. Les llenaron la mitad de su auditorio con acarreados de chamarra roja para que fueran a aplaudir. Les ofrecían ¡250 pesos! para que se abstuvieran de interrogar a Peña Nieto. Y éste, por supuesto, evadía las preguntas con respuestas vagas hasta que fue obligado a asumir su responsabilidad en aquellos hechos represivo-criminales de Atenco.

¿Complot en la Ibero’? Sí. Sí lo hubo. Priístas y peñistas complotaron en contra de la realidad. Los medios ¿de comunicación? tradicionales fueron sus cómplices.

Índice Flamígero: Más que el debate, me escribe un lector desde Guanajuato, la visita de Peña Nieto a la Ibero es la nota de la semana. “Define el rumbo hacia la elección.” + + + Otro corresponsal me envía tres líneas: “lo mas increíble es la defensa que hace de Pena Nieto hoy en la tarde en su SDP Federico Arreola. Ya confirmó su traición a AMLO. La critica a Poncho Romo, su excusa. Lo escuche con Adela y sus agrios comentarios contra Josefina que rayaban en lo grosero. Ahora ha enseñado el cobre, otra vez”. + + + Cae otra hoja del calendario y éste nos avisa que cada vez falta menos: 201 días. Nada más.

Video: 49 cuerpos de Cadereyta vinculados con los de Tamaulipas y Jalisco: Segob


Se reúne en NY asesor económico de AMLO con inversionistas

Notimex

Fernando Turner, asesor económico del candidato a la Presidencia Andrés Manuel López Obrador, expuso este lunes ante un grupo de inversionistas en Nueva York el plan económico que se implementaría en caso de ganar las elecciones.

En un encuentro organizado por la Cámara de Comercio México-Estados Unidos, capítulo noreste, Turner afirmó que López Obrador es el único de los candidatos que ofrece un cambio integral en el rumbo de la economía.

“Colaboro con López Obrador, porque es el único de los candidatos que quiere cambiar el país de manera drástica y no sólo hacer arreglos cosméticos. Si eres capaz y tienes voluntad, eso se puede hacer, y López Obrador tiene ambas cosas y tiene prisa por hacer cambios”, afirmó el empresario.

López Obrador no considera que México deba hacer ninguna de las llamadas reformas integrales, pues el crecimiento del país puede promoverse mediante políticas asequibles bajo el actual sistema jurídico, agregó.

Destacó que por primera vez, los empresarios han participado en la campaña del candidato de la izquierda en México, con objeto de definir el programa de gobierno.

La inversión pública y privada en México aumentará a una tasa de 16 por ciento con respecto al Producto Interno Bruto, durante el sexenio de 2012 a 2018, resaltó.

Esta inversión, afirmó, ha bajado de manera constante desde hace 20 años en México, y el aumento propuesto sería sustentado si se ejecutan los ahorros planeados por el candidato de la coalición de izquierdas en el país.

“Duplicar la inversión pública en México implica invertir 20 mil millones de dólares al año, pero López Obrador planea abatir en 50 mil millones de dólares anuales el dispendio del gobierno y la corrupción oficial”, explicó Turner.

Este fue uno de los varios encuentros con asesores de los candidatos a la presidencia de México organizados por la Cámara de Comercio México-Estados Unidos, capítulo noreste.

Turner manifestó que el plan de López Obrador permitiría una balanza comercial mexicana superavitaria, y que el país sería más atractivo para la inversión extranjera directa.

El empresario delineó las otras estrategias económicas de la campaña de López Obrador, entre las que destaca la generación de siete millones de empleos en el sexenio e impulsar un crecimiento económico anual superior al seis por ciento.

Asimismo, el candidato proyecta aumentar el salario mínimo en 30 por ciento, reducir en 13 millones el número de pobres en México y eliminar la llamada pobreza extrema en el país.

Respecto a sus planes para Pemex, Turner aseguró que López Obrador descarta privatizar a la empresa en el mediano plazo.

Antes de una eventual venta, la firma debería ser optimizada y arreglada para que alcance un funcionamiento óptimo y su mejor valuación en el mercado, indicó Turner.

Resaltó que dado su compromiso para terminar con monopolios económicos y la agenda para promover la inversión, el proyecto de López Obrador es “el más liberal, en tanto que los otros buscan el apoyo del gobierno”.

Empleo: ¿la buena noticia?

Flores en tiempos electorales
Precariedad laboral a galope

Carlos Fernández-Vega / México SA


El Inegi recién informó que entre el primer trimestre de 2011 e igual periodo de 2012 alrededor de un millón 700 mil mexicanos lograron colarse al mercado laboral, con lo que plenamente se habría atendido la demanda de puestos de trabajo y, de pilón, reducido la tasa oficial de desocupación, así sea en apenas tres décimas de punto porcentual en ese lapso. De entrada parece algo positivo, un bonito arreglo floral en tiempos de campaña –durante los cuales siempre circulan buenas noticias para adornar el ambiente–, pero ¿existen motivos reales para celebrar, o la referida información es otro obsequio de temporada?

Para saberlo hay que desmenuzar el arreglo floral, ir al fondo de la información, analizarla a detalle, algo que por lo demás realizó el Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, campus estado de México, en su estudio, recién salido del horno, El avance de la precarización laboral, del que se toman los siguientes elementos: es favorable tener una economía que genere empleos, pero cuando los mismos no garantizan a las personas un mejor nivel de vida no hay nada que celebrar. Y en este sentido, la información del Inegi permite dejar en claro que la mayor parte de ese millón 700 mil plazas no proporcionaron la prestación de seguridad social.

De hecho, se ha fortalecido la tendencia de que la mayor proporción ocupacional corresponde al sector informal, lo que a su vez evidencia que el crecimiento económico reportado por el país no se genera a partir del fortalecimiento las capacidades productivas formales. Una afectación directa se tiene en la captación de impuestos por parte del sector público: la informalidad constituye a un grupo de personas que no tributan lo correspondiente por su participación en la actividad productiva. De igual manera la informalidad representa un pasivo que en el mediano y largo plazos presionará la estabilidad económica y social de México: son personas que no cuentan con servicios de salud ni con un sistema de pensiones que les garantice una vejez digna. El resultado presentado por el Inegi indica que dichos saldos se van incrementando, aún en un periodo en el que se registró crecimiento económico. Tan sólo en el último año 1.17 millones de personas se agregaron al grupo de trabajadores que no reciben prestaciones de seguridad social, sumando casi 30.5 millones.

Un aspecto adicional, e igualmente preocupante, es el de la precarización del empleo. El CIEN indica que en el último año se agregaron 694 mil mexicanos que tuvieron una remuneración que en el mejor de los casos llegó a un salario mínimo, y 194 mil más se sumaron al grupo de personas ocupadas pero que no reciben ingresos. Al mismo tiempo se observó una contracción de los ocupados que obtienen más de tres salarios mínimos, una caída de 612 mil personas para el rango de entre tres y cinco salarios mínimos y una baja de 18 mil para aquellos que gana más de cinco salarios mínimos.

Lo descrito sintetiza que si bien existió un aumento en el número de personas ocupadas, ello se gestó al mismo tiempo que se presentó una reducción entre quienes perciben remuneraciones que realmente permiten mantener a las familias fuera de los rangos de pobreza. Los 282 mil trabajadores adicionales que no contaron con un contrato por escrito terminan por consolidar el ejemplo del avance en la precarización del mercado laboral. Es claro que el desafío del mercado laboral mexicano no es únicamente el de generar empleo, también lo constituye hacerlo en el mercado formal, el que proporciona las prestaciones sociales adecuadas. Los desequilibrios anteriores no se resolverán si México no alcanza un crecimiento económico ligado a actividades productivas formales y que estén vinculadas a la generación de mayor valor agregado. De igual forma contener la precarización del empleo es un aspecto estratégico a realizar, el problema es que ello será tarea heredada al siguiente gobierno, el actual no tuvo la capacidad de evitarlo y ello tiene como colofón el irrefrenable aumento de la pobreza, uno de los signos negativos que caracterizará a la actual administración.

En el periodo referido, la información disponible confirma el aumento en las condiciones de precariedad laboral. Las cifras son contundentes: un crecimiento de los trabajadores no remunerados de 2.9 por ciento (80 mil personas más que no reciben remuneraciones); 694 mil se adicionaron al grupo que a lo sumo percibe un salario mínimo (12.2 por ciento de aumento); 776 mil personas se agregaron al cúmulo de mexicanos que reciben entre uno y dos salarios mínimos, y que por lo tanto no reciben lo suficiente para mantener a sus familias fuera de la línea de pobreza; existen cerca de 3.7 millones de personas que tienen una ocupación pero que no reciben ingresos por la misma (5.5 por ciento más que en el primer trimestre de 2011); en contrasentido se observó una reducción de las personas que reciben ingresos superiores al promedio: una contracción de 612 mil para los que ganan entre tres y cinco salarios mínimos (en el caso de quienes perciben más de cinco salarios mínimos la caída fue de 18 mil).

Lo anterior sintetiza dos hechos: una mayor concentración económica y la precarización del empleo para aquellos que tienen la fortuna de encontrar una ocupación. Por tanto, es evidente que el descenso en la tasa oficial de desocupación es algo que debe revisarse con cuidado, las condiciones bajo las cuales se dio la reducción son altamente cuestionables, porque 11 por ciento de los nuevos ocupados en el país durante el primer trimestre de 2012 en comparación con igual periodo de 2011 se dieron a costa de no recibir un ingreso. Además, 40 por ciento de estos mismos corresponde a personas ocupadas que reciben hasta un salario mínimo, y 68 por ciento de la nueva ocupación no cuenta con acceso a la salud. Peor aún, de ese millón 700 mil personas 44 por ciento se ocupó en la informalidad. El impacto es profundo. Por ejemplo, en el estado de Tlaxcala 42 por ciento de la población ocupada está en la informalidad; en Hidalgo, 35.8; en Oaxaca, 35.6; en Guerrero, 35.4, y en el estado de México, 35.1. Entonces, el arreglo floral no es tan bonito como parece.

Las rebanadas del pastel

Que Mexicana de Aviación ya tiene nuevo dueño y ya se resolvió el entuerto, aunque en el mejor de los casos comenzaría a volar allá por septiembre, siempre y cuando la SCT y amigos que la acompañan no obstaculicen el proceso. Pero ojo: nadie sabe si a la aerolínea le devolverán las rutas que cubría, porque otras empresas, con la venia gubernamental, se repartieron el pastel. Así, más que nunca los trabajadores deben estar a las vivas, porque sobran los empresarios carroñeros.

Video: Facebook pide ayuda de usuarios para cambiar su política de privacidad


Encuestas confirman ascenso de campaña de AMLO: PRD

Apro

El presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano Grijalva, destacó que las últimas encuestas confirman el crecimiento electoral de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

“La campaña seguirá creciendo como una bola de nieve”, auguró después de asistir al arranque de proselitismo de Arturo Núñez, candidato del PRD-PT-Movimiento Ciudadano (MC) al gobierno de Tabasco.

De acuerdo con Zambrano, el priista Enrique Peña Niego está dando patadas de ahogado al ofrecer que se investigará al exgobernador de Coahuila y exdirigente nacional del PRI, Humberto Moreira, por el supuesto desfalco al erario estatal.

Lo que busca Peña Nieto, alertó el dirigente perredista, es “salir del paso”, pues nada hizo con su propio tío, el exgobernador mexiquense Arturo Montiel Rojas, luego de los señalamientos de enriquecimiento inexplicable en su contra.

Si de verdad Peña Nieto quiere saber la verdad sobre el caso Moreira, reviró Zambrano, que proponga al gobernador Rubén Moreira para encabezar las investigaciones junto con la Auditoría Superior de Coahuila, así como la Procuraduría estatal, y ponga a disposición de la Secretaría de Hacienda todos los documentos para que el asunto se transparente.

“El PRI ya se muestra desesperado ante la inexorable alternancia”, destacó. Ante eso, convocó a los simpatizantes de López Obrador “a desplegar su fuerza a escala nacional para afianzar el triunfo del perredista sobre Peña Nieto en la contienda que ambos encabezan –dijo– por la Presidencia de la República”.

Zambrano también confió en el apoyo del sector empresarial y de la juventud mexicana hacia el político tabasqueño.
“Las encuestas que pretendieron sacarnos del aire, bajarnos el ánimo cuando arrancamos la campaña, han empezado a reconocer que la única candidatura que ha ido en tendencia creciente en las últimas semanas ha sido la de Andrés Manuel López Obrador, que hemos dejado atrás a la del PAN, y estamos en la disputa clara, abierta y decidida que nos va a llevar a ganar la Presidencia de la Republica”, afirmó.

Según Zambrano, la candidatura de López Obrador comenzó a crecer en el norte y el sureste del país, antes del primer debate del domingo 6 de mayo.

“En Nuevo León, por primera vez como no sucedió en los mejores momentos de la campaña de Andrés Manuel en el 2006, vimos una macro-plaza ocupada por más de 20 mil personas”, el doble que hace seis años; cifra reconocida por el propio gobierno nuevoleonés, señaló el dirigente perredista.

“Y también cuando López Obrador asistió al Tec de Monterrey, lo recibieron con ovaciones, de pie, lo despidieron con vivas, gritándole ¡Presidente!, en un auditorio repleto de jóvenes de distintas partes del país”, recordó. En su opinión, esa reacción “puso nerviosos” a sus adversarios.

“En esos días Andrés Manuel estuvo en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, e igualmente lo recibieron y lo despidieron con ‘vivas’ y gritos de ‘¡Presidente!’. ¿Y qué pasó con el candidato del PRI, Enrique Peña Nieto? Tuvo que salir, como se dice coloquialmente ‘con la cola entre las patas’, al grito de ‘¡Asesino!’, ‘¡Corrupto!’ y ‘¡Farsante!’, mencionó.

En el caso de Michoacán, Zambrano resaltó que el exgobernador priista debió suspender su acto de campaña justamente por los problemas entre los estudiantes y el gobernador Fausto Vallejo, también del PRI, quien mandó reprimir las protestas.

“¡No se puede responder como en el 68, con represión, con masacres! ¡No se puede responder con la fuerza pública por delante, sino con el diálogo, como lo sabe hacer Andrés Manuel! Y esto nos habla precisamente de cómo se ha ido volcando el estado de ánimo de sectores muy importantes de la sociedad en los últimos días”, enfatizó.

Según encuestas, Peña Nieto es imbatible

Apro

Lejos de resentir los ataques que le propinaron sus adversarios durante el debate, el candidato del PRI a la presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, subió en las preferencias electorales de acuerdo con la más reciente encuesta de El Universal.

Peña Nieto subió 0.5 puntos porcentuales según el estudio de El Universal/Buendía &Laredo, ubicándose al frente de las intenciones de voto con un 49.6 por ciento.

En paralelo, Gabriel Quadri subió 1.1 por ciento y llegó a 2.5 por ciento de las preferencias electorales, concluye dicha encuesta publicada este lunes por el periódico.

Andrés Manuel López Obrador fue el candidato que más puntos subió: 2.9 por ciento. El tabasqueño se ubica en la segunda posición, con 24.8 por ciento de las preferencias.

En contraste, Josefina Vázquez Mota bajó 4.5 por ciento, al ubicarse en 23.1 por ciento de las preferencias.

La encuesta se aplicó entre el siete y diez de mayo pasados, posterior al primer debate presidencial.

Aparte, el periódico Excélsior publicó una encuesta que indica una caída de dos puntos para Peña Nieto, quien se ubica al frente con 45 puntos porcentuales. Josefina Vázquez Mota bajó de 28 a 26 puntos, mientras que Andrés Manuel López Obrador subió de 23 a 26.

La encuesta de Grupo Imagen-Excélsior, aplicada por BGC, Ulises Beltrán y Asociados, se levantó del 7 al 9 de mayo pasados.

El regreso de Humpty Dumpty

Raymundo Riva Palacio

Iniciada la siguiente fase de la campaña tras el debate presidencial, Andrés Manuel López Obrador, como lo hizo en 2006, se volvió a encerrar en Humpty Dumpty, esa figura en forma de huevo, personaje de Lewis Carroll en Alicia en el país de las maravillas, que es la metáfora de su instinto político.

Este poderoso candidato, parafraseando a la historiadora Bárbara Tuchman, suele olvidar que la política debe ser política de un grupo y no de un individuo, lo que lo puede llevar al fracaso una vez más.

López Obrador hizo una campaña sectaria en 2006 encerrado con sus incondicionales, con los que creó un aparato electoral alterno al PRD. Se aferró a decisiones personales –ausentarse al primer debate o preferir el plantón que una huelga de hambre-, y tácticas –decirle al presidente de Cemex, Lorenzo Zambrano, que lo buscaba para apoyarlo, que lo recibiría después de ganar la Presidencia-.

En su libro La marcha de la locura, Tuchman recuerda a Luis XIV como uno de los líderes paradigmáticos del actuar en contra del interés propio, que suena muy familiar en el trópico.López Obrador hizo una autocrítica el año pasado donde reconoció esos errores, que es un ejercicio indispensable para evitar caer una vez más en lo mismo.

Sin embargo, ha vuelto a ser lo que siempre fue, un político que actúa más empírico que profesional, más por instinto que disciplinado al trabajo de equipo. El pasado no fue prólogo sino anécdota, a decir por lo que ha venido sucedido últimamente en su equipo estratégico.

Su forma unipersonal de liderazgo aceleró conflictos internos –naturales por cierto- en su equipo cercano, que salvó las deserciones pero quitó energía colectiva al proyecto.

Más adelante se dio el choque entre el coordinador de la campaña, Ricardo Monreal, con el equipo de imagen y propaganda, que encabezan el cineasta Luis Mandoki, y un estratega uruguayo. Monreal sufre por falta de apoyo –la auditoría a la propaganda exterior de Enrique Peña Nieto lo hizo sin respaldo de López Obrador-, y Mandoki sufre porque el candidato no se atiene a la estrategia –pese al éxito de la República Amorosa que le frenó los negativos-para buscar el voto de los indecisos.

Se vio en el debate, donde beligerante y recurrente en temas, habló a su vieja clientela, vis-a-vis el nuevo spot de su campaña , donde no toca ninguno de esos temas y ni siquiera aparece él, donde apela a ese gran mercado clasemediero donde están los votos que necesita para entrar en competencia real.

El caso del monarca Luis XIV es, en efecto, paradigmático. Provocó el desplome de Francia al agotar sus recursos humanos y económicos, mediante medidas que su corte, lejos de cuestionar, aplaudieron. Incluso Madame de Pompadeur, amante de su sucesor, diría con soberbia: “Después de nosotros, el diluvio”.

Como planteó Tuchman, persistir en la insensatez es una forma de locura.El Humpty Dumpty que tiene López Obrador en su corazón lo llevó en 2006 por ese camino. La política no se mide por actos de fe, sino por resultados. Y en ese contexto, fracasó.

Hoy en día, el camino equivocado de hace seis años lo tienen muy por debajo del candidato que fue entonces, pero su discurso y lenguaje sigue siendo como el del personaje de Alicia en el país de las maravillas, cuando le dice con ironía: “Cuando uso una palabra significa exactamente lo que he elegido que signifique; ni más, ni menos”.

La dicotomía en su propio mensaje, o entre sus frases y sus spots, provoca que la palabra de López Obrador signifique muchas cosas para muchos públicos. En 2006, su retórica no le alcanzó ni en las urnas, como dijeron las instituciones, ni en las percepciones, que le habrían alimentado y fortalecido su lucha post electoral. Volvió en 2012 en un segundo esfuerzo por la Presidencia, pero evocando al Ricardo III de Shakespeare -a quien se presume estuvo atrás de los acertijos de Humpty Dumpty-, al final de todo no le basten todos los hombres y los caballos del Rey para volverlo a poner en lo alto del muro en que estaba, tras haber destruido todo lo que había logrado.

Falta la mitad de la campaña presidencial y López Obrador va mejor de lo que se había anticipado, inclusive a pesar de él. Si ahora coopera con su equipo, como no lo hizo en 2006, se ayudará, ayudará a la izquierda y al país, introduciendo el contrapeso y la opción que muchos buscan.

Video: Pide AMLO a priistas y panistas ejercer un voto útil


EPN, guapo y popular, pero un misterio: Washington Post

Apro

A mes y medio del primero de julio, el diario estadunidense Washington Post destaca el nivel de desconocimiento de los electores sobre el aspirante presidencial por la coalición PRI-PVEM, Enrique Peña Nieto.

“Enrique Peña Nieto, guapo puntero en las campañas presidenciales mira hacía abajo desde los espectaculares con una sonrisa de estrella de cine. Dice ‘tu me conoces’; pero el hecho es que muchos no”, señala el texto fechado en Atlacomulco, la ciudad donde nació el exgobernador del Estado de México.

“¿La gente realmente lo conoce?’, preguntó Roy Campos en uno de sus sondeos. ‘No, pero quiero llegar a conocerlo’”, respondió la mayoría de los encuestados en México, cita el diario.

El artículo, firmado por Nick Miroff y William Booth, revela que los observadores estadunidenses no saben realmente lo que el candidato representa. “Tampoco están seguros de cómo va a gobernar México, un socio comercial y un aliado en la lucha contra los cárteles de la droga, vital para los Estados Unidos.”

También destaca la relación con sus contrincantes, la panista Josefina Vázquez Mota y el perredista Andrés Manuel López Obrador.

“Menospreciado por sus oponentes por ser un títere bonito y un estafador telegénico, de 45 años de edad, Peña Nieto es en realidad un político magistral, que a través del marketing sofisticado ha lavado la cara del viejo Partido Revolucionario Institucional, el PRI, la máquina política autocrática que cayó del poder en 2000, después de 71 años de corrupción y coerción”.

A modo de perfil, el texto indaga sobre sus orígenes familiares y sus vínculos con la política. “El joven Enrique se educó al viejo estilo de los jefes políticos del Grupo Atlacomulco, en una clase que goza de patrocinio y poder”.

Y detalla, “en lugar de jugar con otros niños de su edad, él siempre quería estar con los adultos, hablar de política”, dijo a los reporteros de Washington Post una de las tías de Peña, Berta del Mazo. “Se enteró de la política en la mesa familiar. Ya de niño, con su pelo bien peinado, sus modales eran impecables. Parece que su vida ha sido como una campaña incesante”, añade la tía Bertha.

Cinco hombres de su familia se han desempeñado como gobernadores del Estado de México, 2005 fue el turno para Peña Nieto, lo que lo fijó en el camino hacia la carrera presidencial de este año.

“Uno de sus mentores fue miembro de la familia de Arturo Montiel, que le precedieron como gobernador y más tarde enfrentó acusaciones de enriquecerse con dinero público”, dice el principal diario de la capital de Estados Unidos.

Mexico's leading presidential candidate is handsome, popular and still a mystery

Nick Miroff and William Booth / Washington Post

ATLACOMULCO, Mexico — In his campaign for president, Mexico’s handsome front-runner, Enrique Peña Nieto, looks down from towering billboards with a movie-star smile. “Tu me conoces,” he says. You know me.

But the fact is, many don’t.

With the July 1 presidential vote only weeks away, Peña Nieto holds a solid double-digit lead in the polls. But Mexican voters and U.S. observers confess that they do not really know what the candidate stands for. Nor are they sure how he would govern Mexico, a vital trade partner for the United States, Mexico’s ally in the fight against drug cartels.

“Do people really know him?” asked independent pollster Roy Campos. “No, but they want to get to know him.”

Disparaged by his opponents as a pretty puppet and telegenic con man, the 45-year-old Peña Nieto is a masterful retail politician who, through message discipline and sophisticated marketing, has made himself the new face of the Institutional Revolutionary Party. Known as the PRI, the autocratic political machine fell from power in 2000 after running Mexico with a blend of corruption and coercion for 71 years.

Peña Nieto was born into the PRI in this quiet farm town a few hours’ drive northwest of the capital. He learned politics at the family dinner table. Even as a child, his hair was neatly combed, his manners impeccable. He appears to have approached his life as a ceaseless campaign.

“Instead of playing with other boys his age, he always wanted to be with the adults, talking about politics,” said one of his aunts, Berta del Mazo. “They told him even then, ‘You’re going to govern some day.’ ”

A cadre of old-style political bosses known as the Atlacomulco Group schooled young Enrique in the lessons of patronage and power.

Five men from his family had served as governor of the state of Mexico, the country’s most populous, by the time Peña Nieto was ready for his turn at the job in 2005. His time in office set him on the path to this year’s presidential run.

One of his mentors was family member Arturo Montiel, who preceded him as governor and later faced accusations of enriching himself with public money.

“Who is Enrique Peña Nieto, really?” said Andres Manuel Lopez Obrador, the left’s presidential candidate, at their first debate, expressing aloud a question that has been on many minds.

“He’s been following a script all along. It’s like a storyboard,” said Jenaro Villamil, a reporter with the muckraking newsweekly Proceso who depicts the candidate as the made-for-TV creation of Televisa, the country’s dominant media conglomerate.

In his books and articles, which are being cited by Peña Nieto’s rivals, Villamil asserts that as governor, Peña Nieto gave millions to Televisa in advertising contracts to guarantee maximum exposure on the network’s programming, allegations the candidate rejects.

On Friday, Peña Nieto faced new accusations that he paid Televisa to have its commentators praise him on the air. The candidate insisted that he merely bought commercial spots before and after the commentaries — just like a tequila company would, he said.

Peña Nieto says that the Mexican people want change and that he is the agent. President Felipe Calderon of the ruling National Action Party is constitutionally barred from running for reelection.

The stiff, stubborn Calderon often cast himself as a military general, battling Mexico’s criminal mafias and the entrenched political class — dominated by Peña Nieto’s PRI — that blocked passage of Calderon’s agenda.

In contrast, the dashing Peña Nieto appears as a warm figure who “is anti-conflict,” said Campos, the pollster. “All presidential campaigns are a process of seduction.”

Uncertainty in Washington

U.S. officials and some members of Congress are unsure how committed Peña Nieto is to pressing the fight against the drug cartels, a challenge that has dominated the relationship between the Calderon and Obama administrations to the exclusion of almost everything else.

Peña Nieto has signaled that he is more interested in fighting the crimes that hurt ordinary Mexicans — kidnapping, extortion, robbery, murder — than in stemming drug trafficking. Many Mexicans would agree. They don’t care how much cocaine is smuggled into the United States, but they care about the headless torsos dumped in their downtowns.

Peña Nieto is so determined to present himself as a man who “keeps his word” that he has been visiting each of Mexico’s 31 states to sign campaign pledges in the presence of a notary public.

As he did during his tenure as governor, he plans to administer by checklist, ticking off each public project — hospitals, highways, schools — as a promise kept.

In that sense, Peña Nieto is casting himself less as a politician and more as a leader. His politics are hard to pin down, because his presidential proposals — most of them vague — are samplings from the left, right and center.

He promises that he will be an effective administrator who can get reforms passed, bridges built and jobs created.

Opponents have tried to undermine his central message with attack ads denouncing him as a “liar,” saying he failed to deliver on his promises as governor but took credit anyway.

The flying mud hasn’t moved Peña Nieto’s positive numbers. Nor have revelations about his personal life. Last year, the observant Catholic confessed that he fathered two children out of wedlock, by two women, during his marriage to his first wife, Monica Pretelini, who died of an epileptic attack Jan. 11, 2007.

The following year, Peña Nieto announced on a TV talk show that he was dating the recently divorced Televisa network soap opera actress Angelica Rivera, who starred in the popular drama “Distilled Love,” about a simple farm girl who faces wickedness in the big city. The two married in 2010.

Peña Nieto’s infidelities do not appear to have hurt him with voters, though his main rival, National Action Party candidate Josefina Vazquez Mota, used Mexico’s Mother’s Day on Thursday to criticize him as a deadbeat dad who failed to take responsibility for his actions.

Unlike previous presidents who had spent time in the United States and often had attended universities there, Peña Nieto does not speak much English. He attended Panamerican University in Mexico City, founded by the conservative Opus Dei Catholic movement, and he received a master’s degree in administration from the Monterrey Institute of Technology and Advanced Studies.

“People want change, and he has positioned himself as the person who can deliver it,” said political analyst Sergio Aguayo. “The PRI is better organized. It has more money. It controls more state governments, and Enrique has run an extraordinary campaign. Plus he’s handsome.”

The matter of ‘dinosaurs’

The question that obsesses observers in Mexico is whether Peña Nieto represents the old PRI — autocratic, corrupt, dominated by personalities Mexicans call “dinosaurs” — or the new PRI, which promises transparency, competence and clean hands.

“I don’t think Enrique Peña Nieto is a dinosaur, but there are people on his team you could call dinosaurs,” said Sergio Sarmiento, a columnist for the Reforma newspaper.

Whether the forward-looking Peña Nieto would fall back on a fossilized version of Mexican politics could prove to be a central tension of his presidency. It was certainly the world of his small-town upbringing in conservative, pious Atlacomulco, where the family home sat prominently on the public square, as firm a fixture as city hall or the town cathedral.

There are no banners or signs declaring Atlacomulco as the candidate’s home town, and the Peña Nieto who moved away after grade school returns only sporadically. But the candidate’s family still owns the historic home, hidden behind a high wall.

Its narrow street was fixed up and freshly painted a few years ago, on orders of the state governor, who placed his name in bold on a bronze plaque as another marker for a promise kept and a job completed.

ENRIQUE PEÑA NIETO, it reads.

“Trolls” priistas intentan reventar marcha antipeña, denuncian organizadores

Apro

Organizadores de la marcha contra Enrique Peña Nieto programada para el próximo sábado 19 a las 12:00 horas en la Plaza de la Constitución, denunciaron la existencia de trolls que pretenden relacionar la movilización con el PAN y con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Los administradores de la página de Facebook “A que reunimos un millón de Mexicanos que NO votaremos por Pena Nieto” convocaron el sábado 12, un día después del desaguisado que vivió el priista en la Universidad Iberoamericana, el evento #MarchaAntiEPN.

En la convocatoria, aclaran de antemano que, “La #MarchaAntiEPN esta patrocinada por la sociedad, NO es de ningún partido político”.

La idea es –añaden— expresar únicamente su rechazo a Peña Nieto. “Juntos gritaremos fuera Peña! Haremos historia, Televisa y (Carlos) Salinas de Gortari van a temblar de miedo!! Esto será algo muy grande, le va dar la vuelta al mundo!!”, señalan en su muro.

En otro comentario publicado este lunes acusaron que hay trolls, (personas que pretenden desvirtuar el motivo del evento a través de Internet) para “reventar” la marcha convocada para el próximo sábado.

“Qué lastima que haya trolls del PRI tratando de reventar la #MarchaAntiEPN este 19 de Mayo a las 12:00pm diciendo mentiras como que la marcha esta organizada por el PAN o MORENA, esto es totalmente falso, esta marcha esta patrocinada por la sociedad, por nosotros los ciudadanos para expresar nuestro rechazo a este títere mediático, todos unidos como hermanos para demostrar que somos más y somos la mayoría! Habrá periodistas de la prensa extranjera como Telesur, lleven cámaras, graben, tomen fotos”, dicen en su página.

Subrayan que la marcha del 19 de mayo “NO es para apoyar a un candidato, si no para expresar nuestro rechazo a EPN”, y se desmarcan de un evento que se realizará al día siguiente, el 20 de mayo, en que “personas de MORENA realizarán un evento para apoyar a AMLO”.

La convocatoria ha generado todo tipo de opiniones entre los usuarios de Facebook que siguen la página anti Peña Nieto, tanto de seguidores de la candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota, como los del candidato de las izquierdas.

Varios refieren que hay blogs y seguidores en Twitter que han difundido información en el sentido de que detrás de la organización de esta marcha está el Movimiento de Regeneración Nacional, que apoya a López Obrador.

Por ello solicitaron que quienes asistan a esa marcha que no porten pancartas o distintivo alguno que los ligue al tabasqueño, ya que también se espera la participación de gente afín a la candidata panista.

Vane Mora escribió en su cuenta: “Eso es yo digo q los que vayamos solo llevemos pancartas o lonas 100% Anti Peña nada de otros partidos OK?”

Fernando Guzmán Romero: “Les pido a todos los que vayan a la marcha de Peña Nieto, que no se peleen entre panistas y perredistas, ya que lo único que lograran es que los medios los pueden tachar de revoltosos y usar eso a favor de Peña Nieto”.

Víctor Hugo Sánchez Nicolás: “Todos de blanco, marcha PACÍFICA. No olviden grabar todo y tomar fotos para documentar para todo el mundo que ni somos ‘un puñado’, ni somos ‘vándalos’ ni ‘acarreados’ de otros partidos”.

Bere Depp: “Se me ocurre que diseñen un documento donde se informe las verdaderas razones de la marcha para repartirlo entre los vecinos que solo se informan por medio de la televisión”, sugirieron algunos.

Otros más rechazan la propuesta y plantean que sería mejor demostrar su rechazo al candidato priista en las urnas el próximo 1 de julio.

Por ejemplo, Norma Gabriela Gómez escribió: “no puede ser, por que hacer un esfuerzo para una marcha antipeña, cuando perfectamente esa energía la pueden aplicar en algo mas productivo, en vez de marchas, mostremos ese mismo desacuerdo en las urnas. Que verdadera perdida de tiempo, y que importancia le dan”.

Sin embargo, a través de esta red social ya se inició la convocatoria para extender las concentraciones anti Peña Nieto, el mismo día y a la misma hora en plazas públicas de: Torreón, Monterrey, Puebla, Guadalajara, Tijuana, Villa Hermosa, Chihuahua, Puerto de Veracruz, Cancún, León Guanajuato, Querétaro y Playa del Carmen.

Desde que surgió esta página en Facebook, en diciembre pasado, quienes la administran pretenden reunir un millón de personas que no votarán por el candidato del PRI, aunque a la fecha la página sólo ha logrado que 171 mil 748 personas le den “me gusta” al perfil.

Entre los seguidores de la página hay simpatizantes del candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, y de la panista, Josefina Vázquez Mota. Hay un foro de discusión en el que se conmina a votar “de manera inteligente” ya sea por el tabasqueño o la candidata panista.