¡Gana dinero con PayMeDollar! [AD]

sábado, junio 02, 2007

Es absurdo pensar en una comisión contra el terrorismo

LA CAMPAÑA CONTRA EL NARCOTRÁFICO SERA INÚTIL Y MEDIATICA HASTA QUE FELIPE CALDERON NO EMPRENDA UNA ACCIÓN DECISIVA Y CONTUNDENTE CONTRA EL LAVADO DE DINERO: ES ABSURDO UNA COMISION CONTRA EL TERRORISMO

Mario Di Costanzo,
Secretario de la Hacienda Pública del Gobierno Legitimo

De nada servirá la militarización de todo el territorio nacional en la supuesta lucha contra el narcotráfico hasta que Felipe Calderón no instruya a la SHCP a la CNBV y a la PGR a diseñar e implementar un Programa Integral contra el Lavado de Dinero.

Es importante recordar, que el lavado de dinero es la forma en que el delincuente trata de asegurarse de que al final de cuentas, el delito pague.

Este requisito demanda que los delincuentes, bien sean narcotraficantes, secuestradores, terroristas, traficantes de armas, chantajistas o estafadores con tarjetas de crédito, disfracen el origen de su dinero ilegal para evitar que sea detectado y que se les enjuicie cuando lo utilizan.

El lavado de dinero es esencial para lograr el funcionamiento efectivo de prácticamente toda forma de delincuencia transnacional y organizada.

Los esfuerzos para combatirlo, que tienen por objeto impedir o limitar el desarrollo de la capacidad de los delincuentes de utilizar ganancias mal obtenidas, son un componente tan básico como eficaz de la lucha contra el delito.

En este sentido es muy importante señalar que cada año se blanquean miles de millones de dólares, según datos de organismos internacionales, utilizando desde los pequeños e insignificantes bancos “off shore” en el Caribe, hasta los grandes y multinacionales grupos financieros como Citygroup, Bilbao Vizcaya Argentaria, Bank ok America y muchos otros.

El Fondo Monetario Internacional estima que las transacciones de lavado de dinero equivalen del 3% al 6% del Producto Interno Bruto global, o sea de US$400 a US$700 mil millones anuales, lo cual representa cerca del 10% del valor total del comercio internacional.

México, no es ajeno a este problema, de hecho la operación más grande de su tipo en la historia policial estadunidense, la llamada operación Casablanca, sacó a la luz a banqueros mexicanos que blanqueaban millones para los cárteles colombianos y mexicanos.

Más de 100 personas fueron detenidas y millones de dólares incautados en mayo de 1998.

Tampoco debemos olvidar las investigaciones realizadas por el Gobierno Suizo y la INTERPOL sobre Raúl Salinas de Gortari y las investigaciones que el Gobierno español realizara sobre la operación de venta de PROBURSA al BBVA en el 2001 y 2002, en dònde inclusive estuvo involucrado José Madariaga Lomelì, ex dueño de PROBURSA y ex presidente de la Asociación Mexicana de Bancos.

Sin embargo, los burocráticos procesos en que incurren las diversas autoridades mexicanas encargadas de investigar el “lavado de dinero” y la existencia del llamado “secreto bancario” así como la absurda disposición de ley que establece que es la SHCP, la única autoridad calificada para entablar denuncias por lavado de dinero, provocan que en México sólo el 2.47% de los procesados por este delito, finalmente son consignados.

No hay que olvidar que la revolución en las comunicaciones, las nuevas tecnologías que han trasformado la forma de hacer negocios, han sido utilizados por el crimen internacional para su beneficio.

Actualmente, se pueden transferir ganancias ilícitas hacia jurisdicciones con menos obstáculos legales o pueden usar una variedad de mecanismos financieros, como las compañías "escudo", para encubrir la posesión de bienes y ocultar su verdadero origen y destino. El Fondo Monetario Internacional estima que hay más de un millón de corporaciones "anónimas" de este tipo en el mundo.

A pesar de que tiene muchas variantes, se realiza en tres pasos fundamentales; trasladar el dinero ilícito, para alejarlo del lugar donde se cometió el crimen; disimular la ruta y, finalmente, ponerlo de nuevo a disposición de los criminales, tras haber ocultado su origen ilegal.

Por ello resulta absurdo que Calderón y su equipo anuncien la creación de una Comisión para luchar contra el terrorismo, cuando en el país existen evidencias muy concretas de la fragilidad del sistema jurídico para combatir el lavado de dinero.

Ignoran señalamientos de auditor superior de la federación


AGUSTIN CARSTENS Y SU EQUIPO IGNORARAN LOS SEÑALAMIENTOS DEL AUDITOR SUPERIOR DE LA FEDERACION EN LA PROPUESTA DE REFORMA FISCAL QUE ENVIARAN AL CONGRESO: LA PROPUESTA SERA REGRESIVA


Mario Di Costanzo,
Secretario de la Hacienda Pública del Gobierno Legítimo

Agustín Carstens y su equipo, harán caso omiso, de las conclusiones y recomendaciones que la Auditoria Superior de la Federación (ASF) realizara en su Informe sobre la Revisión de la Cuenta Pública de 2005, en la reforma fiscal que en breve presentarán a la Cámara de Diputados

Hay que recordar que la ASF señaló claramente:

· Que se detectaron 50 grandes contribuyentes, cuyos pagos individuales de ISR en 2005, deducidas las devoluciones, fueron menores a 74 pesos, esto debido a que las devoluciones efectuadas en el periodo 2001- 2005, por 604 mil 300 millones de pesos, superaron en 216.0% al incremento en la inversión privada que fue de 279 mil 832 millones de pesos, lo que contradice la hipótesis de que una menor tributación, (como en rigor implican las devoluciones), libera recursos a los particulares para incrementar la inversión en capital. Por ello se genera una situación de privilegio para unos cuantos contribuyentes que contraviene el principio de equidad fiscal.

Para corroborar lo anterior y de acuerdo con las propias declaraciones de Carstens y de su equipo se observa que en materia de IVA la estrategia prevista busca reducir los recursos que se canalizan a las Entidades Federativas ya sea a través de Participaciones Federales, Ramo 33 y recursos derivados del petróleo, para obligar a los Estados a incrementar su recaudación por medio de la aplicación del Impuesto a las Ventas, que no es mas que un IVA disfrazado.

Hay que recordar que la facultad para que las Entidades Federativas apliquen este tipo de impuestos ya se ha otorgado varias veces en la Ley de Ingresos que se aprueba año con año en el Congreso.

De esta manera la SHCP no necesariamente incluirá de “entrada” en su propuesta original, el tema del IVA, pero indudablemente surgirá durante el proceso de discusión, (en el que ya se tiene previsto plantear una canasta muy reducida de productos que quedarían exentos” o bien dejar a las Entidades Federativas que se verán “obligadas a imponer el impuesto a las ventas”.

En materia del Impuesto Sobre la Renta, la estrategia de la SHCP propondrá ampliar la base de contribuyentes y reducir la tasa del ISR mediante 3 grandes líneas :

1. Se proyecta reducir el “crédito al salario” , lo cual afectara nuevamente a los asalariados en virtud de que necesariamente afectará el monto del impuesto que este segmento paga, es decir, que aumentará la carga fiscal, para la gente de menores ingresos que son las que más se benefician del crédito al salario, por lo que podría considerarse como “regresivo”.

2. La estrategia buscará la creación de impuestos “ecológicos” y la aplicación de un impuesto al ambulantaje o “mercado informal”, lo cual puede resultar aberrante ya que se estará “legalizando” lo “ilegal”

3. Aplicar una tasa “única al Impuesto Sobre la Renta” de personas y empresas que podría ubicarse en alrededor del 24% o 25%

Esta última propuesta, propone que la tasa que se paga sobre el ISR sea “pareja” para todos lo que conlleva una elevada regresividad, es decir, “gravará más a quien menos tiene” lo anterior en virtud de que:

Para corroborar lo anterior sólo basta señalar lo siguiente:

El Impuesto Sobre la Renta (ISR) como su nombre lo indica, es un tributo que se aplica directamente sobre los ingresos que obtienen las personas físicas y las personas morales (empresas), en base a una “tasa” o “porcentaje” del ingreso que se recibe por alguna actividad lucrativa. En la actualidad la “tasa” que se aplica es progresiva conforme al ingreso de las personas o empresas, llegando a un máximo de 30% y 28% respectivamente.

Es conveniente mencionar, que el Impuesto sobre la Renta (ISR), es el componente más importante de los ingresos tributarios del Gobierno Federal, para 2007 la Ley de Ingresos de la Federación PARA 2007 se tiene proyectado recaudar por este concepto 440 mil 405.6 millones de pesos (cifra que representa 45% de los ingresos por impuestos).

Por otro lado, y de acuerdo con los ultimas cifras publicadas por la SHCP, en su Informe de Finanzas Públicas, se observa que al mes de marzo de 2007, la recaudación por ISR ascendió a 130 mil 683.7 millones de pesos.

De este total, las personas físicas y morales que obtienen ingresos anuales de más de 500 millones de pesos aportaron el 70.5%, es decir 92 mil 241.6 millones de pesos, mientras que las personas que obtuvieron ingresos de entre 0 y 6 millones de pesos contribuyeron con 9 mil 139.7 millones de pesos, (7.0%).

Esta situación se explica fundamentalmente por el hecho de que las personas con mayores ingresos son gravadas con una tasa mayor, a las personas de menores ingresos, por eso hasta el momento se puede decir que existe “cierta” proporcionalidad, hasta antes de los supterfugios que utilizan los “grandes contribuyentes” para reducir el pago del impuesto.


Sin embargo la propuesta de aplicar una tasa única para cualquier nivel de ingreso, rompería totalmente el principio de proporcionalidad y equidad en virtud de que quienes obtienen ingresos anuales de mas de 500 millones de pesos al año y a los cuales les corresponde una tasa de máxima 30% o 28% necesariamente se les disminuiría la tasa aplicable, ya que existiría una tasa única (24% o 25%)

Lo anterior y en virtud de que la “tasa única” que se busca aplicar tendría que ser una tasa intermedia entre la máxima actual (30%) y la mínima actual (0%).

Contrariamente existen contribuyentes que actualmente pagan una tasa de mayor a cero o “cero” y pero que están por debajo de la “tasa única”, por lo que con la propuesta necesariamente verían incrementada la tasa del impuesto ya que se elevaría al 24% o 25% y estarían entonces pagando más impuesto sobre la Renta.

Por ello, la propuesta de “tasa única” es REGRESIVA, es decir gravaría con una mayor tasa del impuesto a quién menos tiene y desgravaría o disminuiría la tasa que actualmente pagan los que más tienen.

De esta manera, se observa que en la estrategia de Carstens no se contempla la eliminación de regímenes fiscales especiales que permiten que los grandes contribuyentes no paguen impuestos y que las recomendaciones del Auditor Superior no seràn tomadas en cuenta.

Por ello, es urgente que los legisladores exijan a Carstens y su equipo, que antes de iniciar la discusión de la Reforma Fiscal, se solventaran y aclararan perfectamente todos, los señalamientos y observaciones realizadas por el Auditor Superior.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!