GANA BITCOINS RAPIDO Y FACIL

lunes, enero 19, 2009

Vuelve Mel Gibson a México para producir cuatro videoclips

PL

El actor y director norteamericano Mel Gibson se encuentra nuevamente en México para producir cuatro videoclips con la cantante y pianista rusa Oksana en locaciones de esta capital.

El protagonista de Arma mortal permaneció en México más de seis meses entre el 2005 y 2006, cuando filmó en el estado de Veracruz la controvertida cinta Apocalypto, muy criticada en México por el trato de salvajismo que imprimió en la cinta a la civilización Maya.

Los videoclips serán realizados en edificios antiguos del Centro Historico del Distrito Federal, entre ellos el cine Ópera y la Alameda del barrio de Santa María, donde existe un quiosco de mariscos de finales del siglo XIX.

Informativos nacionales resaltan que el artista estadounidense en estancias anteriores aquí se había comportado muy amable con los reporteros, pero ahora advirtió que no dará conferencias de prensa, ni entrevistas a los medios.

El Estado y el irredentismo eclesiástico

Arnaldo Córdova

Del 14 al 18 de este mes se realiza en México el sexto Encuentro Mundial de las Familias, patrocinado por la Iglesia católica. Es un evento como cualquier otro, a decir verdad, y pasaría inadvertido si no fuera ocasión para que la jerarquía católica mexicana vuelviese a insistir en condenar el laicismo constitucional y a replantear sus aspiraciones a hacerse cargo totalmente de la conducción espiritual de la sociedad mexicana, una sociedad que ella misma sabe que ya no la sigue por entero y que profesa cada vez más otras confesiones religiosas.

De la temática del encuentro los especialistas en la materia seguramente nos habrán de ilustrar. Aquí importa ocuparse de nuevo de la relación entre la Iglesia y el Estado en México. En términos generales, hay que destacar el hecho de que la primera jamás ha aceptado formalmente la existencia del Estado laico ni de su Constitución. Ese irredentismo está activo desde 1917 y, lejos de apaciguarse, se ha venido exacerbando continuamente. La Iglesia católica, sin más, aunque no se diga enemiga del Estado, se le opone sin concesiones porque, lo dice en todas las ocasiones, está usurpando funciones que, desde su punto de vista, religioso y político, no le corresponden y la sustituye a ella misma en sus funciones.

Sus exponentes (obispos y personeros legales y políticos) jamás han sabido fundamentar, ni jurídica ni políticamente, ese peculiar punto de vista y éste se ha revelado, una y otra vez, totalmente insostenible. De dientes para afuera aceptan la separación entre el Estado y las iglesias y profesan fidelidad a las leyes. Pero, de palabra y, sobre todo, en los hechos, siempre están haciendo constar que no aceptan la soberanía del Estado y menos que éste se encargue de regular los cultos y materias tan sensibles como la educación o el estado civil de las personas.

Se han vuelto duchos en enmascarar sus verdaderas pretensiones. Por ejemplo, exigen que se permita la educación religiosa; pero lo que demandan es que toda educación sea religiosa y les caería de perlas que los dejaran encargarse de ella. Educación religiosa, para ellos es, obvio, educación católica. Pregonan también que sus valores son los verdaderos valores. Nunca podremos saber cuáles ni cuántos son. Es sólo cosa de inventiva. La tesis es que sólo la Iglesia y nadie más puede dar verdaderos valores de vida a la sociedad. ¿Cómo podría un Estado laico y ateo dar lecciones de valores de vida? En suma, el Estado gobierna pero no da valores ni educa ni tiene por qué encargárse de ello (como lo postula la Carta Magna). El cuadro parece estar completo.

En ocasión del Encuentro, Desde la Fe arremete de nuevo. Dejemos de lado la acostumbrada morralla acerca de que el Estado anula el derecho “inobjetable” de la familia y de los padres de educar a sus hijos o de que el Estado es un “educador absolutista”. Llama la atención sobre el gravísimo estado de deterioro en el que el narcotráfico y el crimen organizado han sumido al país y concluye expeditamente: eso se debe a que la sociedad ahora carece de valores y eso sucede porque a la Iglesia no se le ha permitido ejercer su ministerio e inculcar como se debe esos valores. El desmadre en que estamos metidos se debe al Estado laico y su culpa consiste no en su mal gobierno de la sociedad que ahora todo mundo acusa, sino porque no se ha dejado a la Iglesia hacer su tarea histórica.

Ese portavoz de la Arquidiócesis metropolitana tan divertido que es Hugo Valdemar afirmó: “La Iglesia quiere mostrar que tiene un gran conocimiento y una gran apertura al diálogo y al análisis, además de una gran comprensión de aquellos que no están de acuerdo en la forma en que la Iglesia percibe y fomenta la familia”. Ciertamente, ganas no le han de faltar, pero el hecho es que está muy mal equipada intelectualmente para llenar esa ambición. Seguramente es el bueno de Valdemar quien escribió en su periódico que el vacío espiritual y la ausencia de valores que vivimos se deben a “un malentendido Estado laico que ha dejado en la más absoluta indigencia de valores a la educación pública”. Debería dejarse a la Iglesia encargarse de ello, ¿no es cierto?

Seguramente todas esas historias que nos inundan acerca de narcolimosnas, protección reservada a delincuentes (bajo confesión, que conste), templos al pastel ranchero que adornan muchos pueblos de la República y costeados por delincuentes, o los pederastas que infectan a la organización eclesiástica y muchas otras cosas tenebrosas son meras invenciones de ese “malentendido Estado laico” y los muchos enemigos de la Iglesia. Hay que reconocer que los jerarcas católicos de vez en cuando expresan su mea culpa y nos dicen: “pero, ¡qué barbaridad!” Sí, después de todo, se trata sólo de manzanas podridas en el tonel de la Iglesia.

Con la Iglesia sucede algo de verdad hilarante: admite de palabra la existencia del Estado como el organizador supremo de la sociedad, pero lo quisiera bajo su supervisión y dirección espiritual, como en el pasado. Jamás se asumiría como fuerza gobernante de la sociedad. Eso compete a otros, sin que se diga claramente quiénes. Ella quiere reservarse todas las áreas de la vida social que tienen que ver con las costumbres, la educación, los valores de vida (que son unos cuántos y de verdad muy elementales y ultramontanos), las relaciones sociales de convivencia y de comportamiento (a veces por encima del derecho vigente). De todo lo demás que se encargue el Estado.

El Estado que está en la mente de los jerarcas católicos es muy simple: antes que nada, debe cambiar su Constitución política para incluir en ella a la Iglesia católica como supremo poder espiritual y educador de la sociedad; debe ser un Estado que no se meta con la vida particular de los individuos; la educación se la debe dejar a ella en todos los niveles; debe protegerla de la competencia desleal de otros credos religiosos e impedir que se expandan, para bien de la civilización católica de nuestro país, lo que quiere decir que debe consagrar de nuevo el principio de la religión única y sólo a eso se debe reducir su regimentación de cultos, y todo lo demás que pueda fortalecer y consolidar esa comunidad católica en la que la guía será su Iglesia católica.

¿Por qué? Pues porque más de 80 por ciento de los mexicanos son católicos. La Iglesia, según el Evangelio, es la comunidad de los fieles. Erga, México es su Iglesia católica. ¿Y los demás, los no católicos?

Militares filtraban datos a cárteles rivales

RICARDO RAVELO

Varios militares adscritos a la SIEDO, así como al área de seguridad del presidente Felipe Calderón, sirvieron durante años tanto al cártel de Sinaloa como a sus rivales de Los Zetas, brazo armado del cártel del Golfo, según declaró Jennifer, un testigo protegido clave en la Operación Limpieza.

Su testimonio forma parte de la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/0241/2008, integrada por la Procuraduría General de la República (PGR), para poner en marcha la Operación Limpieza que inició en marzo de 2008, después que la agencia antidrogas estadunidense (DEA) informara al entonces titular de la SIEDO, Noé Ramírez Mandujano, que su círculo cercano de colaboradores había sido infiltrado por el cártel de Sinaloa y, en particular, por la célula encabezada por los hermanos Beltrán Leyva.

Según Jennifer, los hermanos Beltrán Leyva estaban interesados en saber si existía una solicitud de extradición por parte del gobierno de Estados Unidos, en contra de Joaquín Archivaldo Guzmán, hijo del jefe del cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, El Chapo.

Los militares adscritos a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, a través de sus contactos en la embajada de Estados Unidos en México, indagaron si había un expediente para extraditar al hijo de El Chapo.

Jennifer cuenta los detalles de los encuentros sostenidos con el mayor Arturo González, una de las piezas importantes en las tareas de filtración de información tanto del círculo cercano del presidente -formaba parte del grupo de Guardias Presidenciales y actualmente bajo arraigo-- como de las tareas militares en contra del cártel sinaloense.

"El licenciado Oscar"

En su declaración, Jennifer narra que conoció a un personaje al que le decían "El licenciado Oscar". Este sujeto, según datos confirmados en la PGR, en realidad responde al nombre de Rey Zambada García, hermano de Ismael El Mayo Zambada, uno de los poderosos miembros del cártel de Sinaloa.

Cuenta Jennifer:

"Se verificó un segundo encuentro con el mayor Arturo González y con el 'licenciado Oscar'... El declarante no recuerda la fecha exacta, pero fue más o menos un mes después de la primera vez... En esa ocasión en el restaurante Champú Hélices (de) la avenida Paseo de la Reforma, frente a la embajada... Esta vez el licenciado Oscar (Rey Zambada) estaba acompañado de otro sujeto que se presentó con su apellido, pero el declarante no lo recuerda... Dijo que llevaba asuntos de Los Zetas en la SIEDO y que representaba los intereses de ese cártel".

El testigo refiere los detalles de cómo "el licenciado Oscar" -Rey Zambada- se mostró interesado en conocer la situación jurídica del hijo de El Chapo; quería saber -dice "Jennifer"- si lo iban a extraditar a Estados Unidos.

Así lo narra el testigo:

"En otra ocasión el licenciado Oscar preguntó muy interesado si se sabía si existía orden de extradición en contra de El Chapito, es decir, el hijo de El Chapo Guzmán. (el señor) Cueto López (señalado en la indagatoria como reclutador de personal militar y de la SIEDO para ponerlos al servicio de Los Beltrán) dijo que se lo informáramos de inmediato y llamó a Alberto Pérez Guerrero (actualmente tiene la clave "Felipe" y es testigo protegido), que trabajaba en la embajada americana".
El mayor González Rodríguez -explica Jennifer-- no quiso que Pérez Guerrero entrara al restaurante donde estaban reunidos, por ello "envió al declarante y Pérez Guerrero sólo tuvo que cruzar la avenida Reforma... El declarante se encontró con él en la vía pública... El declarante le dijo lo que le interesaba y Pérez Guerrero respondió que no sabía que El Chapito tuviera orden de extradición, pero expuso que lo verificaría en la embajada y en Interpol, por lo que después el declarante regresó a la mesa informando lo sucedido".

El testigo protegido señala que "el licenciado Oscar" se mostró bastante preocupado por la supuesta orden de extradición en contra de El Chapito... Tanto Cueto como el declarante le dijeron al licenciado Oscar que en la SIEDO se contaba con información de domicilios donde iban a intentar localizar a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, El Chapito, y al Mochomo (Alfredo Beltrán Leyva, actualmente preso en el penal de Puente Grande, Jalisco), y el licenciado Oscar dijo que le interesaban mucho esos datos, pero se le dijo que se le proporcionarían en otra ocasión.

El testigo agrega otros detalles de aquel encuentro:

"Al salir fuimos al despacho del licenciado que dijo representar los intereses de Los Zetas, porque Cueto había salido de pleito con su primo Rodolfo de la Guardia (exjefe de Interpol investigado por estar presuntamente coludido con el narco) y pensaba poner un despacho... Dicho abogado los llevó a un edificio de color blanco, de tres pisos, que se localiza a espaldas de la embajada americana, y dijo que era propietario de todo" el inmueble.

Luego siguieron otros encuentros entre personal de la SIEDO -tanto civiles como militares- con personajes del cártel de Sinaloa, a fin de ponerse se acuerdo en la protección de cargamentos de droga, detenciones de rivales y filtración de información sobre operativos en contra de ese cártel.

Puntualmente los miembros del cártel de Sinaloa, según "Jennifer", eran informados de todas las acciones, y por esos servicios se les pagaban entre 300 y 450 mil dólares mensuales a los altos funcionarios de la PGR, muchos de ellos actualmente bajo arraigo.

Saltapatrás

Índice Político / Francisco Rodríguez

EL PAÍS VA precipitadamente en retroceso. No nada más en lo económico, terreno en el que los más optimistas predicen decrecimientos importantes, también en lo social y en lo político se observan ya regresiones que colocan a México en la medianía del Siglo XIX y no en el umbral del XXI, cual en realidad estamos.

Económicamente empieza a irnos "como en feria", no sólo por el clima internacional adverso, sino principalmente por la limitada acción de la Administración del señor Felipe Calderón, quien no hace más de 15 días dio a conocer un programita que, de acuerdo a los expertos, no es sino "una fachada con objetivos de carácter político en un año electoral", nada extrañamente aplaudida por el PRD de los "chuchos" de Nueva Izquierda:

"Ninguna de las 25 acciones que comprende el catálogo del Acuerdo Nacional anunciado ofrece alternativas reales para recuperar el crecimiento económico y, por esa vía, sortear el desafío histórico que ya plantea el desempleo. Las acciones anunciadas son vías de acceso, no tareas sustantivas. No modifican la política fiscal restrictiva ni amplían el horizonte de la política monetaria que se mantiene reducida al control inflacionario", señala el número 412 del Análisis Político que publica Strategos, firma de reputados consultores.

Ello, lo más seguro, nos retrotraerá a las épocas medievales del trueque, ante la virtual desaparición de las prácticas económicas modernas.

Políticamente también hemos sido regresados a las oscuridades de la Edad Media. El señor Felipe Calderón, cual virrey católico de sus majestades hispanas, recién ha colocado a los pies de la soberanía vaticana la investidura que algunos le reconocen. Con su asistencia a un evento de corte religioso se ha pasado a las Leyes de Reforma por el arco del triunfo. Lo peor es que, con su maniqueo discurso en torno a las bondades de las familias tradicionales y su condena a centenares de miles de mexicanos que no encuadran en el modelo de la Iglesia Romana, ha agraviado a una considerable porción del conjunto social.

El retroceso en este último plano es evidente. Con el entorno saltando hacia atrás de la Historia, se dan casi en automático posiciones reaccionarias como las que en la capital de Guanajuato pretendió implantar el alcalde de esa comuna: prohibición de besos "olímpicos" y de vocablos que, cual comodines, emplean los jóvenes. El caso de "wey", por la pereza mental de llamar a las personas por su nombre.

El retroceso no es sólo interno. En el plano mundial hemos sido colocados al final de cuanta lista elaboran los organismos multinacionales. La ONU nos coloca en los últimos lugares de recuperación económica. La OCDE al final de la cola en materia de empleo.

A estas alturas sólo poseemos un primer lugar. Y hasta eso, ni en ello estamos solos. Lo tenemos que compartir con Pakistán: somos, para las Fuerzas Armadas estadounidenses, "foco rojo" del planeta, en vías de ser escenario de una conflagración armada, no sólo por la presencia desatada del crimen organizado en todos los ámbitos –hay plazas en las que ya ha desbancado la presencia de la autoridad gubernamental--, sobremanera por el rencor social y la inconformidad que se presenta por doquier.

México. Saltapatrás.

El Suburbano: ¿Transporte Caro o Barato?

Erika López Salazar

“En la ruta que va desde Cuautitlán a San Isidro hasta Colinas de Lago, igual por lado de Cumbre, Atlanta, La Perla y Francisco Villa, aproximadamente ha aumentado un 30% el número de usuarios, sobre todo en las noches”, comentó para Machetearte, un conductor de combis de esta ruta, a pocos días de la inauguración de Cuautitlán, última estación de la línea 1 de los “Ferrocarriles Suburbanos”.

“Tarifas pensadas para que puedan ahorrar dinero, viajes seguros: cámaras de seguridad en estaciones andenes y vagones”, son algunos beneficios que se pueden leer en la página principal del suburbano. Sin embargo un estudiante opinó que: “Es una buena alternativa pero con dos inconvenientes: uno, la inseguridad lo rodea; y, otro, la tarifa es mas elevada que un transporte público normal. Y eso lo desacredita”.

Se hizo una inversión de 7 mil 750 millones para lo que es la primera línea de los ferrocarriles suburbanos. “Los empresarios que están invirtiendo en el tren ligero lo hacen para que nos vaya mejor”, dijo un chofer de combis de la línea Cuautitlán- Comercial de Villas.

El suburbano transportará a más de 280 mil pasajeros diarios –se puede leer en un folleto de este servicio-- de manera segura, cómoda, sin contaminar y dando solución a los grandes problemas de circulación. Por un precio máximo de $12.50, se recorre de Buenavista a Cuautitlán en menos de 30 minutos.

“El costo de este servicio está bien; aunque al principio es caro, ya que comprando la tarjeta y recargándola, te sale alrededor 25 pesos, pero posteriormente estaría pagando 12.50 de aquí hasta Buenavista, considerando que los camiones que se dirigen de Cuautitlán de Romero Rubio al Toreo te cobran alrededor de ese mismo precio y hacen más tiempo. Me he dado cuenta que en la estación de Lechería y Buena vista hay algo más de transporte, pero lo que es aquí escasea y el proyecto aún no está terminado y en Tultitlán, ni se diga, ahí si no hay transporte.

“El hecho de que se abra el servicio cuando aún no está todo terminado por una parte está bien ya que tú quieres un transporte que te lleve rápido a cierto punto y no vienes a ver las tiendas, pero por otro lado hace falta mucho apoyo en cuanto al transporte público porque de que sirve que hagas 25 minutos del Distrito hasta acá si esperando el camión te tardas media hora, prácticamente sería el mismo tiempo que te hacías antes”, expresó un usuario del suburbano que vive en Tultitlán.

“Comparando este servicio con el metro y con otros sistemas de transportes de la ciudad me parece que es mucho mejor el tren ligero porque en el metro hay inseguridad, más gente, en las calles hay mucho tráfico; además el suburbano es un transporte de los más avanzados tecnológicamente y no contamina, sin dejar de lado que es muy rápido”, argumentó una pareja después de haber utilizado este transporte.

Una estudiante que no está interesada en utilizar este sistema de transporte y vive en Cuautitlán de Romero Rubio, opinó: “La idea del suburbano no me agrada porque el camión para irme a la escuela tarda más y se hace mucho tráfico en las bases de los autobuses”.

EE.UU. busca desintegración regional con los TLC, denuncia Bolivia

PL

Bolivia denunció hoy la intención estadounidense de dividir la Comunidad Andina de Naciones (CAN) mediante la firma de Tratados de Libre Comercio (TLC) con Perú y Colombia.

La estrategia del gobierno norteamericano es romper la integración regional, algo también perseguido por la Unión Europea, advirtió el viceministro de Relaciones Económicas, Pablo Guzmán, al intervenir en el programa de la radio y la televisión estatal “El Pueblo es Noticia”.

De acuerdo con el funcionario, una prueba reciente de las pretensiones de la Casa Blanca es la presión ejercida por el presidente George W. Bush para poner en vigor el TLC con Perú el próximo 1 de febrero.

Ese país no ha cumplido muchos de los condicionamientos impuestos por Washington para la aplicación del tratado, sin embargo, Bush está dispuesto a pasar por encima de los requisitos por tal de fraccionarnos como bloque, precisó.

Para Guzmán, las naciones ricas buscan mantener su hegemonía económica, imponiendo los TLC en aras de asegurar mercados en zonas clave del planeta.

En otras palabras, esos mecanismos no son más que una prolongación del neoliberalismo y el imperialismo, subrayó.

Según el dirigente, la única respuesta viable es la unidad.

Bolivia ratifica su postura de defender la integración regional, incluso en la nueva Constitución sujeta a consulta el cercano 25 de enero queda bien claro dicho propósito, afirmó.

Guzmán mencionó las potenciales afectaciones para este país representadas por la firma del TLC Perú–Estados Unidos.

Aumentará el déficit comercial, al disminuir nuestras exportaciones y crecer las importaciones desde la vecina nación, explicó.

La CAN está conformada por Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia.