¡Gana dinero con PayMeDollar! [AD]

sábado, septiembre 19, 2009

Calderón ve lucecita al final del túnel

Prólogo político

Álvaro Cepeda Neri


En una de sus excesivas intervenciones públicas, don Felipe Calderón, eufórico (aunque con su voz de siempre con “gallos”) insistió que la Nación, la nave estatal con el gobierno a bordo, entre motín y botín, la sociedad y el Estado, ya van saliendo de los estragos de la crisis económica generada por la falta de una política económica gubernamental eficaz, y las oleadas de la recesión mundial causada por el desastre financiero estadounidense tras la malísima administración de Bush Jr. y que tiene gran parecido con lo que fue Fox y es Calderón.

Que vamos, pues, saliendo del precipicio cuando, simultáneamente, el INEGI anunciaba que los despidos al mes de julio eran de casi 3 millones, de la escasa población económicamente activa en el mercado formal.

Llama mi atención que Calderón se incluya entre los damnificados: “Vamos saliendo de la crisis”. Esto de “vamos” como se dice, me huele a manada. Y si sumamos a los desempleados, desde hace cuatro sexenios (la debacle empezó con Salinas, y no para), ya tenemos más de 20 millones, si no es que más, pues en el comercio informal, callejero, sobreviven 16 millones en todo el país.

La tasa de empobrecimiento rebasa los 60 millones, que apenas tienen para mal comer, vestirse y comprar las cada vez más caras medicinas. Y el sistema de salud pública sólo habla, habla y habla de cómo enfrentará la pandemia gripal que amenaza con renacer.

No estamos ni siquiera tocando fondo, ya que la caída sigue con la falta de empleos, de inversión, escaso consumo, paro de la producción industrial, agrícola, ganadera; cierre de empresas medianas y pequeñas, mientras como hongos nacen changarros de tamales, tacos y “garnachas” y, ante la excesiva competencia (en cada esquina) también mueren esas desesperadas maneras para conseguir una ridícula ganancia.

Millones de jóvenes han sido echados a la calle, por la falta de cupo en preparatorias, bachilleratos y universidades públicas, mientras desertan, por falta de dinero para pagar colegiaturas, de las escuelas privadas.

Calderón, empero, insiste en que ya se ve la lucecita al final del túnel. Lo que no sabe, por miopía (y no tanto de su vista, que ya lo vimos estrenando lentes para leer, ahora que estuvo codo a codo con Carlos Slim, para rogarle a éste que invierta más), que esa lucecita que se ve es el tren de más recesión, más inflación y más desempleo que viene en sentido contrario y va a seguir arrollándonos.

Esto a menos que como en una especie de la Roma Republicana, el Senado tome en sus manos el control del timón del Estado (deje a Calderón como un presidente de adorno, para que siga perorando sobre el optimismo) y ponga medidas legislativas, vigile su cumplimiento y evalúe sus resultados, con una política económica keynesiana de masiva intervención estatal en el mercado, masivo gasto (utilizando hasta las reservas, que están ociosas) y un compromiso para el máximo, sino es que el pleno empleo. Es esto o la lucecita, que es, a la distancia, el foco del tren, provoque que... nos lleve el tren.

Noticias MVS del 18 de septiembre con Carmen Aristegui


Noticias MVS con Carmen Aristegui

¡Qué tiempos aquellos!, Felipe

Hora de reivindicarse con el discurso de hace tres lustros

México SA / Carlos Fernández-Vega


En la semana que concluye, un diputado tricolor recurrió a lo dicho por un feroz (ex) crítico del sistema para que el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, registrara lo extremadamente limitado que resulta el recorte al gasto burocrático propuesto por el inquilino de Los Pinos, y tomara nota del verdadero objetivo del paquetazo económico 2010. El legislador citó al referido (ex) critico del sistema: “para que el gobierno cuente con suficientes recursos para enfrentar la crisis económica, es necesario un recorte de 30 por ciento a los gastos asignados a todas las secretarías de Estado… El aumento de impuestos y de precios y tarifas del sector público, muy por encima de los incrementos salariales anunciados, indica que el gobierno ha optado por cargar el peso del sacrificio fiscal en los contribuyentes y en los trabajadores”.

Pues bien, se desconoce si Agustín Carstens se dio por enterado, pero lo que sí se sabe es que el (ex) crítico del sistema citado por el legislador tricolor dijo lo que dijo casi tres lustros antes (14 de abril de 1995), y que no fue otro que el actual inquilino de Los Pinos, Felipe Calderón Hinojosa, el mismo que ahora procede exactamente en sentido contrario de lo que tanto cuestionó en aquella ocasión, actitud que, por lo demás, se ha convertido en norma, y el paquetazo 2010 da puntual cuenta de ello, pero no sólo en su caso, sino en el del partido político al que dice pertenecer.

La historia es canija, y casi 15 años después la señora regala una oportunidad de oro al Partido Acción Nacional para que reivindique lo que tanto defendió (cuando menos en el micrófono) luego de que el entonces presidente Ernesto Zedillo presentó su iniciativa de incrementar la tasa de IVA en un modesto 50 por ciento (de 10 a 15 por ciento), y la mayoría priísta la aprobó, con la roqueseñal de cereza en el pastel.

¿Quince años atrás qué decía y qué defendía el PAN en aquellos momentos en los que abiertamente rechazaba la propuesta zedillista de más impuestos? Va un rápido recuento, no sin antes advertir que las coincidencias entre aquellos tiempos y los actuales no son meras casualidades. Va pues:

“Acción Nacional ha rechazado invariablemente la política económica del gobierno tanto en su modelo como en sus programas, que ya han generado una crisis recurrente que ha afectado al pueblo de México, inhiben la posibilidad de un desarrollo humano y justo, y que por el contrario ha provocado un gran costo social. Hoy existe solamente una realidad, querámosla o no, el ingreso personal de la inmensa mayoría de los mexicanos es muy bajo, el desempleo abunda, la carestía nos castiga, la micro, pequeña y mediana empresa está en quiebra o a punto de cerrar. Tenemos una mayor carga tributaria, tasas de interés altísimas, un gasto público sin ajustarse y todo esto derivado de una política errática y aún indefinida.

“La situación que hoy se pretende corregir por parte del gobiern se generó a partir de un proyecto económico equivocado, que más que fomentar una economía sana, floreciente y generadora de desarrollo, ha ocasionado una economía lesiva que ha puesto en grave crisis a la planta productiva nacional. El costo de la crisis ya no puede ser trasladado a la sociedad como hasta hoy, debe corresponder al gobierno absorber la mayor parte de ella. En este modelo que nos propone el Ejecutivo no vemos el sacrificio del sector público, únicamente observamos el sacrificio del pueblo y subrayamos que entre más se empobrece el pueblo, en sentido inverso o directamente proporcional, el gobierno también se debilita. La modificación fiscal afecta con mayor rudeza, desproporción e iniquidad a las clases marginadas... es inflacionaria, disminuye el poder adquisitivo del pueblo, provoca un desorden en la regulación de precios… Hoy todos los sectores sociales sienten y viven los efectos de esta crisis hasta llevarnos a una situación de emergencia.

“Cuando un pueblo se siente bien gobernado, es capaz de aceptar los mayores sacrificios y afrontar los más grandes desafíos. Pero cuando la desconfianza, la imposición, la incomprensión de una medida de gobierno no le convence, simplemente el pueblo la rechaza. Es sabido que estos programas con diferentes definiciones técnicas, sólo han beneficiado a unos cuantos privilegiando el interés particular sobre el general y han socializado la deuda y los costos de los errores del gobierno. Así pues, es tiempo de rectificaciones históricas, ya que no es posible seguir construyendo el destino nacional con base en proyectos ideales de nación, sujetos a caprichos sexenales, despreciando el sentir de la nación real. Hoy, todos estamos pagando el precio de estas oligarquías sexenales. La falta de sensibilidad política para la adecuación de estos compromisos puede derivar en consecuencias todavía más dañinas a la nación. Estamos convencidos que la crisis no sólo es económica, sino política. Hoy estamos frente a la realidad de un gobierno que ha sido desobediente, que no supo escuchar y que no quiso actuar.

“El gobierno se lava las manos, y hoy el pueblo de México, como siempre, tiene que pagar la factura… El Ejecutivo federal nos propone que aprobemos modificaciones (fiscales) a pretexto de garantizar la estabilidad (que se aseguraría si no existiera la impunidad de quienes han manifestado actos delictivos en contra de la seguridad y el patrimonio nacional), confianza (que se tendría si los ex mandatarios no poseyeran esas fortunas multimillonarias), crecimiento (que se lograría si los compromisos históricos de que el gobierno reduzca su gasto y su estructura burocrática se llevaran a cabo), seguridad económica (que estaría presente si al pueblo se le informase verdadera y oportunamente y si el compromiso de simplificar el régimen fiscal se hubiera llevado a cabo)… Hoy se recomienda la restructuración de cuatro secretarías de Estado, lo que nos permite concluir que las propuestas se toman en consideración sólo en los casos de emergencia. El sacrificio que se le solicita al pueblo de México es para pagar la mala administración y la mala conducta del gobierno… ¿Cuál es el objeto de seguir apoyando un programa que ha fracasado rotundamente?”.

Bien, ya es hora de reivindicarse.

Las rebanadas del pastel

De manteles largos por sus cinco lustros, enormes, esforzados, creativos, fructíferos, solidarios. Veinticinco años cumple hoy la más bella del periodismo nacional. ¡¡¡Salud por La Jornada!!! , por su primer cuarto de siglo y los muchísimos más que la esperan. Un enorme y apretado abrazo, con su respectiva felicitación y celebración, para la comunidad jornalera (accionistas, trabajadores y lectores). Un abrazo para todos nosotros.

Plaza Pública con Miguel Ángel Granados Chapa · 18 de septiembre de 2009








Descargar Plaza Pública del 18 de septiembre

El balido de dependencia

Gerardo Fernández Casanova

“Que el fraude electoral jamás se olvide”


En el centésimo nonagésimo noveno aniversario del inicio de la lucha por la independencia patria, antesala del segundo centenario, me pregunto si algún día podremos celebrar su culminación. Ha habido fechas memorables en las que nos hemos visto, como nación, cercanos a alcanzarla, pero no son más que breves destellos de gloria que muy pronto se desdibujan en la cruda realidad, siempre envuelta en trozos del lábaro patrio y acompañada del estallido de los artificios del fuego sonoro y su cauda de luces de embelezo.

El septembrino mes de la Patria, además de celebrar, el día quince, el Grito de Dolores con que Miguel Hidalgo convocó a la insurrección, conmemora también, el día trece, la gesta heroica de los cadetes del Colegio Militar caídos en la resistencia contra la invasión yanqui que, no satisfecha con el robo de la mitad del territorio nacional, sirvió de inauguración del flamante imperio norteamericano y, en consecuencia, de la nueva y permanente subordinación de México a sus designios.

En la edulcorada historia oficial, el festejo septembrino se acompaña de sonoros gritos de “mueran los gachupines”, propio del día quince, pero ¡guay de aquel que ose, el día trece, gritar “yanquis go home”! El cinismo de las mentes adocenadas mantiene la figura de los Niños Héroes, e inflama los corazones con la generosidad de los defensores del Castillo de Chapultepec, pero es omisa en recordar el crimen causante de esa expresión de heroísmo. Todo queda en efemérides dibujadas y decoradas sin ofender al patrón.

Se canta el Himno Nacional repitiendo su letra pero ignorando su espíritu. La gente supone que “masiosare” es el apodo de algún malandrín disfrazado de “extraño enemigo”. Mas, si osare el extraño enemigo, profanar con su plata mi sueño de libertad, no habría inconveniente, a menos que también osara manchar con mi suelo su planta, para cuyo caso estarían prontos a lavársela la caterva de privilegiados que osa gobernarnos.

La noche del 15 de septiembre se renueva el Grito de la Independencia, pero las otras 364 noches y sus días, se mantiene el balido de la dependencia. El día 13, les toca a los Niños Héroes, el resto del año a los empresarios que nos traen cuentas de vidrio y se llevan nuestras riquezas, o a los marines que nos protegieron contra los nazis alemanes, o contra el populismo cardenista, o contra el comunismo ateo de los rusos, o contra la pedofagia (almuerzo de infante asado) castrista, o contra los criminales narcotraficantes o, para redondear, los pinches terroristas que le hacen competencia a la CIA. Para colmo, como los golpistas hondureños, nos protegen de las diabluras chavistas.

A cambio de tan valiosa protección, quienes han detentado y detentan el poder, el pequeño grupo de beneficiados por el patrón, encabezados por el tal Salinas de Gortari, insisten en borrar cualquier expectativa de progreso real y se empecinan en desmantelar los afanes de independencia. Han provocado o, si se quiere ser ingenuos, han conducido las crisis para desembocar en soluciones “dolorosas” pero, según ellos, indispensables para “retomar el rumbo del desarrollo”, mediante sus consabidas reformas estructurales. Con eufemismo rayano en hipocresía, se mantiene un modelo económico cuyos únicos beneficiarios son los grandes intereses gringos, mientras que sumen en la miseria a un número cada vez mayor de nacionales.

El paquete fiscal propuesto por la dupla Calderón Carstens, diseñado para tapar el boquete por ellos provocado, pretende acabar con la pobreza y, ténganlo por seguro, lo podrá lograr a base de acabar con los pobres. El famoso boquete tiene claras trazas de ser la fosa común para tanto muerto de hambre. Unos pocos, por tibia, los más, por criminal, la propuesta ha merecido el repudio generalizado. En su grosera redondez, apenas es perceptible el alzamiento de hombros del tal Carstens que nos lanza un claro: !Háganle como quieran! No hay más tela de donde cortar. Los priístas en la cámara formulan severas declaraciones de rechazo para, en lo oscurito, negociar el proyecto salinista de cancelación del país. Padecemos un severo cáncer cerebral que se pretende curar mediante la amputación de pies y manos.

El Gobierno Legítimo y el movimiento en defensa del petróleo y la economía popular, celebraron el “grito de los libres” y, en coherencia, formulan el proyecto alternativo para ser entregado el próximo día 21 en San Lázaro. ¡Claro que hay tela, y mucha, de donde cortar! Comenzando con el obsceno gasto de la alta burocracia, brutalmente incrementado con los panistas; las prerrogativas fiscales de las grandes empresas y sus impunes rescates; el verdadero combate a la corrupción, y la multiplicación del rubro de inversión en infraestructura y educación; sólo podrá aspirarse al progreso si se recupera el mercado interno mediante empleos y salarios dignos; asegurar el acceso a la educación, la salud y la alimentación para la mayoría hoy desprotegida.

Eso mismo se propuso en el 2006 y la gente lo votó afirmativamente. El señor López, el famoso “peligro para México” ya lo habría cumplido. Lástima.

Miedo y pizca de justicia

Teodoro Rentería Arróyave

Los otrora festejos de nuestras fiestas patrias, a 199 años de la gesta heroica, por la cada día más grave inseguridad pública nacional, por la crisis económica paralizante y por la crisis moral que agobia al pueblo todo, se convirtieron en jornadas de miedo latente y en una pisca de justicia.

En el llamado mes de la patria, el pueblo que acostumbra salir a la calle a vitorear a los héroes que nos legaron independencia y dignidad no lo arredró el miedo a los atentados, el repudió a los gobernantes que ahora a como de lugar al estilo de Su Serenísima Santa Ana, nos tratan de cobrar impuestos hasta por respirar, se dio un momento de respiro y cuando menos tiene un algo que celebrar, nos referimos a ese acto de justicia, no de los aparatos de procuración y administración de la misma, sino de ese mismo pueblo que logró la libertad a la 1:00 de la madrugada de este 16 de septiembre del “ícono del abuso y de la injusticia prevaleciente”: Jacinta Francisco Marcial.

Al conmemorarse el 199 aniversario de nuestra Independencia, como cada 15 de septiembre, ahora el presidente Felipe Calderón Hinojosa por tercera ocasión cumplió con el “Grito de Dolores” desde el balcón central de Palacio Nacional, todo esto dentro de operativos de seguridad desplegados en el centro histórico de la Ciudad de México para garantizar la integridad de los asistentes a la ceremonia cívica por elementos del Estado Mayor Presidencial, de la Policía Federal y de la Secretaria de Seguridad Publica capitalina. También en las demás plazas de la República, se tomaron las precauciones debidas y el reporte, afortunadamente, fue el de una jornada blanca.

Tras ser condenada a 21 años de prisión y cumplir con 3 de injusto encierro, fue liberada la compatriota indígena otomí y monolingüe, Jacinta Francisco Marcial; la presión de los grupos defensores de los derechos humanos nacionales y extranjeros lograron que el aparato de justicia reabriera el proceso ante lo absurdo de la acusación: el secuestro de 6 goriloides agentes de la desaparecida AFI, Agencia Federal de Investigaciones y la declinación de la Procuraduría General de la República de presentar más pruebas y conclusiones no acusatorias por “dudas razonadas” sobre la culpabilidad de la sentenciada.

Mientras tanto, ojo, a emprender un movimiento nacional similar al de la Independencia, al de la Reforma o al de la Revolución Mexicana para consolidar un verdadero cambio en el país, llamó a los mexicanos “libres” Andrés Manuel López Obrador. Al encabezar el llamado “grito de los libres”, en el Hemiciclo a Juárez, el perredista advirtió que con disimulo se mantiene vigente el racismo y la discriminación, y una profunda desigualdad social entre mexicanos que viven sometidos por un pequeño grupo de poder.

Decimos que es una pisca de justicia, porque aún continúan presas las coacusadas indígenas, Alberta Alcántara y Teresa González y porque los seis “Afis”, que debieron de haber sido corridos por dejarse “secuestrar” por tres indefensas, es decir desarmadas mujeres, no tuvieron el valor de presentarse a declarar ante el Juez de la causa, y quién, es pregunta, les devolverá a estas damas indígenas, así damas aunque les duela a las élites, los años perdidos en las mazmorras del Centro de Readaptación Social, Cereso, femenil de San José El Alto, Querétaro.

La voz de alerta sobre estallidos sociales insistentemente la hemos dado como mandato de la opinión pública nacional y la ha fijado con la calidad moral que lo acredita el doctor José Narro Robles, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México. Cuidado, el país quiéranlo o no, lo acepten o no es una bomba de tiempo, que hay que desactivar sin demora, ¿cómo?, con programas sociales implementados de inmediato, con el retiro ipso facto del absurdo y empobrecedor paquete económico, con justicia que termine con la impunidad prevaleciente y por ende recupere la seguridad pública, la tranquilidad y la paz que es derecho inalienable e irrenunciable del pueblo. Por ahora, sólo hay miedo y una pizca de justicia.

Noticias MVS del 17 de septiembre con Carmen Aristegui


Noticias MVS con Carmen Aristegui

Plaza Pública con Miguel Ángel Granados Chapa · 17 de septiembre de 2009








Descargar Plaza Pública del 17 de septiembre

Regresa Influenza, 5 millones en peligro de contagio

La advertencia está sobre la mesa, hasta 5 millones de contagiados por el virus H1N1 en México podrían existir en el tercer rebrote de la influenza en la temporada invernal.

José Ángel Córdova, secretario de Salud, manifestó que entre un millón y 5 millones de mexicanos están en peligro y de ellos hasta 2 mil fallecidos puede haber.

Las autoridades de salud prevén que el nivel más alto de contagios se dará a mediados de noviembre.

A 12 días de que inicie formalmente la época invernal, la Secretaría de Salud (SSA) oficializó que el denominado tercer repunte de contagios es en realidad el rebrote que México esperaba hasta el 1 octubre y que se espera concluya a finales de marzo de 2010.

Córdova indicó que por el momento el Sistema de Alerta Sanitaria se mantendrá en color verde, lo que significa que no hay ninguna restricción a las actividades.

Hasta hoy en México se reportan 25 mil 764 casos y 217 decesos.

La SSA estima que entre 8 y 10% de la población, es decir, de 8.5 a 10 millones de mexicanos, serán contagiados, pero sólo 5 millones tendrán síntomas. (El Semanario Agencia, ESA)

Vacunas y ¿bioterrorismo?

Francisco Rodríguez

Todo poder es una conspiración permanente.

Honoré de Balzac

¿DE VERDAD PUEDEN
los laboratorios farmacéuticos crear una vacuna contra la influenza humana en tan sólo un par de meses? No es esa la idea que durante décadas nos han hecho creer. Desde siempre nos han dicho que tras sus muy largas investigaciones, sus descubrimientos se llevan años para poder salir a los mercados. De ahí lo caras que resultan las patentes. Pero hoy, la FDA estadounidense y los gobiernos de no pocos países dan por santa y buena la vacuna que, dicen, inoculara al virus A-H1N1.

Surgen de ahí muchas sospechas. Y hasta denuncias penales, como la que Jane Bürgermeister, una periodista austriaca ha presentado al FBI en contra de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las Naciones Unidas (ONU), y varios altos funcionarios de gobiernos y empresas en relación con el bioterrorismo y los intentos de cometer asesinatos en masa, so pretexto de que el planeta está sobre-habitado y necesita una poda.

También ha preparado un mandamiento judicial contra la vacunación que se está presentado en EU, pero que podría extenderse a otros países que, como México, también empiecen a aplicar la controvertida inoculación.

Apenas en junio de este año, Bürgermeister presentó pruebas de lo que considera son actos de bioterrorismo, producto de una conspiración en la que habrían participado políticos y empresarios, así como los laboratorios Baxter y Novartis: liberaron agentes biológicos letales, en particular la "gripe aviar" y el virus de la gripe porcina "con el fin de tener un pretexto para poner en marcha un programa de vacunación en masa forzado que sería el medio de la administración de un agente biológico tóxico de causar la muerte y lesiones a la población de los EE.UU…”

Los cargos de Bürgermeister incluyen pruebas de que Baxter AG, filial austriaca de Baxter International, deliberadamente envió 72 kilos de aves vivas infectadas con el virus de la gripe, facilitadas por la OMS en el invierno de 2008 a 16 laboratorios en cuatro condados. Afirma que esta prueba ofrece una prueba clara de que las empresas farmacéuticas internacionales y los organismos gubernamentales están participando activamente en la elaboración, desarrollo, fabricación y distribución de agentes biológicos clasificados como los más letales armas biológicas en la tierra con el fin de desencadenar una pandemia y causar la muerte en masa.

En sus cargos presentados en abril, señaló que el laboratorio de Baxter en Austria, uno de los laboratorios en bioseguridad, supuestamente, más seguros del mundo, no se adhieren a las más básicas y esenciales medidas en bioseguridad para mantener 72 kilos de un patógeno clasificado como un arma biológica en un lugar seguro y aislado del resto sustancias, sino que permite que se mezcle con el virus de la gripe humana normal y enviados desde sus instalaciones en Orth en el Donau.

En febrero, un funcionario de Biotest en la República Checa probó la vacuna en hurones, los hurones murieron. Este incidente no fue seguido por una investigación de la OMS, la Unión Europea, de Austria o las autoridades sanitarias. No hubo ninguna investigación del contenido de los virus en esa vacuna, y no hay datos sobre la secuencia genética del virus en libertad.

En respuesta a preguntas parlamentarias el 20 de mayo, el Ministro de Salud de Austria, Alois Stoger, reveló que el incidente no se había manejado como un lapso de bioseguridad, ya que debería haber sido, sino como un delito contra el código sobre medicamentos veterinarios.

El expediente de Bürgermeister revela que la liberación de los virus era un paso más para desencadenar una pandemia que permitiría a la OMS declarar una alerta de Nivel 6.

Sus acusaciones se basan en que la pandemia de la "gripe porcina" es un negocio y una gran mentira y que no hay ningún virus que represente una amenaza para la población. Presenta pruebas que conducen a creer que el virus de la gripe aviar y la gripe porcina han sido creados por laboratorios de bioingeniería, utilizando fondos proporcionados por la OMS y otros organismos gubernamentales, entre otros. Esta "gripe porcina" es un híbrido entre gripe porcina, gripe humana y gripe aviar, algo que sólo puede provenir de laboratorios de acuerdo con muchos expertos.
Mientras, en México, la SSA anuncia la importación de millones de vacunas. ¿Cómo lo ve usted?

Índice Flamígero: Dice el lector Mario González –y dice bien— que, al paso que vamos, en el caso de Zhenli Ye Gon, la fallida administración de Felipe Calderón terminará ofreciéndole disculpas. Y devolviendo sus bienes, claro está.

México: el ejército recibe órdenes del gobierno para actuar contra la población

Pedro Echeverría V.

1. El ejército, se dice, es el pueblo armado, y hay mucho de verdad porque más del 95 por ciento de sus soldados vienen de las masas de campesinos miserables. Ninguno de esos soldados ingresó a esa institución por convicciones o “amor patrio” sino por falta de trabajo y de ingresos. Pero al ingresar a esa institución armada –como puede verse en la película Cara de Guerra del inolvidable Kubrick- debe olvidar sus pensamientos y sentimientos como campesino para adoptar el que le imponen por la fuerza brutal. ¿Pueden acaso escuchar los llamados ilusos de los luchadores sociales de no reprimir a sus hermanos campesinos, a su pueblo? ¿Se olvida acaso que los soldados sufren un profundo proceso de “lavado de cerebro”, que tienen que obedecer órdenes para no ser acusados de traidores? ¿Qué comerá su familia sin sus salarios?

2. Al ejército federal mexicano –garantía para la estabilidad y la supervivencia del sistema capitalista en el país- se le otorgó un carácter casi sagrado, intocable, desde su creación después del desarme del ejército de la dictadura porfiriana en Teoloyucan en 1915. Desde entonces fue la garantía del orden y la paz capitalista después de una revolución y una constitución (1910/17) que garantizaba y hacía inviolable la propiedad privada. Cientos de miles de miembros del ejército se hicieron respetar en los “desfiles patrios” y cuando acudían a auxiliar a la población en caso de ciclones o temblores; pero en la medida en que se convirtió en fuerza de represión contra las luchas del pueblo, invadió ciudades y estados, así como al perseguir y asesinar a inocentes, perdió totalmente el respeto. Se le cayó la máscara y enseñó su verdadera cara.

3. Nadie olvida las terribles represiones que han estado a su cargo: los maestros othonistas, los ferrocarrileros vallejistas, los estudiantes de 1966/68, lo campesinos de diversos estados. El gobierno poco a poco se fue acostumbrando a usar al ejército para auxiliar a la policía o ya, más claro, para intimidar y garantizar la toma de cualquier plaza, ciudad o poblado rural, como ha podido verse de manera permanente en Guerrero, en Chiapas a partir del EZLN y en Oaxaca con la lucha de los profesores y la APPO. Si antes decir ejército significaba amenaza y terror, hoy pronunciar ese nombre significa protesta y repudio. ¡Qué maravilloso hubiese sido que el ejército sirviera solamente para defender al país contra cualquier invasión extranjera, tal como se escribió en la constitución y mientras tanto se dedique a la solidaridad social!

4. El ejército –con un gigantesco presupuesto público y altísimos salarios de sus jefes- sólo sirve para apoyar a cualquier gobierno constituido aunque esté destrozando y llevando al desplome al país. Los ejércitos no defienden a la “patria” como dicen, sino que desde que se integró sólo a defendido al presidente en turno cuando el pueblo, demostrando con dignidad su descontento, se ha rebelado. ¿Puede ser de otra manera? Se han hecho muchas propuestas para democratizarlo, es decir, para abrir su estructura y funcionamiento al análisis y a la crítica social. Por ejemplo: ¿Para qué sirve el ejército si México es un país de paz y nadie lo ha amenazado nunca? ¿No basta acaso una policía eficiente para controlar la situación interna de la nación? ¿Qué hacen los 500 o 700 mil efectivos diariamente para justificar sus salarios?

5. El director del centro de Derechos Humanos Agustín Pro, Luis Arriaga, dijo que ante los hechos contundentes en Ciudad Juárez: alta incidencia de delitos, ‘espectacularidad’ en las acciones, la crueldad de los delitos y el incremento de las fuerzas policíacas y militares; las propuestas del gobierno han sido ineficaces, apenas se sintetizan en el aumento de las penas punitivas y la intervención de las fuerzas militares en tareas de seguridad que corresponden a las autoridades civiles. El gobierno mexicano sigue una "estrategia equivocada" en el combate y seguimiento del narcotráfico y el secuestro. La confrontación de 45 mil militares diseminados en el país contra las organizaciones delictivas esta generando "mayor violencia contra la violencia" y sextuplicó de 2006 a 2008 el numero de quejas y violaciones en contra de los castrenses.

6. En México han surgido miles de denuncias que se hacen ante derechos humanos. Sólo desde México se han registrado denuncias de abusos, allanamientos, cateos de viviendas sin orden judicial, violaciones y torturas; así como ejecuciones perpetradas por militares, dijo Arriaga refiriéndose al caso de un hombre que en Sinaloa fue asesinado por el Ejército. Han documentado en un reporte 120 casos de abusos, entre los que destacan ataques con arma de fuego; cateos arbitrarios; torturas y la agresión a grupos vulnerables: niños y mujeres en las entidades de Guerrero; Tamaulipas; Chiapas; Michoacán; Chihuahua; Sinaloa y Nuevo León. Los militares –al decir del Agustín Pro- se han movido bajo una "lógica bélica" y parecen dispuestos a morir o matar. ¿Quién les da las órdenes para su actuación indiscrimina en los lugares que ocupan?

7. Por eso, cuando el derechista secretario de Gobernación -ante la exigencia de los diputados para que sean investigadas las violaciones a los derechos humanos y los excesos cometidos por integrantes del Ejército Mexicano- tal como lo han expuesto organizaciones como Human Rights Watch (HRW), el funcionario defendió a los militares y dijo que algunos reportes sobre presuntos abusos abren espacios para la difamación de la institución castrense. Señaló que ni está en su interés (del gobierno) tolerar abusos, pero tampoco someter a los soldados, marinos y policías de México al escarnio injustificado, que muchas veces puede obedecer a los fines e intereses de quienes combaten, sostuvo el funcionario. Incluso se le exigió que se supriman los operativos y retenes militares en el país.

8. Señala el gobierno que se difama a la institución castrense, pero las distintas organizaciones de Derechos Humanos han demostrado lo contrario. Lo que sucede es que el ejército, en lugar de demostrarle a los distintos gobiernos que los llamados delitos no se combaten con la fuerza bruta sino mediante la justicia y la equidad, se lanzan de la manera más violenta a defender gobiernos injustos. ¿Cómo acabar con la delincuencia y el narcotráfico? Pues con la distribución equitativa de la riqueza, acabando con el desempleo y los ingresos miserables y, al mismo tiempo, obligando a los millonarios y gobiernos a alejarse de los negocios que tienen con los grandes capos de la droga. El ejército puede limpiar su nombre como institución pero necesita separarse de esa ideología de fuerza, de represión y poder que le han inculcado.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!