sábado, mayo 21, 2011

Muerte de Osama, un montaje: Una muerte electoralmente necesaria

Durante una década, el saudita Osama bin Laden fue una figura que hacía noticia aunque nadie lo viera y al que en los últimos años tampoco se le escuchaba.

Frida Modak


Los videos con sus mensajes ya no se recibían y, de repente, la noticia de su muerte, real o supuesta, sorprendió a todos.

Desde la irrupción de Bin Laden en los asuntos internacionales, nada ha sido claro. Lo único concreto es que ha existido, proviene de una rica familia saudita y que cuando los soviéticos ingresaron a Afganistán a pedido del gobierno afgano de entonces, Bin Laden los combatió y para ello recibió el generoso aporte de todo orden de Estados Unidos.

William Clinton gobernaba en el país del Norte y las referencias a Bin Laden se encuentran, entre otros, en el libro en el que Hillary Clinton cuenta sus días en la Casa Blanca.

Ahora, desde la Sala de Situaciones de la Casa Blanca presenció su muerte o ¿asesinato?, como algunos analistas han calificado el hecho.

Lo cierto es que esta historia tiene muchas aristas y todas ellas se relacionan con la disputa por la hegemonía mundial, lo que conlleva la guerra por el petróleo y otras riquezas fundamentales para el país que, en medio de una crisis mundial, quiera y pueda asumir y mantener el liderazgo que antes sólo disputaban la desaparecida Unión Soviética y Estados Unidos.

Los países árabes, con distintos grados de desarrollo, con enormes riquezas petroleras en explotación y con muchos otros recursos estratégicos, aún no explotados, como el caso de Afganistán y de países africanos, enfrentan la amenaza de una recolonización por parte de sus excolonizadores, a los que se agrega Estados Unidos. América Latina no está a salvo.

En medio de esta “amistosa” disputa, surge la figura de Osama bin Laden, primero como aliado de Occidente y, finalmente, como su gran enemigo, motivo por el cual se decide su muerte, verdadera o ficticia.

“Mi vecino Osama”

Así se titula el artículo del diario español El País donde se relata cómo el consultor en informática, Sohaib Atar, que vive en Abottabad, Pakistán, dio a conocer el operativo que se estaba desarrollando en ese lugar. No sabía que Bin Laden vivía por ahí; lo que escuchaba era el ruido de los helicópteros.

Al contarlo a través de Twitter, empezó a recibir informaciones y así se llegó a establecer que se trataba de una operación militar, cuyos objetivos se desconocían, y lo que menos se esperaba Atar era que le dijeran que tenía como vecino a Osama bin Laden.

Según todos los antecedentes, Estados Unidos sabía desde cuatro años antes que ahí vivía Bin Laden.

La información la obtuvo a través de uno de los presos que se encuentran en la base naval de Guantánamo, quien dio el nombre del correo de confianza del saudita, así como el nombre del lugar donde vivía: Abbottabad.

La ciudad tiene muchos recintos militares y también un barrio de ricos, donde estaba la mansión de Bin Laden, de manera que no llamaba la atención, al margen de que se veía poca actividad.

La casa no tenía nada que respondiera a la de un individuo considerado tan peligroso: no había teléfono ni televisión ni internet.

Según las declaraciones de John Brennan, jefe de seguridad del gobierno estadunidense, a la cadena televisiva CBS, Bin Laden no tenía relación con nadie, sólo con los que vivían en la casa, entre ellos unos 20 niños, por lo que se estimaba que no dirigía las acciones de Al Qaeda, aunque hubiera grabado algunos videos.

Todo es extraordinariamente contradictorio y en definitiva queda reducido a eliminar un símbolo creado por Estados Unidos, que en su declinación necesitaba echar mano de algún elemento que frenara su caída.

¿Qué pasó realmente el 11 de septiembre de 2001?

El “madruguete” de Obama

Para nadie es un misterio que Barack Obama se apresuró a anunciar que se postularía a la reelección con el fin de evitar que de su maltrecho partido surgieran competidores que pudieran ser más atractivos para el electorado.

En ese momento, las encuestas no lo favorecían y, al anticiparse, estaba haciendo valer el hecho de ser el presidente en ejercicio, contra el cual suele resultar difícil competir. Pero ése no era su único problema.

En el Norte de África y Oriente Medio, empezaron a surgir hace unos meses conflictos políticos a través de movimientos de protesta que demandaban cambios.

Hay indicios de que si bien las demandas son justificadas, también fueron estimuladas desde fuera, pero con una finalidad diferente. En las protestas, se pedían cambios democráticos, participación y mejores condiciones de vida.

Los gobiernos vinculados con Estados Unidos y con los países europeos que los colonizaron se mostraron reacios a aceptar. Salvo la renuncia forzada del egipcio Hosni Mubarak y de sus colegas de Túnez y Costa de Marfil, nada ha pasado.

Las protestas son reprimidas en forma violenta o con la colaboración de ejércitos de otros países, como en Baréin. Nada cambia.

Sólo en Libia, europeos y estadunidenses han determinado que hay que apoyar a los opositores al gobierno, que por pura coincidencia están en la zona petrolera del país.

Mediante una resolución del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y con el pretexto de crear una zona de exclusión aérea, obtuvieron licencia para bombardear la mayor parte del país, que es la que respalda a Muamar el Gadafi.

Obama no estaba en condiciones de participar en la ofensiva porque los estadunidenses no quieren más guerras que no puedan ganar, como las de Irak y Afganistán.

Por eso y por su proyecto político, sólo dirigió las operaciones en los primeros días y le traspasó el mando a la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Ahora contribuye con aviones no tripulados.

Pero a pesar de buscar de ésa y otras formas apoyo a sus aspiraciones reeleccionistas, su candidatura no prende.

El balance de su gestión es mediocre y surgen voces que demandan que ese país juegue otro rol en el plano internacional que demuestre que es “potencia”.

Y hay indicios de que por ahí pasaría la noticia de la muerte de Osama bin Laden, al que publicitariamente se le convirtió en el villano. Ahora vemos, por las informaciones acerca de su modo de vida, que hay una versión diferente.

La noticia de la muerte de Bin Laden originó una explosión de júbilo en algunas ciudades estadunidenses y se produjeron declaraciones que hay que consignar. Obama dijo que “hoy es un buen día para Estados Unidos”, y al dar a conocer la noticia, afirmó “nuevamente se nos recuerda que Estados Unidos puede hacer lo que se proponga. Ésa es nuestra historia”.

Parecería una amenaza. Y si lo agregamos al hecho de que el presidente, el vicepresidente, los secretarios de Estado y Defensa, más algunos jefes militares, el director de la Agencia Central de Inteligencia y otros funcionarios vieron “en vivo y en directo” la muerte de Bin Laden, el asunto es más preocupante aún.

Los soldados llevan en sus cascos los elementos necesarios para transmitir los hechos en que participan, pero esas imágenes no son del conocimiento público, así como tampoco sabemos si lo que se nos ha dicho es la verdad.

¿A quién mataron? ¿Qué contenía el bulto que tiraron al mar? ¿Y si hubiese sido Bin Laden? ¿Quién va a contener la ira de los pueblos musulmanes por la ofensa a sus tradiciones y creencias cometida al lanzar su cuerpo al mar? ¿Tendrá el Sur la capacidad de frenar los intentos de redibujar los mapas?

La extraña “quiebra” de Pemex

Guillermo Fabela Quiñones

Mientras aquí se afirma que Petróleos Mexicanos (Pemex) está en quiebra, que no es redituable, que representa puras pérdidas, en el extranjero se tiene una opinión diferente; por eso tanto interés de inversionistas foráneos por adquirir la principal empresa mexicana. Desde luego, no para que el fisco siga quedándose con el ciento por ciento de las utilidades que genera, sino para obtener las ganancias exorbitantes que sigue produciendo, a pesar de la pésima administración de quienes están al frente de ella. El viaje de Felipe Calderón a Nueva York corroboró dicho interés, así como el compromiso de éste para que durante su sexenio se cumpla el anhelado propósito de inversionistas estadunidenses: quedarse con la paraestatal que durante 73 años ha sido explotada de manera irracional.

Ante el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, Calderón se comprometió a lograr que sea aprobada la reforma constitucional que permita la privatización de la empresa, o cuando menos que se autorice la venta de acciones a inversionistas privados. “Mi plan es intentar otra reforma legal para modernizar Pemex de una manera parecida a lo que logró Petrobras hace 10 años”. Esto es imposible en las actuales condiciones de la paraestatal mexicana, cuando los sucesivos gobiernos casi han conseguido su objetivo de llevar a la empresa al borde de la supervivencia, mientras que la petrolera brasileña, entonces y ahora, ha sido una empresa bien administrada por el Estado, así que no le afectaba negociar en condiciones favorables al país el ingreso de inversionistas extranjeros en calidad de socios minoritarios

Esto es impensable en el caso de Pemex, luego de casi tres décadas de saqueo absurdo, lapso en el que se le dejó el puro cascarón, así que los compradores pagarían una bicoca, pero por la empresa en su conjunto y todo lo que hay dentro del subsuelo, que es lo que realmente interesa a los inversionistas. No sería difícil que de lograrse la anhelada operación, Calderón apareciera, ya como expresidente, como miembro del Consejo de Administración de la empresa, pero entonces propiedad de una firma trasnacional, tal como ocurrió con Ernesto Zedillo en el caso de la privatización de la empresa ferrocarrilera mexicana.

Que las consecuencias para los mexicanos serán nefastas, al cancelarse la posibilidad de que el fisco pueda sobrevivir, eso le tiene sin cuidado a Calderón. Obviamente, los propietarios extranjeros no pagarían más que los impuestos mínimos correspondientes. En consecuencia, la Secretaría de Hacienda se vería obligada a hincar el diente a profundidad a los causantes cautivos, en detrimento de la economía en general, toda vez que habría una gran contracción del mercado interno al reducirse la capacidad adquisitiva de los asalariados y pequeños y medianos empresarios.

Cabe recordar que Calderón, durante la campaña electoral, se comprometió a cuidar el patrimonio de los mexicanos, de Pemex principalmente. Queda plenamente probado que mintió a los electores para alcanzar la Presidencia y ponerla al servicio de sus patrocinadores. Por eso no quitará el dedo del renglón, tal como lo prometió en conferencia de prensa en Nueva York, al puntualizar que buscará la manera de cambiar la percepción que tiene la gente acerca de la pretendida modernización de Pemex. “En cuanto mantengamos esta estrategia para cambiar la percepción pública del problema, creo que tendremos éxito”.

Por lo pronto, sin necesidad de reformas legales, la privatización de la principal empresa mexicana sigue su marcha gracias a los resquicios leguleyos como los llamados contratos incentivados –los Proyectos de Infraestructura Productiva de Largo Plazo–, las licitaciones de obras que, según funcionarios de Pemex, “la empresa no tiene capacidad financiera para llevar a cabo”. ¿Cómo podría tenerla si el gobierno federal se queda con el ciento por ciento de sus utilidades, sumamente cuantiosas todavía, como lo indican sus ganancias del año pasado, que ascendieron a 650 mil millones de pesos, según la propia Secretaría de Hacienda?

Cabe concluir que Calderón en realidad fue a Nueva York a negociar el otorgamiento de contratos, como los que acaba de recibir la empresa estadunidense McDermott International, para construir tres ductos marinos en Campeche. Porque a final de cuentas, más que jefe del Ejecutivo mexicano, se ha distinguido por ser un eficiente abogado de intereses privados, incluso más que su antecesor, lo que ya es mucho decir. Convirtió a Los Pinos en una empresa corredora de grandes ofertas para firmas trasnacionales. De ahí el trato que recibió en una reunión con líderes comunitarios de origen mexicano, quienes no tuvieron empacho en decirle la verdad. Una dirigente le espetó: “No le doy la bienvenida, porque ya van de salida usted y todo su gabinete”.

Los partidos, por tanto negociar, robar y joder, se ganan a pulso el odio mundial de los pueblos

Pedro Echeverría V.

1. Sigo con alegría y enorme entusiasmo a los jóvenes que acampan –desde el 15 de mayo- en la plaza de Puerta del Sol de Madrid. Están hasta la madre de los partidos españoles PSOE y PP que se alternan el gobierno, así como de los otros. Pero no solo están furiosos contra los partidos, sino también contra el sistema que explota el trabajo y mantiene en la pobreza y la miseria a la mayoría de los españoles. El caso es que en México pasa exactamente lo mismo: el pueblo está hasta la madre de los partidos políticos -PAN, PRI, PRD y demás- que se alternan el poder, dilapidan el presupuesto público y no hacen absolutamente la beneficiar a la población, que mantienen en la pobreza y la miseria. Y si preguntáramos a los pueblos de EEUU, Francia, Italia, Colombia y demás acerca de sus condiciones de vida, nos respondería que están igual de jodidos y encabronados.

2. A los partidos les importa un carajo si la población muere de hambre, si cuenta con trabajo e ingresos salariales suficientes; los partidos están preocupados por lograr acuerdos, obtener financiamiento, espacios en los medios, nombrar sus candidatos y contar con cargos electorales. Acabo de recibir de España una nota de mi querido amigo Tomás: “Una denominada Junta Electoral Central (que dice defender los derechos de los electores y está compuesta por magistrados del mismo Tribunal Supremo que ampara los crímenes del franquismo y acosa al juez Garzón), ha prohibido cualquier manifestación de carácter político a partir del sábado. Los que infrinjan esta ley serán apaleados y arrestados por policías sin escrúpulos, condenados por jueces corruptos y -si no disponen de medios económicos para pagar la multa de mil euros que se les impondrá- hasta encarcelados”.

3. Todos los partidos y organizaciones, cuando nacen se presentan como muy revolucionarios, democráticos, justos y honestos, pero apenas crecen se convierten en importantes y comienzan a transar con el gobierno y poder, así terminan siendo enemigos de lo que propagaron antes, es decir, más de lo mismo. Nada ni nadie en la historia han sido distintos, parece ser producto de la naturaleza misma. Es el problema del poder, tal como han subrayado los anarquistas. Cualquier poder, por más pequeño, siempre busca someter a los demás. ¡Imagínate cuando se trata del poder económico de los gigantescos empresarios y del poder político de los gobernantes de EEUU, de México o de España! Los anarquistas señalan que cualquier organización permanente siempre busca poder, busca apoyos de todo tipo y cuando lo obtienen aplasta a los demás, sus competidores.

4. Durante la dictadura de Francisco Franco (1939-75) muchísimos anarquistas indomables, fueron asesinados y perseguidos; muchos “socialistas y comunistas” (los honestos) tuvieron que exiliarse o seguir luchando en la clandestinidad; pero muerto Franco aparecieron políticos deshonestos que, con el apoyo de franquistas (sobre todo del nuevo rey (Juan Carlos) de España) fueron integrando el nuevo gobierno. Así se fortaleciendo los partidos PSOE “socialista” y PP, abiertamente franquista derechista. Los medios de información (Grupo El País, ABC, El Mundo) que fueron creados por grandes accionistas burgueses, se pusieron a disposición de los partidos y de la clase capitalista en general. Estos partidos y medios, al servicio del capital, en nombre de la democracia y la justicia, persiguieron con saña a los independistas vascos llenándolos de basura.

5. No estoy seguro que los jóvenes españoles, a pesar del pasado de sus padres y abuelos anarquistas, resistan las amenazas y la represión que anuncia el fascista gobierno del PSOE “socialista”. Por sus declaraciones y respuestas me parece que no han logrado la suficiente conciencia para responder a los militares con piedras, palos, molotovs y con todo el heroísmo del mundo. Pero a pesar de que su resistencia llegara a ser débil lo que han hecho está extendiéndose entre los jóvenes europeos y de otros continentes. Yo nací cuando el maldito Franco apenas había instalado su dictadura; me imagino que aquellos héroes que lucharon que lucharon con las armas contra él deben haber fallecido o están ya muy viejitos; deben ser abuelos de los que hoy están en las calles. Confío en que los jóvenes nietos –como los anarquistas de los treintas- no lo olviden.

6. Espero que las batallas de Madrid se hayan extendido a Barcelona, al país vasco, a Valencia y todas las grandes ciudades españolas. Al parecer también en Francia, Alemania e Italia se han registrado protestas frente a las embajadas españolas. ¿Qué han hecho los españoles radicados en México, sobre todo viviendo en este país de gobierno derechista? Espero que los jóvenes madrileños no sólo estén pacíficamente acampados el la Puerta del Sol; es urgente que el volanteo, los mítines y las pintas, se extiendan en la ciudad y para eso hay que organizar comisiones. Los milicos, que obedecen órdenes del gobierno, pueden imponer el desalojo en cualquier momento –sobre todo en la madrugada- pero el pueblo debe estar informado y atento sobre todo los días de mañana sábado y el domingo. No olviden camaradas de que no es solo España, su lucha tiene trascendencia mundial y por eso es importante.

7. Como dice mi queridísimo amigo el escritor Tomás al describir la ley de la autoridad fascista: “los que infrinjan esta ley serán apaleados por policía sin escrúpulos y condenados por jueces sin escrúpulos”. Ni modo camaradas hay que resistir o, por lo menos, correr arrasando con todo lo burgués que está a nuestro paso. ¿O acaso permitiremos que esos hijos de puta gobernantes y partidos sigan sometiéndonos como les da la gana? No estamos aún gozando de los estertores del régimen capitalista en España, mucho menos del capitalismo mundial, pero en cada etapa el pueblo da muestras que está dispuesto a luchar aunque tenga que arriesgar la vida. ¿Qué han hecho en España –así como en todo el mudo los oprimidos- sino demostrar que el capitalismo es una sociedad que se ha desarrollado en contra de los intereses de la inmensa mayoría de la población?

La guerra perdida contra los narcos y las otras guerras

Jorge Alonso

La guerra contra los narcos y contra el crimen organizado es una guerra perdida. Su saldo serán enormes ganancias económicas, miles de muertos y una nación rota. Para agravarlo más, el gobierno mexicano ha aprovechado su guerra nacional contra los narcos para aplastar con una guerra local a los zapatistas. Esa "otra guerra" no se limita a Chiapas. Se expresa con crudeza en todo el país contra las comunidades indígenas que defienden sus territorios del Estado y del Mercado.

Según el censo de 2010 hay en México 112 millones 336 mil 238 habitantes. Ocupamos el undécimo lugar entre las naciones más pobladas del planeta. La pirámide poblacional se estrecha en la base y se ensancha en el medio, pues la proporción de niños y niñas ha disminuido.

Otro dato destacable de este censo es la gran desigualdad existente. Esto se comprueba también con las cifras que en marzo dio a conocer la revista "Forbes". El hombre más rico del mundo es Carlos Slim, un empresario mexicano que posee una fortuna personal de 74 mil millones de dólares, incrementada en un solo año en 38%.

PAÍS DE MILLONARIOS Y DE MUY POBRES

Los datos de mexicanos con grandes fortunas revelan que los primeros puestos los ocupan personas que fueron beneficiadas con las privatizaciones de empresas estatales en tiempo del Presidente Salinas. En la lista de grandes millonarios a nivel mundial se encuentra el narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán. Otro de estos grandes millonarios es un dueño de minas responsable de la muerte de mineros en Pasta de Conchos e instigador de la represión contra los mineros de Cananea. Los once mexicanos más ricos acumulan 125 mil 100 millones de dólares, el equivalente al 12.4% del PIB de México, un dato escandaloso si se tiene en cuenta que el 44% de los mexicanos viven sumidos en la pobreza. Durante 2010 los niveles de bienestar de la mayoría de los mexicanos se redujeron. Organizaciones defensoras de los derechos laborales han denunciado que México sigue siendo uno de los países con mayor rezago en política salarial. Los pequeños aumentos salariales han sido revertidos rápidamente por la escalada inflacionaria en el costo de bienes y servicios. El encarecimiento de la canasta básica ha implicado la caída del 30% del poder adquisitivo de los trabajadores.

Además de todo esto, el incremento del narcotráfico, que sigue la lógica empresarial capitalista de la máxima ganancia en el menor tiempo, con el añadido de la violenta supresión de competidores, más la corrupción y la impunidad que son esenciales en este "negocio", han sumido al país en una grave crisis de inseguridad.

AHOGADOS EN SANGRE

La guerra contra el narcotráfico, promovida por el Presidente Calderón para tratar de conseguir una legitimidad que no obtuvo en las urnas, ha ido ahogando en sangre a México. Aunque esa política tuvo inicialmente el apoyo de las organizaciones empresariales, en estos momentos los empresarios, sobre todo los norteños, confiesan estar atemorizados por sus consecuencias.

Esta guerra ha implicado miles de muertos. Los medios informan, como un hecho cotidiano y rutinario, de un elevado número de masacrados en todo el país, muchos asesinados con una violencia sádica y aterrorizante. Con la guerra de Calderón mueren muchas personas que no están implicadas con los narcotraficantes. Pese a esta guerra, las adicciones a las drogas no han mermado, han ido en aumento en los últimos años. Y ya hay bandas de arcotraficantes que atacan mortalmente centros de readaptación para evitar perder adictos. El gobierno ha sido intencionalmente negligente en el punto neurálgico del negocio del narcotráfico: sus finanzas.

PESADILLA PARA MIGRANTES

También se ha incrementado el secuestro, tanto de nacionales como de migrantes centroamericanos, que tienen que padecer un doloroso y peligroso viacrucis para poder llegar a la frontera con Estados Unidos, donde se vuelven a encontrar con el anudamiento de bandas de narcotraficantes y de despiadados tratantes de personas.

Son frecuentes los casos en los que esa alianza obliga a quienes quieren ir a trabajar a Estados Unidos a organizarse en grupos que saturan los vehículos de los policías de migración, para después mandar a otros grupos con mochilas en las que se ven forzados a transportar droga. No son pocos los migrantes centroamericanos que, al caer en manos de las bandas del narcotráfico, tienen que quedar como rehenes hasta que sus familiares hagan un oneroso pago o deben prestar servicios como esclavos de los narcotraficantes. La muerte colectiva es ya un peligro nada excepcional.

UN ESTADO AUSENTE

Otro efecto de la guerra calderonista es la fragmentación de los cárteles de la droga, y la aparición de nuevas bandas que combaten por zonas de influencia. El narcotráfico se ha aprovechado de la grave crisis del voraz capitalismo neoliberal, que ha dejado masas de jóvenes sin posibilidades de estudiar o de tener un empleo. Recluta a muchos de esos jóvenes para que hagan tareas de espionaje en la vida cotidiana. Situados en las entradas de las poblaciones o en sus puntos centrales avisan por teléfonos desechables quiénes se mueven y quiénes son susceptibles de ser atacados. También de entre esos jóvenes reclutan a los narcomenudistas y hasta a sicarios. Hay regiones enteras de México donde el Estado se encuentra prácticamente ausente, que son controladas por distintas bandas de narcotraficantes.

Para agravar más la situación, el gobierno ha aprovechado esta guerra para atacar y criminalizar las protestas sociales, yendo en desmedido aumento las violaciones a los más elementales derechos humanos. El Estado, hostiga, persigue y criminaliza a los grupos defensores de derechos humanos. Las bandas de narcotraficantes han infiltrado al Estado, que incrementa una corrupción endémica.

WIKILEAKS: GUERRA SIN ÉXITO

Para colmo, los cables revelados por Wikileaks muestran que la soberanía nacional ha sido gravemente lesionada y que el gobierno estadounidense es quien decide las estrategias de esta guerra. Los cables exhiben las fallas de los políticos y del ejército mexicano.

El cónsul de Estados Unidos en Monterrey expresó dudas sobre la eficacia del ejército mexicano en la lucha antinarco. De un cable de quien fuera cónsul estadounidense en Ciudad Juárez en 2009 se desprende que percibía que el ejército mexicano veía con buenos ojos que el cártel de Sinaloa se impusiera al de Juárez en la disputa por el control de esa ciudad. La secretaria del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos consideró en 2011 que la situación en México estaba empeorando. El FBI aceptó que el combate al narcotráfico por las autoridades mexicanas no tenía éxito.

Se reveló también una operación que llevaba el nombre de "Rápido y Furioso", por la que una instancia oficial estadounidense había pasado clandestinamente alrededor de dos mil armas de grueso calibre para los grupos delictivos con el supuesto fin de darles seguimiento, pero que este seguimiento no se había podido realizar. Se supo que aviones de espionaje de Estados Unidos realizan sobrevuelos rutinarios sobre territorio mexicano.

PÉRDIDA DE SOBERANÍA

Ante estas informaciones, legisladores mexicanos han protestado porque Estados Unidos hace negocio con las bandas criminales, mientras el pueblo mexicano pone los muertos. Han repudiado las acciones injerencistas de Estados Unidos, lamentando que un gobierno extranjero decida acciones internas, y plantean que hay que renunciar a la llamada Iniciativa Mérida, un acuerdo sobre seguridad que implica que México recibe ayuda estadounidense a cambio de someterse a las estrategias de ese país.

El diputado Muñoz Ledo hizo ver la gran incongruencia con que opera Estados Unidos al declarar que no puede impedir la venta de armas a grupos mexicanos, a la par que decreta un embargo de armas a Libia. El escritor John Saxe-Fernández denunció que los mexicanos padecemos un régimen anti-nacional, proconsular, con funcionarios y agencias de Estados Unidos operando en México como autoridades en materia de seguridad interna. Y la Arquidiócesis de México culpó a Estados Unidos de la violencia en México.

"NO MÁS SANGRE"

En enero de 2011, ante el evidente fracaso de su guerra contra el narcotráfico, el Presidente Calderón negó haber utilizado la palabra "guerra". Fue contradicho por muchos analistas, que han mostrado cómo, de manera enfática y con muchos simbolismos, Calderón ha tratado de imponer mediáticamente una guerra que no iba ganando. Carmen Aristegui hizo ver que esa guerra se había convertido en la principal y casi única apuesta del gobierno y que había resultado ineficiente.

En muchas ciudades, sobre todo norteñas, pero también en el occidente y en el centro del país, de manera espontánea se han realizado marchas en contra de la violencia. Algunos caricaturistas de periódicos nacionales lanzaron la campaña "No más sangre", aplaudida por artistas e intelectuales. Epigmenio Ibarra dijo que la gente no puede acostumbrarse a los asesinatos y conformarse con la excusa gubernamental de que los narcos se matan entre ellos. Fernando del Paso afirmó que la violencia es el resultado de muchos años de pobreza y de fallas en el sistema educativo. Muchos dijeron que era fundamental que la sociedad expresara su rechazo a la guerra de Calderón, que ha aumentado el clima de inseguridad y de miedo en que vive México. El dramaturgo Luis Mario Moncada señaló el hartazgo de una sociedad que no ha sido consultada sobre acciones ineficaces que no se corresponden con una auténtica política de Estado en materia de seguridad. Alberto Híjar recalcó la necesidad de responder al incremento del terrorismo de Estado.

ASÍ ATERRORIZAN MÁS

La campaña "No más sangre" propició que la gente protestara con sus medios en los sitios donde vive diciéndole al gobierno: "Ya basta". Miguel Ángel Granados Chapa puntualizó que las fuerzas represivas del gobierno llegan a los sitios donde se han cometido abominables asesinatos masivos sólo para aterrorizar más a una población ya agraviada y no para evitar esos actos y que la campaña surgida desde abajo clamando "No más sangre" hacía que los reclamantes se sintieran menos impotentes.

Hay comunidades indígenas que han tenido que defenderse en condiciones desfavorables de las incursiones de los narcotraficantes. En enero, un comando de decenas de hombres quemó casas y la escuela de una comunidad tepehuana. Los lugareños, sabiendo que el gobierno no sabía cómo combatir esta delincuencia decidieron defender su territorio por sí mismos. Otros poblados tepehuanos se han visto en la necesidad de emigrar ante el acoso de las bandas de narcotraficantes.

MARCOS: UN TEXTO REVELADOR

Víctor Flores Olea considera que la guerra emprendida por Calderón ha sido un negocio que destruye y atemoriza al país y alabó que Marcos, después de mucho tiempo de no compartir comunicados, hubiera hecho "el más agudo, por verdadero y revelador, de los análisis publicados sobre el estado de guerra que prevalece en México". El comunicado de Marcos, fechado entre enero y febrero de 2011, apareció con el título "Apuntes sobre las guerras".

El texto es una carta que dirige a don Luis Villoro en el periódico "La Jornada". Marcos aclara que se trata de ideas fragmentadas, tal como es la realidad mexicana. Su palabra debía "ir y venir, sorteando retenes y patrullajes militares y policiacos" y describe una realidad "sin anestesia alguna".

El escrito tiene una introducción y cuatro partes. La primera la dedica a la "guerra de arriba". Recuerda Marcos a las estatuas bélicas que ocultan más de lo que muestran. Están levantadas para cantar en piedra la memoria de victorias militares, pero no hacen sino ocultar el horror, la destrucción y la muerte de toda guerra.

Esas estatuas pretenden que el vencedor tenga memoria de su éxito y buscan forjar la desmemoria del vencido. Remite a la guerra en Irak: al negocio de la destrucción le siguió el de la reconstrucción. Aunque las bajas entre las tropas estadounidenses siguen, lo importante es el dinero que va y viene con fluidez y abundancia.

LA BARBARIE "LEGITIMADA"

Marcos habla de la "legitimación de la barbarie". Los vencedores no se contentan con ganar sus guerras. Quieren también derrotar al vencido moralmente con una propaganda que les dé legitimidad. Sobre la justificación de Estados Unidos para invadir a Irak -el peligro de las armas de destrucción masiva- no importó que no existieran ni que el gobierno de Bush supiera que mentía. Un costoso y masivo montaje mediático se usó para que el horror, la destrucción y la muerte que se desataron no inquietaran a los invasores y a sus aliados. También se decretó que esa guerra ha terminado, cuando todavía prosigue.

Marcos reflexiona en lo esencial de la guerra: no es sólo la fuerza material, resulta indispensable la fuerza moral
que proporcionan los medios masivos electrónicos y escritos.

Profundiza también en la "geografía de la guerra". Se trata no sólo de destruir al enemigo en su capacidad de combate para imponer la voluntad del vencedor, sino de destruir su capacidad moral, aun cuando todavía tenga capacidad física. Marcos señala que ya no es posible ubicar ningún conflicto en un terreno meramente físico, pues cada vez se hace más complicado el terreno de las guerras.

En el escenario de una guerra nuclear no habría vencedores ni vencidos tras una destrucción total e irreversible. Y por eso se ha pasado de las grandes guerras a las medianas y a las pequeñas y se combina la diplomacia internacional con guerras regionales y nacionales. En lugar de una guerra nuclear, se han dado innumerables conflictos de todos los niveles, con sus millones de muertos y desplazados de guerra, con naciones destruidas y con millones de ganancias para las transnacionales.

DESTRUIR PARA RECONSTRUIR

Marcos destaca que la teoría militar ha descubierto que son posibles los conflictos en donde un contrincante abrumadoramente superior en términos militares es incapaz de imponer su voluntad a un rival débil. Pone los ejemplos de Playa Girón y de Vietnam.

Marcos pide no olvidar que para quien hace la guerra su voluntad debe imponerse en el territorio conquistado. Hoy, la voluntad que trata de imponer el capitalismo es destruir/despoblar y reconstruir/reordenar el territorio conquistado. Las guerras de hoy no se conforman con conquistar un territorio y recibir tributo de la fuerza vencida.

En la actual etapa del capitalismo se quiere destruir el territorio conquistado y despoblarlo, destruir el tejido social
del pueblo vencido, lo que implica aniquilar todo lo que le da cohesión a una sociedad. Simultáneamente a la destrucción y al despoblamiento, se opera la reconstrucción del territorio y el reordenamiento de su tejido social con otro método, lógica y actores. Las guerras imponen nuevas geografías.

GUERRA CONTRA EL CRIMEN: UN GRAN NEGOCIO

En la parte segunda de su texto, Marcos habla de la guerra del México de arriba. Enfatiza que la realidad mexicana se encuentra invadida por la guerra. Agudamente, plantea que, debido a Calderón, no hay que ir a Oriente Medio para reflexionar críticamente sobre la guerra. La guerra ha irrumpido en la vida cotidiana mexicana, porque se ha impuesto desde el poder, desde arriba. "Quien se posesionó de la titularidad del ejecutivo federal por la vía de facto, no se contentó con el respaldo mediático y tuvo que recurrir a algo más para distraer la atención y evadir el masivo cuestionamiento a su legitimidad: la guerra. Pensó que sería buena idea que México tuviera su guerra, cosa que tuvo la entusiasta aprobación de los mandos militares y de quien realmente manda: el capital extranjero".

Marcos invitó a emprender la crítica a esa catástrofe nacional llamada guerra contra el crimen organizado "incursionando en sus alentadores económicos". Señala que hay que buscar en las patentes, proveedores y créditos internacionales que se hallan en la denominada Iniciativa Mérida.

Con datos abundantes y precisos, sacados de diversas fuentes oficiales combinadas, Marcos demuestra que la guerra en México es un gran negocio y focaliza a quienes ganan con este negocio. En los primeros cuatro años de esa guerra las instancias estatales encargadas de librarla recibieron 366 mil millones de pesos. Marcos hace un minucioso desglose del presupuesto destinado para esa guerra y conduce al lector a que visualice las industrias bélicas que se han beneficiado con la compra de armamento, equipos y parque. Quien gana económicamente es Estados Unidos, que vende armas a las fuerzas oficiales y a las bandas de narcotraficantes. Además de otorgarle ganancias, esto le da territorio y control político y militar.

UNA GUERRA PERDIDA

Apelando a los datos que se han ido acumulando y a lo que Wikileaks ha desnudado, Marcos sintetiza que esta guerra está perdida para el gobierno que la ha emprendido. Por más que se trate de convencer a los mexicanos que el gobierno va ganando esa guerra, la mayoría sabe que no es cierto, sobre todo porque los medios de comunicación han sido rebasados por las formas de intercambio de gran parte de la población, a través de complejas redes. Marcos reúne datos muy inquietantes: cómo muchos encargados de combatir a los narcotraficantes están infiltrados por ellos.

Según Marcos, el gobierno no quiere reconocer que, militar y políticamente, la guerra -que es la meta central de su gestión- ha fracasado. Pese a esto, Marcos está convencido de que el gobierno no cambiará su estrategia, porque al ser la guerra un negocio se mantendrá mientras produzca ganancias.

UNA NACIÓN ROTA

Calderón ha acompañado su guerra militar con otra guerra en contra del trabajo digno y el salario justo. Ha sido lamentable que quiera acusar de ser miembros del crimen organizado a gran número de gente inocente que ha muerto como consecuencia de una terrible guerra perdida y sin final. Marcos enfatiza que no habrá un vencedor mexicano en esta guerra, aunque sí hay un poder extranjero que sí tiene planes para reconstruir y reordenar a México como territorio de guerra. Lo peor de todo es que esta guerra ha ido destruyendo el último reducto que le puede quedar a una nación: su tejido social, ya roto por completo.

Marcos considera que arriba se promueve esta fallida guerra, mientras abajo cunde la muerte. Se pregunta cuántos de los miles de asesinados eran delincuentes y si los más de mil niños y niñas ya asesinados, y que el gobierno ha olvidado desglosar en sus cuentas, eran sicarios del crimen organizado.

Considera que mientras arriba tratan inútilmente de desdramatizar en estadísticas los crímenes que su guerra provoca, el tejido social se ha ido destruyendo en todo el territorio mexicano. Lo que prevalece es una imposición, por las armas, del miedo, de la incertidumbre y de la vulnerabilidad. El saldo de esta guerra serán las ganancias económicas, los miles de muertos y una nación destruida y rota.

"LOGRARON DETENER ESTA GUERRA"

En la tercera parte de su escrito, Marcos se interroga sobre si nada hay ya por hacer. Se remite a 17 años atrás, cuando una gigantesca movilización ciudadana, sin jefes, sin dirigentes, paró la guerra de exterminio de Salinas contra los indígenas chiapanecos rebeldes.

Se lamenta que la iniciativa de los trabajadores de la cultura "No más sangre" se pretendió descalificar porque no se plegaba a un proyecto electoral. Marcos critica que numerosos contingentes autoproclamados de izquierda no hayan movido sus fuerzas para detener la guerra, para que el país sobreviva, y que estén haciendo cálculos mezquinos con la intención de movilizar sólo en torno al voto en la contienda electoral del 2012. Marcos sabe que, a pesar de esto, hay quienes resisten y no se rinden, quienes entienden que las soluciones no provienen de arriba, sino que se construyen abajo, entre quienes apuestan a las ilusiones que vende una "clase política cadavérica", quienes no se quedan inmóviles frente a la guerra y echan a andar una alternativa social de libertad, justicia, trabajo y paz.

QUÉ ES LA GUERRA ZAPATISTA

En la cuarta parte de su carta, Marcos sostiene que la guerra es inherente al capitalismo y que la lucha por la paz es anticapitalista. Si en la segunda parte tocó de lado la guerra contra las comunidades zapatistas que, al mismo tiempo que se oculta se incrementa, en esta última parte trata el tema de la guerra levantada por los zapatistas, en la cual existe la paradoja de que si perdían ganaban, y si ganaban ganaban, porque su guerra no es del tipo de guerra que se propone destruir al contrario.

La guerra zapatista es para dejar de ser lo que en estos momentos son y así ser lo que deben ser. Eso es posible porque reconocen al otro y a lo otro, tanto en tierras mexicanas como en el mundo entero, a ésos que, sin ser iguales a los zapatistas, sufren los mismos dolores, sostienen resistencias semejantes, luchando por una identidad múltiple que no anule, no avasalle y no conquiste, anhelando un mundo sin ejércitos.

ZAPATISTAS: NI SE HAN VENDIDO NI RENDIDO

Marcos afirma que el primero de enero de 1994 se hizo visible en México la guerra contra los pueblos originarios de México. Entonces, hace 17 años, la sociedad civil mexicana les había pedido que intentaran el camino del diálogo para resolver sus demandas. Los zapatistas habían cumplido, y una y otra vez, pese a la insistente guerra en su contra, han insistido en iniciativas pacíficas.

Durante años los zapatistas han resistido ataques militares, ideológicos y económicos. En el año 2011 existe un silencio sobre lo que ocurre en tierras zapatistas, que ni en las condiciones más difíciles se han rendido ni se han vendido, ni han claudicado. Han estado construyendo mejores condiciones de vida para sus pueblos. Los zapatistas han tenido sentido de comunidad y no esperan ni suspiran que lleguen de arriba las soluciones. No sujetan su andar a quien mira hacia arriba. Han mantenido la independencia de su propuesta, y en su identidad tienen una oportunidad sólida de supervivencia frente al desastre. En su calendario no está mandando la zozobra, porque, sin miedo, se tienen a ellos mismos.

APROVECHAR LA GUERRA

En 2011 los zapatistas cumplieron 17 años de haber hecho su aparición pública. El gobierno ha intentado, sin éxito, acabar con ellos de muchas formas, entrelazadas todas en una guerra contrainsurgente. Pese a ello, los zapatistas han podido avanzar en la construcción de una autonomía pacífica.

A mediados de marzo, tuvo lugar en Chiapas un encuentro nacional de activistas y defensores de derechos humanos. Marcos aclaró que no eran ciertos los rumores propagados por gente del gobierno que le achacan a él una enfermedad grave. Envió un mensaje a los reunidos, transmitiendo el reconocimiento de los pueblos zapatistas a quienes han elegido el camino más difícil, incómodo e ingrato, de defender y promover los derechos fundamentales del ser humano. Alabó a quienes, pudiendo estar arriba, han elegido "ser abajo con los de abajo".

Las comunidades zapatistas han seguido construyendo su autonomía, pero el Estado ha profundizado la otra guerra, la contrainsurgente, que ha mantenido en contra de ellas. Como las noticias que llenan los medios son las de la fracasada guerra contra el narcotráfico, amparado y arropado por la mayoría de los medios, el gobierno pretende aprovechar la guerra general para aplastar con su guerra particular a los zapatistas.

MANIOBRAS OFICIALES

En enero de 2011 trató de endosar al zapatismo el secuestro del cuestionado político panista Diego Fernández de Cevallos. El EZLN se deslindó de inmediato de ese hecho. La maniobra no prosperó porque no había ningún punto de contacto. En sus largos años de actuación el zapatismo no ha secuestrado por ir contra sus principios. Desde que se decretó el cese al fuego el zapatismo ha cumplido su palabra y ha caminado por vías pacíficas.

La red contra la represión y por la solidaridad salió de inmediato a desmentir las falsas acusaciones gubernamentales. Hubo una amplia solidaridad de agrupaciones internacionales que apoyaron al EZLN, a las comunidades zapatistas y a la Otra Campaña en contra de las mentiras del gobierno mexicano.

El Estado maquinó entonces otra vía para golpear a las comunidades: por orden de la Suprema Corte de Justicia, aduciendo errores en el procedimiento judicial, se dejó en libertad a quienes familiares y conocidos de los masacrados en 1997 en Acteal los habían identificado plenamente como los asesinos.

El Estado siguió con su sorda lucha contra las comunidades en su vida cotidiana. A principios de 2011 la comunidad tzotzil de Miztión denunció una vez más agresiones violentas de paramilitares amparados por el gobierno. Esa comunidad se ha opuesto al paso por su comunidad de una nueva autopista. En Bachajón, otra comunidad zapatista indagó y detuvo a asaltantes, los entregó a las autoridades, pero éstas los liberaron.

Otra maniobra oficial ha sido ésta: en complicidad con autoridades estatales, gente que se presenta, sin serlo, como de la Otra Campaña, realiza ocupaciones violentas de ranchos. Las autoridades también han impulsado y protegido a personas adscritas a partidos políticos que despojan a miembros de la Otra Campaña de sitios que controlaban, y han apresado a personas a las que les achacan delitos que no han cometido, para desgastarlos con procesos judiciales amañados.

POR SUS TERRITORIOS

El Estado utiliza paramilitares para agredir a comunidades zapatistas, las despoja de territorios y además de agredirlas, las acusa de la agresión. Después, excluyendo a la comunidad agredida, simula un acuerdo con gente que es seguidora del gobierno para consumar los despojos. Cuando las comunidades hacen manifestaciones para defenderse, son reprimidas.

Ha habido muchas movilizaciones para pedir la liberación de los presos zapatistas. El gobierno utiliza a los apresados injustamente para presionar y chantajear a las comunidades para que negocien y cedan sus derechos al territorio y permitan los planes gubernamentales de turismo e inversión para beneficio de empresas. Las comunidades han ido denunciando nacional e internacionalmente todas las agresiones sin ahorrarse ningún detalle.

En el primer trimestre de 2011 el gobierno de Chiapas lanzó una ofensiva oficial en contra de la Otra Campaña zapatista, apresando injustamente a miembros de las comunidades y a abogados defensores de derechos humanos. La Organización Mundial Contra la Tortura denunció el arresto arbitrario y la violación de derechos humanos contra miembros de la Otra Campaña.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas ha acusado al gobierno del estado de Chiapas de criminalizar a bases de apoyo zapatistas por graves violaciones a los derechos humanos en los procesos judiciales que el Estado ha entablado contra ellas, destacando que el gobierno de Chiapas se ha dedicado a crear y a administrar conflictos para ejercer el control territorial en detrimento de los derechos de las comunidades indígenas.

La disputa por el territorio se basa en que estas tierras son codiciadas por la inversión privada. Los proyectos de inversión se han propuesto despojar a los pueblos por medio de desalojos forzados, cooptación para la firma de convenios, ocupación militar y policial y criminalización de los defensores.

EL GOBIERNO ESTÁ EN OFENSIVA

El gobierno ha dejado de lado el diálogo y el arreglo comunitario sostenido en 2010 para que los pobladores administren y preserven sus recursos y ha pasado a una agresiva ofensiva. Para el organismo de derechos humanos el gobierno intenta hacer aparecer como conflictos intercomunitarios los que él mismo provoca. La situación es producto de una guerra integral de desgaste en contra de las organizaciones de la región.

Le perjudica al gobierno el proyecto de autonomía de las comunidades en defensa de su tierra porque le ha impedido la privatización de esas tierras para proyectos empresariales. En Nueva York, Londres, Edimburgo, París, Berlín, Barcelona y Buenos Aires, agrupamientos afines a la Otra Campaña zapatista denunciaron como represores al gobierno federal mexicano y al gobierno de Chiapas, señalando que es angustioso el problema de la continua represión contra las comunidades por parte de militares, policías y paramilitares.

LA OTRA GUERRA ES CONTRA LOS PUEBLOS INDÍGENAS

La otra guerra no se circunscribe a Chiapas, se expresa con crudeza por todo el país, en contra de las comunidades, sobre todo indígenas, que están intentando buscar vías de sobrevivencia al margen del capital y del Estado.

El Estado mexicano se ha puesto del lado de las empresas depredadoras que aspiran a controlar las riquezas naturales de los pueblos indígenas que no están dispuestos a que se les despoje de su patrimonio. Muchos de ellos se oponen a las actividades de compañías mineras por la contaminación que producen en sus suelos. Numerosas comunidades luchan en contra de los llamados megaproyectos -las grandes presas-, que les quieren quitar sus tierras y viviendas. Frente a múltiples despojos, los pueblos indígenas están resistiendo.

Un recuento de las luchas de estos pueblos se dio en las reuniones del Congreso Nacional Indígena que tuvieron lugar en la comunidad de Mezcala en enero de 2011 a orillas del Lago de Chapala, y en la comunidad purépecha de Nurío en marzo.

HABLAN EN MEZCALA

En la primera reunión del Congreso Nacional Indígena hubo un pronunciamiento de las comunidades asistentes en contra de la privatización y manipulación de la isla de Mezcala. Exigieron la cancelación de decenas de concesiones mineras otorgadas a grandes empresas mineras nacionales y extranjeras. Levantaron la voz para defender a los pueblos que se oponen a la construcción de carreteras que vulneran sus lugares sagrados. Denunciaron la invasión masiva de empresas aguacateras transnacionales en el sur de Jalisco. Rechazaron el despojo de los bosques de comunidades purépechas. Exigieron el respeto a la posición de la comunidad michoacana de Santa María de Ostula y respeto por su policía comunitaria.

Exigieron también la declaratoria de inocencia y la libertad incondicional de varios presos políticos indígenas por todo el país, cuyo único delito ha sido defender sus comunidades. Rechazaron la respuesta bélica del Estado con el hostigamiento del ejército y de muchos grupos paramilitares, introducidos por Calderón en los pueblos. Defendieron al pueblo triqui de Oaxaca y a los Caracoles y Juntas de Buen Gobierno zapatista en Chiapas. Rechazaron el despojo de territorios de los pueblos del Istmo de Tehuantepec.

HABLAN EN NURÍO

En la segunda reunión siguieron apuntando a todos estos problemas y añadieron con énfasis la demanda de la salida de los paramilitares de varias comunidades, recordando que hace 15 años se firmaron los Acuerdos de San Andrés como ley suprema de los pueblos indígenas, que se expresan en su autonomía.

Anunciaron que proseguirían construyendo la autonomía de sus pueblos. Recalcaron que el derecho milenario al territorio lo defienden en cada playa, cada lago, cada río, cada bosque, cada desierto, y cada selva, porque la Madre Tierra no es una mercancía y ellos son parte de ella.

Plantearon que el Congreso Nacional Indígena no olvida a sus muertos, que son su fuerza para resistir el embate del mal gobierno y las amenazas del gran capital. Indicaron que el Congreso Nacional Indígena es el lugar de los pueblos indígenas, espacio de seguridad, sitio de reflexión a donde va y viene su palabra, palabra que es historia, trabajo, baile, música, escuela, tierra, dignidad, forma y vida autónoma.

Los pueblos indígenas se congratulan de tener en el Congreso Nacional indígena esa casa donde comparten experiencias, tristezas y alegrías, donde han construido hermandad y rebeldía y han defendido sus tierras, su agua, sus radios comunitarias y su dignidad.

Los miembros de la Otra Campaña zapatista pueblos indios, campesinos, trabajadores de todo tipo, jóvenes anarquistas, organizaciones barriales, y tantos otros y otras, sufren el embate de esta otra guerra que el gobierno y el capital han desatado sobre ellos al amparo de la fallida guerra en contra del narcotráfico. Este conglomerado de los de abajo ha aprendido de los pueblos indios su persistencia, su paciencia y su creatividad de largo plazo.

PISTAS DESDE EL MUNDO ÁRABE

Para tratar de entender la dinámica de los de abajo ante la ambigua guerra del capital y del Estado frente el narcotráfico y de la guerra en contra de la autonomía de los de abajo nos pueden ayudar algunas pistas que ha ofrecido el filósofo Alain Badiou al analizar lo que está sucediendo actualmente en el mundo árabe.

Badiou llama la atención de la decadencia de cualquier Estado, lo que implica que un día, libremente asociados en el despliegue de la potencia creadora que poseen, los pueblos pueden arreglárselas sin la funesta coerción del Estado.

Otra de sus pistas tiene que ver con el hecho de que entre los de abajo no se da un supuesto contagio que se extiende, sino una resonancia, que es ese algo que se forma en un sitio y resuena con la onda de choque en otros lugares. Esto es precisamente lo que ha sucedido con el zapatismo en México: ha producido resonancias, sobre todo en la construcción de autonomías.

Badiou subraya que la resonancia tiene que ver con lo que él define como acontecimiento, esa creación de un sinnúmero de posibilidades, que no es la repetición de lo ya conocido. Badiou nos dice que en el arranque de un acontecimiento, el pueblo se compone de aquellos que saben cómo resolver los problemas que el acontecimiento les plantea.

Resolver sin ayuda del Estado problemas insolubles es el destino de un acontecimiento. Badiou llama la atención acerca de que miles de nuevas posibilidades relacionadas con las contradicciones surgen en todo momento, posibilidades a las que el Estado, todo Estado, es completamente ciego.

FRENTE A UN ESTADO CIEGO

Frente al Estado se fragua una fidelidad organizada que va imaginando las etapas sucesivas de la acción en una dinámica de emancipación. Todo esto está sucediendo en la Otra Campaña zapatista. Pero no basta. La sobrevivencia creadora de los de abajo necesita una firme solidaridad para inhibir la constante agresión de la guerra que están padeciendo.

Juez ordena a la SCT responder a Telmex

Emplaza a informar sobre el cambio del título de concesión a la empresa de Carlos Slim

La Razón


Francisco Javier Rebolledo, Juez Sexto de Distrito en Materia Administrativa, emplazó a Dionisio Pérez-Jácome, secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), a cumplir de inmediato el amparo ganado por Teléfonos de México (Telmex) el pasado 27 de abril para que la empresa de Carlos Slim pueda brindar los servicios de tripleplay.

El amparo no sólo la obliga a responder a la solicitud sino que fija la ruta para tomar en cuenta una resolución favorable de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) para eliminar las restricciones al título de concesión, que sólo permite dar servicio de telefonía.

La sentencia del Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa, del pasado 27 de abril, señala que “se concede el amparo para que el secretario de Comunicaciones y Transportes dé respuesta congruente y completa a las solicitudes de las quejosas presentadas con fecha 18 de diciembre de 2009, de manera fundada y motivada, tomando en consideración que en el caso operó de pleno derecho a cargo de la Cofetel, la afirmativa ficta respecto de la opinión favorable de cumplimiento para que las restricciones contenidas en los títulos de concesión de las quejosas sean eliminados”.

El requerimiento del juez ocurre luego de que el pasado 9 de mayo emplazó por primera vez a la SCT a responder en un plazo de 24 horas al amparo otorgado a Telmex. Aunque luego el abogado de la SCT, Gerardo Sánchez, dijo que le tomaría “algunas semanas” y no 24 horas.

La telefónica busca el triple play

» El proceso para permitir la entrada de Telmex a la televisión restringida fue lento y desordenado, confirmó Mony de Swaan, presidente de la Cofetel.

» Será el Órgano Interno de Control de la Comisión, dependiente de la Secretaría de la Función Pública y actualmente a cargo de Angélica Ávila Ramírez, el que determine la responsabilidad de los funcionarios involucrados en el asunto.

» Dionisio Pérez Jácome deberá responder en atención a la orden de un juez. Por la complejidad del asunto, se espera que el próximo miércoles se reúna con el Presidente y los cuatro comisionados de la Cofetel parar analizar el caso.

Los desaparecidos de la guerra en México y los golpes de estado en Sudamérica


Rafael de la Garza Talavera

En los años setenta las y los mexicanos respirábamos con alivio al ver como los países de Sudamérica sufrían golpes de estado y la militarización sistemática que provocó muertes pero sobre todo en desapariciones forzadas. El terror en países como Argentina, Chile o Brasil parecía algo lejano pero treinta años después estamos viviendo lo mismo que las naciones mencionadas: militarización acelerada con las consecuencias para las libertades civiles; muertes cotidianas producto de una guerra, como llamó Pinochet a la carnicería que promovía; pero sobre todo desapariciones de personas que acabaron siendo enterradas en lugares secretos a arrojadas desde aviones en pleno vuelo al mar con la clara intención de borrarlas de la historia.

Los recientes hallazgos de fosas clandestinas repletas de cuerpos sin identificar en Tamaulipas y Durango representan un síntoma típico de sociedad enfrascada en una guerra civil organizada desde el poder para administrar el caos en favor de los de siempre: las corporaciones internacionales y sus testaferros nacionales. A los números oficiales manejados por el gobierno federal habrá que agregarle los miles de desaparecidos que no contabilizan las cifras oficiales pues son consecuencia directa del ambiente de violencia generalizada en que vivimos. A los cuarenta mil muertos que se manejan habrá que sumar los desaparecidos. ¿Cuántos son? ¿Diez mil, veinte mil?

Los desaparecidos son fundamentalmente personas pobres y migrantes desesperados por sobrevivir que, a su paso por nuestro país, sufren todo tipo de violencia incluida la desaparición forzada. No por ello debemos de ignorar que la mayoría de los encontrados en las fosas clandestinas son ciudadanos mexicanos que han sido asesinados cruelmente –como lo hicieron los militares sudamericanos- para enviar un mensaje de terror a todos nosotros, para recordarnos que la violencia no necesita justificaciones y que si las tiene van a parar al reino de la ambición, de la discriminación y el racismo.

Y es que para desaparecer personas es necesario negarles toda su humanidad -tal como lo hicieron los paramilitares sudamericanos con la colaboración plena de los ejércitos nacionales o los sionistas con los palestinos- negarles el derecho a la vida por ser pobres y vulnerables, por ser extranjeros pobres, por ser mujeres, por no tener dinero para pagar su rescate. Por eso las desapariciones no son un crimen simple sino agravado porque se les niega el derecho básico a una sepultura digna, que les permita a los deudos honrarlos y visitarlos. Es sin duda un crimen de lesa humanidad porque lesiona la vida de sus familiares y amigos para siempre.

En este sentido la atropellada e irrespetuosa manera en que los desentierran –utilizan trascabos que destrozan los cuerpos sin remordimiento alguno- es una clara muestra de cómo los gobiernos locales y el federal tienen en la misma consideración que los narcotraficantes a los muertos sin nombre, a los desaparecidos. Son los que merecen ser borrados de la historia porque son inferiores, carne de cañón para mantener una nación aterrorizada con el objetivo de mantener el saqueo, el robo y la rapiña de todos los días.

Qué ironía que después de haber pensado que México se había librado de la militarización que sufrieron los países sudamericanos, estemos hoy cercados por grupos armados, viviendo un golpe de estado reciclado, pero eso sí, con el mismo objetivo que en los años setenta: mantener las cosas como están y si se puede, mejorar las condiciones para él despojo sistemático. ¿Habrá otra razón para promover la guerra?

Magisterio en Oaxaca se va al paro, Gabino Cué lo llama "proceso de negociación ejemplar"

Diario Oaxaca

Oaxaca, México. Esta tarde el gobierno del estado emitió un comunicado donde el ejecutivo del estado considera la negociación con el magisterio ejemplar e histórica; esto a pesar del duro anuncio magisterial de esta mañana, sobre el inicio de una jornada de lucha donde la suspensión de labores y las acciones de presión serán su moneda de cambio .

“El gobernador Gabino Cué Monteagudo afirmó que el proceso de negociación con la Sección 22 del SNTE para atender su pliego petitorio, ha sido ejemplar e histórico porque hay una relación muy cordial, armónica, de trabajo conjunto, y hay avances significativos, logrando que los días perdidos de clases se reduzcan en comparación con otros años”.

Más adelante se precisa: que se ha dado respuesta de manera puntual a los puntos del pliego, en el límite de las capacidades del Gobierno, por lo que confió en que las negociaciones que siguen su curso, sean fructíferas y no se afecte a la niñez oaxaqueña. Sin embargo este escenario no es el mismo de la visión magisterial que califica de INSUFICIENTES Y NULAS” la respuesta del estado a su excesiva ambición en sus peticiones.

Pero en el mismo texto, el ejecutivo se contradice al manifestar: El Ejecutivo estatal afirmó que en las mesas de alto nivel con representantes de la Sección 22, se revisa qué más se puede hacer, porque hasta ahora ha ofrecido todo lo que está en sus posibilidades” y ello no habla de un acuerdo o de la aceptación por parte de la Sección 22 del SNTE.

El boletín remata: “el Gobierno del Estado hace su parte, pero debe haber corresponsabilidad para que las cosas en Oaxaca realmente cambien y no seguir con la idea de que el gobierno va a hacerlo todo”; lo cual no habla de cordialidad y acuerdos en la relación con el gremio.

En suma, parece que el gobierno no quiere ver la realidad que vemos todos; y por diplomacia, busca no demostrar ante los medios que su gobierno es incapaz de cumplir las expectativas del magisterio, quien fuera del ámbito laboral, ha colocado en la mesa de negociación temas y asuntos que están fuera de la norma y en la ilegalidad; la entrega de recursos económicos para manejos arbitrarios o el usar un camino al margen de la ley para otorgar beneficios, son variables que el magisterio no cederá, pues es parte de “usos y costumbres” en estas negociaciones, por ello los augurios no son nada halagadores para una sociedad que buscaba percibir el anhelado cambio en este primer nudo del primer año de gobierno.

¡El paro es culpa del Estado!

Comunicado

A LA OPINIÓN PÚBLICA
AL MAGISTERIO DEMOCRÁTICO

Delegados de la Sección 22 del SNTE asistentes a la Asamblea Estatal, convocados por el Comité Ejecutivo Seccional, acordaron la madrugada de hoy el PARO INDEFINIDO DE LABORES este lunes 23 de Mayo, a partir de que consideraron por amplia mayoría que las respuestas dadas por el gobierno del Estado eran mínimas e insuficientes.

En conferencia de prensa convocada por la Comisión Política; el Secretario General de la Sección 22 del SNTE Profr. Azael Santigo Chepi dijo a los medios:
Que el paro indefinido estalla el 23 de mayo con cuatro marchas que partirán de cuatro puntos de la ciudad, para confluir en un gran mitin y la instalación de un plantón de maestros en el zócalo de Oaxaca, reforzando con un 10% de la membresía de la Sección 22 las actividades en la ciudad de México.

Así mismo dijo que estas acciones van en la exigencia a los gobiernos Estatal y Federal y al órgano del SNTE, para que contribuyan en la instalación de mesas de trabajos con funcionarios de Alto Nivel que tengan capacidad de resolución y aporten soluciones a las exigencias de este magisterio oaxaqueño.

No descartó el apoyo de otras organizaciones sociales, sindicatos y de organizaciones internacionales a pregunta expresa de los reporteros a esta conferencia.

Dejando en claro que el magisterio desde la fecha que entregó el pliego petitorio, siempre ha expresado el compromiso con la educación, O responsabiliza a los gobiernos Federal y Estatal por el estallamiento del paro indefinido ante la falta de respuestas a las demandas planteadas principalmente en el aspecto educativo.

En México maestros convocan a un paro indefinido de labores en Oaxaca

Maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de Oaxaca convocaron hoy a un paro indefinido de labores que afectará a 1,3 millones de estudiantes de este estado del sur de México a partir del próximo lunes, informaron fuentes del movimiento docente.

La huelga de los maestros a partir del 23 de mayo se acordó hoy después de que la Sección 22 del SNTE considerara que el Gobierno del estado no ha satisfecho un conjunto de demandas educativas y políticas que le presentaron.

Además del paro de labores en las escuelas está previsto que los maestros realicen un plantón en la plaza principal de la ciudad de Oaxaca, la capital del estado.

En rueda de prensa el dirigente sindical Azael Santiago Chepi explicó que la decisión la tomaron en una asamblea estatal que comenzó ayer y terminó la madrugada de hoy.

Dicha asamblea estatal actúa como máxima autoridad de esa sección sindical en un estado que vivió movilizaciones del mismo colectivo en 2006, que paralizaron las clases durante seis meses.

Chepi explicó que sus demandas son únicamente educativas y sociales, e hizo énfasis en que ninguna es salarial.

Entre las primeras están las de mejorar la dotación de uniformes escolares para los estudiantes, computadoras para cada una de las escuelas primarias del estado, y electricidad en todos los planteles.

Además exigen la presentación con vida de su compañero Carlos René Román Salazar, desaparecido el pasado 14 de marzo, y cuyo paradero se desconoce a pesar de que el Gobierno estatal, encabezado por Gabino Cué, ha ofrecido 500.000 pesos (casi 43.500 dólares) por información que conduzca a él.

En junio del 2006 los profesores oaxaqueños suspendieron labores durante seis meses en protesta porque el Gobierno de Ulises Ruiz, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), había rechazado alzas en los sueldos de los maestros.

El 14 de junio de aquel año un fallido intento de desalojo por la fuerza de los maestros que estaban en la plaza principal de Oaxaca exacerbó el conflicto, que continuó hasta el 25 de noviembre, cuando la Policía Federal recuperó el lugar a la fuerza, y acabó con el movimiento liderado por la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

Durante aquellos meses los únicos profesores que dieron clases fueron quienes integraban la Sección 59 del SNTE, mismos cuyas escuelas quiere ahora la Sección 22 que desaparezcan aduciendo que los profesores no representan los intereses del magisterio.

Lo que sé de Dominique Strauss-Kahn

El autor reivindica la figura del recientemente dimitido director del FMI y critica a la prensa sensacionalista y al sistema judicial de EE UU, que exige al acusado que demuestre la falsedad de los cargos imputados

Bernard-Nenri Lévy / Cortesía de El País para RMX


No sé lo que pasó realmente el sábado pasado en la habitación del ahora famoso Sofitel de Nueva York.

No sé -nadie hasta ahora lo sabe, porque no se sabe gran cosa de la posición de la defensa- si Dominique Strauss-Kahn es culpable de los hechos que se le reprochan o si a esas horas estaba comiendo con su hija.

No sé -y esto, en cambio, sería bueno saberlo lo antes posible- cómo una empleada de la limpieza pudo introducirse sola en la habitación de uno de los personajes más vigilados del planeta, contrariamente a los usos que rigen en la mayor parte de los grandes hoteles neoyorquinos y que prevén "cuadrillas de limpieza" compuestas por dos personas.

Y tampoco quiero entrar en esas consideraciones seudopsicológicas que, pretendiendo penetrar en la cabeza del interesado y observando, por ejemplo, que el número de la famosa habitación (2806) coincide con la fecha (28-06) de la apertura de las primarias socialistas, de las que es el favorito indiscutido, concluyen un acto fallido, un lapsus suicida y patatín y patatán.

Lo que sé es que nada en el mundo justifica que un hombre sea arrojado a los leones de esta manera.

Lo que sé es que nada, ninguna sospecha, justifica -pues hay que recordarlo: en el momento en que escribo estas líneas, solo se trata de sospechas- que el mundo entero sea invitado a regodearse, estos días, con el espectáculo de su silueta esposada, confundida por 30 horas de retención, aún orgullosa.

Lo que sé es que nada, ninguna ley en todo el mundo, debería permitir que otra mujer, su mujer, que ha demostrado un amor y un coraje admirables, sea expuesta a la obscenidad de una opinión pública ávida de storytelling y de no se sabe bien qué oscura venganza.

Y lo que también sé es que el Strauss-Kahn que yo conozco, el Strauss-Kahn del que soy amigo desde hace 25 años y del que seguiré siendo amigo, no se parece al monstruo, a la bestia insaciable y maléfica, al hombre de las cavernas que hoy nos describen por todas partes: seductor, seguramente; conquistador, amante de las mujeres, y antes que nada, de la suya, naturalmente; pero ese personaje brutal y violento, ese animal salvaje, ese primate..., por supuesto que no. Es absurdo.

Esta mañana estoy resentido con el juez estadounidense que, al entregarle a la muchedumbre de cazadores de imágenes que esperaban ante el palacio de justicia, ha fingido pensar que se trata de un detenido como cualquier otro.

Estoy resentido con un sistema judicial calificado púdicamente de "acusatorio" que viene a decir que cualquiera puede acusar a quien le parezca del crimen que le parezca, y que le corresponde al acusado demostrar que la acusación es falsa y carece de fundamento.

Estoy resentido con esa prensa sensacionalista neoyorquina, vergüenza de la profesión, que, sin la menor precaución y sin proceder a la más mínima verificación, ha descrito a Strauss-Kahn como un enfermo, un hombre perverso, casi un asesino en serie y carne de psiquiatra.

Estoy resentido con todos aquellos que, en Francia, han aprovechado la ocasión para saldar sus cuentas o hacer avanzar sus mezquinos asuntos.

Estoy resentido con los comentaristas, politólogos y otros comparsas de una clase política exaltada por su divina sorpresa que, sin la menor decencia, enseguida, es decir, desde el primer segundo, entonaron su de profundis y dieron en hablar de "redistribución de papeles", "nuevo escenario" en el seno de esto y lo otro... Lo dejo aquí, porque me dan náuseas.

Estoy resentido -hay que nombrar a uno por lo menos- con el diputado Bernard Debré, que ha cargado contra el que ha denominado hombre "poco recomendable" y "entregado al sexo" que se conduce desde hace tiempo como un "miserable".

Estoy resentido con todos aquellos que reciben con complacencia el testimonio de esa otra joven, francesa esta vez, que pretende haber sido víctima de un intento de violación del mismo estilo que calló durante ocho años, pero que, olfateando la ocasión, desempolva su historia y corre a venderla en los platós televisivos.

Y además, por supuesto, estoy consternado por el alcance político de este suceso.

Por la izquierda, que, si Strauss-Kahn saliese de escena, perdería a su campeón.

Por Francia, que, desde hace años, tiene en él a uno de sus servidores más devotos y competentes.

Y por Europa, por no decir el mundo, que, en los cuatro años que lleva a la cabeza del FMI, le debe su contribución para evitar lo peor.

Por un lado estaban los ultraliberales puros y duros, los partidarios de las medidas de rigor sin modulaciones ni matices, y por el otro, aquellos que, con Dominique Strauss-Kahn al frente, habían empezado a poner en marcha unas reglas del juego menos clementes con los poderosos, más favorables con las naciones proletarias y, en el seno de estas, con los más frágiles y desfavorecidos.

Su arresto ha tenido lugar a unas horas de la reunión en la que iba a defender ante la canciller alemana, más ortodoxa, la causa de un país, Grecia, que él creía poder poner en orden sin ponerlo de rodillas al mismo tiempo. Su derrota sería también la de esa gran causa. Sería un desastre para toda esa parte de Europa y del mundo que, por primera vez en la historia, el FMI que él dirige no pretendía sacrificar a los intereses superiores de la finanza. Y en este caso, sí, sería un signo terrible.

Traducción: José Luis Sánchez-Silva

Atacan sede de la policía en San Luis Potosí

Un elemento de la Policía municipal de Ciudad Valles murió acribillado en un ataque contra la sede de la Comandancia local por hombres armados que, según los testigos, iban en varias camionetas y vestidos con uniformes de la Policía Federal, y también lanzaron granadas a las instalaciones policíacas.

Los sicarios lanzaron ráfagas a la fachada de la Comandancia y a los agentes que en ese momento efectuaban el cambio de turno.

El cuerpo del policía Raúl Cisneros Martell quedó tirado en la vía pública, frente a la fachada de la Comandancia.

El preventivo era sobreviviente de otro ataque anterior a la Policía de Valles cometido en julio del año pasado. En ese entonces fungía como escolta del director de Policía, Andrés Castillo Vite, quien resultó gravemente herido y fue retirado del cargo.

Mientras que otro elemento quedó herido por los disparos en el ataque y dos civiles sufrieron lesiones leves, según informó la Procuraduría de Justicia del estado.

Una camioneta Ford Lobo de color blanco, en cuyo interior se encontraron ropas tipo PF y equipo táctico, quedó abandonada cerca de la Comandancia.

Esta tarde, la 12ª Zona Militar con sede en San Luis reportó que fueron encontradas seis granadas de fragmentación sin detonar.

Los soldados efectuaron patrullajes por la ciudad y municipios vecinos en busca de los autores del ataque. En el ejido Santa Bárbara, del municipio de Huehuetlán, se toparon con hombres armados que viajaban en tres camionetas, con los cuales intercambiaron disparos.

Uno de los presuntos sicarios quedó muerto en el lugar, informó la Sedena en un comunicado. El hombre aún vestía como Policía Federal; también se aseguraron una lanza granadas, varias armas largas y cortas y cartuchos.

San Lázaro, puro engaño y cinismo

Jesusa Cervantes

Engaño, oportunismo y cinismo. Esa ha sido la actitud de los diputados federales de PRI, PAN y PRD desde que concluyó el periodo ordinario de sesiones, el pasado 30 de abril. A lo largo de los poco más de 20 días que han transcurrido de mayo, los legisladores se han dedicado a demandar por separado un periodo extraordinario para sacar adelante las reformas pendientes.

Del Senado de la República llegaron a la Cámara de Diputados tres reformas fundamentales para el país, debido a los tiempos sociales, violentos y electorales que vivimos. Y ninguna ellas ha sido aprobada.

La primera minuta en llegar a la Cámara fue la reforma a la Ley de Seguridad Nacional, en abril de 2010. Durante meses, los diputados federales la mantuvieron en la congeladora; luego, la urgencia de los mandos militares y los acuerdos con el PRI hicieron que se discutiera en ‘petit comité’.

El trabajo de quien estuvo al frente, el diputado Alfonso Navarrete, fue impecable; sin embargo, tuvo un pequeño problema: no se socializó entre las siete fracciones que integran la Cámara.

Lo anterior dio pie a que, al hacerse público el documento considerado ya como la base de la minuta, recibiera duras críticas, debido a que el resto de los partidos se sintió excluido; pero sobre todo sirvió para que la sociedad alzara su voz, ya que nunca fue consultada sobre un tema tan sensible como la legalización de las Fuerzas Armadas en el combate al narcotráfico.

La polémica reforma nunca fue discutida como lo establece el reglamento de la Cámara de Diputados: en comisiones con la participación de todos lo partidos. En lugar de ello, el PRI intentó hacer los cambios entre unos cuantos que fuera aprobada el 29 de abril, ¡un día antes de que concluyera el periodo ordinario de sesiones!

Las marchas en pro de un pacto ciudadano por la paz con justicia y dignidad, el reclamo contra la persistente violencia y el rechazo al baño de sangre en que se ha convertido el país, fueron el acicate para que, ahora sí, los principales partidos en la Cámara de Diputados declaren una y otra vez que urge un periodo extra para aprobar dicha ley, y dar así un poco de coherencia en el combate al narcotráfico.

La posición resulta ser un simple oportunismo debido a que los posicionamientos de los partidos sólo buscan quedar bien con la sociedad civil que los increpó duramente; un engaño, porque si no hay un dictamen --y en este caso apenas definieron el plan de trabajo para discutir la minuta del Senado--, no se puede convocar a un periodo extraordinario y cínico, porque durante un mes nunca se atrevieron o propusieron sacar del cajón de la congeladora el controvertido proyecto.

Una ley más. El lavado de dinero. Es otra minuta que llegó del Senado, aunque ciertamente en las últimas horas del cierre del periodo ordinario.

Lo absurdo de la actitud de los diputados federales es que todos demandan un periodo extra para aprobar esta ley que, aunque limitada es mejor de lo que hoy existe para intentar poner un dique al objetivo que mueve a los grupos criminales: la obtención de la riqueza.

Es absurdo que hagan esta demanda porque, peor aún que en el anterior caso, la comisión que tiene en su poder la minuta no se ha reunido ni una sola vez para discutirla. Por lo tanto, tampoco hay dictamen que discutir en un periodo extraordinario.

Y finalmente, la reforma política. Es cierto que el Senado la aprobó en los últimos días del periodo, pero al ser un tema menos complicado, pero no por ello de menor trascendencia para el país, e incluso, al introducirse figuras de participación política por la que la mayoría de los partidos han estado pugnando, resulta cínico que los priistas llamen a un periodo extraordinario cuando han sido ellos quienes se oponen rotundamente a la creación de estas nuevas formas de participación política.

Por todo esto resulta cínico, oportunista y un total engaño que PRI, PAN y PRD hayan estado machacando durante los últimos 20 días que desean un periodo extraordinario cuando ni siquiera lo pueden hacer, pues carecen de dictámenes para discutir. Y un periodo extra se establece sólo cuando se cuenta con materia, es decir, dictámenes que aprobar.

Los diputados federales se han exhibido como unos verdaderos oportunistas y mentirosos. Demandan algo cuando ellos mismos, en los hechos, se niegan con empezar a trabajar. Y luego se preguntan por qué es que los legisladores son percibidos entre la sociedad como unos mentirosos.

La posibilidad de que ocurra un periodo extraordinario para avalar estas leyes siempre está abierta, pero para que ello ocurra se requiere voluntad política, deseos de servir y un verdadero deseo de ayudar a que este país y sus habitantes puedan vivir con paz y seguridad.

La insostenible posición del imperio

Fidel Castro

Nadie puede asegurar que el imperio en su agonía no arrastre al ser humano a la catástrofe.

Como se sabe, mientras exista la vida de nuestra especie, toda persona tiene el deber sagrado de ser optimista. Éticamente no sería admisible otra conducta. Recuerdo bien que un día, hace casi 20 años, dije que una especie estaba en peligro de extinción: el hombre.

Ante un selecto grupo de gobernantes burgueses aduladores del imperio, entre ellos el de inmensa mole bien alimentada, el alemán Helmut Kohl, y otros por el estilo que hacían coro a Bush padre -menos tenebroso y enajenado que su propio hijo W. Bush-, no podía dejar de expresar aquella verdad que veía muy real, aunque todavía más lejana que hoy, con la mayor sinceridad posible.

Al encender el televisor aproximadamente a las 12 y 15 del medio día, porque alguien me dijo que Barack Obama pronunciaba su anunciado discurso sobre política exterior, presté atención a sus palabras.

No sé por qué a pesar de los montones de despachos y las noticias que escucho diariamente, en ninguno vi que el sujeto hablaría a esa hora. Puedo asegurar a los lectores que no son pocas las tonterías y mentiras que, entre verdades dramáticas y hechos de todo tipo, leo, escucho, o veo en imágenes todos los días. Pero este caso era algo especial. ¿Qué iba a decir el tipo a esa hora en este mundo agobiado de crímenes imperiales, masacres o aviones sin piloto lanzando mortíferas bombas, que ni siquiera Obama, ahora dueño de algunas decisiones de vida o muerte, imaginaba cuando era estudiante de Harvard hace solo unas decenas de años?

Nadie suponga, desde luego, que Obama es dueño de la situación; solo maneja algunas partes importantes que el viejo sistema en su origen otorgó al “Presidente Constitucional” de Estados Unidos. A estas alturas, después de 234 años de la Declaración de Independencia, el Pentágono y la CIA conservan los instrumentos fundamentales del poder imperial creado: la tecnología capaz de destruir al género humano en cuestión de minutos, y los medios para penetrar esas sociedades, engañarlas y manipularlas impúdicamente el tiempo en que necesiten hacerlo, pensando que el poder del imperio no tiene límites. Confían en manejar a un mundo dócil, sin perturbación alguna, todo el tiempo futuro.

Es la idea absurda en que basan el mundo del mañana, bajo “el reino de la libertad, la justicia, la igualdad de oportunidades y los derechos humanos”, incapaces de ver lo que en realidad ocurre con la pobreza, la falta de servicios elementales de educación, salud, empleo y algo peor: la satisfacción de necesidades vitales como alimentos, agua potable, techo y otras muchas.

Curiosamente, alguien puede preguntarse por ejemplo ¿qué ocurrirá con los 10 mil muertos por año que ocasiona la violencia derivada de las drogas, fundamentalmente en México, a lo que se pueden añadir los países de Centroamérica y varios de los más poblados del sur del continente?

No albergo intención alguna de ofender a esos países; el propósito es solo señalar lo que ocurre a los demás casi diariamente.

Una pregunta sí hay que hacerla casi de inmediato: ¿qué pasará en España donde las masas protestan en las ciudades principales del país porque hasta el 40% de los jóvenes están desempleados, para citar solo una de las causas de las manifestaciones de ese combativo pueblo? ¿Es que acaso van a iniciarse los bombardeos a ese país de la OTAN?

Sin embargo, a estas horas, a las 4 y 12 p.m., no ha sido publicada la bendita versión oficial en español del discurso de Obama.

Espero me excusen por esta improvisada Reflexión. Tengo otras cosas de las cuales ocuparme.

Sugiere López Obrador a Calderón que ponga en marcha un plan emergente para reactivar la economía nacional

* Pide al presidente espurio que “no se enterque” y que rectifique el modelo económico que a todas luces resultó un profundo fracaso en 28 años de vigencia

* El presidente legítimo de México hace énfasis en que la solución más justa, humana y eficaz a los problemas de violencia e inseguridad radica en la aplicación de una política social


Ante la grave situación por la cual atraviesa el país, Andrés Manuel López Obrador sugirió a Felipe Calderón que ponga en marcha un plan emergente para reactivar la economía nacional, generar fuentes de empleo, garantizar mínimos de bienestar a la mayoría de los mexicanos y oportunidades de estudio a los jóvenes.

También pidió al presidente espurio que “no se enterque” y que rectifique el modelo económico que a todas luces resultó un rotundo fracaso en 28 años de vigencia.

El presidente legítimo de México hizo énfasis en que la solución más justa, humana y eficaz a los problemas de violencia e inseguridad radica en la aplicación de una política social, en vez de mantener las medidas coercitivas que ha puesto en práctica la administración calderonista.

Por ejemplo, destacó, que haya una total cobertura para los miles de aspirantes a la educación media superior y superior.

En entrevista con el programa A fondo, que se transmite por Mega Canal, aseguró que sí hay salidas y que sí se puede superar la actual crisis política, económica y social y de valores.

Sin necesidad de reforma legal alguna –explicó— es necesario eliminar los privilegios fiscales para hacer efectivo el principio del cobro de impuestos de manera progresiva.

Antes, dijo a los micrófonos de la U de Veracruz, cuya señal se difunde por el 98.5 de FM, que se gravará la extracción de minerales, en caso de que triunfe el candidato presidencial del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA).

López Obrador detalló que también se cobrarían impuestos a las 400 grandes corporaciones, entre ellas las instituciones bancarias, que tienen ingresos por 6 billones de pesos anuales, para fortalecer la hacienda pública y contar con recursos suficientes para financiar el desarrollo nacional y los programas dirigidos a los sectores más pobres del país.

Al afirmar que en el nuevo gobierno democrático habría justicia y no venganzas, mencionó como tarea fundamental el combate a la corrupción, así como a la desigualdad social.

Sin embargo, dejó en claro que los cambios tienen que gestarse a partir de derrotar a la mafia del poder político por la vía pacífica-electoral y con la participación de ciudadanos comprometidos con un cambio real.

En ambos espacios informativos, expresó que tanto el PRI como el PAN son iguales y que las cúpulas de ambas fuerzas están al servicio de la mafia del poder, como quedó de manifiesto en 1998 cuando el panismo apoyó al priismo para imponer a Carlos Salinas en la Presidencia de la República y posteriormente, en el 2006, el tricolor le devolvió el favor al blanquiazul para colocar a Calderón en la silla presidencial.

En ese tenor subrayó que el presidente espurio lanza un exabrupto cada vez que abre la boca, como aquella expresión de que a los turistas norteamericanos sólo reciben disparos de tequila.

Por esa razón, la mafia del poder inició una operación de recambio e impulsa la candidatura presidencial del priista Felipe Calderón, con la intención de mantener el actual régimen de corrupción y de privilegios.

Ahora, “ya se volvió deporte nacional golpear a Calderón; ya cualquiera lo ningunea”, subrayó.

A pesar de que se esparce la especie de que con el eventual retorno del PRI se resolverían los grandes y graves problemas nacionales, lo cierto es que los priistas emularían al dictador Antonio López de Santa Anna y venderían Petróleos Mexicano, el sector energético y hasta Palacio Nacional.

A pregunta expresa, aclaró que el jefe de Gobierno del Distrito Federal y aspirante a la candidatura presidencial de las izquierdas, Marcelo Ebrard, es su amigo, compañero y un extraordinario gobernante, con el cual no habrá problema alguno en la definición de quién deberá abanderar a las fuerzas democráticas.

El candidato será aquel que esté mejor posicionado, de acuerdo a los resultados de una encuesta o consulta entre la ciudadanía, explicó al puntualizar que su adversario priista, Enrique Peña, sólo es producto de la mercadotecnia y que Televisa trata de inflarlo, mediante una sobreexposición en la pantalla chica.

Posteriormente, el presidente legítimo asistió a la cabina de Noticias MVS. Explicó que la gira nacional Salvemos a México tiene como propósito informar y concientizar al pueblo sobre la necesidad de concretar un cambio real y verdadero.

Expuso que la economía nacional tiene 28 años de estancamiento y de nulo desarrollo, mientras que un puñado de 30 potentados se ha hecho inmensamente rico al amparo del poder público.

En el informativo que se transmite por el 100.5 de FM, aseguró que hay una buena relación con el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas y que junto con Ebrard acudieron al acto de inicio de campaña del candidato del PRD, PT y Convergencia al gobierno del estado de México, en lo que llamó un acto de unidad.

Hay una relación de respeto con el ingeniero Cárdenas, dijo al adelantar que no diría ni una palabra en contra del precursor del movimiento democrático en México.

Por la tarde, López Obrador acudió a su cita con el pueblo de este importante puerto. Convocó a los veracruzanos a participar en el Movimiento Regeneración Nacional como protagonistas del cambio verdadero y los invitó a asistir el próximo 5 de junio a la asamblea nacional que se realizará en el Zócalo de la Ciudad de México, a partir de las 10 de la mañana.

De acuerdo a su agenda de trabajo, el presidente legítimo encabezará mañana domingo asambleas informativas en las plazas principales de Saltillo, Coahuila, y de Monterrey, Nuevo León.

Encinas entrega primeras mil 500 tarjetas “La Cumplidora”

Notimex

Al continuar su gira de proselitismo por el Estado de México, el candidato de la coalición Unidos Podemos Más al gobierno mexiquense, Alejandro Encinas, entregó las primeras mil 500 tarjetas “La Cumplidora”.

En este municipio, el abanderado de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia señaló que en manos de los mexiquenses está cambiar el rumbo de la entidad para acabar con 82 años de corrupción.

Acompañado por el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, el candidato aliancista recibió el respaldo de miles de simpatizantes que se reunieron en la plaza principal de Ixtapaluca.

Encinas se comprometió a que en caso de ganar el 3 de julio habrá útiles y uniformes escolares para alumnos de primaria, así como becas a los jóvenes de primaria y secundaria para que no abandonen la escuela, y becas a alumnos en función del promedio escolar.

Ante sus simpatizantes, Encinas dijo que ya no se puede permitir que en el Estado de México haya personas de primera y segunda clase; ya no más gobierno de farándula y dispendio, todo a costa de la gente, dijo.

A su vez, Marcelo Ebrard recordó que en la capital del país se apoya a estudiantes, hay beneficios en el transporte y se apoya a 120 mil niños con becas mensuales.

En forma adicional, a los adultos mayores se les dan más de 10 mil pesos anualmente, así como créditos para que la gente pueda mejorar su vivienda. “En este año se entregarán” 17 mil créditos, anunció.

El jefe de Gobierno del Distrito Federal explicó que esos beneficios pueden igualarse en el Estado de México, pero no lo hace la actual administración mexiquense y no lo hará pese a que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene 82 años en el poder.

Pide Alejandro Encinas acabar con 82 años de mal gobierno del PRI

AMM Noticias

Es el momento de dar un paso decisivo, "no más promesas, ni engaños por 82 años", "al PRI no le interesa resolver los problemas en el Estado de México", porque "se ha convertido en una élite de intereses, de complicidades, de corrupción y de negocios al amparo del poder público, sostuvo el candidato de la Coalición Unidos Podemos Más, Alejandro Encinas Rodríguez.

En la plaza cívica de Ixtapaluca, aseguró que el presupuesto del gobierno del estado de México, el cual es el más alto del país, ha sido utilizado como negocio para construir infraestructura, autopistas que no utilizan los mexiquenses porque 82 por ciento de la población en la entidad se mueve en transporte público, y además no puede pagar las altas tarifas.

Por eso, no hay que "pensar" sino "hacer" obras que utilicen y necesiten los mexiquenses. "No hay que pesar, refirió a su adversario tricolor, hay que hacer". ¿Hay que pensar en grande para fastidiarnos en grande?, preguntó.

En ese sentido, el abanderado del PRD, PT y Convergencia se comprometió a ejercer el presupuesto del estado en la gente, con pensión universal para todos los adultos mayores; útiles y uniformes escolares, becas a todos los estudiantes de preparatoria; eliminar todas las cuotas de nivel primaria y secundaria; eliminar las colegiaturas de la Universidad Autónoma del estado de México.

Explicó que dichas cutas reducen el gasto familiar y los jóvenes dejan de estudiar. Por ello, se garantizará educación gratuita en todos los niveles.

El candidato de las izquierdas, dijo que estas acciones podrán exigirlas todos los mexiquenses con la Tarjeta la Cumplidora, porque por ley se establecerá el cumplimiento de todos estos programas sociales que merecen los mexiquenses.

El Estado de México merece "un futuro con esperanza, con bienestar y con progreso para cambiar la vida de la gente". "No habrá más ciudadanos de primera ni de segunda", "ni un gobierno de novela cursi", "no más gobiernos de farándula".

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!