miércoles, enero 12, 2011

Carlos Salinas, el arquitecto del desastre

Martí Batres Guadarrama

Carlos Salinas de Gortari está a sus anchas. Es dueño de su entorno. Tiene agenda todos los días. Hace reuniones, articula grupos, visita a Felipe Calderón. Junta a la Maestra, a Peña. Conspira. Tira línea. Califica y descalifica. Decide en su partido. Quiere decidir en los demás partidos. Y sigue un tour de medios masivos, que fácilmente le abren sus puertas.

Su discurso golpea al “populismo”. Obvio. Pero también se lanza contra el neoliberalismo y el desastre actual de la nación. Es sorprendente. Es divertido. Y es espeluznante. Salinas habla de los neoliberales en tercera persona del plural. “Ellos, los neoliberales”. Y sermonea a los tecnócratas que hundieron al país.

“México es el país al que le fue peor en la crisis”, dice Salinas. Y es cierto. “Su economía no crece”. También es cierto. “Creció la pobreza”. Todo eso es cierto.

Pero no es verdad que la responsabilidad sea de los tecnócratas neoliberales que no siguieron las recomendaciones de Carlos Salinas y la continuación de sus grandes reformas. Por el contrario: este es el México que Salinas construyó.

Ahí está la maestra Elba Esther Gordillo al frente del SNTE. ¿Quién la puso? Salinas. Ahí sigue Carlos Romero Deschamps, autor material del Pemexgate. También lo puso Salinas. Y ahí están los 30 hombres más ricos de México, consolidados durante el sexenio de Salinas.

Tenemos también un campo devastado por el Tratado de Libre Comercio. Y ¿quién fue su autor? Carlos Salinas. Una educación sin recursos en los estados. ¿Quién la descentralizó? Salinas, también. Y una banca incompetente. ¿Quién la privatizó? Carlos Salinas.

Ciudad Juárez devastada por las maquilas, convertidas en el nuevo modelo industrial por el salinismo. Las políticas sociales, reducidas a programitas efímeros, asociados a procesos electorales, gran inspiración inaugurada por el Pronasol de Salinas. Una industria eléctrica cuya generación de energía se ha privatizado en un 40%, gracias a la Ley del Servicio Público Eléctrico que Carlos Salinas hizo aprobar por el Congreso. Mil empresas públicas privatizadas y un Estado sin patrimonio y sin riquezas.

Y en lo político, la costumbre de imponerse por el fraude electoral cuando no se logra la voluntad de la gente, también con el sello de Salinas. Y la decisión de fortalecer al PAN artificialmente para evitar el ascenso de la izquierda al gobierno de la República. ¿Quién fue? ¡También Salinas! Sí, el mismo que ahora se quiere deslindar del desastre de los gobiernos panistas a los que él impulsó y prendió incienso.

Y convirtió también a México en “socio” minoritario y subordinado de Estados Unidos. Lo que vivimos hoy es la consecuencia lógica, directa, del sexenio de Carlos Salinas. El desastre de nuestros días en todos los órdenes de la vida nacional fue sembrado por las decisiones de un gobierno que impuso por la fuerza la política neoliberal.

Este es el México del estancamiento económico, de la concentración oligárquica, de los líderes mafiosos, de la pobreza extrema. Este es el México del desastre. Este es el México de Carlos Salinas. Este es el México que él destruyó. No son ellos. Es Salinas.

Giran nueva orden de captura contra narcodiputado Julio César Godoy

Un juez dictó una nueva orden de aprehensión contra el ex diputado mexicano Julio César Godoy Toscano, prófugo tras ser desposeído del fuero por su presunta implicación con un cartel de droga, informaron hoy fuentes oficiales.

Godoy Toscano, que ya era buscado por la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) desde el mes de diciembre, es reclamado de nuevo por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El político, que ganó un escaño de diputado federal por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática, es sospechoso de haber colaborado con el cartel de La Familia, uno de los más violentos del país.

El ex diputado es también medio hermano del gobernador del estado de Michoacán, en el sur de México, que sirve de base a dicha organización criminal.

Godoy Toscano ya eludió en 2009 la acción de la justicia al poco de dictarse una orden de aprehensión en su contra, permaneciendo escondido trece meses hasta que logró introducirse con subterfugios y el apoyo de sus compañeros de partido en el Congreso y tomar posesión de su escaño, lo que le garantizaba inmunidad.

Sin embargo, tras la difusión de una supuesta conversación suya con un capo de la droga y la presentación de indicios por parte de la PGR a una comisión del Congreso encargada de dirimir si se le quitaba el fuero, éste le fue efectivamente retirado.
Dos días después Godoy Toscano desapareció y se desconoce todavía su paradero. La PGR tenía activa ya una orden de aprehensión en su contra.

El cartel al que supuestamente apoyaba ha sido severamente golpeado por el gobierno, que logró abatir a su máximo líder, Nazario Moreno, alias "El Chayo".

Encapuchados queman poblado en Durango

AFP / NIMR

Un grupo de 60 encapuchados atacó un pequeño poblado indígena del estado de Durango, quemó la mayor parte de las casas, así como 27 vehículos y mató a un vecino del lugar, informó este miércoles la fiscalía en un comunicado.

El ataque ocurrió el 28 de diciembre, pero los habitantes reportaron la agresión el martes debido a la remota ubicación del poblado, explicó una fuente de la procuraduría de Durango.

Agentes de la fiscalía que llegaron hasta el poblado de Tierras Coloradas del municipio El Mezquital hallaron "37 casas quemadas así como 27 vehículos incendiados", indicó el reporte.

Los habitantes del poblado, habitado por unas 40 familias, reportaron que un hombre murió en la agresión y fue enterrado en el panteón local, añadió la fiscalía estatal.

El ataque tuvo origen el 26 de diciembre, cuando una decena de hombres encapuchados llegó al pueblo, donde tuvo un altercado con un hombre.

Dos días después, 60 hombres encapuchados empezaron a atacar el pueblo. Los habitantes del poblado huyeron hacia el monte vecino para salvar sus vidas, según la fiscalía estatal, que no dijo nada sobre los motivos del ataque.

El norte de México enfrenta una ola de violencia derivada del narcotráfico y de los operativos antidrogas, que ha dejado más de 34 mil 600 muertos en cuatro años.

Durango forma parte del llamado "triángulo dorado", junto a los estados de Sinaloa y Chihuahua, donde se cultiva amapola (con la que se hace la heroína) y mariguana, y también es ruta del tráfico de drogas hacia Estados Unidos, de acuerdo con el gobierno.

En los últimos meses grupos de pistoleros al servicio del narcotráfico han atacado decenas de poblados en el norte de México, quemando viviendas como represalía contra sus habitantes por denunciarlos a las autoridades o para forzar la huída de sus pobladores.

Si no se rompe la estructura capitalista, ningún gobierno -ni el de héroes- podrá hacer algo importante para el pueblo

Pedro Echeverría V.

1. Me encontraba comiendo en un pequeño restaurante de una colonia –narra una joven charrúa- y, para mi sorpresa, apareció "el Pepe", (José Mujica, presidente de Uruguay) con su mujer; llegó en su carro VW escarabajo del 81. Todo el mundo quedó asombrado (menos los del restaurante, pues son concurrentes periódicos). Habló con todos, mismos que lo respetaron cuando almorzaban. Al irse, saco su billetera y pagó como uno mas. Llamé al mozo que lo estaba atendiendo y le pregunté: ¿cómo es que le cobraban al presidente de la Republica? A lo que el mozo me contestó: Si no lo hacemos, nos mata y no viene más. Pensar además que de lo que ganan él como Presidente y su mujer como funcionaria, le donan el 70% a su partido. Cuando le preguntaron por qué la donación, respondió que es "porque le debo a mi partido lo que soy y es una norma; además, si hasta hoy pude vivir con $ 4.000 uruguayos, con mi señora ahora llegamos a los US $ 7.000 por mes. ¿Para qué queremos más?".

2. Lo narrado me dio mucha alegría, es un buen ejemplo y buena enseñanza, pero nada mas. ¿Qué pasaría si en algunos otros países los presidentes actuaran de la misma manera? Sería solamente una buena señal o simple estrategia política. En México los presidentes son agasajados en sus giras políticas, en los festejos y bienvenidas con la opción de comer y tomar lo que quieran; comen algunas veces en la casa presidencial con invitados y, cuando van a un restaurante son acompañados siempre por más de 10 comensales; pero cinco horas antes 200 militares del Estado Mayor revisan los domicilios o comercios vecinos, colocan a soldados y marines el todos los techos de los edificios, prohiben la circulación en las calles cercanas, cierran el servicio público del restaurante y despliegan un cordón militar en la zona con cercas de acero, mientras dos o tres helicópteros vuelan sobre la región. Se comen guisos especiales y se toma buen vino hasta que el cuerpo aguante. Hacienda paga.

3. Sin embargo, esas “pequeñas” diferencias no son muy importantes. Mujica fue un soldado valioso de los guerrilleros urbanos “Tupamaros” que tan maravillosamente proyectó el director Costa Gavras, pero aunque gobernara el mismo Raul Sendic -el máximo dirigente y héroe reconocido que murió haciendo una revolución- si no se rompe la espina dorsal y el cerebro del capitalismo los cambios que se realicen no son ninguna garantía de permanencia. Uruguay y Argentina si -no se si Chile y Costa Rica que no los conozco- tienen muchas herencias europeas que les ha permitido vivir con más altos niveles de riqueza y consumo. Sin embargo, a pesar de Perón y Evita, de las luchas clandestinas y radicales de los Montoneros en Argentina o del Movimiento de Izquierda Radical de Miguel Enríquez y los buenos deseos de Salvador Allende en Chile, la dictadura económica y política del capitalismo en lugar de romperse sigue dominando con gran fortaleza.

4. Recuerdo que en los años sesenta mucha gente humilde y amigos me decían: “Para que cambien las cosas en México necesitamos un líder como Fidel Castro; mientras no tengamos un gran líder como él nos seguirán explotando y oprimiendo los ricos. Creía desde entonces que no era un problema de líderes o partidos sino del nivel de conciencia de la población. En Rusia, China, Yugoslavia y otros 11 países más llegaron al gobierno, incluso al poder, los llamados “partidos comunistas y obreros”, los gobernaron por más de 50 años y la estructura capitalista siguió intacta: siguen habiendo trabajo asalariado, plusvalía, acumulación de capital, clases sociales y lucha de clases. Aunque en Nicaragua hubiese gobernado Sandino, en Cuba el Che Guevara, en México Flores Magón, Zapata y Villa o en EEUU Malcom X y las Panteras Negras, si no se rompe la estructura capitalista, el pueblo seguirá tan jodido como siempre, aunque esté bien uno o dos años.

5. Si el imperialismo de EEUU, o de Rusia, Reino Unido, China, Alemán, de la India o de donde sea, son fuertes y siguen sometiendo al mundo, cualquier gobierno honrado de cualquier país, lo único que podrá hacer son pequeñas reformas –dentro del capitalismo- que servirán para entretener a sus pueblos, pero sin extirpar la explotación y la miseria de la mayoría de la población. Por ello pienso que las batallas de Chávez, Morales, Castro, Ortega, el mismo Correa, que pudieran dar en serio contra la dominación yanqui, son mucho más importantes a las reformas que pudieran hacer en sus propios países. Obviamente no se trata de la misma batalla “antiimperialista” de los sesenta de las burguesías “nacionalistas” contra los EEUU que terminaron en una asociación y sometimiento; no se necesita apoyar a un sector de la burguesía, sino de crear espacios y condiciones para el desarrollo de la lucha de los trabajadores contra el capitalismo.

6. Primero tiene que derrumbarse el imperialismo yanqui –quizá por sus propias contradicciones y confrontaciones por mercados y zonas de dominio con otras potencias, para que luego, por consecuencia, se venga abajo el capitalismo mundial y que los burgueses de todos los países salten en pedazos por las luchas del pueblo. Yo no veo que pudiera ser diferente. Todos los pequeños avances sindicales o políticos que logramos en nuestros países los gobiernos burgueses y los EEUU los absorben o nos lo borran casi de un plumazo; como cuando se dice que hay que crear “cuadros políticos” de uno en uno, lentamente, que de un plumazo los mediatiza y compra la burguesía, los encarcela o los asesina. Las batallas unificadas de los gobiernos y pueblos de América Latina contra el imperialismo pueden ayudar más a las revoluciones que las simples reformas internas que se hacen para que el pueblo esté menos pobre y sea menos explotado.

7. Por eso he repetido mil veces que aunque los países sean gobernados por los hombres más honestos y honrados del mundo, por los héroes de las luchas más valiosas de cada nación, nada podrán hacer mientras haya toda un estructura económica, política, social capitalista que domina todo. Creo que muchos gobernantes y dirigentes de izquierda son hombres buenos, han entregado varias decenas de años luchando por la causa socialista o por una sociedad igualitaria; es importante, pero no fundamental. ¿Vamos a seguir en Uruguay, Venezuela, Bolivia, México, con los mismos empresarios, empresas, medios de información, escuelas, universidades, diferencias salariales, con todo lo que se vale el capitalismo para tenernos atados de pies, manos y pensamiento? Gobiernos van y gobiernos vienen; los partidos alternan en el poder y los políticos descansan haciendo negocios mientras llega su turno; los empresarios heredan cada día propiedades y riquezas más grandes. ¿Y el 80 por ciento de pobres? También heredarán la misma condición a sus hijos.

Masacre en Arizona, la comunicación del odio

Jenaro Villamil

“Todas las sociedades tienen sus locos. Pero nosotros les damos las mejores armas”, afirmó en su blog el esposo de una de las 6 víctimas mortales del tiroteo protagonizado el sábado pasado por Jared Lee Loughner, un joven de 22 años que decidió aplicar de manera literal la recomendación de Sarah Palin, la reina del Tea Party, quien, en su página de Facebook, le puso precio a la cabeza de 19 congresistas demócratas, entre ellos Gabrielle Giffords, quien se encuentra gravemente herida.

Después de conocer las dimensiones de la masacre de Tucson, los padrinos intelectuales de esta ola de xenofobia, racismo y resentimiento social que precedieronn a los acontecimientos de esa ciudad de Arizona, decidieron lavarse las manos.

Sarah Palin retiró de su página el polémico mapa donde pedía “recargar” el arma contra los congresistas enemigos. El republicano Rick Barber también quitó de su blog la referencia “Preparen sus armas” contra los enemigos de la ola neoconservadora del Tea Party. El canal Fox de televisión, firme aliado del Tea Party, insiste que Loughner no tiene ninguna relación con el movimiento iniciado en 2009.

Sin embargo, en la mayoría de los medios de Estados Unidos y en amplios círculos de las propias redes cibernéticas se ha generado un debate inevitable: ¿los blogs y mensajes de odio no tienen ninguna relación con los crímenes de odio como los cometidos por Lee Loughner? ¿Quién es más peligroso para Estados Unidos: un sitio como Wikileaks y su creador, Julian Assange, acusado de promotor de terrorismo, o los auténticos sembradores del terror y del estigma social?

A nadie ha pasado desapercibido que Arizona se ha convertido en el epicentro de una ola de polarización y de odio, a raíz de las medidas legales aprobadas por la gobernadora republicana Jan Brewer para detener a los inmigrantes indocumentados –la gran mayoría mexicanos-- por su simple apariencia física. Y que Giffords fue una firme opositora a estas medidas y por esta razón recibió muchas amenazas previas.

Tampoco es accidental que uno de los think tanks del pensamiento neoconservador que alimenta el Tea Party y otros movimientos es el Phoenix Institute de Arizona. En un extenso reportaje, publicado en El País el pasado 2 de enero, el reportero José Luis Barbería, advirtió que existe una mezcla de “masonería blanca” al estilo del Yunque mexicano y el extremismo ideológico del Phoenix Institute de Arizona en el surgimiento de distintos movimientos españoles de extrema derecha.

“En sus folletos propagandísticos, el Phoenix Institute pone el acento en que sus alumnos ‘suelen participar activamente en la vida política, económica, académica y social’. Como prueba, señalan que entre sus egresados mexicanos se contabilizan, al día de hoy, dirigentes de grandes partidos políticos, varios diputados federales, el representante de México ante el Consejo de Europa, prestigiosos profesores universitarios, importantes directivos del ámbito bancario y empresarial… Sus fundadores becan a adolescentes para que hagan determinados cursos en Estados Unidos y ya hay casos en que los padres muy conservadores se escandalizan a la vista de las ideas con que vuelven sus hijos”, escribe Barbería en su extenso reportaje.

El texto de El País revela que existe una misma línea ideológica entre el Phoenix Institute, defensor del modelo wasp (blanco, anglosajón y protestante) más conservador, con el rechazo de grupos de extremismo católico en España y México que rechazan el evolucionismo y tienen una amplia capacidad para utilizar las nuevas tecnologías digitales y los blogs para expresar sus ideas.

El “disparador solitario” de Tucson, Jared Lee Loughner, presumió en su propia página de Youtube su paso por varios institutos de Arizona, vinculados a ese movimiento neoconservador y presume así su condición de vengador blanco:

“Si me llamas terrorista, entonces el argumento para llamarme terrorista es ad hominem.” Y en el mismo tono del analfabetismo cívico que caracteriza a amplios grupos que forman parte del Tea Party, afirmó:

“La mayoría de los ciudadanos no leyó nunca la Constitución. NO tienes que aceptar las leyes federalistas. Pero lee la Constitución para saber todo de las actuales leyes traidoras. ¿Eres instruido oyente?”

La delgada frontera entre la tontería neoconservadora expresada en los blogs y el activismo de tintes cada vez más intolerantes de Sarah Palin, y sus seguidores y apoyos mediáticos, encontraron en la masacre de Tucson su punto de encuentro y la demostración más clara de hasta dónde pueden llegar.

“El odio, el rencor y la intolerancia se han vuelto ultrajantes. Creo que Arizona se ha convertido en una especie de capital: nos hemos convertido en la Meca del prejuicio y la intolerancia”, se quejó Clarence Dupnik, el comisario de Pima, al conocerse la masacre.

Desgraciadamente, Arizona y su clima de intolerancia no está muy lejos de México y de los movimientos semejantes que se aglutinan en nuestro país.

¡No más sangre!

Álvaro Delgado

Después de cuatro años completos de haberla decretado, y luego de más de 30 mil muertos, se puede concluir que la “guerra” de Felipe Calderón que desangra a la República no fue motivada sólo por un cálculo político para lograr la legitimidad que le negó el voto y para ponerse el disfraz de valiente. Hay, también, un elemento patológico.

La indiferencia de los altos funcionarios del gobierno federal ante los miles de cadáveres que pueblan el territorio nacional y la inverosímil violencia que no deja de escalar indica que los posee algo más que una auténtica lucha contra la delincuencia o la entendible simpatía de la derecha por la mano dura. Es algo más identificado con una obsesión enfermiza, una demencia.

La estrategia oficial de anteponer las balas a la inteligencia, el belicismo al ataque a las finanzas y las acciones de propaganda a las complicidades gubernamental y privada, al más alto nivel, ha sido un fracaso total desde hace tiempo, cuya obstinación en mantenerla sólo ratifica el carácter enfermizo de quien la tramó.

El tamaño del fracaso es elocuente hasta en cifras y voces oficiales, como la del secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Juan Miguel Alcántara Soria, quien admitió que, sólo el año pasado, los homicidios dolosos aumentaron 12% y 7% los secuestros, pero además advirtió que los tres órdenes de gobierno no han puesto énfasis en la prevención social de la violencia.

Y tamaña aberración no puede contar con el respaldo, así sea pasivo, de los mexicanos, a riesgo de volverse tan cínicos como Calderón y los suyos.

Es preciso exclamar que no es admisible legitimar tal “guerra”, tramada a nuestras espaldas, sino repudiarla con toda la fuerza de muestra indignación para conjurar el “importamadrismo”, como define Rius el peligroso silencio que se impone entre los mexicanos.

En efecto, Eduardo del Río, el gran monero Rius, ha convocado junto con otros mexicanos a manifestar, pacíficamente, el descontento y frustración ante la “guerra” que Calderón inició, en diciembre de 2006, contra la delincuencia organizada y que ha cobrado la vida no sólo de delincuentes, sino de centenares de personas --incluidos niños--, llamadas, con toda desvergüenza, “daños colaterales”.

Para asombro de la población, sobre todo la que padece la violencia en su entorno, la cifra de muertos crece día a día, pero también la impotencia y el desdén: “Nos están llevando a un estado de importamadrismo”, lamenta Rius.

Y sí: El ejecutómetro provoca eso, pero por eso se convoca a una campaña de “no más sangre” para convertir el silencio de millones de mexicanos en un sonoro grito que, si no hace desistir a Calderón, al menos que le haga manifiesto el hartazgo de su “guerra”.

Nacida del talento de los moneros, que en la historia de México han mostrado un incorruptible compromiso social, la campaña ciudadana comenzó este lunes 10 con un diseño del joven Alejandro Magallanes, quien a un “No” en mayúsculas colocó el signo de más y enseguida una mancha escarlata que simboliza la sangre.

El dibujo es un clamor: ¡No más sangre!

Apuntes

La incorporación de Juan Molinar Horcasitas a la estructura del PAN y la virtual candidatura de Luis Felipe Bravo Mena al gobierno del Estado de México, como aquí se anticipó, confirman la degradación a que ha llegado ese partido por capricho de Calderón, porque se premia a quienes tienen las manos manchadas de sangre: Molinar, responsable de la muerte de los niños de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, y Cecilia Romero, ascendida a secretaria general tras el asesinato de 72 indocumentados centroamericanos.

TEPJF da revés al IFE por spots de AMLO

Explicaron que en los anuncios no se alude a ninguna persona específica con la expresión “mafia en el poder”

ESA


La sanción impuesta por el Instituto Federal Electoral (IFE) al Partido del Trabajo (PT) por transmitir los spots de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en los que se acusa a la “mafia en el poder” de prohibir sus anuncios, ha sido revocada por los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).


Con cinco votos a favor y uno en contra, los jueces explicaron que en los anuncios no se alude a ninguna persona específica, ni a la institución presidencial o partido político con la expresión “mafia en el poder”.

Por lo que la opinión del PT acerca de una “mafia en el poder responsable de la tragedia nacional” forma parte de la libertad de expresión de la organización política.

En contraste, el magistrado Alejandro Luna Ramos, señaló que si se viola el artículo 41 de la Constitución con las expresiones del spot y las imágenes utilizadas de Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México (Edomex), Elba Esther Gordillo, líder del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), Carlos Salinas de Gortari, ex presidente de México y Felipe Calderón, presidente de la República Mexicana.

Encabeza Rius campaña: “Basta de Sangre”

Con el lema “¡No + sangre!”, este lunes 10 arranca una campaña nacional contra la violencia, que hasta el sábado 1 había cobrado 30 mil 197 víctimas en los últimos cuatro años. Promovida por el monero Eduardo del Río –Rius– y otros colegas suyos, esta nueva medida de protesta busca despertar la conciencia ciudadana y hacer que la gente deje de callar, porque, dice, “nos están llevando a un estado de importamadrismo”.

José Gil Olmos


El 2011 comenzó con una imagen dantesca. Los primeros minutos del sábado 1 varias personas observaron cuando un grupo de hombres armados subieron a un puente peatonal de Monterrey y soltaron un cuerpo que quedó suspendido. Se trataba de una mujer que tenía una soga en el cuello, el torso desnudo y la cara ensangrentada; las huellas de tortura eran notorias.

Era la muerte 30 mil 197 derivada de la guerra que emprendió el presidente Felipe Calderón contra el crimen organizado. De acuerdo con las estadísticas oficiales, cada día mueren ejecutadas 21 personas a causa de esta cruzada.

“Hay mucho descontento en el país; mucha gente encabronada, hastiada, desesperada, que se siente impotente ante la situación que estamos viviendo. Por eso se nos ocurrió que podríamos hacer algo para que esa gente pueda manifestar pacíficamente su descontento y frustración”, comenta Eduardo del Río, mejor conocido como Rius.

El monero expone que el lunes 10 arrancará la campaña nacional en la que él y varios de sus colegas invitarán a la sociedad para que coloque en un lugar visible de sus casas, oficinas o vehículos cartulinas o papeles con la leyenda “¡No + sangre!”.

Rius adelanta que la portada de la próxima edición de la revista El Chamuco y los hijos del averno traerá ese lema. El propósito es invitar a otros medios de comunicación, incluidas las estaciones de radio y televisión, para que convoquen a la ciudadanía a poner sus propias cartulinas en las que exijan un alto a la violencia.

Considerado como uno de los caricaturistas políticos más importantes del país, durante las últimas décadas Rius ha dejado plasmado su quehacer en cómics como Los Supermachos y Los agachados, y sus monos han sido publicados en varios medios, incluido Proceso.

Además, es autor de numerosos libros donde se lanza contra el sistema político mexicano (Su majestad el PRI, Los Panuchos, Desde los cristeros hasta Fox), el consumismo (La droga que refresca), el imperialismo yanqui (Vera historia del Tío Sam, La interminable conquista de México) y la religión (Manual del perfecto ateo, El mito guadalupano, El supermercado de sectas).

El jueves 6, La Jornada informó, con base en datos de la consultora Straffor, especializada en temas de seguridad nacional, que el año pasado el incremento de homicidios relacionados con el crimen organizado se incrementó entre 60% y 70% con respecto de 2009.

Durante la entrevista con este semanario, Rius insiste en la necesidad de que la ciudadanía exprese su malestar ante la violencia exacerbada que envuelve al país, sobre todo por la indefensión en que se vive. E insiste en que la campaña está más que fundamentada.

Dice que, aun cuando Calderón niega su responsabilidad por la violencia y el incremento de las muertes a raíz de su declaración de guerra al crimen organizado, la PGR admitió en diciembre pasado que en los últimos cuatro años suman 30 mil 196 las muertes vinculadas a esta violencia.

De ese total, 12 mil 456 ocurrieron entre enero y noviembre de 2010. El procurador Arturo Chávez Chávez declaró el 16 de diciembre que la mayoría de las víctimas cayeron por disputas entre los cárteles de las drogas relacionadas con el control de las rutas hacia Estados Unidos, y a raíz de los operativos realizados por el Ejército y elementos de la Policía Federal.

“Es lamentable este balance de muertes, pero también significa que ha habido un éxito mayor en atacar a las organizaciones criminales, que están más desesperadas”, justificó el funcionario.

La cifra podría ser mucho mayor, pues el procurador no consideró a los desaparecidos en el marco de la violencia generada por el narcotráfico en los últimos cuatro años.

Un informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) menciona que en esos cuatro años se reportaron 5 mil 397 personas extraviadas, la mayoría de Puebla, Estado de México, Coahuila, Distrito Federal, Chiapas, Hidalgo y Guanajuato.

Además, el director del Programa de Presuntos Desaparecidos de la CNDH, Tomás Serrano, declaró a El Universal el domingo 2 que el número de muertos sin identificar es de 8 mil 898 casos en todo el país. Sus edades, dijo, oscilan entre los 20 y los 60 años.

Las cifras son parciales, pues sólo incluyen datos proporcionados por las autoridades de Aguascalientes, Chiapas, Guanajuato, Nayarit, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y el Distrito Federal de los dos últimos años, destacó Serrano. Aún así, los niveles de violencia más elevados son los del estado de Chihuahua, donde hubo 3 mil 766 homicidios ligados al crimen organizado durante el año pasado, según la Fiscalía General del Estado (FGE).

De acuerdo con esos datos, en Chihuahua fueron asesinadas 15 personas al día; 10 de esas muertes fueron atribuidas a grupos delincuenciales. Según las cifras de la FGE, 72% de los homicidios fueron motivados por los ajustes de cuentas entre bandas del crimen organizado. De los municipios de esa entidad, el de Ciudad Juárez es el más violento, con 3 mil 186 asesinatos durante 2010.

La campaña ciudadana

Hay que hacer algo para mostrar el descontento social, “el encabronamiento que mucha gente tiene pero no sabe cómo mostrar”, insiste Rius: “Entonces se nos ocurrió que una forma podría ser elaborando y exhibiendo cartulinas donde aparezca esa frase: ‘¡No + sangre!’. Es un grito de desesperación”.

El lunes 10, todos los cartonistas que decidieron participar pondrán en sus respectivos trabajos ese lema. “Para mucha gente el participar de esta forma es muy importante; les hace sentir que están haciendo algo en vez de quedarse cruzados de brazos y echando madres; esperando que algún día les toque a ellos o a sus seres queridos el balazo.

“No tenemos patrocinadores políticos ni empresarios ni televisivos. Somos la pura ciudadanía que quiere hacer algo y que quiere ayudar a la otra ciudadanía que no tiene a su alcance medio alguno para manifestar su desencanto.”

–Hasta hora no se ha expresado mucho esta inconformidad social –se le comenta.

–Lo que pasa es que las televisoras se han encargado desde hace 50 años de crear varias generaciones de mexicanos apáticos, mal informados y han acabado por ver como natural lo que está pasando; piensan que mientras no les toque a ellos hay que seguir viviendo.

“Pero también hay muchos mexicanos que les preocupa el país, que afortunadamente no dependen de las grandes televisoras (para tomar alguna decisión) y que han creado una conciencia de que esto puede cambiar. Lo malo es que a veces caemos en la impotencia por no poder manifestar este descontento.”

Rius espera que haya una buena respuesta de la gente. “No importa, señala, que se sepa quién está a la cabeza; lo que importa es que la campaña tenga eco”.

–Usted y algunos moneros promueven esta campaña utilizando el humor.

–Sí. Nosotros tenemos esa posibilidad de descargar nuestra bilis y decepción con el humor. Como la mayoría de la gente no tiene esta posibilidad, se nos ocurrió darles un consejo para que salgan de esa impotencia y hagan algo. Lo más sencillo es que lo hagan por medio de cartulinas en sus coches, en sus casas, en sus centros de trabajo, en las escuelas, donde sea.

Por lo demás, “este gobierno ni siquiera es capaz de dar entrevistas a la prensa seria, a la prensa que no le favorece. ¡Jamás ha dado una entrevista! Entonces, como que se ha creado una división enorme entre el gobierno y los gobernados. La gente le tiene mucha desconfianza a los políticos porque ha visto que no sirven para nada; se llaman representantes populares pero no representan a nadie”.

Reitera que se trata de una manifestación pacífica de descontento y de deseo para que cambie esta situación:

“Estamos recurriendo a este modesto conducto para que la gente pueda expresar libremente y pacíficamente sus inquietudes y sus descontentos. Nos están llevando a un estado de importamadrismo. Ya no nos importa que hoy hayan sido ejecutadas 40 o 50 personas… Si al día siguiente se repite la misma cifra de muertos, la gente dice: ‘Bueno, ¿qué podemos hacer, si estamos atados de manos ante esta situación?’.

“Por eso nosotros queremos hacer algo y estamos invitando a distintos medios, como Proceso, que goza de la simpatía en muchos lados, a solidarizarse con nosotros; a sus lectores, para que manifiesten su encabronamiento de esta forma, la única que podemos ofrecer.”

Rius dice que estamos pasmados. “La gente ya tiene muchísimos problemas con las familias, con sus hijos, con las alzas desmedidas; la gente ya no sabe para dónde voltear. Y encima nos cae este chahuistle de una guerra que está provocando únicamente muertes de mexicanos que también tienen familia, que van a quedar abandonados”.

–¿Cómo va a empezar la campaña?

–Bueno, será con la aparición de la frase “¡No + sangre!” en la portada de la revista El Chamuco; vamos a procurar también que otros medios, como La Jornada, se sumen, así como los noticiarios de Carmen Aristegui, Ricardo Rocha, escritores como Elena Poniatowska, analistas como Sergio Aguayo y Lorenzo Meyer, actrices como Jesusa Rodríguez, se sumen.

“Queremos que se incorporen a partir del lunes 10 y participen en radio, televisión. Y aun cuando lo vemos un poco difícil, vamos a hacerlo.”

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!