jueves, mayo 06, 2010

Desencanto por el PRD

Miguel Ángel Granados Chapa

Abandonado por sus líderes, carcomido por enconos y divisiones sin fin, expresadas aun con violencia, el perredismo carece de la madurez esperable en quienes cumplen 21 años

El Partido de la Revolución Democrática llegó ayer a los 21 años de su edad. La gran promesa que significó su fundación el 5 de mayo de 1989 ha quedado en gran medida frustrada. No ha fracasado por entero gracias al empeño de sus militantes de base. Si fuera por sus dirigentes, y si no fuera por la poderosa argamasa que es el dinero, el PRD habría ya desaparecido.

Sus principales dirigentes, sus líderes históricos, lo han abandonado y hasta combatido. De los seis presidentes elegidos antes de Jesús Ortega, sólo Amalia García, gobernadora de Zacatecas, mantiene actividad y liderazgo dentro del partido. Su fundador y figura axial Cuauhtémoc Cárdenas se mantiene a gran distancia del partido. De tanto en tanto aparece con el carácter profético (en el sentido bíblico) que le confirió su papel histórico. Enuncia algunos postulados que sería preciso poner en práctica para salvar al PRD pero no aporta ninguna contribución orgánica para que sus palabras se traduzcan en hechos. Porfirio Muñoz Ledo, que fue el segundo coordinador nacional elegido, no pertenece siquiera al partido, y aunque sus posiciones no se alejan de la agrupación que contribuyó centralmente a construir, más de una vez ha enfrentado a quienes lo sucedieron en el mando, con ese ánimo pugnaz que lo caracteriza. Aun Roberto Robles Garnica, que fue coordinador interino entre los periodos de Cárdenas y Muñoz Ledo, no sólo se fue del PRD sino que se reintegró al PRI.

Andrés Manuel López Obrador condujo a su partido a sus momentos culminantes, como líder entre 1996 y 1999, cuando se gestó mediante la exitosa campaña electoral encabezada por el tabasqueño el primer gran grupo parlamentario perredista, y el partido inauguró su predominio electoral en la Ciudad de México al alcanzar la jefatura del gobierno capitalino en la figura de Cárdenas. En 2006, como candidato presidencial López Obrador no sólo obtuvo personalmente un tercio de la votación nacional (y acaso ganó la Presidencia pese a los obstáculos de toda laya erigidos para impedirlo), sino que generó una vasta corriente de apoyo a las candidaturas legislativas apoyadas por la coalición lopezobradorista.

Sin embargo, hoy López Obrador se ha desentendido de lo que pasa en el PRD. Actúa como si ya no militara en él y, cuando ha sido necesario, no sólo hace propaganda a favor de otros partidos sino que el año pasado contendió contra antiguos compañeros suyos en Iztapalapa. Claro que lo hizo en defensa propia, para responder políticamente a argucias legaloides que afectaban sus intereses. Pero en la forma buscó y consiguió la derrota de candidatos de su partido.

Rosario Robles se fue del PRD en tan lamentables circunstancias que no sólo significó una baja en el padrón partidista sino el abatimiento de los niveles de actuación y discusión en ese agrupamiento. Leonel Cota tal vez siga siendo formalmente miembro del partido que dirigió, pero en los hechos se ha refugiado en su Baja California Sur, donde el gobierno de su valido Narciso Agúndez (que anduvo de gira por Alemania, con la comitiva presidencial) no favorece los intereses del perredismo peninsular.

Jesús Ortega llegó a la presidencia perredista después de varios intentos. No fueron los votos de sus compañeros sino una decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación la que lo condujo a ese cargo, donde ha encabezado el deterioro. El proceso electoral del que emergió como líder reveló con crudeza los vicios partidarios, el uso abusivo del dinero y aun la violencia. Para mitigar los estragos que su peculiar manera de triunfar causó en el partido, logró que Alejandro Encinas, su contrincante, resultara coordinador de los diputados perredistas. Pero su breve bancada tira hacia varios lados y no mantiene la cohesión que es precisa para influir de modo determinante en la actividad parlamentaria de la que, por ese motivo, es con frecuencia marginada, como antaño ocurría a los partidos de izquierda, meramente testimoniales.

Ortega mismo se ha debilitado por la división en la corriente Nueva Izquierda, la más numerosa y en la que él basaba su amplia presencia partidaria. Su fuerza capitalina quedó reducida a su mínima expresión con la salida de Ruth Zavaleta, la hábil presidenta de la Cámara durante el primer año del nuevo sexenio, y que anticipó la del senador René Arce y la de su hermano, el diputado Víctor Hugo Círigo. Una nueva y todavía movediza composición de corrientes en la capital, evidenciada en la integración de la Asamblea Legislativa elegida el año pasado, refleja esa ausencia del chuchismo y anuncia las tensiones que en 2012 pondrán en riesgo el papel dominante que el PRD ha mantenido en el Distrito Federal. Si no lo perdiera entonces, no será gracias a su mérito sino a las fragilidades propias del PAN y del PRI, que no alcanzará a revigorizarse a pesar de que crezca en las elecciones locales de aquí a entonces.

Tales elecciones locales muestran la penuria en que ha caído el PRD. En varias entidades donde al mismo tiempo que las federales hubo en 2009 procesos locales, la presencia perredista fue tan tenue que hasta perdió la patente que permite participar en la liza electoral estatal. En los actuales aprestos, su alianza con el PAN, tan necesaria para combatir a los cacicazgos priistas, lo mantiene en un segundo plano. No hay un solo perredista entre los candidatos de las coaliciones a gobiernos estatales. A causa de su maldición inexorable e inextirpable, la división interna, podría perder Zacatecas.

Cajón de Sastre

De gran utilidad para entender el conflicto local en San Juan Copala, donde se ha formado una banda paramilitar consentida por el gobierno de Oaxaca y que el martes 27 de abril atacó a una caravana de periodistas y miembros de agrupaciones civiles mexicanas y extranjeras, es el libro San Juan Copala. Dominación política y resistencia popular, cuyo subtítulo describe su contenido: "De las rebeliones de Hilarión a la formación del municipio autónomo". El autor es Francisco López Bárcenas, abogado y maestro en derecho, lo mismo que en desarrollo rural. Lo editó en agosto pasado la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana. Es un estudio sobe los triques, su historia y sus condiciones de vida y su movilización en pos de sus derechos y de su identidad.

Realidad verde olivo... mata discurso

A Puerta Cerrada / Marcela Gómez Zalce

• ¿Catastrofismo de la DEA…?
• De marcos legales y chisguetes

En la guerra, mi estimado, el guerrero prudente no debe menospreciar al enemigo. Emblemático el sentido de resguardo que Felipe Calderón le quiere dar cada vez que toma el micrófono a la labor de nuestras fuerzas armadas en su fallida guerrita contra la “ridícula minoría”. En primer lugar porque si en Los Pinos el gymboree (con minúsculas) y su emocionado jefecito estuvieran convencidos de las tareas civiles encargadas a la institución, hace muchas lunas se les habría dado el marco legal correcto, no chisguetes para salir rápido del mal paso redoblado, que sustentaría y apoyaría la delicada encomienda.

Sobre todo cuando la temeraria aventura bélica, my friend, lleva cerca de 41 meses, dos legislaturas y varios periodos de sesiones en el Congreso, que desde un inicio pudieron ser receptivos a la iniciativa presidencial de lanzarse (al vacío) a su ofensiva que buscaba legitimar una controvertida elección convirtiéndose hoy en el eje del (des)gobierno. Un discurso gubernamental monotemático, desgastado y que contamina cualquier otro plan discursivo de cualquier otra dependencia.

Felipe se ha cansado de deslizarle a la ciudadanía que si no se apoya, otorgando un aval y la chequera en blanco (bueeeeeno, o con un saldo de 0.56%) se está en contra de su precipitada guerrita, lo que es igual a que se está del lado de la “ridícula minoría”. Los extremos en discursos que deberían ser mesurados y prudentes a 41 meses con desastrosos resultados y una escalofriante cifra de cerca de 23,000 muertos con sus daños colaterales.

Sugestivo que Calderón se rasgue las vestiduras frente al micrófono con diversos sectores para aventarle un manto de palabrería a nuestras fuerzas armadas, cuando en los hechos ese divertido apoyo se les regatea, se les condiciona o sencillamente no llega. Pero como los militares son escudo de lealtad, disciplina y acatamiento al orden civil… vengan los usos y los abusos que al fin y al cabo… se irán al nabo no sin antes pasar a la báscula de la historia de los derechos humanos mientras los civiles estarán en otra cosa, mariposa.

Así que es hora (again?) de volver a poner los puntos sobre las simpáticas íes. ¿Listo? Ahí le va, pero corra por su icy drink porque el pinche calor está para alucinarse.

Hoy, el presupuesto con el que cuentan Defensa y Marina (porque de la Fuerza Aérea, ni hablar) es una significativa burla comparado al que tiene Genaro García Luna y sus disfuncionales en la SSPF… curiosamente los encargados de proveer mejores policías, más entrenamiento y mejor capacidad para estar en la calle haciendo las labores que por ley… por ley les corresponde, así que para qué tanta palabrería estando el suelo tan parejo.

Felipe Calderón no cuestiona ni necesita arropar con discursos a la tristemente célebre Policía Federal que tanto presumen en la espotiza nacional y que ha incurrido en excesos y abusos. Hoy, la SSPF tiene un descomunal presupuesto y cuenta con la enigmática simpatía presidencial, aunque con serios problemas de integración con el resto del gabinete, y ni mencionar con los gobernadores que han sufrido descortesías, prepotencias y dosis soberbias de García Luna...

Que pronosticando tiempos catastrofistas se sumó a la perversa incontinencia verbal de los DEArriba que ya escupen su preocupación por no saber si el próximo inquilino de Los Pinos tendrá la misma voluntad para luchar contra la organizada delincuencia.

Chingón.

Y sin querer, pero queriendo mucho, Anthony Placido advierte que estamos en un momento importantísimo (of course moron, ¿¿qué no ves que están haciendo encuestas para saber si Felipe va a la inauguración del Mundial??) tan importantísimo porque estamos llegando a los fines de la etapa del presidente Calderón y no sabemos quien va a estar en la próxima.

¡¡¡¡¡¡Mmmmmta...!!!!!!

¿No importa que falten cerca de 30 meses para que termine el sexenio…?

La jiribilla del mensaje en las formas y el fondo contrastó con la sagacidad de Gómez Mont con su joyita, desde Washington, afirmando que la herencia del (des)gobierno de Felipe Calderón será la consolidación de instituciones de seguridad pública sin vínculos con organizaciones criminales.

Sólo resta decir, my friend, qué muchachos tan… tan… arrojados.


El vengativo Calderón

Francisco Rodríguez / Índice Político

HACE UN PAR de días el periodista José Cárdenas hizo asomar por su Ventana una noticia que mereció la atención de muchos observadores y fue la sal y pimienta en desayunaderos y comederos políticos:

“Andrés Leopoldo Valencia Benavides fue embajador en Brasil –escribió Pepe–. El Presidente estuvo allá en agosto. Valencia Benavides le advirtió peligro diplomático en su mensaje político. Pronosticó fracaso. Calderón lo ignoró. El discurso fue un fracaso. El Presidente hizo berrinche, acusó al embajador de sabotaje y lo corrió. Le faltaban tres años para jubilarse…”

Un berrinche de Felipe Calderón truncó una carrera diplomática.

Un berrinche más, de quien ya todo mundo sabe tiene la mecha corta, pero que además aparece en público permanentemente enfurruñado y, lo peor, que actúa en contra de aquellos que provocan sus múltiples y constantes enojos.

De los lúgubres estados anímicos del ocupante de Los Pinos hay cientos de cuartillas escritas y publicadas. Basta con googlear dos palabras, “Calderón” y “enojado”, para que en el monitor se desplieguen decenas de referencias en el monitor. Hay, incluso, hasta videos en los que se observa al michoacano haciendo “cara de fuchi”.

Tales conductas de Felipe Calderón son producto de sus no pocos resentimientos.

Nietzsche decía que si un resentido llega al poder –“haiga sido como haiga sido”, cual es el caso–, implementará políticas de resentimiento y buscará venganzas.

Mas si llega un político con más cordura, con más tranquilidad, será un político mucho más productivo, prudente, generoso, con mayor capacidad de contener sus propias emociones, más calculador, más exitoso.

Mucho del fracaso de Calderón se localiza en sus sentimientos y emociones, evidentemente distorsionados.

Lo peor es que el ex candidato presidencial panista está sumido en una especie de ciclos de la envidia al éxito de los demás, lo que le lleva a buscar la venganza. Cuando una persona triunfa, su triunfo lo humilla y tiene que intentar por todos los medios el que el humillador termine humillado. Y en la política, un político que está pensando en la revancha, va a usar el poder para la revancha.

Hay muchos ejemplos del Calderón vengativo que padecemos.

Algunos de esos ejemplos, lo peor, han trastocado la vida de personas –como el ex embajador ante Brasil, Andrés Leopoldo Valencia Benavides–, o de poblaciones enteras cual las de los municipios michoacanos, cuyos ediles fueron falsamente acusados de sostener vínculos con el narcotráfico… cual venganza de Calderón en contra de ellos, por algún agravio del cual aún no nos enteramos.

No quiero ni imaginarme cuál será la venganza de Calderón en contra de su correligionario Luis Armando Reynoso Femat, todavía gobernador de Aguascalientes, quien se ha atrevido a desafiar al ocupante de Los Pinos en el terreno de la selección del candidato a sucederlo en la primera magistratura hidrocálida.

Ya otro panista, Manuel Espino, ha sufrido persecución y hasta la pérdida de una propiedad inmobiliaria –que hoy permanece en el abandono– que servía como sede a una organización panamericana de políticos católicos. Todo ello por oponerse no sólo a las fallidas políticas de su gestión, incluso al propio Calderón.

En la mira de las venganzas del ocupante de Los Pinos –algunas pueriles, otras muy perjudiciales– hay ahora mismo no pocos gobernadores priístas. Especialmente aquellos en los que en julio habrá comicios para renovar cargos de elección popular, por lo que seguramente las que se tienen preparadas para el coahuilense Humberto Moreira habrán de añejarse unos meses más.

Para este proceso es al veracruzano Fidel Herrera a quien se tiene como blanco de la venganza –en defensa de su entidad se ha enfrentado a la Federación–, y ya se circula en aquella entidad que en breve, y antes del 4 de julio but of ocurse, habrá un “michoacanazo”, en referencia a la fallida cacería de colaboradores de Leonel Godoy y alcaldes del solar natal de Calderón. La lucha en contra de la delincuencia como arma electoral, pues.

Con golpes espectaculares que a la postre son fallidos, pero que dañan a los adversarios y a la sociedad.

Ese es el Calderón vengativo que, definitivamente, no nos merecemos. ¿O sí?

Índice Flamígero: Calderón llama a apoyar al Ejército. Por lógica, se apoya lo que está débil, suelto, flojo, cayéndose… ¿Cuál es la situación de las Fuerzas Armadas, entonces, si requieren apoyo?


Isabel Miranda, la reconceptualización del secuestro

Gregorio Ortega Molina / La Costumbre Del Poder

Los motivos del secuestro y del secuestrador se han degradado. En ninguno de los casos es justa la acción de retener a una persona en contra de su voluntad, pero las consideraciones humanas, históricas o políticas que propiciaban los secuestros hacían que se viera a los secuestradores con disgusto, rechazo, náusea, miedo, pero nunca con pavor, repugnancia y asco; hoy el secuestrado deja de ser sujeto para convertirse en objeto.

El mito del rapto de las sabinas es injusto pero entendible; los secuestros de nobles en la Edad Media para exigir rescate tiene más connotación ideológica y reivindicatoria que mercenaria; en cuanto la política tiñe de ideología al terrorismo y al secuestro, el mundo da un paso adelante hacia la perversidad y la humillación. Entebbe fue un hito que no se repitió. El secuestro y ejecución de Aldo Moro a cargo de las Brigadas Rojas, permite a la sociedad comprender de qué puede ir cuando lo que está en juego es el poder, y la manera en que los gobiernos se benefician del asesinato de los secuestrados. Pensar que en todo momento de la negociación por la libertad de un secuestrado, las autoridades ponen por encima de toda necesidad política o económica la vida, es un mito. Hasta hoy, lo que importa son las consideraciones políticas en que se mueven los administradores de los gobiernos cuando el retenido es un personaje, como ocurrió en los casos de Patty Hearst, Aldo Moro y Alfredo Harp Helú.

Dos reflexiones sobre el secuestro de Aldo Moro formuladas por Leonardo Sciascia: “Me pareció muy pronto, después de haber leído en los periódicos sobre su muerte, que era algo que le debía: estaba unido a él en la acusación de no amar al Estado, este Estado. Y, además, quería aquello que me parecía y me parece un delito. Porque Moro ha sido asesinado dos veces: por las Brigadas Rojas y por aquellos que lo han negado, lo han desconocido…”

La siguiente es breve pero fundamental para deslindar a los secuestradores de hoy de los de ayer: “Las Brigadas Rojas son unos moralistas con pistola, que confunden la absolutez de la religión con el relativismo de la política”.

Lo que hoy sucede es el comercio del dolor, es el uso del azoro como instrumento de coerción para negociar la libertad de un secuestrado, porque quienes los retienen son ignorantes, lo único que buscan es saciar su necesidad de poder por medio de la humillación, satisfacer sus necesidades inmediatas de dinero para continuar con otras variantes de la delincuencia organizada, una vez que haya pasado la presión que las policías ejercen sobre ellos.

El secuestro hoy casi siempre va acompañado de tortura en todas sus formas y manifestaciones. Durante las negociaciones de libertad de un secuestrado, éste padece física, espiritual o moralmente su encierro, en medio de una incertidumbre constante, pues no sabe qué harán con él desde el punto de vista de tortura física, ni cómo van las negociaciones. Lo mismo lo mutilan que lo violan, lo insultan y golpean que lo humillan.

La familia del secuestrado padece sobre todo de incertidumbre, de ese indescriptible dolor significado en el no saber qué ocurre con su hijo o hija, su esposa o esposo, su padre o su nieto, que es también una forma de terror y de tortura.

De allí que resulte importante la nueva Ley General en Materia de Secuestro, promovida e impulsada por Isabel Miranda de Wallace, quien con su terquedad de madre desposeída, con su dolor, influyó en el ánimo de los senadores para que se actualizara jurídicamente el castigo y las penas a los secuestradores, y se revaluara la figura jurídica de la víctima y sus familiares. Las principales innovaciones a dicha ley son: a) Ningún secuestrador tendrá derecho a fianza ni prescribirá este delito bajo ninguna circunstancia. Se les cancela el beneficio de la libertad preparatoria; b) Las víctimas o los familiares ya podrán investigar por su cuenta y presentar, directamente, pruebas ante el juez, sin necesidad de hacerlo mediante el MP, para agilizar el caso; c) Podrán tener acceso a todas las figuras jurídicas hasta ahora vetadas para las víctimas, como son amparos y apelaciones; d) Aunque se mantiene la pena máxima para el secuestro —70 años—, ahora sí podrán hacerse acumulativas; e) Se crea un Fondo para la Atención de Víctimas de Secuestro, para darle atención sicológica y médica a los secuestrados y proteger a los huérfanos que resultaran de un plagio. El presupuesto de la PGR y los bienes incautados lo financiarán.

La pelota está ya en la cancha de los diputados, lo que es importante pues los senadores no se hicieron eco de la propuesta de reconceptualización del secuestro formulada por Isabel Miranda de Wallace, quien tiene razón al proponer que la privación ilegal de la libertad sea considerada como “trata”, porque eso es. A los diputados sugiero leer a Sciascia, donde podrán percibir que “la política es una cosa demasiado seria e incluso trágica como para dejar que la hagan sólo los políticos. He roto con mi decisión de no hacer política, sólo para dar una señal de la preocupación y la angustia en que se debate la mejor parte de este país”.

¡Para qué vienen, gorrones!

Martha Anaya / Crónica de Política

Ocurrió en Guadalajara, el martes pasado, cuando el Presidente Felipe Calderón clausuró la 28 asamblea general ordinaria del Consejo Coordinador Empresarial.

Resulta que cuando llegó Calderón al evento, como suele ocurrir en la mayor parte de los actos bajo techo a los que asiste el Jefe del Ejecutivo, los asistentes se pusieron de pie a su arribo y le brindaron un aplauso.

Nada de qué extrañarse hasta aquí. Que recuerde, desde los tiempos de José López Portillo, en que comencé a “cubrir” actos de la Presidencia de la República, el ritual se repite, es prácticamente el mismo por lo que toca a los participantes.

Lo que ha cambiado ahí en realidad es el acercamiento del mandatario en turno con los invitados. Unos solían recorrer mesa por mesa para saludar a los asistentes, otros desfilaban por un pasillo central directo al presídium o al espacio asignado para ellos. El hacer dependía en buena medida del estilo personal de cada uno de los Presidentes.

Y, por supuesto, ha cambiado el papel de quienes otorgan seguridad al Primer Mandatario.

Hasta la época de Ernesto Zedillo –y eso que no era un hombre dado al acercamiento y menos al apacho– podríamos decir que el papel que jugaba el Estado Mayor Presidencial en los eventos estaba en buena medida supeditado a las decisiones que se tomaban en al área de logística, bajo la directriz del equipo del presidente en Los Pinos –civiles–, ya fuera su secretario particular o el coordinador de giras, o el de eventos.

Con Vicente Fox fue que el Estado Mayor Presidencial comenzó a jugar un papel más activo en el entorno presidencial. Los reporteros que cubríamos la “fuente” comenzamos a notar entonces detalles como éste: el encargado de la logística debía ya subordinarse a lo que decidiera el EMP y no el equipo Pinos; el acceso al interior de la residencia presidencial fue cada vez más difícil; los reporteros dejaron de ser invitados a las cenas de Estado; en algunos actos se comenzó a impedir el acceso a la prensa y sólo se permitía seguir algunos de los discurso a través de circuito cerrado en algún salón ad later, o bien desde la sala de prensa de Los Pinos.

Con Felipe Calderón hubo un cambio mayor, que es digno de destacar. Normalmente, en las giras que realizaban los mandatarios dentro de la República Mexicana, difícilmente asistían a los eventos como invitados especiales los jefes de las zonas militares. Ahora, en cambio, ocupan un lugar importante en los presídium. Y no sólo eso, su nombre y cargo es citado por el Presidente al iniciar sus discursos, a la par del gobernador, el presidente municipal o secretarios de Estado.

Todo esto viene a cuento porque en el evento de la Copamex al que nos referíamos al iniciar esta columna, uno de los empresarios asistentes, al ver que los periodistas no se ponían de pie para recibir al Presidente, ni tampoco le aplaudían a su paso, se volvió hacia ellos irritado y les gritó: “¡Para qué vienen, gorrones!” (Milenio)

Hasta donde recuerdo, nunca los periodistas que cubríamos las actividades presidenciales formábamos parte de ese rito. Éramos meros observadores de lo que acontecía. Incluso, se veía mal que alguno de los periodistas se comportara como claque del Presidente en turno. Si ello acontecía, dábamos por hecho que tal reportero lo que en verdad buscaba era congraciarse con los equipos de prensa del Presidente para obtener alguna prebenda o un trato “especial”.

Y no, no es ningún exceso. En cuantos actos y conferencias he asistido a otros países, en ninguno de ellos he visto que los periodistas se levanten a ovacionar a su Presidente sin mayor motivo.

Esto no significa, evidentemente, que nunca se haga –hay ocasiones que lo ameritan, pero son muy especiales–, pero difícilmente ocurren y desde luego no es la regla general.

Realmente me pregunto: ¿por qué se enojó ese empresario? ¿por qué le pareció impropio que los periodistas no se levantaran a aplaudirle al Presidente a su paso? ¿por qué inquirió con un “para qué vienen”? ¿por qué les llamó “gorrones”?

¿Será acaso que entre los cambios que los empresarios y los nuevos gobiernos quieren que los periodistas pasemos a formar parte de la “corte” del Presidente de la República?

Un delincuente en Tlalpan

Adrián Rueda / Capital Político

Una denuncia del grupo autollamado Frente Ciudadano de Tlalpan dejó al descubierto la existencia de presuntos robacoches incrustados en puestos clave de la Delegación Tlalpan.

De acuerdo con esta denuncia, el 15 de octubre de 2007, en su boletín oficial número 1543, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal dio a conocer sobre la orden de aprehensión contra Juan Montes de Oca Flores.

Este sujeto, entonces con 37 años de edad, era buscado por haber participado en el robo a mano armada de un automóvil Renault de lujo, a las afueras de una iglesia, donde encañonó con una pistola al dueño.

De acuerdo con la ficha policial, los agentes aprehendieron a Montes de Oca Flores porque en el auto robado había un teléfono celular, de donde transfirió tiempo aire al suyo y por ello fue atrapado.

Además de ello, el dueño del vehículo lo reconoció como la persona que lo amenazó con una pistola para despojarlo de la unidad.

Pero no sólo eso, el sujeto en cuestión fue relacionado con otras tres averiguaciones previas por el mismo delito, e incluso se le investigó a través de la revisión de archivos delincuenciales y libros de antecedentes penales.

Al continuar con las pesquisas, se conoció que este sujeto estuvo involucrado en otros ilícitos y que tenía vigente una orden de aprehensión, por el delito de robo calificado, bajo la causa penal 131/2005, girada por el juez vigésimo noveno penal, con sede en el Reclusorio Preventivo Sur.

Ya con la información, agentes judiciales de la Coordinación Territorial Tláhuac I dieron cumplimiento al ordenamiento, y relacionaron a Montes de Oca Flores con los delitos de robo de vehículo y amenazas.

El Ministerio Público de la Fiscalía Desconcentrada en Tláhuac, en acatamiento a la orden de aprehensión, remitió al inculpado ante el juez que lo reclamaba para su juicio en el mencionado penal.

De ahí se le perdió la pista hasta que hace poco el jefe delegacional en Tlalpan, Higinio Chávez García, le dio el cargo de subdirector de Verificación y Reglamentos.

Dicen los enterados que Montes de Oca Flores fue de los que más dinero –nadie sabe si del bueno- le metieron a la campaña de Higinio para que ganara la delegación en representación del PRD, y ahora está pagando.

No importó que esta persona haya tenido tres averiguaciones previas en contra por el delito de robo de vehículos; hoy es flamante funcionario perredista en una de las demarcaciones más importantes de la ciudad.

¿Y la Contraloría?… durmiendo, como siempre.

CENTAVITOS… Después del puentecito hoy reanudan se actividad los diputados locales con la sesión permanente, que entre otras cosas se dedicará a administrar pendientes y a aprobar puntos de acuerdo que no le sirven a nadie, pero que les sirven para matar el tiempo y hacer como que trabajan.

El policía golpeador de Flroence Cassez

Álvaro Cepeda Neri

La tortura, considerada en el Artículo 22 constitucional, como una especie de tormento, si bien en términos penales, no está prohibida, sí severamente sancionada contra quienes la practiquen, máxime es ministerio público y/o policías, a quienes les fascina, por su sadismo en el abuso del poder, llevar a cabo esa clase de conductas contra presuntos delincuentes que llegan a caer en sus temibles manos. En todo el país impera esta conducta infame para, supuestamente, obligar a que los detenidos confiesen haber cometido un delito. Como ha sido entre cientos de miles que suceden diariamente en el periodo preventivo en las agencias del Ministerio Público, el de la ciudadana francesa Florence Cassez.

Su caso trascendió las fronteras jurisdiccionales mexicanas hasta la Presidencia de ese país, en virtud de que Florence es de nacionalidad francesa, y el señor Calderón, por una necedad, y contra lo dispuesto al respecto en la Constitución, decretó que la sentenciada a más de 50 años no fuera trasladada a Francia para que allá purgara la sentencia que apresuradamente y por consigna de Los Pinos, a través del consentido poder tras el trono, secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, que al parecer acató la autoridad judicial, para cerrar el círculo del poder presidencial que dispone a su antojo de otro poder federal constituido éste por los tribunales y la PGR.

Suponiendo, sin conceder y menos cuando conocemos los abusos de jueces, ministerios públicos y sus policías, que la francesa sea responsable de los delitos que le imputan. A pesar de eso no tenía que haber estado encerrada más de 20 horas, el día de su arresto, donde el segundo de a bordo de García Luna, el abusador Luis Cárdenas Palomino (al que vemos en televisión anunciando arrestos), estuvo durante ese lapso golpeando en la cara y cuerpo a Florence Cassez, para obligarla y doblegarla a declararse culpable. Ella, que debería estar en Francia, se ha defendido contra viento y marea del trío: Calderón, García Luna y Cárdenas Palomino. Insiste en no tener nada qué ver en el caso que la mantiene encarcelada.

El reportero Francisco Reséndiz (El Universal: 22/IV/10), publicó la más reciente entrevista a la francesa, donde ésta sostiene que el policía de marras le propinó bofetadas y otros golpes, que lo exhiben como un cobarde que ataca a una prisionera, que es mujer y a la que le viola todos sus derechos. Policía golpeador con toda la impunidad que le da su cargo, al grado que en otra de las ocasiones en que fue torturada estuvo presente García Luna,. Y... ¿saben qué? Este García Luna anda sonando para ser secretario de la Defensa Nacional, en lugar de un general, y Cárdenas Palomino elevado a titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal. Por lo pronto las autoridades de Francia van por una denuncia ante los tribunales internacionales donde si el fallo favorece a Florence Cassez, entonces García Luna y Cárdenas Palomino no podrán pisar Europa ni Estados Unidos, a riesgo de ser detenidos.

Televisa, el gran negocio

Jenaro Villamil

El negocio más importante de telecomunicaciones de este año --y quizá del sexenio-- iniciará esta semana su periodo final: entre el 6 y el 7 de mayo, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) recibirá las ofertas de las empresas que participarán en las licitaciones para telefonía móvil con servicios de banda ancha.

Se trata del arranque del cuádruple play en México y que convertirá al ganador de esta pugna por las bandas 1.7 y 1.9 Ghz en el consorcio más importante para dar servicios de Internet, audio, video y telefonía móvil.

Desde la discusión del Presupuesto de Ingresos de 2010, en octubre del año pasado, fue un escándalo sin mayores consecuencias políticas que la mayoría de diputados y senadores aprobara exentar durante dos años el pago de derechos al ganador de la licitación de estas bandas del espectro radioeléctrico.

Sin embargo, quedó muy claro que esta condonación fiscal –estimada en más de 5 mil 600 millones de pesos-- beneficiaba al nuevo competidor de la telefonía móvil en México: Televisa.

Y para confirmar esta apreciación, el 16 de febrero de este año, Televisa anunció una alianza con Nextel por mil 600 millones de dólares para que ambas compañías pugnaran por obtener hasta 80 Mhz en la licitación de esta banda.

Así, se tomaba en cuenta que Nextel era la única compañía que podía rivalizar con Televisa en alcanzar esta licitación.

Por ese motivo, el vicepresidente de Finanzas de Televisa, Alfonso de Angoitia, artífice de la transformación del consorcio televisivo en un conglomerado de telecomunicaciones, advirtió que la compra de hasta 30% de Nextel sólo se concretaría si la empresa que controla 70% de las frecuencias de televisión abierta concesionada ganaba también la licitación de telefonía móvil convergente con banda ancha.

Finalmente, la sociedad entre Televisa y Nextel fue autorizada por la Comisión Federal de Competencia (CFC). Y desde ese momento quedó claro que todo estaba preparado para incrementar el emporio de Televisa.

Para marzo de este año, de las 27 empresas que se inscribieron en la licitación anunciada por Cofetel, 20 renunciaron a la puja.

Según la Cofetel, sólo quedarán en la recta final las siguientes empresas:

--Radio Dipsa, filial de Telcel, propiedad de Carlos Slim, que sólo puede aspirar a un máximo de 10 Mhz.

--Telefónica Movistar, la filial de la empresa española Telefónica, dirigida en México por el exsecretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz. Esta empresa sólo puede aspirar a un máximo de 30 Mhz y los especialistas especulan que no peleará más porque la licitación de la fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) está orientada para beneficiar a la compañía ibérica.

--Grupo Salinas, del dueño de Unefon, Iusacell y Televisión Azteca, que rompió lanzas contra la licitación al denunciar que las bases constituían “un regalo para Televisa”.

--Megacable, la tercera compañía más grande de televisión por cable en México, asociada a Televisa en el cartel de cableras conocida comercialmente con el nombre de Yoo. Se maneja la posibilidad de que esta compañía establezca una alianza con el Grupo Hevi.

--Axtel-Avantel, las dos telefónicas asociadas que pretenden enfrentar a la ‘mega-alianza’ Televisa-Nextel, y al gigante de Telcel.

--Y Nextel-Televisa, la alianza más importante que se ha anunciado en los últimos tres años.

Si Televisa y su socio Nextel salen beneficiados, se confirmará entonces lo que desde el año pasado era muy claro: el gobierno de Felipe Calderón optó por su alianza de mutuo beneficio con la empresa de Emilio Azcárraga Jean para garantizar una cobertura mediática favorable hacia el 2012.

Este fenómeno explica también por qué el gobierno de Calderón le ordenó al PAN que se retirara de última hora en la dictaminación de la “reforma integral” a las leyes federal de Radio y Televisión y de Telecomunicaciones, que se quedaron una vez más en el límite, el pasado 27 de abril, a unas cuantas horas que culminara el periodo ordinario de sesiones.

Lo más escandaloso es que no sólo este negocio está orientado para beneficiar a Televisa. El propio ISSSTE benefició con un jugoso contrato por mil 793 millones de pesos a la empresa telefónica Bestel, filial también de Televisa, para que instalara la red privada de este instituto.

Telmex, de Carlos Slim, se amparó ante los resultados de esta licitación acusando al ISSSTE de claro favoritismo hacia Bestel.

Luego la jueza federal Ana Luisa Priego aceptó la demanda de amparo de Telmex, pero todo parece indicar que nada frenará este regalote para Televisa.

¿Y así habla aún Calderón de enfrentar a los monopolios?

Se colapsa el gobierno del usurpador Felipe Calderón

La violencia en México se incrementará en lo que resta del sexenio de Calderón (si es que concluye su periodo), advierte un alto funcionario de la DEA norteamericana

Resistencia Social


Basta reflexionar en las distintas previsiones de Fernando Gómez Mont, Genarco García Luna, y Anthony Placido, funcionario de la DEA, para mejor ir preparándonos mentalmente a sufrir un incremento gravísimo en los niveles de violencia en lo que resta del sexenio de Felipe Calderón, a quien el país se le deshace en las manos e incluso nada extraño sería que su gobierno se colapsara antes del 2012.

De visita en Washington, Gómez Mont asegura que los niveles de violencia en México disminuirían a finales de 2010; sin embargo, sus cuentas alegres las cuestionó la secretaria de Seguridad Interna norteamericana, cuenta el corresponsal Jaime Hernández (véase El Universal del 5 de mayo) “ (Janet) Napolitano se mostró más prudente en su diagnóstico, al asegurar que la lucha de ambos países contra los cárteles de la droga ´es un maratón y no una carrera de corto recorrido´…”.

Para desgracia de Gómez Mont, su afirmación optimista contrastó con cálculos distintos estimados por su contlapache Genarco García Luna, quien según despacho del 4 de mayo de la agencia Reuters afirmaba que “La creciente violencia del narcotráfico en México podría durar hasta el 2014, teniendo en cuenta las experiencias de gobiernos que se decidieron a enfrentar mafias en el pasado”.

Lo preocupante de tal horizonte de violencia (ya el general Guillermo Galván preveía entre 5 y 10 años de presencia militar con su criminalidad implícita), lo reafirman muchos especialistas.

Por ejemplo, el 20 de marzo, el diario Reforma difundía la visión de la colombiana Paola Olguín Moreno, asesora del presidente Álvaro Uribe, la que nos prevenía a los mexicanos sobre un incremento de la violencia: “uno tiene que tener presente que ninguna política de seguridad y ninguna guerra contra organizaciones criminales tan poderosas da resultado inmediato”, y advertía que “en una guerra como ésta lo único que se puede (adelantar) es más sangre, sudor y lágrimas, ésa es la verdad”.

Incluso simpatizantes del régimen, lo empiezan a cuestionar, y a dudar de su viabilidad. El 27 de marzo, Francisco Garduño, editor del diario calderonista Milenio escribía "la crisis generada por la narcoviolencia ha empezado a afectar las bases de la estabilidad del país".

En esa misma visión, Hugo García Michel, en el mismo periódico y el mismo día, se preguntaba sobre las campañas que piden la revocación de mandato a Calderón "… es un asunto a considerar ¿debe renunciar el presidente?"

El intelectual orgánico Jorge Castañeda, cuestionado sobre si México es un estado fallido, respondía en Reforma del 22 de abril “esto es una exageración, pero sí es cierto que esta guerra contra el narcotráfico que emprendió Calderón ha desatado consecuencias imprevistas. Veintidós mil muertos son muchos, el deterioro de la imagen del país es enorme y la sensación de inseguridad de la gente es mayor que antes".

La debacle del régimen es percibida cada vez por más actores sustanciales de peso. El 25 de marzo, el diario El Universal publicaba lo siguiente: “Al menos 27% de las empresas estadounidenses establecidas en México reconsideran mantener sus inversiones o planes de crecimiento en el país, debido a problemas de inseguridad, reveló una encuesta de la Cámara Americana de Comercio en México (AmCham)”.

Percepción o realidad, el caso es que al régimen padece ya un alto deterioro de imagen. En el extranjero dudan ya de la viabilidad del gobierno. La reportera Nallely Ortigoza escribía el 25 de marzo en Reforma “El Reino Unido tiene una percepción errónea de México debido al narcotráfico, aseguró John Franck, jefe de comercio e inversión de la Embajada Británica en el País”. Y añadía “Esta situación dificulta a la embajada el convencer a las empresas para venir a México”.

El 22 de abril, ese diario, Reforma, ilustraba el tipo de noticias con que se desayunaban lectores norteamericanos en The Washington Post “Viven Tamaulipas y Nuevo León Bajo Terror”.

La debacle de la confianza social en la viabilidad del sistema, la resalta una encuesta mencionada por el semanario inglés The Economist, según comenta la revista empresarial Poder y Negocios del 4 de abril “las encuestas sugieren que el anterior apoyo de los mexicanos a la cruzada de calderón en contra de las drogas se está desgastando rápidamente. En una encuesta reciente, tan sólo 21% de quienes respondieron dijo que es más seguro el país, mientras que la mitad sostiene que aumentó la violencia”.

La derrota del régimen ha levantado focos rojos entre sus apologistas y sus publicaciones. En la revista Nexos de mayo, diversos artículos tratan de levantar la moral del sistema, pero ellos mismos admiten su agotamiento por la violencia y la inseguridad estructurales: “El colapso del estado mexicano es muy poco probable hoy, pero es cuando menos concebible en un futuro si la situación continúa su curso actual”, escribe Rodrigo Canales, contratado para publicar un texto proclive al gobierno de Calderón.

En ese contexto, cobra sentido la afirmación de Anthony Placido, director de inteligencia de la DEA, quien se dijo preocupado por si el sucesor de Felipe Calderón mantendrá la guerra contra el narcotráfico. "Tenemos que ganar todo lo que podamos durante esta gestión", afirma, temeroso de que quien reemplace a Calderón, detenga el dizque combate a la delincuencia. Así, es de esperarse que los gringos presionen a Calderón para aumentar la violencia en México, en los dos años que le restan de gobierno. Sin embargo, cada vez hay una mayor desconfianza generalizada de que Calderón pueda sostenerse en la presidencia.

La elección de Oaxaca

José Gil Olmos

Es muy probable que la elección de Oaxaca sea la más disputada e importante de las 12 que este año se realizarán en todo el país. Y lo es por razones de estrategia política para todos los partidos, pues es el único estado donde la alianza entre el PRD, el PT y el PAN tiene posibilidad de ganar; en tanto, para el PRI representa la oportunidad de acabar con ese experimento electoral y posicionarse con todo para el 2012.

La elección en Oaxaca es emblemática en muchos sentidos para la vida política nacional. Más allá de los regionalismos en los que se suele caer cuando se habla de una elección estatal –como decir, por ejemplo: “es el experimento o el laboratorio político para todo el país”–, en el caso de los comicios en esta entidad hay elementos para considerar que el resultado es fundamental para los actores y partidos involucrados.

En Oaxaca nació, hace seis años, la primera coalición de partidos antagónicos ideológicamente, cuando se unieron PRD, PAN, Convergencia y PT, con el agregado apoyo de la maestra Elba Esther Gordillo, que apoyaron a Gabino Cué contra el priista Ulises Ruiz, quien al final logró un triunfo cuestionado. Hoy esos mismos partidos vuelven a enfrentarse casi con los mismos actores: de parte de la alianza opositora repite Cué, mientras que el candidato del PRI-PVEM es Eviel Pérez Magaña.

Aunque para el PRI el gobernador Ulises Ruiz ya no es un activo político, sino todo lo contrario, por los cuestionamientos a nivel nacional e internacional, que lo ponen como un violador a las garantías y derechos humanos de los oaxaqueños, no puede dejar al abandono esta elección y perder miles de votos rumbo a la contienda presidencial del 2012. Es por ello que en días próximos Enrique Peña Nieto estará en Oaxaca para apoyar a Eviel Pérez Magaña.

Personalmente, para Ulises Ruiz ganar la elección en su estado es de vida o muerte política. Si pierde, de inmediato estaría sujeto a juicios políticos y judiciales, ya que antes, durante y después del conflicto de la Asamblea Popular de Pueblos de Oaxaca (APPO), en 2006, utilizó la fuerza del estado para reprimir a los integrantes de un movimiento social que exigía su renuncia. Casi todas las organizaciones de derechos humanos a nivel internacional, como la ONU, Human Rigths Watch, Amnistía Internacional y la comunidad europea, entre otras, han calificado a Ulises Ruiz como un gobernante represor.

A nivel nacional, mientras tanto, todas las agrupaciones civiles lo responsabilizan de decenas de muertes, cientos de detenidos y algunos desaparecidos, así como de ataques de grupos parapoliciacos o paramilitares. El gobernador oaxaqueño necesita del manto protector de su posible heredero y también del PRI nacional, al que ha apoyado financieramente desde que empezó su debacle en 2000 y, sobre todo, desde que llegó al gobierno del estado haciendo uso de los recursos públicos para pagar la nómica y las deudas dejadas por su mentor político, Roberto Madrazo, tras su derrota en la contienda presidencial de 2006.

La derrota para Ulises Ruiz sería la señal de arranque para el inicio de juicios dentro y fuera del país por tribunales judiciales y de derechos humanos. En el caso de la alianza que encabeza Gabino Cué, para los partidos que la conforman es esencial ganar en Oaxaca. Y lo es porque los posicionaría en un mejor nivel de contienda para los dos años que vienen, sobre todo por las derrotas que han tenido en varias entidades donde gobernaban.

PAN y PRD, principalmente, le apostaron a una alianza para poner un alto al PRI, que en los dos años anteriores recuperó buena parte de su poder en todo el país y en el Congreso de la Unión. A pesar de las críticas por la contradicción ideológica y programática que significaba una coalición, mantuvieron su voluntad y se unieron en varios estados para lanzar candidaturas comunes. Pero de acuerdo con diversas encuestas en casi todas las elecciones, sólo en Oaxaca tienen posibilidad de ganar.

Ganarle al PRI en Oaxaca significaría para las dirigencias del PAN y el PRD una bocanada de oxígeno y un poco de aliento. Pero no sólo es importante para esos partidos una derrota del priista Eviel Pérez Magaña, también lo es para la sociedad civil de Oaxaca, ya que representaría la posibilidad de llevar a juicio a Ulises Ruiz y a varios de sus colaboradores por los abusos cometidos en su administración, y cerrar uno de los capítulos más lamentables de la historia oaxaqueña. Nunca antes un movimiento social como el de la APPO había sido tan castigado como ocurrió en 2006, cuando Ulises Ruiz desató una persecución contra todos y cada uno de sus miembros, llegando al uso de grupos parapoliciacos o paramilitares que actuaron bajo el amparo de la indolencia oficial.

La violencia generada ese año puso en la tablita al gobernador, pero fue salvado por la misma situación política, ya que ni al gobierno de Vicente Fox ni al PRI les convenía que Ulises Ruiz renunciara, dejando que creciera un movimiento social como la APPO, en plena contienda presidencial. La sociedad oaxaqueña tuvo que pagar los altos costos de 26 muertos, más de medio millar de detenidos y una decena de desaparecidos. La herida provocada entonces aún no cierra. Sólo un juicio imparcial y honesto sobre Ulises Ruiz y sus colaboradores podría hacer cicatrizar esta herida, pero ello no ocurrirá si el PRI gana el próximo 4 de julio. Por estas circunstancias es que la elección en Oaxaca es particularmente importante. La violencia es una amenaza en medio de este juego en el que nadie quiere perder.

¿Hasta dónde caera el peso? podría llegar a 12.90

En medio de desplome de las plazas bursátiles europeas y de Wall Street, el peso vio caída de hasta el 2.0% en el intradía, cerrando en su peor nivel en dos meses

En las últimas siete jornadas el peso ha visto un ajuste que no muchos esperaban. Zonas de 12.70 lucían lejanas para diversos especialistas que apuntaban a las positivas expectativas económicas en EU y la esfera local, aunado a la buena entrada de flujos al país ante la huida de Europa. Ahora, los máximos de 18 meses del peso lucen lejanos, aunque podría verse un moderado regreso en el corto plazo.

El pasado 27 de abril, el peso cerraba en un nuevo máximo de 18 meses al cotizar en 12.13 unidades por dólar. En aquel momento, las versiones de un tipo de cambio en hasta 11.50 unidades se fortalecían ante la ola de positivos indicadores económicos y la buena temporada de reportes trimestrales en EU.

Sin embargo, el ajuste contra el peso vino pronto. La situación en Grecia lejos de incentivar mayores entradas de flujos al país ante la huida de los inversionistas de la región euro y la divisa comunitaria, provocaron una ola de aversión global al riesgo que al día de ayer derivaron en la peor caída del peso en lo que va del año.

La posibilidad de un contagio de la tragedia griega a otros países europeos crece a medida que el plan de rescate parece no bastara para que el país helénico cumpla en los siguientes tres años con sus obligaciones, y en medio de un estallido social que podría dificultar la aprobación de nuevas medidas de austeridad.

Los casos de Portugal y España han comenzado a sonar con fuerza. Si bien cuentan por igual con amplios desequilibrios fiscales, han sido presa de recortes a la calificación de su deuda en las últimas semanas. Estos recortes podrían no parar para Portugal, mientras que en España se habla ya de un rescate y de nueva emisión de deuda buscando recursos para cubrir sus obligaciones a vencer en junio próximo.

En medio de desplome de las plazas bursátiles europeas y de Wall Street, el peso vio caída de hasta el 2.0% en el intradía, cerrando en su peor nivel en dos meses sobre las 12.4800 unidades por dólar. La caída del peso, no obstante, contaba con margen para ampliarse a zonas de hasta 12.65, nivel que fue perforado con facilidad y guiando a la moneda nacional a las 12.72 unidades por dólar esta mañana.

De este modo, en las últimas siete sesiones el peso ha visto una depreciación del 2.9%, y manteniéndose en mínimos de dos meses. Aunque tras el cierre de hoy Pese a ello, analistas no ven en el largo plazo un cambio de tendencia en el peso, al menos hasta el momento.

Para los especialistas, el tipo de cambio atraviesa un periodo de volatilidad asociado al entorno externo, sin marcar por el momento un sesgo específico pese a los dramáticos movimientos de estas dos últimas sesiones, señaló Joel Virgen, analista de Banamex.

Anticipar un cambio de tendencia en el largo plazo para el peso podría ser un tanto prematuro por el momento, y es que no puede decirse que pasó lo peor, mencionó Luis Flores, analista de mercados de Ixe.

En este sentido, Flores ha señalado que lo anterior puede advertirse en el ligero rebote que hoy registran los mercados accionarios y el mercado de deuda locales, lo que podría dar lugar a un ajuste del peso en las siguientes jornadas hacia las 12.40 unidades por dólar.

El analista de igual modo ha señalado que no se puede hablar de un cambio de tendencia del tipo de cambio en el largo plazo hasta el momento, dado que para que este se materialice tendrían que verse vulneradas las 12.90 unidades.

Finalmente, al momento de escribir la nota, el peso ha acotado moderadamente su caída a zonas de 12.65 unidades por dólar, al cotizar el dólar spot en 12.6507 pesos y registrar la moneda nacional un retroceso del 0.86%. De cerrar sobre dicho nivel, el peso estaría registrando su peor racha bajista desde febrero de este año, y su peor nivel desde el 8 de marzo pasado. (El Semanario Agencia, ESA)

Peña Nieto y el doble juego de Sedesol

Marcela Turati

Al delegado de la Sedesol en el Estado de México, Gustavo Arturo Vicencio Acevedo, perteneciente a una de las familias panistas de abolengo, no sólo se le acusa de tolerar múltiples irregularidades con licitaciones y contratos de obra otorgados por la dependencia. También se le imputa un doble juego político que, con los programas sociales, favorece las aspiraciones de Peña Nieto. Algunos afirman que, cuando en dos ocasiones ha estado a punto de ser removido, sendos derrames de aguas negras en la entidad lo han sacado a flote, aunque para otros la explicación es que cuenta con un poderoso padrino político.

Unos dicen que al panista Gustavo Arturo Vicencio Acevedo las aguas negras lo han salvado dos veces de perder su empleo y que ha “nadado de muertito” en su cargo como delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en el Estado de México.

Otros dicen que goza de la protección de un poderoso padrino que ha sido como un pararrayos de posibles desgracias.

Los señalamientos contra el delegado –quien es hijo del panista de cepa Astolfo Vicencio Tovar, consejero vitalicio del PAN– son múltiples: contratar a empresas insolventes para el programa Piso Firme y no denunciar penalmente a las que incumplen contratos, “arreglos” de licitaciones, rasuramiento de cheques destinados a las encargadas de las Estancias Infantiles y despido de subalternos por revanchismo político.

Algunos de los ilícitos constan en oficios internos de la secretaría y en denuncias penales, o son señalamientos públicos de excolaboradores y declaraciones de los involucrados directos en varias de las irregularidades.

Una muestra es el oficio interno de la Sedesol (folio 500-2733, fechado el 31 de agosto de 2009) que la entonces abogada general de la dependencia, Adriana Campos, envió al entonces secretario Ernesto Cordero y al subsecretario Luis Mejía, en el que documentaba los ilícitos cometidos por la delegación mexiquense en el programa Piso Firme 2008 y 2009, entre los que consignó licitaciones amañadas o inexistentes.

Una de las irregularidades encontradas en el manejo de los recursos en 2008 –según el oficio del cual Proceso tiene una copia– consiste en que la delegación no guardaba en sus archivos documentación de siete procedimientos de licitaciones que había otorgado.

Tampoco había expedientes de licitaciones de 2009, y varios contratos –como los adjudicados a Diapmaco, Mexicana de Atlacomulco, S.A. de C.V., y a Coningar, Construcciones, S.A. de C.V.– se firmaron antes de quedar cerrados los concursos y de que hubiera una declaración sobre los ganadores de los mismos. De la última firma ni siquiera quedó constancia de los “avances de obra” por los cuales le pagaron.

El documento menciona que a Edificaciones ATCO, S.A. de C.V., se le consideró vencedora de una licitación en la que el concurso se declaró desierto, y que se le entregó un anticipo 2% mayor al establecido por la ley (200 mil pesos más).

Una semana después de que la abogada presentó los resultados de sus investigaciones, los municipios de Tlalnepantla y Atizapán se inundaron de aguas sucias por la rotura de un colector, y Vicencio salió al rescate de los damnificados.

El 19 de noviembre de 2009, un empresario interpuso la primera denuncia penal en contra del funcionario que él designó como enlace en las obras de Piso Firme. Esta semana otro empresario interpondrá la segunda. Ambos ganaron obras en el municipio Villa Victoria y aseguran haber sido víctimas de la corrupción.

La historia es así: En Villa Victoria la delegación contrató a Aridelco de México, S.A. de C.V. –una empresa con medio año de vida– para incrementar las viviendas de los más pobres, y le pagó 2 millones 800 mil pesos (el 30% del costo de la obra). Los pisos no se construyeron y, según verificó la Unidad del Abogado General y la Transparencia de la Sedesol, la delegación no levantó denuncia penal a pesar del desfalco.

La asignación de la obra le extrañó al propio dueño de la empresa, el arquitecto Pedro Antonio Delgado Aguilar, quien explicó a Proceso en entrevista: “Pienso que Aridelco no podía participar en el concurso (del piso) porque no tiene historial de experiencia y su capital social es de 100 mil pesos, mientras que las bases (de la licitación) dicen que debía tener un capital equivalente al monto de la obra, que era de 10 millones de pesos”.

La historia que refirió constituye un enredo de irregularidades: La señora Marcela Galván, relacionada con la empresa Meb Contratistas, ofreció a Delgado y a su socio 180 mil pesos para que le vendieran la empresa porque había arreglado con el jefe de finanzas de la Sedesol-Edomex, Marco Antonio García Sánchez, que otorgaría un contrato para Meb y otro para Aridelco.

Pero la Sedesol depositó el dinero destinado a la obra en la cuenta de Aridelco antes de que se celebrara la compraventa, y, cuando el arquitecto se enteró, el dinero otorgado a su empresa ya había sido gastado por Galván y su socio, y los pisos no fueron construidos.

El arquitecto Delgado se trasladó a las oficinas centrales de Sedesol para explicar las irregularidades y declararse inocente. Sin embargo, allí le aseguraron que la delegación no había puesto ninguna denuncia en su contra. Esta semana, Delgado Aguilar demandará a la delegación mexiquense con el fin de protegerse.

Para deshacer el entuerto, la delegación le asignó la misma obra (“sin licitación de por medio”, acota el documento de la abogada) a Origen, Constructores y Acarreo, firma que no dejó fianza por los 6 millones 195 mil pesos que le pagaron de adelanto, que incumplía todos los requisitos y que tampoco concluyó las obras.

Al respecto, el dueño de la empresa –un hombre que pidió el anonimato porque tiene otros contratos con el gobierno– externó que le fue imposible cumplir porque el funcionario García Sánchez, enlace entre contratistas y el delegado, además de pedirle la “mochada reglamentaria” de 3.5% del costo de la obra, le quitó 525 mil pesos más por “comisiones”. Esto, declaró, lo llevó a la bancarrota.

“Lo acusé con el delegado, y el delegado me dijo que iba a ver el asunto y nunca me volvió a recibir”, agregó el quejoso, quien presentó ante la PGR la denuncia 1515/2009 por los hechos. En ese momento fue informado de que había una denuncia penal previa en la Mesa 1 de Toluca contra funcionarios de la secretaría.

De ser comprobadas judicialmente las imputaciones, esta sería la segunda ocasión en que se documentaría que los funcionarios de una delegación de la Sedesol extorsionan a los contratistas del programa Piso Firme, además de que, en el presente caso, el secretario Cordero y el subsecretario Mejía sabiendo de los ilícitos, no los sancionaron.

A raíz de que, en septiembre de 2009, Proceso reveló la corrupción en la delegación de Guerrero, fueron removidos y se encuentran bajo investigación el entonces delegado Luz Antonio González Justo y su subdelegado, José Cruz Rétiz.

La evidencia documental revela que Cordero fue enterado de los ilícitos en Edomex cuatro meses antes de ser nombrado secretario de Hacienda, pero –“negligente”– heredó el problema a su sucesor, Heriberto Félix.



La historia de Vicencio



Vicencio Acevedo es delegado de la Sedesol en el Estado de México desde el sexenio de Vicente Fox. Su cargo se considera como uno de los premios otorgados durante la transición a las familias panistas de abolengo, como son los Vicencio, cofundadores del PAN en la entidad. Otro Vicencio es delegado en Jalisco.

Antes de entrar a la Sedesol, Vicencio Acevedo fue diputado federal por dos periodos y ocupó cargos en el PAN, por lo que conoce bien a Felipe Calderón, de quien gusta decir que es su amigo y protector.

Un trabajador de oficinas centrales de la Sedesol señala que, desde 2008, dentro de la dependencia ya había quejas en contra de Vicencio, una de las cuales provino de la encargada nacional de Estancias Infantiles, Lía Limón, quien se quejó de su desempeño ante el secretario Cordero.

Dos amas de casa mexiquenses, dueñas de estancias infantiles afiliadas a la secretaría, dijeron a este semanario que la delegación retrasa de 15 a 21 días la entrega de los subsidios para la manutención de los niños, que a veces los cheques llegan ‘rasurados’ y que los funcionarios las tienen amenazadas de quitarles los permisos si denuncian las irregularidades.

“Algunas compañeras tienen la situación de que les llegan sus recibos de pago por los 30 niños que atienden, pero sólo reciben el pago por 25, y aunque te das a la tarea de preguntar a la delegación por qué los descontaron, no te explican ni te lo reembolsan, y tú terminas pagando. En diciembre, en la delegación nos dijeron a qué lugar podíamos ir a comprar facturas falsas de los gastos que no pudimos comprobar. ¡Ellos mismos nos mandaron a hacer el ilícito!”, exclamó una entrevistada.

Los problemas mayores para Vicencio comenzaron el 3 de agosto de 2009, cuando despidió al coordinador de programas, el también panista Eric Alan Castillo Vargas, quien acusó al delegado de haberlo removido por pertenecer a una corriente partidista opuesta a la suya. Entonces comenzó una racha de protestas de adultos mayores, marchas de funcionarios y militantes de Acción Nacional en apoyo al despedido, y declaraciones de prensa de varios panistas. La mayoría de los empleados del área de Adultos Mayores, simpatizantes de Castillo, fueron despedidos.

En un escrito que entregó a Proceso, Castillo se quejó de la “ingratitud” que Vicencio manifiesta hacia los “trabajadores militantes que han mostrado compromiso” con el PAN, y lo acusó de haber apoyado en las elecciones de 2009 la campaña del PRD en el Valle de Chalco contratando brigadistas con fondos del Programa de Empleo Temporal.

En cambio, una candidata a alcaldesa por el PAN durante las elecciones del año pasado relató que en una reunión de varios candidatos perdedores fue común el enojo hacia el delegado, quien, sospechan, operó para el PRI.

“Dejó que las estructuras de desarrollo social de los municipios las ocuparan priistas; los dejó que usaran los programas; parecía que trabajaba en contra del PAN. Nunca pudimos entrevistarnos con él porque no nos recibió. Quienes fuimos candidatos en Naucalpan, Nicolás Romero, Tlalnepantla y Ecaptepec coincidimos en que los programas se usaron para presionar el voto a favor del PRI, y el delegado no hizo nada para impedirlo”, aseguró la excandidata, quien pidió el anonimato.

Otro funcionario mexiquense vinculado al PAN expresó sobre él: “Pareciera que no está haciendo estructura para el gobierno federal; yo pensaría que la hace para Peña Nieto, porque Peña Nieto es el que cacarea los programas sociales de la Sedesol. No está claro su juego. Como que está haciendo doble juego para colocarse, pero es muy raro, porque no trabaja con nadie, no hace equipo con los otros delegados federales”.

Los allegados del delegado afirman que es el único panista mexiquense con la trayectoria, la honestidad y la visibilidad suficientes para competir por la gubernatura de la entidad en las elecciones de 2011. Y otro excolaborador de los que ha despedido refiere que desde 2005 creó un grupo de funcionarios amigos, denominado Círculo Azul, que trabaja para construirle la candidatura.

Sin embargo, a pesar de su linaje, no tiene la postulación asegurada.

Un empleado de las oficinas centrales cuenta que, el año pasado, en la secretaría tenían preparada la remoción del delegado, pero que “un político” la frenó, aunque no sabe si fue Calderón, el secretario Cordero, César Nava o Peña Nieto.

El funcionario que más sabía de sus movimientos y del cumplimiento de las metas de los programas sociales, Gerardo Iturbe, quien era el enlace entre las oficinas centrales y la delegación, fue removido aparentemente a petición del delegado.

A principios de este año corrió otro fuerte rumor de que el delegado sería removido, pero, otra vez, se rompió el canal de aguas negras que inundó Chalco, Ecatepec y Neza, y Vicencio salió a flote.

PRD festeja 21 años sin Cárdenas ni López Obrador

Rosalía Vergara

Sin la presencia de su fundador y líder moral, Cuauhtemoc Cárdenas, ni del autoproclamado “presidente legítimo” Andrés Manuel López Obrador, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) celebró este día su 21 aniversario.

Tampoco acudió al festejo, efectuado en el exConvento de San Hipólito, la mayoría de los gobernadores perredistas, entre ellos los de Zacatecas, Michoacán, Baja California Sur, Chiapas y Guerrero, quienes se limitaron a enviar a sus representantes.

El único que estuvo presente fue el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard.

En su discurso, Ebrard Casaubón exhortó a los perredistas a impedir que en el 2012 “la derecha se mantenga en el poder”.

“La modernidad de México –instó-- es que gane la izquierda y se respete el resultado electoral, porque ya le han arrebatado el triunfo dos veces, ni una más”, advirtió.

Luego insistió en que la izquierda mexicana debe tener un solo candidato para enfrentar el próximo proceso electoral presidencial.

Ebrard también llamó a los perredistas a sentirse orgullosos de los logros alcanzados durante 21 años de existencia.

Destacó que el PRD ha conquistado las gubernaturas de Zacatecas, Guerrero, Chiapas, Baja California Sur, Michoacán y que, desde 1997, gobierna el DistritoFederal.

Sin el PRD, consideró Ebrard, “las cosas estarían mucho peor en el país". Sostuvo que, gracias a la izquierda, hay jefe de gobierno electo en la Ciudad de México, institutos de Acceso a la Información, comisiones de Derechos Humanos y programas para proteger a los mexicanos en Estados Unidos.

En su intervención, Jesús Ortega, líder nacional perredista, destacó el trabajo realizado por los “viejos militantes, antiguos militantes” de la izquierda, pero dijo que si el PRD aspira a gobernar el país, debe convertirse “en un partido de jóvenes”.

Al evento perredista asistieron, entre otros, la excolaboradora foxista Xóchitl Gálvez y el líder de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Francisco Hernández Juárez, así como el coordinador del DIA, Manuel Camacho Solís, y el secretariado nacional perredista.

Matan a tres en partido de futbol en Juárez; entre ellos, a una mujer con ocho meses de embarazo

Apro.- Dos entrenadores de futbol aficionado y la esposa de uno de ellos fueron asesinados por un comando que disparó en forma indiscriminada durante un partido de futbol que se disputaba en un campo de juego de los suburbios de Ciudad Juárez, informó este la fiscalía local. La mujer que falleció en el ataque tenía ocho meses de embarazo. Se trata del tercer ataque durante juegos de fútbol aficionado esta semana en México. El domingo murieron tres espectadores en otra balacera en Ciudad Juárez, mientras que la noche del lunes un comando mató a cinco personas en una cancha de Acapulco. Hasta el momento, ninguno de los grupos agresores ha sido detenido.

Maciel condenado: ¿y la Legión?

Miguel Ángel Granados Chapa

El Vaticano parece perplejo ante la Legión de Cristo y el movimiento Regnum Christi. No tiene ya duda sobre su fundador, Marcial Maciel, a quien condena sin ambages. Pero duda sobre el futuro de la congregación y su apéndice laico. Por lo pronto, según su comunicado del 1o. de mayo, ha sujetado a los legionarios a una intervención, que será ejercida por un delegado cuyo nombramiento quedó pendiente. Y formará una comisión que estudie las constituciones de la Congregación, así como enviará un visitador a ocuparse de los miembros consagrados del brazo laico de la Legión.

En rigor estricto, para ser consecuente con el severo juicio que ha asestado a Maciel, el Vaticano debería decretar la dispersión de los legionarios y la puesta de sus bienes y sus actividades en manos de los obispos en que se hallan aquellos y se realizan éstas. No parece lícito cohonestar los frutos surgidos de las manos envenenadas de Maciel, a quien Roma acusa ahora, en lo que sería el extremo de un proceso inquisitorial al que no se le sometió, de carecer de "auténtico sentimiento religioso". ¿Puede una institución creada para enseñar y practicar una genuina vida religiosa mantener la tensión espiritual precisa para esa misión si la creó un farsante, un simulador, calificativos que naturalmente se desprenden de quien disfrazó su falta de "auténtico sentimiento religioso"?

El viernes y el sábado pasados, el secretario de Estado de la Santa Sede, Tarcisio Bertone, se reunió con los cinco obispos a quienes el Papa encargó hace un año visitar a la Legión de Cristo, para hablar sobre los informes presentados por cada uno de ellos al término de su encomienda. En una de las sesiones estuvo presente el Papa Benedicto XVI, y al cabo de ambas se emitió un comunicado donde se describe el trabajo de los visitadores, se dibuja el nuevo retrato de Maciel y se exponen algunas vacilantes conclusiones.

Los comportamientos del fundador de la Legión, dice oficialmente el comunicado vaticano, fueron "gravísimos y objetivamente inmorales" y "manifiestan una vida sin escrúpulos ni auténtico sentimiento religioso" para ocultar la cual el cotijense supo, "hábilmente", "crearse pretextos, ganarse la confianza, amistad y silencio de los que le rodeaban y reforzar su propio papel de fundador carismático".

Su fingimiento no fue completo. Si bien esa manera de ser "era desconocida para gran parte de los legionarios", el Vaticano sugiere abiertamente que en cambio otra parte estaba al tanto de la conducta de Maciel. Pero si no se atreve a enunciarlo de manera expresa, menos aún saca la consecuencia de esa suerte de complicidad o encubrimiento en que incurrieron miembros de la cúpula legionaria. En México, por ejemplo, el trato con los hijos mexicanos de Maciel incluyó entre otros nada menos que al rector de la Universidad Anáhuac, Jesús Quirce, en cuyo establecimiento cursó estudios la hija española del fundador, frutos todos de relaciones condonadas por los omisos subalternos de Maciel, que tienen ahora a su cargo la congregación, como Álvaro Corcuera o Luis Garza, de cuya remoción se habla pero a la cual no se refiere el comunicado del 1o. de mayo.

Según los visitadores, ésta no quedó indemne. La conducta de Maciel, "ha causado consecuencias serias en la vida y en la estructura de la Legión hasta el punto de que requiere un camino de profunda revisión". Pero algo detiene al Vaticano que no da los pasos concretos para revisar la estructura legionaria. Reconoce, sí, la "necesidad de redefinir el carisma de la congregación" pero conservando "el núcleo verdadero, el de la militia Christi, que caracteriza la misión apostólica y misionera de la Iglesia". Admite asimismo "la necesidad de revisar el ejercicio de la autoridad" y anuncia que espera a los miembros de la Legión y del Regnum Christi un "camino de purificación" en que contarán con la ayuda de la Iglesia.

Una nota positiva del comunicado es la inclusión en el análisis de cuanto ha ocurrido en la Legión, de quienes "han sido víctimas de los abusos sexuales y del sistema de poder aplicado por el fundador". A ellos, quienes contribuyeron a develar la funesta dualidad de Maciel con sus "testimonios incontrovertibles", dirigió el Papa, según el comunicado sabatino, "su pensamiento y su "oración", "junto con la gratitud hacia quienes, a pesar de grandes dificultades, han tenido la valentía y la constancia para exigir la verdad".

Si a su edad conserva buena memoria, quizá el Papa Ratzinger tenga en mente a personas concretas que perseveraron en la denuncia de los abusos de Maciel, frente a los cuales él mismo resultó encubridor. Es bien conocido que el ex legionario Juan Manuel Fernández Amenábar confió al sacerdote Alberto Athié el abuso de Maciel en su contra. Athié intentó denunciarlo ante el cardenal Norberto Rivera, quien groseramente lo desoyó. Entonces Athié elevó la mira: mediante el obispo de Coatzacoalcos, Carlos Talavera, pretendió que el propio Papa Juan Pablo II se impusiera de los hechos. Pero el cardenal Ratzinger, el Papa de hoy, impidió que la denuncia llegara al trono pontificio advirtiendo que sería inútil por el aprecio que Karol Wojtyla mantenía por Maciel, a quien llegó a exaltar como ejemplo para la juventud.

La filtración de que el cardenal Juan Sandoval sería el delegado pontificio para intervenir a la Legión ha sido desmentida por el propio arzobispo de Guadalajara. Esperemos a saber quién desempeñe el cargo para medir la intención papal.

Cajón de Sastre

Murió el profesor Abel Salazar Ramírez, que fue el primer alcalde comunista del país. En 1981 fue elegido presidente municipal de Alcozauca en la región guerrerense de la Montaña. Hacía unos pocos años que el Partido Comunista Mexicano había salido de la marginalidad electoral y poco después con la incorporación de nuevos grupos políticos se convertiría en el Partido Socialista Unificado de México. Una fracción de este partido, que había integrado el Movimiento de Acción Popular se empeñó particularmente en acompañar a los grupos de izquierda locales para convertir a esa región en la Montaña Roja. A la cabeza del ayuntamiento de Alcozauca quedó el ahora finado profesor Abel Salazar, miembro de una familia con intensa tradición de lucha. Su hermano Othón había encabezado dos décadas atrás en el Distrito Federal el Movimiento Revolucionario del Magisterio, pionero en la impugnación del aparato institucional que domina a los trabajadores de la educación.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!