domingo, agosto 03, 2008

AL MES DE JULIO LA CANASTA BASICA AUMENTO 11%; LA PÉRDIDA EN EL PODER ADQUISITIVO ES YA DE 39%

Mario Di Costanzo

De acuerdo con datos obtenidos por la Secretaria de la Hacienda Pública del Gobierno Legitimo se observa que durante los primeros 7 meses del presente año, el precio de 42 productos que componen la canasta básica registró un incremento del 11% con lo que el poder adquisitivo del salario mínimo durante la presente administración ha registrado una pérdida acumulada que asciende al 39% y que se acentuará durante los próximos meses, debido al incremento en los precios de prácticamente la totalidad de los energéticos, afectando con ello aún más el nivel de vida de toda la población.

Para corroborar lo anterior sólo basta señalar, que de acuerdo con información publicada por la Procuraduría Federal del Consumidor se observa que, en diciembre de 2006, el costo de “una canasta básica” de 42 productos se ubicó en 818.44 pesos, lo que significa que una persona que percibiera el salario mínimo tenía que destinar 134.81 horas de trabajo, es decir 16.8 días de trabajo (en jornadas de 8 horas), para adquirir estos productos, mientras que para el mes de julio del presente año, la misma persona tiene que destinar 187.7 horas de trabajo, es decir 23.4 días de trabajo (en jornadas de 8 horas) para adquirir la misma canasta de 42 productos básicos para su sustento.

Más aún, tan sólo en lo que va de este año, el costo de la canasta referida pasó de 1,104.63 pesos en enero de este año, a 1,230.83 pesos al último día de julio, esto es un incremento del 11.4 %, es decir mientras que en enero del presente año, una persona que percibe un salario mínimo tenía que destinar 168.13 horas de trabajo para adquirirla, para el mes de julio tenía que dedicarle 187.7 horas, lo que muestra claramente una pérdida de 11.4% en su poder adquisitivo, solamente durante los primeros 7 meses del presente año.

Así por ejemplo entre el mes de enero y el mes de julio del presente año productos absolutamente básicos como el frijol han registrado incrementos del 17.65% al pasar el costo de un kilogramo de 17 pesos en enero a 20 pesos en julio, o bien la bolsa de 500 grs de lenteja que pasó de 8 pesos a 9.10 pesos, o el arroz que se incrementó en 63.79% al pasar de 10.99 a 18.0 pesos el costo por kilogramo.

Lo mismo ha sucedido con el pan de caja Bimbo que pasó de 21.10 a 22.50 es decir un incremento de 6.6%, o el pollo entero que paso de 25.30 a 30.0, lo que implicó un incremento de 18.58%.

En esta misma situación se encuentra el huevo que paso de 15.99 a 17.90 la caja con 12 huevos, lo que significa un incremento de 11.9%, o como el aceite de cocina que registró un incremento de 50.9% al pasar el costo de un litro en enero de este año de 25.50 a 38.50 al mes de julio.

Cabe destacar que durante los últimos 19 meses el costo de estos productos básicos ha incrementos históricos, así por ejemplo, un kilogramo de frijol costaba 9.60 pesos en diciembre de 2006, y al mes de julio del 2008 su costo es de 20 pesos, es decir 108% más, o bien el huevo que pasó de 9.96 pesos la caja con 12 piezas a 17.90, lo que implica un incremento de 79.7%.

Llaman la atención casos como la lenteja cuyo incremento ha sido del 127% al pasar el costo de la bolsa de 500 grs de 4 pesos en enero del 2006 a 9.10 pesos en julio de 2008.

Por su parte el pan de caja BIMBO pasó de 13.20 pesos la bolsa de 680 grs a 22.50 pesos, lo que implica un incremento de 70.45%

Cabe señalar que el repunte en el crecimiento de los precios y en especial en el caso de los alimentos, afectan mucho más a las personas de bajos ingresos, ya que de acuerdo a la última encuesta de ingreso-gasto, llevada a cabo por el INEGI, los mexicanos destinan en promedio el 30% de su ingreso para adquirir alimentos, el 18% de este para transporte, el 15% para educación entre otros.

Finalmente los datos muestran el nulo impacto que tuvo el “supuesto congelamiento de precios” anunciado por las autoridades el pasado 17 de junio del presente año, ya que de acuerdo a lo reportado por la Profeco durante esa semana el costo de la canasta básica referida se ubicó en esas fechas en 1,183.76 pesos y casi un mes y medio después, es decir al 30 de julio su costo ascendió a 1,230.83 pesos, lo que ha significado un incremento de casi 4% a partir del anuncio del congelamiento de precios en artículos básicos.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!