sábado, mayo 02, 2009

¿Por qué aquí sí se mueren?

Héctor Enciso Carrillo

Hace apenas un par de días leí, vía la red de Internet, en un conocido diario español (El País), un reportaje sobre cómo México es prácticamente el único país del mundo en donde se mueren las personas que adquieren el virus de la gripa porcina (ahora ya rebautizada como “influenza humana” A H1N1).

El reportaje señala el caso de un paciente hospitalizado en uno de los nosocomios públicos más grandes de la capital de México, dicho paciente, según el reportaje, murió por la muy deficiente atención que le brindó ese hospital. También el día de hoy en ese mismo diario, una nota periodística hace fuertes críticas al desempeño de las autoridades de salud de nuestro país, sobre todo porque, aunque la OMS (Organización Mundial de Salud) “ha halagado” las medidas que tomó el gobierno federal para evitar la propagación de esa enfermedad, resulta que los datos que da el gobierno federal sobre el número de muertes, de enfermos, es no sólo impreciso, sino hasta contradictorio. También critica el bochornoso hecho de que el gobierno de México no se coordina con los gobiernos estatales para aplicar un plan general en todo el territorio nacional.

Esta situación, dice El País en su nota titulada “El virus que mata el sueño de México”, está “volviendo a poner en los labios de los mexicanos una vieja pregunta que causa enojo y desazón: ¿Nos estarán diciendo la verdad?”. Más cuestionamientos vienen en la prensa extranjera y de México. Por ejemplo, se cuestiona claramente el hecho de que originalmente se habló de 20 muertos debido al virus de la influenza porcina, después se elevó a 49 y se habló de hasta más de 150 muertes provocadas por el letal virus, y se habló de hasta más de 2 mil contagiados, pero el día de hoy declara el secretario de Salud, José Ángel Córdova, señalando la muerte de tan sólo 15 personas y apenas un poco más de 300 contagiados en todo el país, lo cual evidentemente, crea mucha confusión en los mexicanos. Preguntas sobre este asunto asaltan a la población a cada momento: ¿Si no es curable en estos momentos, en cuánto tiempo se calcula se creará la vacuna que combata a la enfermedad? ¿Si se suspenden las clases en todos los niveles educativos, se frenará la propagación cuando millones de personas viajan a sus trabajos respectivos, aglomeradas en autobuses, microbuses, en el metro, etc.?

Sin embargo, empieza a permear en la conciencia de millones de mexicanos una pregunta fundamental ¿Por qué aquí en México sí mueren los infectados y en otros países no ocurre así? Es sabido que sólo un niño fuera de México murió en EEUU, pero, según la información vertida, ese niño procedía de México, por tanto: ¿Qué es lo que determina que en nuestro país haya fallecimientos, mientras en otros países sólo se habla de casos aislados, sin que haya fallecimientos a consecuencia de mortal virus? ¿Es el sistema de salud nacional de nuestro país tan deficiente que prácticamente condena a la muerte a los pacientes por su incapacidad, su burocratismo, su corrupción, etc.? ¿Ha crecido tanto la insalubridad, la falta de higiene en el país que es inevitable que virus mutantes –como hasta el momento se presenta el de la gripa porcina-, inevitablemente provoquen decesos, dada la mala alimentación de los mexicanos, sus malas condiciones de higiene y su pobreza extrema? ¿Acaso en una ciudad tan grande como el Distrito Federal, en donde se les suspende el agua potable durante una semana y los habitantes pobres (que constituyen el 90% de la población, lo cual provoca una atmósfera de mugre, inmundicias), se puede dejar de pensar en un mejor caldo de cultivo para la generación o reproducción del terrible virus porcino, que ahora es, según los medios informativos del mundo, el azote del globo? ¿Por qué tanta variación en los datos que da el secretario de Salud? ¿Se ha buscado crear pánico en la población con datos inflados? ¿Hay acaso un fondo manipulador en todo esto? ¿Se está utilizando el problema de la influenza humana A H1N1 para llevar agua al molino del gobierno, para prestigiarlo artificialmente y así influir en el próximo proceso electoral? ¿Se está empleando acaso este problema para distraer la atención de la población de México y del mundo del verdadero problema toral que es la crisis económica y sus terribles secuelas, tales como el crecimiento del desempleo, la baja drástica de los niveles de vida de la mayoría de los hombres y mujeres del planeta, etc.?

El Centro de Prevención y Control de Enfermedades de la Unión Europea (ECDC por sus siglas en inglés) declara en los medios el día de hoy que la gripa porcina “podría afectar hasta un 50% de la población europea, aunque en la mayoría de los casos sería de forma leve”. A este respecto: ¿Por qué puede una autoridad de salud tan importante de Europa predecir que será de forma leve la afectación de la enfermedad? Y ¿En México qué va a pasar? ¿Cuál es la diferencia entre nuestro país y el resto del mundo? Juzgue usted amigo lector.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

Nieto de Mario Vázquez Raña, la primera víctima por influenza en EU

Apro

El menor que murió en Estados Unidos víctima de la influenza humana, fue identificado hoy como Miguel Tejeda Vázquez, nieto del magnate Mario Vázquez Raña, propietario de la Organización Editorial Mexicana (OEM).

El bebé de 21 meses de edad, se convirtió en la primera víctima mortal de la influenza en Estados Unidos. Sus restos fueron cremados en una funeraria de Houston, Texas, donde murió el lunes pasado, y trasladados a la Ciudad de México, de donde era originario.

Miguel Tejeda Vázquez, viajó con su madre y dos de sus hermanos a la ciudad de Browsville, Texas. Dos días después, la familia se trasladó a Houston por carretera, a una cita médica. En esa ciudad permanecieron tres días, visitaron el centro comercial Galleria, uno de los más exclusivos y visitados de Houston.

A su regreso a Browsville, el bebé mostró los primeros síntomas de la influenza. El 13 de abril fue internado en un hospital de esa misma ciudad; un día después fue trasladado Houston, donde falleció.

Desde el jueves por la tarde, en el Distrito Federal comenzaron a circular los rumores de que el bebé fallecido en Houston era nieto del empresario Mario Vázquez Raña. Este viernes se confirmó la noticia.

El grupo parlamentario del PRD en el Senado de la República publicó una esquela en varios periódicos de la Ciudad de México en la que le expresan sus condolencias y solidaridad al empresario por la pérdida del bebé Miguel Tejeda Vázquez.

Hasta este viernes, en Estados Unidos se han reportado 141 casos de influenza humana en 19 estados y un deceso, el del niño mexicano de 21 meses de edad.

Ocasionará la emergencia una pérdida de confianza mutua

Laura Poy Solano

Un exceso de estrés, falta de confianza mutua y pérdida de la llamada "predictibilidad emocional", son sólo algunas de las secuelas que puede generar la emergencia sanitaria, ante la cual "no se ha considerado su efecto en la salud mental de los ciudadanos", alertó Benjamín Domínguez Trejo, especialista de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Sin embargo, destacó que sentir miedo ante la epidemia del virus de la influenza AH1N1, "no es necesariamente negativo, pues esta emoción es considerada altamente adaptativa, es decir, las personas buscan cómo solucionar su miedo, y por el contrario, la indiferencia o la negación del problema pueden ser mucho más peligrosas, porque se subestiman las alertas o no se toman en cuenta".

México, indicó, al igual que la mayoría de los países de América Latina, han vivido, en los pasados 20 años "muchas experiencias negativas ocasionadas por desastres humanos o provocados por el hombre, lo que nos lleva a ser una sociedad de sobrevivientes, que sabemos responder a determinadas emergencias, pero se trata de un conocimiento del que tampoco se puede abusar".

Ante emergencias y desastres, sicológicamente se afectan dos áreas: una, denominada confianza mutua y otra de predictibilidad emocional: "La confianza mutua es la materia prima de la credibilidad. Cuando una persona confía en otra, se activa un área específica del cerebro llamada ínsula. Tenemos un cerebro que produce niveles elevados de confianza mutua, y sin ellos, no puede funcionar. Es decir, necesitamos creer en algo o en alguien, y uno de los impactos sicológicos de esta emergencia será que habrá un cambio drástico en las fuentes de credibilidad que para muchas personas puede ser la televisión, los periódicos, los políticos e incluso la ciencia".

Experto en el análisis del dolor crónico, alertó que debemos ser extremadamente cuidadosos en el manejo de la información, porque, de lo contrario, generamos mayor incertidumbre, lo que está muy relacionado con otro de los grandes factores que se afectan: la predictibilidad emocional.

"En la vida diaria todos nos construimos un esquema mental para poder funcionar, que es muy sencillo, y responde no a dudas racionales sino emocionales. Cómo voy a sentir si cierran el Metro o si no hay restaurantes, si uso o no cubrebocas, a eso le llamamos predicción emocional y guía nuestra conducta cotidiana. Se trata de procesos emocionales que son muy importantes, y que por el momento están afectados. Cualquier información que nos permita preservar o aumentar estos niveles es muy útil ante una creciente carga de estrés para la población."

El cerebro humano, indicó, funciona mejor cuando accede a información confiable, pero, ante mayor incertidumbre, mayor estrés, pues "hay evidencia científica de que una persona tiene capacidad de autorregulación emocional para sobrellevar una situación extrema, pero también se sabe que esta tolerancia puede agotarse".

Recomendó que, ante la emergencia sanitaria, "debemos recurrir a nuestras redes de amigos, que llegan a ser aún más importantes que las familiares, pues es uno de los grandes capitales emocionales con que contamos para no sentir desesperanza o indiferencia".

La Jornada

Caerá aún más la economía

"Racismo epidemiológico"

Carlos Fernández-Vega


Que siempre sí la emergencia sanitaria que vive México tendrá un impacto negativo directo en el de por sí deteriorado panorama económico nacional (de 0.3 a 0.5 por ciento del producto interno bruto) y que de cualquier suerte la Secretaría de Hacienda ya no ve todo color de rosa, porque hasta su titular, el afamado doctor "catarrito", ha reconocido que en 2009 el desplome del PIB podría ser de 4 por ciento (y contando).

Cuatro mil 500 millones de dólares, "como máximo", no son precisamente poca cosa, y ese monto es la traducción contante y sonante de lo que representa el costo por la emergencia sanitaria (el citado 0.3-0.5 por ciento del PIB), según la estimación oficial. Para dar una idea de qué se trata, esa cantidad es ligeramente mayor a la que el gobierno "facilitó", en "primera instancia" y vía "línea swap" con la Reserva Federal, a las grandes empresas altamente endeudadas en dólares, así que una epidemia como la que vive la nación tiene un costo marginalmente superior al "rescate" de los barones, aunque en términos de prioridades los segundos siempre son los primeros.

De todas formas, la estimación de la Secretaría de Hacienda sobre la perspectiva económica mexicana suele quedar corta con respecto a las divulgadas por otras instituciones –públicas y privadas, nacionales y extranjeras–, las cuales han rebasado –en algunos casos por mucho– los cálculos del gobierno calderonista. Por ejemplo, en días pasados el Banco de México proyectó para el presente año una caída de 4.8 por ciento en la economía mexicana, sin incluir el efecto negativo de la emergencia sanitaria. Aún así, cada día es más cercana la posibilidad de que el desplome económico en 2009 sea igual, o incluso peor, al registrado en 1995.

Mientras el doctor "catarrito" cambia de lentes y vuelve a ver todo color de rosa, la propia Secretaría de Hacienda divulgó sus Informes Sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública correspondientes al primer trimestre de 2009, que el pasado jueves por la noche entregó a la Cámara de Diputados.

Del tal reporte sobresale la siguiente numeralia: en el primer trimestre de 2009 el valor real del producto interno bruto se habría desplomado a una tasa anual cercana a 7 por ciento, y 5 por ciento si se consideran cifras ajustadas por estacionalidad.

En igual lapso, el valor nominal en dólares de las exportaciones de bienes disminuyó a una tasa anual de 28.6 por ciento. Las exportaciones petroleras, extractivas y de manufacturas registraron reducciones de 58.1, 26.9 y 22.8 por ciento, respectivamente; las agropecuarias crecieron 0.6 por ciento. Por su parte, las importaciones de mercancías disminuyeron a un ritmo anual de 27.6 por ciento: las de consumo, intermedias y de capital tuvieron contracciones de 37.6, 28.1 y 10.6 por ciento, en cada caso.

Al 31 de marzo de 2009 el número de trabajadores afiliados al IMSS se ubicó en 13 millones 880 mil 877 personas, nivel que implicó una disminución anual de 372 mil 289 plazas (2.6 por ciento) y de 181 mil 675 trabajadores con respecto al cierre de 2008. La afiliación permanente observó una reducción anual de 379 mil 633 trabajadores (3 por ciento), mientras que la eventual creció en 7 mil 344 personas (0.5 por ciento).

Durante el primer trimestre de 2009 la tasa de desocupación se ubicó en 5.02 por ciento de la población económicamente activa, superior a 3.91 por ciento de un año antes. Cifras ajustadas por estacionalidad indican que el desempleo se ubicó en 4.72 por ciento (4.47 por ciento el trimestre anterior). Durante enero-marzo de 2009 la tasa de desempleo abierto en las principales áreas urbanas fue de 6.13 por ciento de la PEA (contra 4.89 por ciento un año antes). Cifras ajustadas por estacionalidad indican que la desocupación urbana se situó en 5.86 por ciento (5.49 por ciento el trimestre previo).

Los ingresos presupuestarios del sector público se ubicaron en 652 mil 373 millones de pesos, menores en 9.1 por ciento en términos reales en comparación con los de enero-marzo de 2008 debido, principalmente, a los menores ingresos provenientes de la actividad petrolera y la baja recaudación tributaria no petrolera, que disminuyeron en términos reales en 17.6 y 11.4 por ciento, respectivamente. Al ajustar los ingresos petroleros con los ingresos de las coberturas petroleras correspondientes al periodo enero-marzo, se observaría una disminución de 3.8 por ciento en términos reales en los ingresos presupuestarios.

Los ingresos petroleros disminuyeron 17.6 por ciento anual en términos reales como resultado de los siguientes factores: el menor precio del petróleo crudo de exportación por 55.2 por ciento, la disminución en la plataforma de producción y exportación del petróleo de 8.0 y 9.4 por ciento, respectivamente, que se compensó parcialmente con la reducción en el valor real de la importación de petrolíferos de 32.6 por ciento real y la depreciación del tipo de cambio de 32.8 por ciento.

Por su parte, los ingresos tributarios no petroleros disminuyeron 11.4 por ciento en términos reales con respecto al primer trimestre de 2008. Al interior se observan reducciones reales de 21.2 y 5.6 por ciento en la recaudación del impuesto al valor agregado y la recaudación conjunta de los impuestos sobre la renta-empresarial a tasa única-a los depósitos en efectivo, en ese orden. Los ingresos propios de las entidades de control presupuestario directo distintas de Pemex disminuyeron 2.3 por ciento en términos reales. Los ingresos no tributarios no petroleros del gobierno federal mostraron un incremento en términos reales de 69.7 por ciento, derivado de un mayor cobro de aprovechamientos.

Los ingresos propios de los organismos y empresas sujetos a control presupuestario directo distintos de Pemex registraron una disminución real de 2.3 por ciento. Esto se explica por los menores ingresos obtenidos por la CFE y por el IMSS. Del total de ingresos presupuestarios, 70.2 por ciento correspondió al gobierno federal y 29.8 por ciento a organismos y empresas bajo control presupuestario directo.

Las rebanadas del pastel

Injusto perfume de zorrillo: como si fueran culpables de la epidemia y hubieran exigido ser los primeros en ser afectados por la influenza recién renombrada, los chilangos son tratados con suma crueldad por los "provincianos", en una suerte de creciente "racismo epidemiológico", el cual cobra la factura allende nuestras fronteras, donde ya no hay diferencia: todos los mexicanos están "apestados".

Gripe porcina: “La culpa no es del chancho…”

Luis Oviedo (PRENSA OBRERA)

El brote de ‘gripe porcina’ amenaza con convertirse en una pandemia, una epidemia que alcanza a todos los continentes. En ese grado, los muertos podrían contarse por millones y las pérdidas económicas podrían alcanzar al 5% del PBI mundial (Financial Times, 27/4). La última pandemia de gripe, en 1918, causó 40 millones de muertos en todo el mundo, más que la Primera Guerra Mundial; hoy, las condiciones para la extensión de la epidemia son superiores a las existentes hace 90 años.

En México, donde se inició el brote, la enfermedad se ha demostrado mucho más mortal que en Estados Unidos, Canadá o Europa. La razón, casi obvia, es el agudo deterioro del sistema público de salud de México (Argenpress, 27/4). Lo demuestra el hecho de que el sistema estatal de salud mexicano no tiene el equipamiento necesario para analizar los casos que aparecieron en sus hospitales; los análisis debieron realizarse en laboratorios norteamericanos y canadienses (Financial Times, 28/4).

La velocidad con que se expande la ‘gripe porcina’, muy superior a la de brotes anteriores, muestra el completo fracaso de la Organización Mundial de la Salud en la prevención y en el establecimiento de mecanismos para impedir la propagación de la enfermedad. “Hay muchas preguntas acerca de la velocidad de la respuesta de la OMS, de las autoridades de salud de Estados Unidos y México luego de informes de que los brotes iniciales del virus H1N1 (causante de la ‘gripe porcina’) fueron notificados y notificados a las agencias hace varias semanas” (ídem).

Según el especialista Mike Davis, existe una verdadera “mitología” acerca de la capacidad de respuesta de la OMS (The Guardian, 27/4). Ocurre que después de los pasados brotes de gripe (como el SARS o la gripe aviar, centrados en el Lejano Oriente), los grandes países como Estados Unidos o los de la Unión Europea se han centrado en levantar sus propias barreras sanitarias en lugar de incrementar su ayuda a los países en los que pudiera estallar la enfermedad. Al revés, en todos estos años se ha registrado una acelerada caída de los sistemas de salud pública en los países más débiles. La investigación científica –dominada por los grandes laboratorios– se ha centrado en el desarrollo de antivirales en lugar de establecer los mecanismos de transmisión y de mutación de los genes. “No es que es sistema de ! alerta y prevención de las pandemias haya fallado sino que simplemente no existe, ni siquiera en Estados Unidos o la Unión Europea”, dice Davis (ídem).

La OMS y los gobiernos de Estados Unidos y Europa fracasaron en prevenir el estallido de la gripe a pesar de las advertencias de los especialistas. Cada diez años, advierten los especialistas, el virus de la gripe sufre un cambio genético significativo (Salon, 28/4). Por eso, los brotes se reproducen con una relativa regularidad. “Una década de urgentes advertencias de los científicos fracasaron para asegurar la transferencia de la sofisticada tecnología de investigación viral a los países que estaban en el camino de una probable pandemia” (ídem). El derecho de patente que otorga el monopolio de esta “sofisticada tecnología” a los grandes monopolios capitalistas ha sido más fuerte que las necesidades de la salud mundial. Los grandes beneficiarios de estas patentes son dos enormes pulpos farmaceuticos: Roche y Glaxo.

Hace seis años, la revista Science advertía que “después de años de relativa estabilidad, el virus de la fiebre porcina de América del Norte ha saltado a una vía rápida de evolución” (ídem).

¿De dónde proviene el virus? “Los virólogos piensan que el sistema agrícola intensivo del sur de China es el principal motor de la mutación del virus de la gripe. Pero la industrialización corporativa de la producción ganadera ha roto el monopolio natural de China en la influencia de la gripe. La producción de animales en las décadas recientes ha sido transformada en algo que recuerda más estrechamente a la industria petroquímica que a la feliz granja familiar descripta en los libros para escolares (...) El uso promiscuo de vacunas en los criaderos de cerdos impulsa el crecimiento de infecciones virales resistentes, mientras que el desagüe de los desperdicios están produciendo brotes de E. coli y pfiesteria (...) En México, el centro del brote está en una gran subsidiaria de Smithfield (una gran productora de alimentos norteamericana) en Veracruz” (ídem). En México, al calor de los escasos controles sanitarios, han proliferado las subsidiarias de firmas alimentarias norteamericanas luego de la firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Argenpress, 28/4).

La producción capitalista de alimentos –enfocada en la reducción de los costos y la maximización de los beneficios–, la manipulación genética de los animales (para que produzcan más carne), el abaratamiento de su alimentación han creado estos verdaderos monstruos genéticos que amenazan a la humanidad. Es la misma producción capitalista que antes creó el virus del Sars (síndrome de insuficiencia respiratoria aguda), la gripe aviar y la vaca loca. Es la misma producción capitalista de alimentos que envenena los campos, el agua y las personas con pesticidas especialmente diseñados para la producción de granos genéticamente modificados.

Los especialistas discuten acerca del nombre del virus. Algunos prefieren llamarlo ‘gripe mexicana’ en lugar de ‘gripe porcina’. Por sus orígenes (la producción capitalista de alimentos) y por los mecanismos que permiten su difusión (régimen de patentes, destrucción de los sistemas de salud pública en todo el mundo), el nombre más adecuado es ‘gripe capitalista’.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

Desabasto

Credibilidad

Teodoro Rentería Arróyave

Al interior, agregaríamos que también al exterior, el gremio considera que cuando un periodista o un medio de información pierden credibilidad lo han perdido todo, ejemplos sobran a tal grado que sólo en el caso especial de los medios después de mucho tiempo logran recuperar la audiencia o la aceptación de los lectores. Lo mismo ocurre con los funcionarios sobre todo en situaciones de emergencia como la que estamos padeciendo con la gripe porcina.

Decimos lo anterior, porque hasta el momento las cifras de contagiados, hospitalizados, dados de alta, muertos y los casos en lo que se afirma se confirmó en laboratorio de que se trata de víctimas por el contagio de la influenza porcina, han sido manejados con poco cuidado, tanto a la alta como a la baja y lo que es peor, con cambios de guarismos

Mientras aquí en México, nos dan informaciones alentadoras en el sentido de que ha disminuido la demanda de atención médica por la epidemia y el número de fallecimientos, la Organización Mundial de la Salud, OMS, en su sesión de este miércoles, tomó la decisión de elevar la alerta mundial a nivel 5 de una escala de 6.

El último informe oficial nos asegura que de los más de 2 mil casos atendidos en nuestro país, el 60 por ciento fue dado de alta y sólo en 49 casos, incluyendo 7 muertes, se ha confirmado con pruebas de laboratorio la presencia del virus.

Lo anterior no concuerda con las medidas preventivas que se están tomando a nivel federal y locales. Expliquémonos: por una parte se nos dan a conocer esas noticias alentadoras, pero por la otra se suspenden toda las clases de todos los niveles desde preprimaria hasta superior, se cancelan todos los actos públicos, se anula la Feria de San Marcos de Aguascalientes así como todos los espectáculos, se cierran los restaurantes, fondas, cafés y cantinas en la ciudad de México, donde se han registrado 25 muertes por gripe.

En el ámbito internacional la Organización Mundial de la Salud, que es un organismo de Naciones Unidas, tras comprobar que el nuevo virus de la influenza se ha transmitido de persona a persona en México y Estados Unidos, como ya dijimos, fija la alerta en 5 y considera que la pandemia es inminente

Otros datos duros que da a conocer la OMS, es la confirmación con pruebas de laboratorio de 148 infectados por el virus en nueve países del mundo al sumarse pacientes de Alemania y Austria; de ellos 91 enfermos en Estados Unidos y un niño muerto –por cierto que ya se desmintió que la víctima infantil era oriunda de Matamoros, Tamaulipas; México con 26 incluyendo siete muertes, Canadá con 13, Reino Unido con cinco, España con cuatro, Alemania con tres, Nueva Zelanda con tres, Israel con dos y Austria con uno.

El nivel de alerta 5 significa que el virus se transmite de persona a persona en al menos dos países de una región de la OMS e implica que la pandemia es inminente. Sin embargo hasta ahora el organismo internacional no aconseja las restricciones de viajes o cierres de fronteras, puesto que en términos de salud pública cuando se viaja no se puede someter a cada persona a una revisión médica y esperar detener la enfermedad.

Para tener una idea clara de la situación, las 6 fases que estable la OMS, son las siguientes: 1: Ningún virus de los que circulan entre los animales ha causado infecciones en personas. 2: Un virus que circula entre animales ha causado infecciones en personas, por lo que tiene una potencial amenaza pandémica. 3: Esporádicos casos o pequeños focos de enfermedad en humanos, pero no tienen suficiente capacidad de transmisión de persona a persona. 4: Transmisión de persona a persona capaz de causar brotes a nivel comunitario. Incremento significativo en el riesgo de pandemia. 5: El virus se transmite de persona a persona en al menos dos países de una región de la OMS. La pandemia es inminente. 6: Una epidemia global ya está en marcha.

Estamos en la fase 5, por lo que a nuestros respetados radioescuchas y lectores les pedimos extremen los cuidados: el virus tarda en incubarse entre dos y seis días que culminan en una pulmonía, "pero en el caso de la influenza porcina, aparece un síntoma que no es tan frecuente en la gripe común, como son los dolores abdominales agudos, vómitos y diarrea": y a los funcionarios la petición de precisión y veracidad en sus informes. La credibilidad en estos momentos de alarma es vital.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

Se quejan enfermeras por falta de material ante la epidemia

Guadalupe Cruz Jaimes (CIMAC)

La queja presentada por enfermeras del Hospital Belisario Domínguez de la Ciudad de México, ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), porque no se les proporciona material necesario para atender a la población de “alto riesgo” ante la pandemia de influenza porcina, evidenció que las carencias en este sector de trabajadoras de la salud son constantes.

“No tenemos los cubrebocas idóneos, utilizamos los ‘comunes’ que venden en cualquier farmacia y tienen una duración de 15 minutos y a lo mucho nos dan 2 ó 3 por día”, señaló a Cimacnoticias Angélica Mejía, enfermera de este nosocomio desde que abrió sus puertas, hace cuatro años.

Para atender a las y los pacientes que se sospecha tienen el virus de la influenza porcina, las enfermeras y el personal médico en general deberían utilizar una mascarilla de “alta filtración” y gogles especiales. Sin embargo, este material se les proporciona una vez al año y la mascarilla tiene una duración de 4 días.

Angélica Mejía indicó que en el hospital, la semana pasada, no había guantes, material indispensable para evitar el contagios con pacientes que se sospecha tienen la enfermedad, pues “a través de las manos estamos en contacto directo con las secreciones”. A decir de la enfermera del área de terapia intensiva, en el Belisario Domínguez sólo hay dos casos confirmados de influenza porcina y varios “sospechosos”.

En el hospital hay 350 enfermeras y enfermeros, de los cuales el 95 por ciento son mujeres, la mayoría es población adulta-joven en edad reproductiva. Y el 50 por ciento estudió la licenciatura en enfermería.

En terapia intensiva Angélica Mejía atiende a un paciente por día ya que en esta área se encuentran las y los enfermos “graves” y requieren de toda la atención del personal, “los llevamos al sanitario, en algunos casos usan pañales, los bañamos, les ayudamos en todo lo que no pueden hacer”, agregó.

Mientras que las enfermeras “de piso” auxiliares o generales atienden de 3 a 8 personas hospitalizadas puesto que la mayoría están “estables”. Razón por la que también se prioriza el suministro de medicamentos para el área de terapia intensiva porque está en riesgo “la vida del paciente”.

Para el personal médico y de enfermería es ordinario que aún con la contingencia haya algunas carencias, porque “siempre hace falta material: cuando llegan los analgésicos ya no hay pañales o antibiótico”, denunció.

Eso, dijo la enfermera “evidencia la falta de recursos materiales que hay en los hospitales públicos”. Cuando llega el medicamento no alcanza para cubrir la demanda del hospital, “no alcanza para todos los días”. El material se solicita y justifica por escrito, así es más fácil que llegue, pero “¿en cuánto tiempo? No sabemos”.

Ejemplo de ello, es que hoy abastecieron el analgésico que solicitaron a mediados de marzo.

En el caso de la influenza, los retrovirales les están llegando por dosis para los casos comprobados, como ocurre con los de tuberculosis. No obstante, a decir de la trabajadora de la salud, ha pasado muy poco tiempo para decir si los esfuerzos de las autoridades del sector han sido suficientes para hacer frente a la epidemia.

En contraste, Julieta Alcántara, jefa de enfermeras del hospital, señaló que en su centro de trabajo se cuenta con los suficientes insumos para brindar atención de calidad a sus pacientes.

No obstante, reconoció que en el sector público se proporcionan los recursos materiales para desempeñar su trabajo, “pero no en tiempo y forma”. Asimismo, indicó que cuentan con lo necesario para protegerse y atender a las y los pacientes que tienen o se sospecha que tienen el virus de la influenza porcina.

Julieta Alcántara añadió que “siempre va a faltar material”, pero no es por falta de dinero sino por falta de una “buena administración”, es decir, si se invirtiera como “se debe” no habría carencias en el sector salud, afirmó.

La encargada del personal de enfermería en el Belisario Domínguez refirió que esta profesión es de “alto riesgo”, pero teniendo la técnica y los recursos materiales para protegerse no corren peligro.

Influenza se convierte en negocio de playeras

Las oportunidades de negocio ante el reciente brote de Influenza no se han hecho esperar, además del incremento en los precios de los solicitados tapabocas, en Internet se comercializa una playera con la leyenda “Yo fui a México, y todo lo que conseguí fue… Gripe Porcina”.

El “souvenir” se encuentra en los portales de ventas por Internet Ebay y Café Press, donde su precio oscila entre los 19 y 24 dólares.

Las playeras originarias de Estados Unidos traen el lema en inglés “I went to Mexico, and all I got was... Swine Flu” y la imagen de un puerco con la bandera y el escudo nacional mexicano.

El producto ha sido ampliamente criticado en Internet, debido a que en donde muchos lo encuentran gracioso otros lo perciben como un acto discriminatorio, aunque tales comentarios no han trascendido la red.

La epidemia de influenza entre muchos otros de los eventos que ha provocado, ha dado origen a diversas sátiras principalmente por Internet en donde se pueden encontrar chistes, canciones y productos relacionados con el tema. (El Semanario Agencia, ESA)

BID presta US$3,000 millones a México contra influenza

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció la aprobación del préstamo que otorgará a México por 3,000 millones de dólares para enfrentar los efectos de la crisis económica global y la emergencia provocada por la Influenza A H1N1, además de donar 1 millón de dólares al país para la detección de nuevos casos de infección.

De acuerdo con un comunicado del BID, la emergencia del inesperado brote de influenza podría profundizar la contracción económica mexicana en 2009, sumándose a la desaceleración causada por la caída de las remesas y las exportaciones.

Los préstamos aprobados para México por el BID en 2009 son casi el triple de los préstamos realizados el año pasado que ascendieron a 1,095 millones de dólares.

El préstamo del Banco Interamericano se suma al desembolso de los 25 millones de dólares que otorgó el Banco Mundial (BM) a México para comprar medicinas e insumos para combatir la epidemia. El desembolso del BM es el primero del préstamo por un total de 205 millones de dólares.

“En apoyo a sus esfuerzos, vamos a ampliar los recursos disponibles para un conjunto de programas en preparación y acelerar los desembolsos” dijo el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, que también anunció una iniciativa regional de 5 millones de dólares con la Organización Panamericana de la Salud para prevenir la expansión de la enfermedad en Centroamérica. (El Semanario Agencia, ESA)

Bajo la “influenza” de las drogas

Ramón Alberto Garza / Dossier Índigo

No hay que darle muchas vueltas. Legalizar la posesión de drogas es legalizar su venta.

Y la sicosis desatada por la influenza fue la cortina de humo perfecta. Los senadores aprobaron el dictamen de la iniciativa de ley para combatir el narcomenudeo. Y con ello pretenden fijar las reglas del consumo de lo que hasta ahora es prohibido.

Cinco gramos de mariguana, 500 miligramos de cocaína, 50 miligramos de heroína, dos gramos de opio, 40 miligramos de cristal o 40 miligramos de metanfetaminas. De acuerdo con la iniciativa eso es lo “políticamente correcto”.

Bastará decir que se es adicto para que se respete la portación de la droga. Sin castigo. Después de todo la única reprimenda será recibir la invitación para acudir a un centro de rehabilitación.

Pero si el drogadicto mexicano ya tiene la autorización para portar su dosis, ¿quien se la surtirá?

En algunos países europeos, donde opera una legislación similar, existe un padrón de adictos. Y la droga es suministrada bajo supervisión del Estado, en un intento por controlar las ofertas de dosis. Y aun así, hay “mercado negro”.

¿Y en México? Si la demanda, aun en pequeñas dosis, estará legalizada, ¿quién será el que la oferte? Si hay consumo legal, debe haber venta legal. Lo contrario es un absurdo.

Pero el drama es más profundo. Lo que la nueva legislación hará, de facto, será despenalizar la venta indiscriminada de drogas.

Bastará que los operadores del narcomenudeo o pushers sean cuidadosos en que el “bufete de drogas” que ofrezcan esté dentro de los límites que marcará la nueva legislación. Si los agarran in fraganti, bastará con decir que son adictos. Y nadie les hará nada.

Cuando vendan una dosis de mariguana o de cocaína, será suficiente con ir al automóvil a sacar de la cajuela de guantes una dosis más. Y a vender de nuevo. Sin la amenaza de ir a la cárcel.

Y ya podemos imaginar las escenas. “Yo no le estaba vendiendo, yo le estaba pasando mi dosis legítima a mi carnal. Y es la dosis permitida, broddy. Verdá, mi buen”.

Ni qué decir de los antros donde conviven “los niños bien”. En una disco a la que asistan mil jóvenes, bajo las nuevas reglas se podrán consumir cinco kilogramos de mariguana, medio kilo de cocaína y mil tabletas de metanfetaminas. ¿Alguien quiere la concesión?

Ojalá que los legisladores todos rectifiquen. Y que el presidente Felipe Calderón le retire su absurdo apoyo a una iniciativa que, de aprobarse, incentivaría lo que ya hoy es una pandemia social: el consumo y el tráfico de drogas.

Si la iniciativa avanza, no dudemos que vendrán otras novedosas iniciativas. Como, por ejemplo, en qué momento inscribiremos los nombres de Joaquín Guzmán Loera, Ismael Zambada, Arturo Beltrán Leyva y Heriberto Lazcano no en las listas Forbes, sino en el muro de honor del Congreso… con sus letras de oro.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!