jueves, abril 09, 2009

Nutrir a Evo con la solidaridad mundial

Levantar una convocatoria mundial a todos los medios alternativos y comunitarios.

Que resuene su voz como una sola en defensa de Bolivia y su democracia.

Fernando Buen Abad Domínguez

Rebelión/Fundación Federico Engels/Universidad de la Filosofía

“Frente a la negligencia de algunos parlamentarios neoliberales”


Una vez más presidente Evo Morales su batalla también es nuestra. Una vez más las oligarquías demuestran que no están dormidas ni resignadas, que apuñalaran a los pueblos tan pronto puedan. Una vez más queda claro que cuanto más tardemos las decisiones de raíz, las mismas que los pueblos ya exigen para expropiar a los terratenientes, a los industriales y a los banqueros, la amenaza contra las revoluciones será cada día mas grave. Una vez más hay que alimentar las fuerzas y las esperanzas de los pueblos que deciden el rumbo que necesitan para su desarrollo. Incluso con huelgas de hambre.

Hemos llegado a este punto, a esta medida histórica y atípica porque se ha demorado el avance revolucionario de Bolivia entre papeles y salivas reformistas. Henos llegado a este punto de tensión porque era de esperarse al paso que vamos, porque ninguno de los oligarcas y sus servidores está dispuesto a ceder ni a negociar y porque en más de un sentido se han errado las tácticas y las ordenes de los de abajo. La Revolución boliviana esta perdiendo tiempos magníficos y ni el más heroico de los episodios individuales logrará sustituir, ni salvar, a un pueblo a la hora de las decisiones más profundas.

Espérense todas las críticas habidas y por haber en torno a esta medida de presión con una huelga de hambre. Vendrán las calumnias raudas a ridiculizar y a satanizar la figura presidencial del Evo. Vendrán con su rapiña noticieril a medrar y a mentir, como lo hacen siempre, con la idea de someter al presidente a un desgaste mundial ante la “opinión pública”. Y fallarán de nuevo. La fuerza revolucionaria de Bolivia es mucho más que un presidente.

A estas horas, presidente Evo, los triunfos de la Revolución boliviana resuenan por el mundo como logros históricos y como logros de todos. Nos dan moral y nos dan ejemplo. Todos queremos más y desde luego todos debemos hacer más en la solidaridad mundial urgente que reclama Bolivia a todas horas. Y en eso hay tareas urgentes y tareas inminentes. Es necesario levantar una convocatoria mundial a todos los medios de comunicación alternativos y comunitarios del continente para que resuene su voz como una sola en defensa de Bolivia y su democracia. Levantemos las voces, altas y potentes, que el mundo escuche y sienta la dignidad de un pueblo y un presidente dispuestos a frenar con la vida toda tropelía imperial infiltrada en tierras bolivianas. "Los parlamentarios sabían exactamente que en 60 días tenía que aprobarse esta ley transitoria electoral, sin embargo no quieren que se apruebe esta ley que permite garantizar la implementación, la aplicación de la nueva Constitución Política del Estado boliviano"[1]

Llamémonos todos, por teléfono, por correo, cara a cara... sumemos de inmediato un clamor mundial y demostremos a los oligarcas de que su tiempo esta contado, en Bolivia y en todo el mundo. Somos muchos más los silenciados y los postergados, somos muchos más los trabajadores y los indignados. Nos falta organización y nos falta dirección pero no nos falta claridad sobre nuestras tareas a estas horas. Ninguna de las tácticas dilatorias con que funcionario alguno, o camarilla de funcionarios, intente socavar el proceso revolucionario boliviano habrá de servir para frenar el avance de un pueblo que sabe hacerse escuchar y que camina rápido a la toma del poder político, económico y cultural. Nadie lo dude.

Mientras tanto es preciso manifestarse desde todos los rincones del planeta. Unir las voces nuestras alas voces bolivianas rebeldes y revolucionarias. No prescindamos de medio alguno. Cualquier posibilidad de expresión solidaria debe llegar a Bolivia de inmediato. Que les de fuerza a ellos y nos de fuerzas a nosotros. Se trata de una tarea ineludible en la que debemos hacernos expertos y eficaces. La solidaridad de la clase trabajadora y la solidaridad mundial de los revolucionarios tienen ahora una prueba de fuego con Bolivia... una prueba hermosa. Aunque la huelga de hambre terminara en unas horas, las tareas y los pendientes continúan sobre la mesa. Es hora ya de ira al fondo y consolidar el socialismo en Bolivia, sin precipitaciones y sin improvisaciones, tampoco con dilaciones ni conversaciones inútiles e infinitas.

A estas horas presidente Evo, buena parte del mundo, el de la mayoría que sufre y lucha, el de quienes admiran al pueblo boliviano y anhelan seguir sus pasos, esta atento y en vigilia. Es necesario sentirlo claro y fuerte porque de seguro su huelga de hambre moverá a muchos que tan pronto perciban la hora de las decisiones radicales se multiplicaran en millones. Llamemos a una alerta continental y mundial. Que la Semana Santa no nos silencie ni por sus vacaciones ni por sus manipulaciones.

A estas horas también es un ejemplo la unidad de los trabajadores y sus líderes sumados en una sola lucha contra las artimañas burguesas. Es la hora en que la vida enseña y la hora en que el paso no puede detenerse. Hay mil tareas y temas que profundizar en Bolivia y todos tenemos un lugar ahí desde nuestras trincheras respectivas. Montes y otros dirigentes que acompañan a Morales en el ayuno dijeron que la oposición conservadora sería responsable de cualquier derivación del conflicto político. "Es histórico que hagamos una huelga de hambre en el Palacio de gobierno y no saldremos de aquí hasta que se apruebe la ley electoral", dijo el líder de la Central Obrera. Nosotros decimos lo mismo rumbo a la expropiación de todas las oligarquías sin demoras, sin “reformas” desde el corazón mismo de la voluntad de los pueblos y de su conciencia más avanzada.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

Pascual es el mensaje

John Saxe Fernández

Las senadoras Yeidckol Polevnsky (PRD) y Rosario Green (PRI), integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, comentaron hace poco el nombramiento de Carlos Pascual como embajador de Estados Unidos en México: la primera aconsejó a Barack Obama valorar el esfuerzo del país por reconstruir su relación con Cuba. Mandar a alguien de origen cubano, dijo, “es controvertido… Ya han tenido otros diplomáticos, nacidos en la isla, que les han generado conflictos con otros países”. Ojalá, remató, "no venga con una visión de querer influir en el gobierno de México en cuanto a la relación con Cuba". Green, por su parte, espera que esa designación no signifique que "el mensajero es el mensaje", porque se trata de un experto en "estados fallidos" (La Jornada, 28/3/09, p. 4).

Ni para México, Brasil, Cuba, Argentina o Venezuela esas observaciones son "pueriles": ante la debacle político-militar estadunidense en Irak, la dupla Bush/Cheney trató de derivar lecciones para agilizar, institucionalizar y ampliar a otras regiones esa genocida, pero redituable petroguerra y ocupación usando la rúbrica de la "estabilización y reconstrucción".

El Departamento de Defensa (DdD) bajo Rumsfeld encargó el diseño conceptual y operativo para esa tarea al Defense Science Board (DSB). En 2004 circuló un documento titulado Transition to and from hostilities y en agosto Bush designó a Pascual para que encabezara una unidad en el Departamento de Estado que fungiría bajo el inocuo título de "Oficina del coordinador para la reconstrucción y estabilización".

El concepto del DSB se apoyó en la praxis imperial británica y en nociones de Thomas P.M. Barnett del Colegio de Guerra Naval, quien había propuesto que el DdD debía dividirse en dos fuerzas con misiones diferentes: una "fuerza Leviatán", centrada en el uso de poder aéreo y naval capaz de pulverizar cualquier opositor a los apetitos y objetivos imperial-monopólicos ("libre" comercio, petróleo, gas, minerales, etcétera) y una "fuerza de administración del sistema" basada en el ejército y los marines, encargada de ganar la batalla decisiva para “estabilizar y reconstruir naciones” después del desate de las hostilidades y la ocupación que las dejaría aterrorizadas y destrozadas.

En Terror e imperio (Debate, 2006, pp 257-270) analicé el documento del DSB, el papel de Pascual y el endoso del ahora vicepresidente Biden al planteo imperial/militar. También revisé la administración colonial y el uso del terror de Estado en Irak y en México, por ejemplo, contra el movimiento zapatista.

Dos son las consecuencias del accionar de la oficina de Pascual: a) una ampliación sin precedentes de las funciones y operaciones castrenses hacia virtualmente toda la administración del gobierno federal de Estados Unidos; y b) el establecimiento de un programa de nation building en el país "objetivo", que captaría dentro de la estructura y presupuesto del gobierno estadunidense las funciones propias a un Estado soberano como Irak "o cualquier otro". Me refiero a tareas de defensa, relaciones exteriores y economía.

Irak muestra que la meta no fue ni la "reconstrucción" o la "estabilización", sino el contratismo corrupto, el saqueo de la economía y el control de su reserva petrolera. En 2005 Bill Van Auken (www.archivum.info) informó que según documentos del DdD y del Consejo de Inteligencia Nacional, encabezado hoy por Dennis Blair, existía un listado de 25 países maduros e importantes y que la oficina de Pascual tenía "la responsabilidad de diseñar los planes detallados para su invasión y ocupación".

Las identidades de los países que figuran en la lista se mantuvieron en secreto, pero se supo que se concentran en regiones claves, productoras de petróleo en Medio Oriente, la cuenca del Cáucaso y África occidental. No se sabía si países latinoamericanos productores, como México o Venezuela, estaban incluidos.

El nuevo embajador despeja esa duda e ilustra continuismos entre Bush y Obama: Tony Garza vino por la reforma en Pemex. Pascual por el resto.

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

Hitlercito y Don Beltrone pelean de día, pero duermen juntos

Pedro Echeverría V.

1. En México se sabe que el PAN y el PRI pelean de día pero “cuando llega la noche se cogen cariño”. Se sabe porque los partidos registrados pertenecen a la misma clase política, a la misma estructural de dominación y porque tienen la obligación de cuidar que el sistema político que les ha dado todo no se encuentre en peligro. Los partidos no representan “partes” del pueblo, es decir, intereses de sectores de la población trabajadora (indígenas, campesinos, obreros, etcétera) tal como debería ser, sino partes de la clase política (familiares, amigos, compadres, socios) Así que el “hitlercito” panista Germán Martínez, de quien salen palabras como diarrea y “Don Beltrone”, Fabio Beltrones, que en la práctica se ha adueñado del PRI, son los mejores guardianes del sistema de dominación.

2. Entre paréntesis podría decirse que los dos personajes le hacen un ajustado honor a sus apodos. Los panistas, al estilo de Martínez, han tenido como libros de cabecera Mi Lucha, el Judío Internacional, La derrota mundial, a Von Mises, Von Hayek y a Luis Pazos, por eso los priístas le colocaron a su líder el apodo de Hitlercito. Por su lado los priístas durante toda su vida han conformado mafias que, agrupadas, les ha permitido dominar la política en México, por eso los panistas bautizaron a su líder como Don Beltrone el mafioso. La realidad es que no hicieron muchos esfuerzos, pues ambos partidos se conocen muy bien. Pero lo importante es ver entre qué partidos y políticos se mueven los mexicanos y, a pesar de ello, manipulados por los miles de millones de pesos que se gastan en campañas, ¿saldrán a votar?

3. Los altos políticos de los distintos partidos, aunque parezcan confrontarse en sus declaraciones políticas son, como se dice por aquí: “uña y mugre”. Tienen sus residencias en la misma zona privilegiada, suelen haber estudiado en las mismas escuelas, se cambiaron las novias, pertenecen a la misma banca y son socios en los mismos negocios; y si alguno llega a la “alta política” de un rumbo distinto, en corto tiempo se “acultura”. La clase política y su hija, la “partidocracia”, son poderosas esponjas que absorben a cualquier político que quisiera ser independiente. ¿Cómo resistir un “cañonazo” de 300 mil pesos mensuales más viajes, comidas, vinos y más? Por eso hay que ver que las confrontaciones verbales de tiempos de campaña como formas para animar al votante.

4. La “confrontaciones” entre PRI y PAN, así como entre los otros partidos (ellos mismo lo dicen) son sólo durante la campaña; en cierta manera es como una farsa que se presenta ante el pueblo para engañarlo y lograr su voto. Ningún partido presenta deferencias de fondo porque no las tiene. Si acaso hubo un tiempo en que el PAN era la derecha clerical empresarial, el PRI el partido de centro indefinido y el PRD la izquierda que luchaba por los intereses de los trabajadores, esas diferencias desaparecieron y cada partido registrado es más de lo mismo. Pasó exactamente lo que en la vieja Europa: los partidos se intercambian el gobierno y siguen sirviendo al mismo poder que se concentra en los grandes empresarios transnacionales y en los medios de información.

5. En España, Francia, Italia, Suecia (países que en sus buenos tiempos llegaron a ser imperios), se intercambian el gobierno los llamados, laboristas, socialcristianos, socialistas, comunistas, socialdemócratas, derechistas y el poder sigue estando en un millar de poderosísimos empresarios mientras la mayoría de la población (aunque no se crea) vive en la pobreza. ¿Se piensa acaso que esos países, después de saquear durante siglos las riquezas de Asia, África y América Latina, no sufren problemas de pobreza y miseria en sus poblaciones? Obviamente nuestros pueblos explotados y oprimidos del llamado “tercer mundo” viven mucho más miserables, pero también en Europa, como en los EEUU, el descontento es grande y los gobiernos siguen al servicio del capital.

6. Para que entre los partidos se registren confrontaciones verdaderas y francas deben presentarse programas políticos diferentes y hasta antagónicos. Por ejemplo: gritar en abstracto que se está contra la corrupción, la inseguridad, la pobreza, la antidemocracia y la injusticia, resulta ya demagógico y motivo de risa porque todo mundo (sobre todo los gobernantes) lo ha hecho durante siglos sin que nada suceda. Otra cosa sería si el planteamiento fuera contra el sistema de explotación, contra el sistema electoral de por sí fraudulento, por la organización independiente de los trabajadores, por la toma de calles y plazas como forma de lucha, por la distribución equitativa de la riqueza, por el castigo a los despojadores del pueblo. ¿Qué partido político registrado podría plantear esto sin ser sancionado o excluido?

7. Si los partidos fueran verdaderos representarían a una clase social definida y a sectores de clase que la rodean. Los izquierdistas siempre tomaron partido por la clase explotada, por los sectores pobres y oprimidos; entre ellos hubo muchas divisiones en las formas de organización y de lucha, aunque también en las estrategias para alcanzar los objetivos, pero no abandonaron la idea de la necesidad de derrocar el sistema capitalista para construir una sociedad sin explotación y sin plusvalía. Concebían un partido de clase no una organización para las elecciones burguesas que pongan un manto para esconder las desigualdades y la opresión de una minoría rapaz sobre la mayoría de la población. Muchos problemas desvirtuaron sus objetivos, pero de origen fueron diferentes de los otros partidos que sólo buscaban obtener o mantenerse en el poder.

8. En México ha llegado la civilización entre partidos y políticos; sólo se confrontan con espots y declaraciones en campañas, pero en el resto del tiempo todos son muy comprensibles y respetuosos, tal como sucede en Europa y como han deseado los intelectuales orgánicos. ¿Tienen acaso por qué confrontarse si sus programas primero se movieron al centro y luego a la derecha? En Europa, así como en varios países de América, los dos o tres partidos grandes se dividen el voluminoso pastel y los pequeños siguen mamando de la ubre del presupuesto. Los únicos que movilizan a las masas y se solidarizan con las batallas de los trabajadores y estudiantes, son las organizaciones no electorales y no parlamentarias. Sobre ellas descargan los gobiernos la represión, la mayoría de las veces con la aprobación de partidos registrados.

pedroe@cablered.net.mx

*** IMPORTANTE *** Revoluciones es un proyecto de información alternativa sin fines de lucro, para mantenernos en línea requerimos de tu apoyo. Puedes ayudarnos haciendo un deposito bancario, por mínimo que sea, hazlo en el banco HSBC, al número de cuenta 6271254999 a nombre de Samuel R. García o en transferencia electrónica abonando al número Clabe: 021180062712549990. Gracias.

¡Gana USD con Neobux, prueba la nueva sección de ENCUESTAS!