loading...

jueves, junio 23, 2016

México ensangrentado. Los presidenciables, muertos

Al dar a luz su libro La tentación totalitaria, el filósofo marsellés Jean-François Revel clavó la pica en Flandes. Habló de los sistemas que, disfrazados con tintes de “izquierda” o “derecha”, habían demolido las libertades democráticas fundamentales: reunión, asociación, opinión, diálogo, respeto, elección y expresión.

Mares de tinta se han escrito los últimos 40 años para justificar las decisiones que pretenden derrumbar esos emblemas, sencillamente indispensables, borrar del mapa las luchas históricas por obtenerlos.‎ Paniaguados y serviles de los establishments han sido señalados para siempre, por sus oscuros objetivos.

Parafraseando al filósofo marsellés, que hizo la pregunta sobre lo que significaba la democracia hace cuatro décadas a jóvenes españoles de Barcelona‎, ansiosos de la supresión del régimen franquista que se había perpetuado en la península, gracias a la división ideológica que había causado la Guerra Civil…

… que en cualquier parte del mundo, hasta un puberto sabe cuáles son las condiciones del ejercicio de las libertades democráticas: tolerancia, respeto a los diferentes, estricto apego a la ley vigente y, sobre todo, agotar las posibilidades del diálogo, mucho antes de empuñar un garrote.

Represión, primero; diálogo, después

‎En nuestro país, la tentación totalitaria es la que campea, cada día peor que en el pasado. Acotadas todas las libertades, cancelado el respeto a su ejercicio, se instala una Mesa de diálogo político en la Secretaría de Gobernación, sólo después de que la represión a los inconformes ha ensangrentado al país, por los caprichos del contrariado y autoritario niño ñoño Nuño.

Efectivamente, pedirle a los descastados y desnortados tolucos y pachuquitas que entiendan las condiciones del ejercicio democrático del gobierno, es como pedirle a un dictador de la peor estofa que explique cuáles son los resortes que impulsan su fiereza, cuáles son los motivos que explican su odio a la diversidad y a sus manifestaciones de repudio.

De carcajada: ¿Qué Nuño era presidenciable?

Y es que, después de que el mismo personajito, el impresentable Aurelio Nuño, ha empujado al Ejecutivo, a base de metralletas y decisiones descocadas, a desmembrar la dirigencia del partidazo oficial para imponer a una incondicional, sobrina de Alfredo del Mazo, cuyo único antecedente político es haberse hecho de los oficios en la ventanilla municipal del pueblo de Metepec…

… es materialmente imposible que ese ñoño incalificable pretenda continuar medrando desde atalayas más poderosas. Su ilusión de “presidenciable” fue una ocurrencia, nacida de proverbiales ignorancias mexiquenses sobre lo que es el pueblo de México. Igual que todas las que aparecen en las cartas de los insaciables.

Se provocaría, consciente o involuntariamente, algo más que manifestaciones aisladas de justa rebeldía. Si México está considerado como un país sin libertades, sin crecimiento y sin justicia elemental, se estarían propiciando‎ todas las condiciones objetivas de una revuelta social de enormes y sangrientas consecuencias sociales.

Después de que México se ha convertido en un polvorín de mecha corta, y a pesar de que millones de mexicanos, estupefactos ante tanta ‎vesania y represión desproporcionada, se pregunta: ¿y qué es, en qué consiste la reforma educativa?, ¿es sólo un garlito para fabricar la figurita anodina de otro presidenciable?

La educación del pueblo, de alto contenido político

La patética aparición de El niño ñoño Nuño ante las cámaras de televisión en formato oficial, ante preguntas prefabricadas de los reporteros, confeccionadas para no hacerlo pasar un mal trago, es francamente lastimosa.‎ Se explicó que era para dar su pésame a las familias de los muertos de Nochixtlán.

Se comenta en los corrillos que sirvió para que el disminuido y reventado secretario de Educación Pública presentara con su presencia en quince costosos minutos de tiempo aire en TV, su ausencia de una mesa de diálogo en Gobernación, donde se tratarían cuestiones simplemente políticas, no de naturaleza educativa.

Extraña semántica para justificar la absoluta descalificación de El niño ñoño contrariado, su desplazamiento, su falta de cara para enfrentar los reproches a su incapacidad, su obedecida renuencia a entregar cuentas de los saldos represivos, respaldados sólo por él. ‎No existe algo de mayor contenido político que las decisiones fundamentales sobre la educación del pueblo.

‎Extraña repetición incansable de los retintines en medios que se ufanan de democráticos. Nadie cree que las opiniones de los loros radioeléctricos, que creen imponer la agenda del pensamiento nacional.

Sea cual fuere el resultado de las negociaciones, gracias a la represión brutal propiciada por el “presidenciable” Nuño, obsesión descartada de Peña Nieto, la realidad es que el resultado de la tortuosa mesa de negociaciones será el que todo vuelva a la normalidad: arreglarse tal y como lo hicieron en el pasado con las maletas de Luis Miranda y la obsecuencia complaciente y estulta de Miguel Ángel Oso…rio Chong.

5 de junio: reprobación a presidenciables de EPN

El sistemita está descalificado por la inmensa mayoría, cuyo rostro asomó en la debacle del 5 de junio para derrotar la “victoriosa” alianza PRI-PVEM-PANAL -PT, y para repudiar los modos, maneras y agravios en conjunto del peñanietismo. Una descalificación total, que abarca a todos sus posibles candidatos a sucederlo en Los Pinos.

En ella naufragaron las aspiraciones de los yuppies en la descabellada obsesión de mantener su esquema de codicia, rapiña e ignorancia al frente del poder. Las ilusiones de Vi(rey)garay, Meade, Oso…rio Chong, Nuño, la sobrina Claudia Ruiz Massieu,y del mentecato que se agregue son, desde hoy, un fracaso cantado.

En la política nacional, ya nadie podrá circular con las placas de los mexiquenses. Afortunadamente, ya nadie podrá ganar una elección federal cargando el fardo tan pesado de esa divisa infame. Nadie podrá remontar el sello de esa pavorosa Casa de Atracomulco, que ha dejado a su paso una estela de encabronamiento e indignación.

Él o la que llegue al escenario, tendrá que plantear –y cumplir en los hechos– lo contrario a los fundamentos de ese modelo de depredación, que nunca ha sido viable, menos ahora que se ha llenado las manos de sangre indefensa, de maestros que, equivocados o no, nunca merecieron ser tratados peor que a los criminales consentidos del régimen de niñatos políticos, herederos de nefastas y repudiadas glorias.

¿Era necesario ensangrentar y convulsionar al país?

La represión propiciada por Nuño, no sólo ha sido la puntilla del sistemita mexiquense, sino un involuntario bazucazo a cuatro décadas perdidas, diseñadas por teóricos extranjeros para imponer la sumisión y obediencia incondicional a los designios de los monopolios, a través de los cuentos del neoliberalismo infame, que no han significado más que la polarización extrema entre la riqueza de un reducido grupo y la miseria de todos.

También ha sido la puntilla a las ambiciones desenfrenadas de los aspirantes priístas que no han parado en mientes para prolongar el saqueo de las riquezas del pueblo, el remate de sus preciados bienes soberanos, que son patrimonio de todos nosotros.

El fin de la pasarela de infames y corruptos que nunca han sabido respetar la multiculturalidad, el afán progresista del pueblo de México, y su reclamo de frenar tanta locura, de adorar con tales afanes las corruptelas gubernamentales que tienen hasta la madre a los coterráneos, es un hecho palpable, excepto para los interesados en que permanezca la molicie, la represión, el desacato y el estancamiento.

¿Ha sido necesario ensangrentar y convulsionar al país para demostrar, ante propios y extraños, tales grados de mentecatez y oprobio?

¿Usted, qué cree?

Índice Flamígero: La PGR alista una serie de expedientes penales que ejecutaría, de manera sistemática y muy focalizada, en los que se involucra a funcionarios de todos los niveles de gobierno y que sería el inició de las acciones con las que el PRI busca revertir la pésima imagen que tiene ante el electorado por los abusos, la ineficacia y la corrupción galopante de la tolucopachucracia, lo que le ganó al tricolor una dura paliza en las elecciones del pasado 5 de junio. Uno de los sacrificables en ese proyecto desesperado sería el procurador de Justicia de Sinaloa, Marco Antonio Higuera Gómez, cuya actuación alcanzó niveles de escándalo, pues litiga desde el poder a favor de su vástago, Edgar Alberto Higuera Beltrán, quien tiene un “exitosísimo” despacho de abogados, lo que cuenta para ganar los asuntos con el respaldo incondicional de papi, quien le fabrica delitos a los contrarios de sus clientes. ¡Qué bonita familia! Al defender como fiera a su cachorro, el “procurador” se ha confrontado con el Consejo de la Judicatura Federal y hasta les ha mentido a jueces de amparo. Entre las víctimas del presunto delincuente disfrazado de procurador están los empresarios Pedro Zaragoza Delgado y Mario Alberto Flores Carrillo. El gobernador electo de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, tiene en su escritorio las denuncias contra Higuera. La PGR, donde están radicadas parte de las denuncias, analiza cómo echarle el guante al facineroso, pero buscando una nutritiva ganancia política para los alicaídos tricolores.
loading...