loading...

viernes, agosto 28, 2015

Dólar incrementa precio del calzado hasta 14%

La depreciación del peso frente a la moneda estadounidense encareció algunas materias primas; el costo de los zapatos incrementará a partir de septiembre, según industriales del sector.

Ivet Rodríguez / CNN

Leon, Guanajuato.- La depreciación del peso frente al dólar encareció algunas de las materias primas que importan los fabricantes nacionales de zapatos, por lo que industriales del sector prevén un incremento de hasta 14% en el precio al consumidor del calzado a partir de septiembre. Los zapateros compran en dólares cueros, químicos y resinas para fabricar suelas, en Estados Unidos, Brasil y Argentina.

Hasta ahora, las empresas absorbieron este incremento, pues el mercado mexicano no está en condiciones de pagar el sobrecosto, explicó el presidente de la Cámara de la Industria del Calzado del estado de Guanajuato (Ciceg), Javier Plascencia. Sin embargo, advirtió que de mantenerse esta situación, no podrán sostener los precios.

“Que el dólar cueste más caro nos pega en las materias primas y, obviamente, eso impacta el precio final del producto”, dijo el director general de la marca de calzado para mujer Au Petit Jean, Jorge Arámbula, quien calculó que de enero a la fecha el precio de sus productos incrementó 14% y si la fluctuación cambiaria continúa podría incrementar 6% más.


Exportar, la salida

Un peso débil frente al dólar, sin embargo, es un buen incentivo para la exportación, pues un calzado que se exporta a Estados Unidos cuesta casi un tercio menos para los consumidores de ese mercado.

Mientras que en mayo, con un tipo de cambio de 12 pesos por dólar, un par de zapatos se vendía en 83 dólares en Estados Unidos, hoy cuesta 57 dólares, ejemplificó el director general de la marca para caballero Ackerman, Armando Dueñas.

“Esto motiva a los compradores estadounidenses a hacer más pedidos”, dijo el dueño de la marca mexicana que calza al Papa Emérito Benedicto XVI.

Estados Unidos consume alrededor del 80% del calzado que México exporta, según datos de la Ciceg. “México es un proveedor muy fuerte de calzado, tienen buenos productos a un costo muy competitivo”, comentó el gerente de operaciones de Imexport, organismo de la Cámara de Comercio de Dallas, Napoleón Villalobos.

Sin embargo, son necesarios programas más agresivos en materia de comercio exterior para fortalecer las exportaciones, dijo Dueñas, quien exporta 42% de su producción a Alemania, España, Estados Unidos y Centroamérica.

Plascencia señaló durante el Salón Internacional de la Piel y el Calzado (Sapica), celebrado esta semana, la importancia de contar con incentivos para la exportación, como financiamiento para realizar misiones comerciales a otros países.

Por ejemplo, Arámbula, de Au Petit Jan, la marca que durante 14 años patrocinó Miss Universo, dijo estar interesado en incursionar en el mercado colombiano, pero requiere financiamiento para asistir a las exposiciones de calzado que se organizan en el país sudamericano. “Un stand cuesta 70,000 pesos y hay que participar en cinco o seis para dar a conocer la marca y generar pedidos”, dijo.

Pese a todo, las ventas crecen

México tiene un consumo anual per cápita de 2.6 pares, con un precio promedio de 400 pesos y, pese a la fluctuación cambiaria, los industriales preven para este año un crecimiento de 6%.

Esto gracias a que de octubre de 2014 a la fecha hay una mayor fiscalización de las importaciones de calzado, principalmente provenientes de China.

Entre enero y agosto de 2014, alrededor de 102 importadores mexicanos ingresaron al país 56 millones de pares de zapatos chinos a un precio promedio de 6 dólares cada uno (unos 78 pesos al cambio de esa fecha) que, a decir de los industriales mexicanos, era un precio subvaluado porque no cubre ni el costo de la materia prima.

Debido a esta competencia desleal, según los zapateros, la producción nacional de calzado cayó 10% el año pasado, pasando de 255 millones de pares en 2013 a 230 millones en 2014, según datos de la Ciceg.

“Yo tengo 26 años en este negocio y nunca había pasado un año tan difícil como 2014, se llegaron a importar 100 millones de pares, que es un tercio del consumo nacional. Eso nos pegó en las ventas, se nos cayeron 11%”, dijo el director general de la marca de zapato infantil Coqueta y Audaz, David Cashat.

Pero gracias a que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) empezó a fiscalizar las importaciones a finales de año, la entrada de calzado chino a precios subvaluados cayó 59% de octubre pasado a la fecha, detalló el administrador general de Auditoría de Comercio Exterior del SAT, Luis Eduardo Lara.

“Este año las ventas van mejor, recuperamos el 11% perdido en 2014 y traemos un crecimiento de 5% sobre 2013”, detalló Cashat.
loading...