loading...

sábado, junio 13, 2015

Calvicie: un problema que se puede solucionar

Saludos a todos. 

Hoy tenemos un tema bastante interesante para muchas personas, se trata de la calvicie y algunos tips para cuidar nuestro cabello. Primero que nada quisiera compartir el significado de un concepto que suena bastante en algunos lados: la restauración capilar. http://dryane.com/ Por éste concepto entendemos que es el procedimiento que se da a un grupo de destinados para intentar disminuir la calvicie en el hombre. Actualmente existen diversos procedimientos de restauración capilar, entre los cuales destacan la cirugía de colgajos, la reducción o expansión del cuero cabelludo y desde luego, los injertos capilares.

El cabello es una parte vital de nuestra personalidad, un alto número de personas presenta debilitamiento en el cabello, por diferentes motivos, pero todos y cada uno de ellos -depende que tan agudo sea su caso- pueden tener al mismo tiempo problemas de autoestima, pues el cabello es un reflejo de lo que somos o pretendemos ser. Nuestro cabello transmite a los demás lo que somos y  cuando sufrimos pérdida de cabello considerable, podemos llegar a sentirnos mal e incómodos. 

¿Por qué razón se puede debilitar el cabello? Son varios los factores que influyen en este sentido, como pueden ser, por cuestiones de genética, por ingesta de algunos medicamentos, a causa de alguna enfermedad o también por tratamientos del cáncer.

El primer aspecto a tomar en cuenta para intentar resolver este problema en nuestro cabello es identificar cómo estamos de salud física y qué hábitos alimenticios tenemos. Muchas veces la pérdida de cabello es involuntaria, a raíz de algún problema de salud ajeno a nuestro cabello y desconocemos de dicha enfermedad y mucho más de su impacto negativo en nuestro cabello. Aunque algunos lo niegan rotundamente, todo lo que comemos o bebemos es la “gasolina” que nuestro cuerpo necesita para funcionar de forma adecuada, si le damos constantemente algo que no necesita, se puede perjudicar, entre otras cosas, nuestro cabello. Por ello, antes de someterse a cualquier tipo de procedimiento para restaurar el cabello, se debe intentar pasar por un ajuste en la dieta y en nuestro estado físico. 

Para ser más específicos en cuanto a la salud, nuestro sistema nervioso es un aspecto clave que va a influir en el comportamiento de nuestro cabello. Hay que identificar los niveles de tensión nerviosa en la persona, ya que una vez identificados, se puede entender la falla en el cabello y proponer algún remedio que aplique para cada caso en concreto. Suele pasar que muchas personas optan primero por tomarse algún medicamento o tratamiento para resolver su problema de calvicie, pero sucede que sus niveles de tensión nerviosa no ayudan a que tales intentos funcionen, por eso, mucha gente se frustra y termina perdiendo recursos ¡y más cabello!

Así como dijimos que lo que comemos o bebemos es la “gasolina” de nuestro cuerpo, es de suma importancia identificar cuáles son los combustibles particulares para el cabello. De nada serviría fijarnos nada más en la nutrición, el estado físico y la tensión nerviosa, si no empezamos con aspectos simples como hacer que las personas agreguen algunos suplementos alimenticios que contengan minerales y vitaminas indispensables para su rutina diaria. En igual importancia tenemos el uso adecuado de productos para el pelo y tratamientos que ya existan para ayudar en la restauración capilar.

Finalmente, si tú presentas alguna señal de pérdida de pelo, no dejes pasar más tiempo, haz una cita con el médico e investiga también de qué forma puedes ayudar al proceso de restauración capilar, no lo dejes para mañana pues entre más tiempo pase, más difícil podría volverse tu caso. Es importante entender que para resolver este problema en tu vida, tendrás el desafío de cambiar y disciplinar muchos aspectos de tu vida, así es que ánimo y suerte con la restauración capilar, bien llevada es posible que salve tu cabello.

loading...