loading...

sábado, noviembre 08, 2014

Padres de los normalistas exigen pruebas científicas

Dicen que sólo aceptarán los peritajes argentinos; demandan a Peña pedir apoyo de CIDH

Sergio Ocampo y Rubicela Morelos Corresponsales / La Jornada

Los padres de los 43 estudiantes desaparecidos rechazaron las declaraciones del titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, en el sentido de que sus hijos podrían estar muertos, porque –subrayaron– no hay pruebas contundentes ni científicas de que los cuerpos encontrados en fosas clandestinas en Iguala ni los restos óseos incinerados en el tiradero municipal de Cocula correspondan a sus hijos.

En la conferencia de prensa que dieron la tarde de este viernes en la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en voz de Felipe de la Cruz, los paterfamilia aseguraron que mientras el titular de la PGR no tenga pruebas de lo que declara en los medios de comunicación ellos tendrán la esperanza de que sus hijos están con vida.

Recalcó que rechazan la versión oficial y que solamente aceptarán los resultados que emitan los peritos argentinos, no la versión de los detenidos que hoy dio a conocer el procurador, debido a la presión que han ejercido los padres de los jóvenes ausentes, sus compañeros estudiantes y maestros en los ámbitos nacional e internacional, dijo De la Cruz.

Molesto, Julio César González, otro padre de familia, dijo que están cansados de que el procurador nos mate a los muchachos, ya no los han matado en varios lugares y de varias maneras, como en el caso de Cocula.

Los padres exigieron al presidente Peña Nieto que suspenda su gira por Australia y China hasta que presente con vida a los 43 desaparecidos. Si Peña Nieto se va al extranjero se demostrará una vez más que el presidente está contra el pueblo. Asimismo, le pidieron que si no puede dar con los 43 muchachos, que renuncie.

Exigieron al Presidente que permita la participación plena de los peritos argentinos, porque reiteraron que sólo esos resultados reconocerán como válidos.

También le demandaron que solicite a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que envíe a sus expertos para dar asistencia técnica, porque este es un caso grave y el Estado mexicano está rebasado.

Pidieron que no haya obs­táculo para que la representación legal de los padres pueda realizar su trabajo y se redoble la búsqueda de los 43 estudiantes. Es evidente que la búsqueda que lleva a cabo el gobierno no ha dado resultados, agregó De la Cruz.

Vidulfo Rosales Sierra, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, dijo que ha sido insuficiente la búsqueda; queremos un nuevo plan de búsqueda para los 43 ­estudiantes.

En la sesión de preguntas y respuestas, Rosales Sierra explicó que el proceso de la asistencia técnica a la CIDH consistirá en enviar a México expertos para apoyar en las líneas de investigación de las autoridades de los tres niveles que tienen que ver con el crimen organizado.

Anunció que la CIDH otorgó medidas cautelares a los 43 padres y estudiantes normalistas, así como a sus representantes legales.

Señaló que al procurador Murillo Karam le dejaron en claro que no hay elementos para afirmar que la normal de Ayotzinapa tenga vínculos con la delincuencia organizada; la normal sólo produce estudiantes conscientes y críticos que son los que se van a trabajar a las partes más alejadas de la entidad.

La conferencia de prensa se dio después de que el procurador general de la República informó en la ciudad de México que los estudiantes estén probablemente muertos, aunque para la autoridad siguen en calidad de desaparecidos.

Por la mañana, estudiantes y padres de familia sostuvieron una reunión con Murillo Karam en el hangar del aeropuerto de Chilpancingo. Al salir del encuentro, Vidulfo Rosales Sierra expresó que lo informado por el funcionario federal son noticias delicadas que se tienen que procesar.

Murillo Karam arribó en un helicóptero de la dependencia a las 10 de la mañana al aeropuerto ubicado al norte de la ciudad; media hora después llegó a ese punto la caravana que transportaba a los padres de familia y estudiantes de Ayotzinapa, así como dirigentes de organizaciones no gubernamentales, entre ellas Miguel Agustín Pro.

A las 11:22 horas inició el encuentro entre los padres de los 43 estudiantes y Jesús Murillo Karam, del que no se dieron detalles debido que el funcionario federal puso como condición a que no estuvieran presentes los representgantes de los medios de comunicación.

Casi al mediodía concluyó la reunión. Salieron primero los padres de familia, que se dirigieron a sus autobuses; en seguida los representantes de las organizaciones no gubernamentales. Rosales Sierra anunció una conferencia de prensa en la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa a las 16:30 horas.

Murillo Karam también abandonó el hangar seguido por algunos padres de familia que le reclamaban que no hubiera información precisa del paradero de sus hijos; el funcionario abordó la nave que lo transportó a la ciudad de México.

Ni los padres de familia ni los integrantes del comité estudiantil de Ayotzinapa quisieron dar declaraciones de la reunión. Debido a las presiones de los reporteros, Vidulfo Rosales dijo que en ese encuentro habían recibido información delicada que más tarde haría oficial el procurador de la República en la ciudad de México.
loading...