loading...

viernes, noviembre 28, 2014

Irrumpen normalistas en Casa Guerrero; gobernador envía a su esposa a encararlos

Ezequiel Flores Contreras / Apro

Miembros del magisterio disidente y normalistas irrumpieron en la residencia oficial Casa Guerrero y realizaron pintas al interior del fastuoso inmueble donde despachan los gobernadores en turno.

Desde temprano, los manifestantes marcharon por las principales calles de la ciudad para exigir justicia y la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, luego de que se cumplieron dos meses de la masacre y desaparición de los estudiantes.

Al respecto, el gobernador interino Rogelio Ortega Martínez ordenó abrir las puertas de la residencia y envió a su esposa Rosa Ojeda a recibir a los manifestantes portando una bandera blanca para convocarlos a la instalación de una mesa de diálogo.

En respuesta, los manifestantes encabezados por padres de los 43 normalistas desaparecidos rechazaron el ofrecimiento de la esposa del gobernador con el argumento de que antes de hablar sobre un proceso de reparación de daño, las autoridades tienen la obligación de encontrar a los estudiantes desaparecidos y castigar a los responsables de este crimen.

Los padres de las víctimas reprocharon la ausencia de Ortega Martínez, quien se ha caracterizado por hacer llamados a la paz a través de los medios de comunicación y proponer puentes de comunicación para restablecer el orden en la entidad.

Enseguida, los cetegistas y normalistas ingresaron a las salas de reuniones, oficinas, alcobas, cocina, comedores y salones de esparcimiento de la residencia oficial Casa Guerrero, donde hicieron pintas en varias partes del inmueble.   
  
Luego realizaron un mitin en el estacionamiento del acceso de la puerta tres del inmueble, donde lanzaron consignas en contra de las autoridades por la criminal indolencia que han asumido frente al caso Ayotzinapa.

Poco después se retiraron en marcha hacia el Zócalo de esta capital, donde el magisterio disidente mantiene un plantón y tomada la sede del ayuntamiento desde hace más de un mes.

Posteriormente, un grupo de profesores se trasladó a las oficinas alternas del programa de Escuelas de Tiempo Completo, que administra la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG), y quemó el edificio ubicado en la calle privada de Jacarandas del fraccionamiento Bugambilias.

El siniestro fue sofocado por bomberos de la ciudad y el incidente no pasó a mayores, debido a que el inmueble fue desalojado previamente y la labor de las autoridades impidió que el fuego saliera de control.

Por su parte, el gobierno estatal emitió un comunicado donde anunció que el gobernador Rogelio Ortega ordenó que la residencia oficial Casa Guerrero sea abierta al público en general y como espacio de cultura.
loading...