loading...

miércoles, septiembre 03, 2014

Critican uso del Zócalo como estacionamiento para invitados de Peña Nieto

Sara Pantoja / Apro

Utilizada como foro de espectáculos, ceremonias cívicas, pista de patinaje, alberca pública, parque de diversiones, circo, museo al aire libre, librería y manifestódromo, la Plaza de la Constitución fue convertida hoy en un megaestacionamiento público.

La clase política priista y los invitados al mensaje presidencial decidieron estacionar sus vehículos en el Zócalo capitalino, en una imagen que dio la vuelta en todos los medios de comunicación, sin excepción.

Y las reacciones no se hicieron esperar al punto de que el vocero presidencial Eduardo Sánchez, tuvo que salir al paso. En su cuenta de Twitter escribió: “Lamentable que se haya usado el Zócalo como estacionamiento. El @gobrep tomará las medidas al respecto”. Pero no dio detalles al respecto.

Hacia las 10 horas, la Plaza de la Constitución –donde todos los días se iza y ondea la bandera nacional– estuvo cercada por vallas metálicas bajo el control de elementos del Estado Mayor Presidencial. Los uniformados se apoderaron del acceso al primer cuadro de la ciudad previo al mensaje del presidente Enrique Peña Nieto en Palacio Nacional con motivo de su Segundo Informe de Gobierno.

La circulación de automóviles de los capitalinos y del transporte público fluía a cuentagotas hasta que los uniformados comenzaron a restringir el paso, justo en la esquina de la avenida 20 de Noviembre y el circuito Plaza de la Constitución.

“Ponlo al frente, que se vea”, pidió a gritos uno de los guardias al conductor de una camioneta blanca que se detuvo ante las vallas, hasta que éste colocó una especie de tarjeta de identificación en el parabrisas del vehículo.

En el asiento del copiloto llevaba a uno de los cientos de invitados especiales al informe de Peña Nieto. Como él, así llegaron el resto de los convocados.

En escasos minutos, la plancha del Zócalo, al centro y a las orillas, se convirtió en un mosaico multicolor de automóviles de lujo.

El operativo de seguridad dejó en segundo plano a los ciudadanos de a pie que debieron caminar varias calles para llegar al centro, pues la estación Zócalo del Metro estuvo cerrada desde temprana hora.

Los trabajadores de los edificios del Gobierno del Distrito Federal, aún con sus credenciales en mano, debieron rodear las vallas metálicas para llegar a sus oficinas. Los visitantes tenían que justificar detalladamente su presencia en el lugar para pasar.

Los turistas nacionales y extranjeros se tuvieron que conformar con las fotografías de la bandera a lo lejos y con autos de lujo de fondo.

Hacia las 14:00 horas, cuando la ceremonia había terminado, regresó el caos, pues las decenas de camionetas comenzaron a abandonar el Zócalo. Por la calle 16 de Septiembre se observó al menos a tres patrullas de la policía de Tránsito circulando en sentido contrario. Mientras, sus “parejas” de a pie intentaban, inútilmente, poner orden en la circulación.

Se desatan críticas en redes sociales

El uso de la plancha del Zócalo capitalino como estacionamiento privado de los invitados de Peña Nieto, desencadenó múltiples críticas de senadores, diputados locales y federales, analistas políticos y usuarios de redes sociales.

En especial, hubo protestas hacia el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, cuyo gobierno es el que, en primera instancia, debe autorizar el uso del primer cuadro de la ciudad.

Ricardo Monreal, coordinador parlamentario de Movimiento Ciudadano escribió en su cuenta de Twitter: “Impresionante luce la plancha del Zócalo con vehículos de lujo y algunos blindados que acuden a besamanos de EPN”.

Alejandro Encinas N, se quejó: “El zócalo, sede de gestas cívicas y democráticas, vuelto un estacionamiento en el 2do Informe de EPN”.

Xavier Treviño, director del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés), aseguró: “¿Qué me gusta más del Informe? Que sea en Palacio Nacional ¿Qué me gusta menos? El nuevo estacionamiento Zócalo”.

John M. Ackerman, reconocido investigador de la UNAM, criticó: “Estacionamiento Zócalo es la viva imagen del país. #PRIdeSiempre ha cancelado la democracia y estacionado desarrollo”.

Fernanda Familiar, locutora, dijo: “Si no estoy a favor de la CNTE usando el zócalo cómo letrina ¿porque voy a estar de acuerdo en estacionar coches ahí? #HaDichoFF”.

El Twitter nombrado “Los Gastos Pendejos” –con más de 2 mil 400 seguidores–, lanzó: “La plancha del Zócalo luce como estacionamiento privado durante la presentación del #Desinforme de EPN”.

Jaime Avilés, columnista, aseguró: “Por órdenes del regente de DF el estacionamiento del Zócalo se llama ‘Se lo cuido patroncito’”.

El diputado local del PRD, Vidal Llerenas, se preguntó: “Estoy mal o de verdad está muy mal utilizar el Zócalo de estacionamiento?”

Su homólogo del PAN, Orlando Anaya, secundó: “¿Habrá franeleros en plancha del zócalo o de plano cobran el estacionamiento privado de Peña? Autoridades del #DF mudas como siempre”.

“Qué falta de respeto”, “¡Qué vergüenza!”, “Lamentable y vergonzoso… ¡Qué ejemplo ponen las autoridades, caray!”, entre otras expresiones se leyeron en las redes sociales.

Hacia las 18:00 horas, el jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera –quien no tuvo actos públicos por asistir también como invitado especial al mensaje de Peña Nieto– sólo escribió en su cuenta de Twitter: “Nuestra ciudad está nominada en 2 categorías de los #C40SiemensAwards. Vota por la CDMX en: http://goo.gl/I8XYGZ  #mm”.

En las oficinas de la Secretaría de Gobierno capitalino, donde supuestamente se debe autorizar cualquier uso del Zócalo, trascendió que “nadie les avisó nada” sobre el uso de la plaza como estacionamiento.
loading...