loading...

jueves, junio 19, 2014

Problemas de salud


Vallejo cayó en enero
Mal clima en Oaxaca
PRD vuelve al ‘‘debate’’

Julio Hernández López / Astillero

Fausto Vallejo había sido destituido cinco meses atrás, cuando Los Pinos designó de manera grosera a un comisionado injerencista, Alfredo Castillo, para que desplazara sin contemplaciones al gobernador formal, que desde entonces quedó expresamente como grotesca pieza decorativa.

Sin embargo, apenas ayer se formalizó esa remoción administrativa dictada desde el centro del país, pues se privilegiaron los tiempos electorales para evitar una nueva contienda en Michoacán y para permitir al Congreso local que designe a un sucesor que cubra el tramo pendiente del mandato que de por sí había sido recortado para empatar los comicios locales con los federales. Vallejo fue un gobernador de apariencias, envuelto en versiones de enfermedad limitante desde que era candidato, luego ausente de la silla de mando para atenderse de los males hepáticos advertidos.

Los problemas michoacanos no provenían sólo de un expediente de salud personal, sino de la crónica enfermedad política y social que ha permitido el asentamiento de poderosos cárteles del crimen organizado que cíclicamente van alcanzando supremacía y declive, unos contra otros, con la población como rehén. Una enfermedad permitida y sostenida por administraciones de diversos signos partidistas, desde el priísmo clásico siempre metido en esos ‘‘negocios’’ hasta la ‘‘alternancia’’ perredista que tuvo a Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy como tolerantes testigos de honor (¿sólo eso?), pasando por los esfuerzos de Felipe Calderón y su hermana Luisa María ( Cocoa) por hacerse de la gerencia estatal, y llegando a los extremos tragicómicos del físicamente devastado Vallejo y su secretario general ejecutivo, Jesús Reyna García, quien llegó a ser gobernador interino, siempre señalado como copartícipe de las actividades nada discretas que dan sustento a la economía y el poder político en esa entidad, incluyendo el financiamiento de campañas electorales locales y federales, pasadas y recientes.

La sustitución del modelo La familia- caballeros templarios-vieja clase política michoacana, por el correspondiente a comisionado Castillo-autodefensas-‘‘nueva’’ clase política (¡y económica!) peñista, tuvo como punto de desenlace las andanzas de uno de los hijos del empresarialmente muy sano gobernador que ha pedido licencia definitiva. En Michoacán siempre se manejó como verdad sabida que uno de los vástagos del mandatario tenía estrecha relación con La Tuta y otros jefes de la delincuencia organizada. Una fotografía de ese hijo y Servando Gómez, en alegre convivencia, habría sido la carta final para dar la patada de despedida al lamentable gobernador que permitió una gran crisis en su entidad y que fue botado del cargo el 15 de enero pasado, cuando el comisionado Castillo, es decir, Enrique Peña Nieto, asumió directamente el control de la entidad por encima de elecciones, partidos, instituciones y legalidad.

En Oaxaca también hay inocultables problemas de salud política. Es la única entidad en la que el ocupante principesco de Los Pinos (¡el avión, el avión!) no ha podido poner pie. Resulta irónico que le sea imposible realizar pacíficamente una gira de trabajo por la entidad sedicentemente gobernada por Gabino Cué, cuando en su equipo de trabajo tiene a dos personajes políticamente muy activos, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, director de Liconsa, la empresa que reparte leche con propósitos de control electoral en todo el país y sobre todo en Oaxaca, donde es abierta y onerosa plataforma de futurismo, y Alejandro Murat Hinojosa, el bien habilitado director de Infonavit y buscador de llegar a la silla que ya ocupó su padre, el polémico José Murat Casab. Tan desatada anda la grilla sucesoria entre priístas que el delegado de César Camacho en la entidad, el ex gobernador de Guerrero René Juárez, ha llamado a evitar aceleres y a que los precandidatos guarden compostura.

Pero el impedimento real para que Peña Nieto pise el estado de Oaxaca está en la sección 22 del SNTE. Ante cada anuncio de que Peña estará en Oaxaca esos profesores se organizan para hacerle sentir la vigente oposición al reformismo sexenal en general y específicamente el relacionado con el gremio magisterial. Por ello, una y otra vez se posponen las anunciadas visitas de EPN, la más reciente arguyendo que había ‘‘razones climatológicas’’ adversas. Mal clima, es cierto, pero político y social, con pronósticos de afectación al turismo federal indeseado.

Mareos, confusión y trastornos de personalidad también tiene el cuerpo legislativo federal, con senadores perredistas reintegrados al ‘‘debate’’ de la reforma energética (mientras los panistas se ausentan) bajo la promesa de que ahora sí habrá formas correctas en el procesamiento de los dictámenes que finalmente serán tan aprobados a la mala como a la buena, aunque al sol azteca le pareció adecuado usar esa coartada para acabar convalidando, así sea votando en contra, el reformismo peñista en materia energética. A cambio, el PRD recibirá apoyos económicos (relacionados con la línea 12 del metro) y políticos (la presunta reforma capitalina) que beneficiarán a su aliado en problemas, Miguel Ángel Mancera (PPP: presunto precandidato presidencial).

Pero, sobre todo, el PRI ha prometido darle pa’trás, papá (recuérdese la frase famosa de Emilio Gamboa hablando con el influyente pederasta Kamel Nacif) a la parte de la ley de partidos que impide el reparto de votos entre partícipes de coaliciones. Con ese candado, la suerte de las organizaciones parásitas estaría echada en contra, pero al PRD, necesitado de protegerse en 2015 del efecto Morena, abrir la puerta a redituables coaliciones le permitiría negociar propuestas comunes con Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano. Por lo pronto, habrá dos periodos extraordinarios de sesiones a partir de hoy.

Y, mientras los españoles se resignan ante sus dos coronas abolladas (la de los Borbones y la futbolística), ¡hasta mañana, con el descubrimiento de cuando menos 31 cuerpos en una fosa ubicada en Nopaltepec, la tierra natal de Fidel Herrera, el gobernador transexenal de Veracruz!
loading...