loading...

domingo, junio 15, 2014

#Brasil2014 Argentina derrotó 2-1 a una débil Bosnia #Mundial2014

En el mismísimo escenario que albergará la final del certamen el próximo 13 de julio, la Selección derrotó 2-1 al débil combinado europeo, que hizo su debut en este tipo de competiciones. Luego de un muy flojo primer tiempo, donde se mostró una nula vocación ofensiva (con el defensivo 5-3-2), Sabella puso al equipo 'ideal' en el entretiempo, ya que ingresaron Gago e Higuaín, cambios que posibilitaron una mejora en el juego colectivo. ¿Se ganó con justicia? No, lo más justo hubiera sido un empate, ya que se jugó mal, se sufrió mucho en defensa y se generó poco en ataque. Los goles fueron convertidos por Kolasinac (en contra) y Messi, luego de una gran jugada colectiva; mientras que descontó Ibisevic. El árbitro fue el salvadoreño Joel Aguilar.

InfoBae

Toda la ilusión estaba puesta en el debut de la Selección argentina en el Mundial de Brasil. En los últimos días, Río de Janeiro se tiñó de celeste y blanco, ya que fue 'invadida' por hinchas argentinos, que se acercaron para presenciar el estreno del equipo de Alejandro Sabella.

Así fue que el 'Maracaná' pareció el 'Monumental'. Casi 25 mil hinchas coparon el mítico estadio. Y se hicieron sentir con el "Volveremos, volveremos, volveremos otra vez, volveremos a ser campeones como en el 86" o con "El que no salta es un inglés". En este contexto, se dio el partido ante Bosnia, un rival con algunos jugadores de valía, pero de menor envergadura.

En la previa, Sabella confirmó la formación, con la enorme sorpresa de lo que se venía mencionando en los últimos días: la implementación del 3-5-2 como sistema táctico, sacando al primer pasador (Fernando Gago) y a la máxima referencia en ofensiva (Gonzalo Higuaín). Además, puso a jugadores en posiciones poco habituales, como "Maxi" Rodríguez, quien se movió como doble 5.

Así, Di María estuvo más atento a la marca que al desequilibrio individual. Entonces, Messi y Agüero quedaron aislados arriba; por lo que el jugador del Barcelona tenía que retroceder demasiado, hacerse de la pelota en mitad de cancha y encarar siempre en inferioridad numérica. Además, por los costados, tanto Zabaleta como Rojo iban con muy poco criterio.

Esto, luego de conseguir la temprana ventaja (a los 3 minutos, por un gol en contra). Todavía no había pasado nada en el partido, y Argentina ya estaba en ventaja. Sin embargo, de allí hasta el final de esos primeros 45 minutos, se vio lo peor del equipo en mucho tiempo: frágil en defensa, sin contención en el mediocampi, dubitativo, perdido, sin movimientos tácticos, sin rotación, sin movilidad, sin velocidad y sin punch.

Tras ese pésimo primer tiempo, donde lo más destacado estuvo en la nula vocación ofensiva, Sabella, en el entretiempo, hizo algo que no es habitual en los entrenadores: darse cuenta que se equivocó con el planteo inicial. ¿Lo reconoció ante las cámaras? No, en ese momento no (luego, sí lo hizo al término del partido). ¿Y entonces? Habló dónde tiene que hacerlo: en la cancha. ¿Qué hizo? Metió a Gago e Higuaín, sacando a Campagnaro y "Maxi" Rodríguez. 

Y en ese complemento, el equipo se pareció mucho más al que supo ser hasta llegar al Mundial. Tuvo desequilibrio, juego asociado, velocidad e impronta en los cuatro jugadores de arriba. Messi fue Messi, y se sintió cómodo. Di María fue Di María, y siempre ganó por la izquierda. E Higuaín fue Higuaín, y generó espacios para sus compañeros. El que estuvo en falta fue Agüero, de muy flojo partido. 

Igualmente, también fue fundamental la labor de Gago. Desde el centro del campo de juego, fue el eje del equipo y desde sus pies comenzaron las jugadas limpias, con ese primer pase siempre pulcro que tiene el jugador de Boca. Y esto, a su vez, 'liberó' a Messi, quien no tuvo que bajar tanto para entrar en contacto con el balón. Gago estuvo preciso, y esto es un buen síntoma para un equipo que requiere siempre del 'buen pie' del 5.

Así, más cerca del arco contrario, Argentina siempre es peligroso. El 2-0 llegó con una genialidad de Messi (sus característicos goles, arrancando de derecha hacia el centro); aunque la principal diferencia estuvo en el poderío que mostró el ataque. 

El descuento de Bosnia llegó a falta de seis minutos para el final del partido. Argentina no defiende bien y tiene problemas con la lentitud que tiene Fernández para los cruces. A esto, se le agrego el error de Romero (primero, salió tarde a achicar; segundo, la pelota se le escurrió entre sus piernas). Igualmente, más allá de ese 2-1, luego el elenco europeo no tuvo ocasiones para igualar.

¿Fue justo el triunfo? Tal vez, lo más lógico hubiera sido un empate, ya que en el primer tiempo hubo supremacía de Bosnia; mientras que Argentina fue superior en el complemento. En este contexto, la imagen que dejó el equipo fue bastante pobre; aunque sí hay una certeza... ¡Messi, Agüero, Di María e Higuaín tienen que jugar siempre, ante todos los rivales y en cualquier instancia!

FORMACIONES:

Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Hugo Campagnaro, Federico Fernández, Ezequiel Garay, Marcos Rojo; Maximiliano Rodríguez, Javier Mascherano, Ángel Di María; Sergio Agüero y Lionel Messi. DT: Alejandro Sabella.

Bosnia: Asmir Begovic; Mensur Mujdza, Emir Spahic, Sead Kolasinac, Sejad Salihovic; Muhamed Besic, Miralem Pjanic, Izet Hajrovic, Zvjezdan Misimovic, Sernad Lulic; y Edin Dzeko. DT: Safet Susic.

Árbitro: Joel Aguilar (El Salvador)

Estadio: Maracaná (Río de Janeiro)
loading...