loading...

jueves, mayo 08, 2014

Arrastra la CFE boquete de más de $123 mil millones

Variaciones en los precios de los combustibles pueden afectar la operación de la empresa.

Arrastra CFE pérdidas por $123 mil millones en los pasados 3 años.

Subsidió tarifas residenciales y agrícolas con 85 mil millones al 31 de diciembre de 2013.

Israel Rodríguez / La Jornada

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), paraestatal que se transformará en empresa productiva de Estado, de acuerdo con la nueva legislación propuesta por el Ejecutivo, arrastra pérdidas en los últimos tres años por más de 123 mil millones de pesos. Solamente en el primer trimestre del año, la CFE registró pérdidas por 5 mil 814.3 millones de pesos, según revelan los últimos informes financieros de la empresa.

De acuerdo con el discurso oficial, se espera que en dos años las tarifas de energía eléctrica empiecen a descender. Sin embargo, la operación de CFE puede verse afectada por variaciones en los precios de los combustibles, debido a que más de 74 por ciento de la generación de CFE es termoeléctrica y depende de la utilización de combustibles, por lo que la CFE requiere en gran medida de estos insumos, y cualquier variación en sus precios puede afectar la operación y la situación financiera de CFE, advierten los reportes.

Fórmula de ajuste automático

En 2011 la CFE registró una pérdida de 60 mil 495 millones de pesos; en 2012, las pérdidas se atenuaron y bajaron a 19 mil 216 millones, pero en 2013 volvieron a incrementarse ahora a 37 mil 552 millones y al cierre de enero-marzo de 2014 ascendieron a 5 mil 814 millones de pesos.

La CFE precisó que actualmente 74 por ciento de sus ingresos están vinculados a una fórmula de ajuste automático mensual por cambios en los costos del combustible (tarifas industriales, comerciales y residenciales de alto consumo) y efectos de la inflación, lo cual ayuda a disminuir el riesgo de exposición a la volatilidad de estos precios y su impacto en la operación.

En tanto, el 26 por ciento restante de las tarifas se ajustan por la inflación considerada en la elaboración del presupuesto anual del siguiente ejercicio presupuestal.

Por ello, la CFE advierte: no es posible asegurar que la CFE será capaz de contrarrestar los efectos de un incremento en el precio de los combustibles, lo que puede afectar la operación y la situación financiera de CFE.

Es importante recordar que las tarifas de energía eléctrica son revisadas anualmente por CFE, con participación de la Secretaría de Energía (Sener) y la Secretaría Economía (SE) y son aprobadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). La Secretaría de Hacienda establece las tarifas para el año siguiente, si hay algún cambio, éste tiene que ser publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Las tarifas están basadas en costos contables y marginales de largo plazo y algunas otras consideraciones. Éstas pueden variar dependiendo del tipo de usuario, su localización y la hora del día en el que se usa la energía.

Históricamente, las tarifas de electricidad no han reflejado el costo total de CFE para proveer energía. El gobierno ha otorgado subsidios a los usuarios del servicio de energía eléctrica para cubrir el exceso de los costos de CFE sobre sus ingresos, principalmente en relación con las tarifas residenciales y agrícolas. Estos subsidios son créditos a CFE que se compensan con cargos a la entidad, pero no hay un intercambio de efectivo. Actualmente existen 25 tarifas.

La insuficiencia tarifaria obliga al gobierno a otorgar subsidios, los cuales para los periodos terminados el 31 de diciembre de 2013 y 2012 se ubicaron en 85 mil 770 millones de pesos y 77 mil 36 millones de pesos, respectivamente. Mientras, el aprovechamiento se ubicó en 46 mil 13 millones de pesos en 2013 y en 44 mil 779 millones de pesos en 2012, lo que ocasiona en parte que la CFE registre pérdidas netas.

Otros rubros que influyen en las mermas recurrentes en la CFE son las pérdidas técnicas que se registran en las líneas de transmisión y las no técnicas o robo de energía, así como las cuentas incobrables, entre otros.

Con las propuestas del Ejecutivo en el sentido de que la CFE se transforme en una empresa productiva de Estado y además se convierta en una compañía de energía que proveerá gas natural a la industria nacional, se espera que pueda compensar y remontar las pérdidas recurrentes.
loading...