loading...

miércoles, noviembre 06, 2013

Lo que viene: economía débil, poco crecimiento y menos empleos

Juan Carlos Cruz Vargas / Apro

Ante la debilidad de la actividad económica registrada en la primera parte del año, el Banco de México (Banxico) redujo su previsión de crecimiento del Producto Interno Bruto a un intervalo de 0.9% a 1.4% para el 2013.

En rueda de prensa con motivo de la presentación del Informe sobre la inflación (correspondiente al tercer trimestre del año), Banxico señaló: “Considerando los resultados adversos de la actividad productiva en el primer semestre del año, los cuales fueron más desfavorables que lo previamente esperado, el intervalo de pronóstico para la tasa de crecimiento del PIB de México de 2013 se revisa de entre 2% y 3% por ciento en el informe anterior a entre 0.9% y 1.4% por ciento en el actual”.

De acuerdo al banco central, la actividad económica en México registró un importante debilitamiento durante el primer semestre de 2013. No obstante, en el tercer trimestre, algunos indicadores sugieren que la actividad productiva podría haber retomado una trayectoria positiva.

“El comportamiento mixto que algunos indicadores han mostrado recientemente comienza a reflejar el hecho de que parte de los efectos de los choques que habían influido negativamente en la economía en los trimestres previos empezaron a disiparse en el trimestre que se reporta”, explicó.

Pero no sólo eso, la institución encabezada por Agustín Carstens también redujo la creación de menos empleos para el presente año.

Para 2013 se espera un aumento de entre 400 y 500 mil trabajadores (450 a 550 mil en el informe anterior), al tiempo que para 2014 se prevé un crecimiento de entre 620 y 720 mil trabajadores, comparados con los 700 a 800 mil del informe correspondiente al trimestre pasado.

El gobernador de Banxico confió en que la inflación general para 2013 se mantenga en niveles cercanos al 3.5%.

Para 2014, una vez que los efectos de la reforma hacendaria tengan un efecto transitorio y moderado, se estima que la trayectoria de la inflación fluctúe en alrededor de 3.5% y la subyacente se mantenga por debajo de 3.0 por ciento.

En este sentido, Carstens dijo que “el paquete fiscal aprobado para 2014 tendrá ciertas consecuencias inflacionarias, pero serían completamente transitorias, y se estima que impacto total será aproximadamente de 40 puntos base, si se consideran efectos directos e indirectos”.

Por otra parte, el gobernador de Banxico señaló que entre los riesgos latentes en la economía es que la recuperación no resulte tan vigorosa y que exista una mayor volatilidad en los mercados financieros internacionales que se refleje en un tipo de cambio más depreciado.
loading...