loading...

miércoles, mayo 22, 2013

Funcionaria llama a Alexia Imaz a denunciar a su exnovio golpeador

CUERNAVACA, Mor. (apro).- La directora general del Instituto de la Mujer para el Estado de Morelos (IMEM), Adriana Mújica Murias, rechazó el tratamiento jurídico que se pretende dar al caso de Alexia Ímaz Chavero, hija del director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Eugenio Ímaz Gispert, quien fue golpeada por Gerardo Saade Murillo.

Esta mañana el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, señaló que la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) no tiene ninguna denuncia en contra de Saade Murillo –nieto del procurador general de la República, Jesús Murillo Karam–, sin embargo, agregó, se aplicará la justicia adversarial en el caso.

Durante su participación en un evento realizado en Cuernavaca por el Día de la Educadora, Ramírez manifestó que Gerardo Saade se presentó por su propio pie a declarar ante la PGJ y relató los hechos registrados el pasado domingo 19.

El gobernador señaló que el Sistema de Justicia Adversarial tiene la instancia de la conciliación, y será la que proceda en el asunto en cuestión, luego de que Saade Murillo hizo esa petición a la PGJ, según un comunicado de la propia dependencia.

Luego de conocer la petición del nieto del procurador general de la República, Mújica Murias rechazó la sesión conjunta de carácter conciliatorio al señalar que de acuerdo con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida de Violencia, deben evitarse procedimientos de mediación y conciliación por ser inviables en una relación de sometimiento entre el agresor y la víctima, según se estipula en su artículo 8 fracción IV.

Además, dijo, el artículo 22 del capítulo 1 de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para el estado de Morelos señala en su fracción sexta que se debe “evitar procedimientos de conciliación, mediación o en modalidades terapéuticas de pareja, tal y como lo señala la Ley General”.

Ante el escenario creado, el IMEM hizo un llamado a Alexia Ímaz y a las mujeres víctimas de violencia a que “pongan denuncias ante las instancias correspondientes y que de preferencia acudan acompañadas de una abogada”.

A través de sus cuentas en las redes sociales Twitter e Instagram, Alexia Ímaz dio a conocer ayer que fue agredida por Gerardo Saade en su propia vivienda, localizada en Cuernavaca, y mostró una foto en la que aparece con el rostro golpeado.

Las autoridades inicialmente negaron los hechos, pero el escándalo desatado en las redes sociales las obligó a fijar una postura pública.

La víspera, la PGJ confirmó la existencia de un expediente abierto por las agresiones que sufrió Alexia Imaz Chavero, y mediante un comunicado informó que si bien Gerardo Saade Murillo compareció ante la dependencia, no se integró ninguna carpeta de investigación.

“No se ha presentado tal recurso y por lo tanto no existe ninguna carpeta de investigación que involucre a alguno o ambos personajes como víctimas o imputados de ningún delito que se persiga por querella o de oficio”, citó.

No obstante, aceptó que el nieto de Murillo Karam compareció y se acogió al nuevo Sistema de Justicia Alternativa de la misma PGJ.

“Gerardo Saade Murillo compareció ante esta Institución con el propósito de solicitar la apertura de un expediente, al que se le asignó el número CJA/SC/0532/2013-05 ante la Dirección General de Justicia Alternativa, para llevar a cabo una sesión conjunta de carácter conciliatorio por hechos que pudieron suscitarse en una relación sentimental con la C. Alexia Imaz Chavero”, según el comunicado.

La Procuraduría estatal intentó ocultar el expediente con el argumento de que no había carpeta de investigación.

A las 21:55 horas se informó en un primer comunicado que no había carpeta de investigación, pero casi a las 23:00 horas del martes 21, en un segundo boletín oficial, aceptó que sí existía un expediente abierto.

Por separado, la Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer en un comunicado que Gerardo Saade rindió su declaración ante la PGJ, en la que –agregó– “manifestó sentirse arrepentido de haber cometido tan lamentable error y no obstante que esta reprobable conducta la cometió por sentirse profundamente afectado emocionalmente, éste no encuentra justificación alguna y está dispuesto a asumir las consecuencias de sus actos”.

La dependencia hizo énfasis en que no intervendrá en las investigaciones del asunto, pues los delitos en que habría incurrido el nieto del procurador le corresponde investigarlos al Ministerio Público de Morelos.

“La Procuraduría General de la República ratifica su compromiso con la legalidad y el Estado de Derecho y la convicción de que la aplicación de la ley debe ser igual para todos”, señaló.
loading...