loading...

jueves, abril 18, 2013

Testimonios de la explosión en Texas: “Fue como una bomba atómica”

MÉXICO, D.F. (apro).- Un hombre acompañado de su hijo grabó desde su auto con su celular lo que pensó era sólo un fuerte incendio en una planta de fertilizantes cerca de Waco, Texas. De repente sobrevino una fuerte explosión y la imagen se tornó negra, sólo se escuchan los gritos de su hijo, quien le pide, aterrado, salir de ahí de inmediato.

La nueva tragedia en Estados Unidos sucedió apenas tres días después del “ataque terrorista” en Boston que dejó tres muertos y 176 heridos.

Según reportes preliminares, en Texas murieron entre cinco y 15 personas y más de 160 resultaron heridos. La Cancillería mexicana reportó que ningún mexicano está entre los muertos y heridos.

El video de la explosión fue subido el miércoles en la noche por el usuario “zidybody”, a YouTube y ya cuenta con casi tres millones de visitas. Dura apenas 55 segundos y muestra el momento exacto de la explosión. En el segundo 30, la imagen se pierde y se escucha el estruendo de la explosión.

Segundos después el hombre, quien iba acompañado de su hijo le pregunta:

–¿Estás bien?

–Papá no puedo oír, no puedo oír, por favor vámonos de aquí! Por favor vámonos de aquí, vámonos de aquí, ¡Dios mío por favor vámonos de aquí! no puedo oír nada—responde con desesperación el pequeño.

Eran aproximadamente las 19:00 horas del pasado miércoles 17. Bomberos de West, Texas, se encontraban en la planta para atender un incendio y a esa hora ya habían dado la orden de evacuación en los alrededores tras percatarse del peligro de los químicos que había en el lugar, entre ellos amoníaco anhidro, un gas que se utiliza como fertilizante.

Cuando la gente se expone a él, puede sufrir quemaduras severas si se combina con agua en el cuerpo. La exposición de altas concentraciones puede causar la muerte.

La compañía West Fertilizer informó que tiene 24 toneladas del químico, según el diario The Dallas Morning News.

Los bomberos llegaron alrededor de las 18:00 horas al lugar y la explosión ocurrió 50 minutos después con una fuerza que, según el servicio geológico de Estados Unidos generó un sismo de 2.1° de intensidad. Un residente de la zona comparó la explosión con la de una bomba atómica.

Entre 50 y 75 casas cercanas a la planta sufrieron daños totales.

Ante el riesgo de explosión de un segundo tanque en la planta este jueves se mantuvo la evacuación de forma preventiva en la zona. Las autoridades ordenaron la evacuación de prácticamente la mitad del poblado, que tiene aproximadamente dos mil 800 habitantes.

También se restringió el vuelo de aeronaves que volaran en la zona por debajo de los tres mil pies en un radio de cinco kilómetros y cerraron las escuelas por el resto de la semana.

Declara Obama Estado de emergencia

La mañana de este jueves, el gobernador de Texas, Rick Perry, anunció que el presidente Barack Obama y él declararon estado de emergencia en Waco.

Texas desplegó su guardia nacional para unirse a las autoridades y servicios de rescate a la búsqueda de víctimas, afirmó Perry.

El presidente estadunidense envió sus condolencias a los deudos de las víctimas cuando volaba hacia Boston para participar en una ceremonia a tres días del ataque terrorista en la línea de meta del Maratón.

“Una comunidad muy unida ha sido golpeada, y gente buena y trabajadora ha perdido la vida”, dijo el mandatario a través de un comunicado en el que aseguro que los afectados “tendrán el apoyo de los estadounidenses”.

Por su parte, el Papa Francisco pidió una oración por los afectados. En su cuenta de Twitter, el jerarca escribió: “por favor, únanse a mí en oración por las víctimas de la explosión en Texas y por sus familias”.

Presumen accidente industrial

El jefe policial de Waco, Patrick Swanton dijo que varios bomberos están desaparecidos y un oficial que estaba desaparecido tras la explosión fue hallado pero en condiciones críticas.

Swanton afirmó que las pistas, hasta el momento, refieren un accidente industrial y descartan un ataque. Dijo que el operativo continuará hasta cerciorarse de que no haya personas que necesiten ayuda.

“En algún momento esto se convertirá en un operativo de recuperación de restos, pero en este punto, todavía estamos en la búsqueda y rescate de personas”, abundó.

La noche de la tragedia Swanton fue uno de los primeros en llegar al lugar y en una rueda de prensa relató que cuando llegó vio muchas casas incendiadas, “estallaron las ventanas, se desprendieron ladrillos y paredes, algunas casas volaron por los aires como si se tratara de un tornado”.

Durante este jueves, patrulleros estatales se apostaron con máscaras antigás en retenes para desviar a los autos que llegaban a través de una autopista.

Socorristas y bomberos buscaron sobrevivientes en las viviendas afectadas sin que pudieran precisar el número de víctimas mortales que según George Smith, director del sistema de gestión de emergencias de Waco, podría elevarse hasta 70.

Smith reportó que dos integrantes de emergencia murieron y que no se ha localizado a tres bomberos que fueron los primeros en llegar al lugar del siniestro.

México envía condolencias

El Gobierno de México envió sus condolencias a los afectados por la explosión en la planta de fertilizantes y expresó su solidaridad a la comunidad afectada y a las autoridades correspondientes. La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) indicó en un breve comunicado, que no hay mexicanos entre los muertos y heridos de la explosión e indicó que a través del Consulado General en Austin, y con el apoyo del Consulado General en Dallas, el gobierno de México tomó las acciones necesarias para brindar asistencia consular a los mexicanos residentes en la comunidad.

loading...