loading...

martes, abril 30, 2013

Surgen más guardias comunitarias en Michoacán, suman más de 116 grupos

MÉXICO D.F. (apro).- Con un gobernador interino acotado y estudiantes normalistas y maestros enardecidos en las calles, el gobierno de Michoacán enfrenta ahora otro problema: el surgimiento de otro ejército de guardias comunitarios en Uruapan, la segunda ciudad más importante después de la capital, Morelia.

Con el nacimiento de este nuevo grupo, suman más de 116 las autodenominadas “guardias comunitarias”, según Octavio Ferrís Leal, excomandante de Inteligencia en el gobierno de Lázaro Cárdenas Batel.

Han empezado a surgir “como la hiedra” en Michoacán y muchas de ellas son parte de las bandas del crimen organizado, afirmó en entrevista el también exagente del Cisen, quien cuenta con diplomados en el FBI, DEA y el Departamento de Estado norteamericano.

“Eso es peligroso, pues puede provocar un estallido social, no sólo en la entidad gobernada por un PRI inepto e incompetente, sino en todo el país; pero este estado pude ser ‘la mecha’”, advirtió.

Ferrís dijo que la Policía Federal ha detectado más de 116 grupos de “guardias comunitarias”, en Michoacán, sobre todo en Tierra Caliente, donde diversos grupos del crimen organizado imponen su ley.

Las hay en casi toda la Meseta Purépecha, Apatzingán, Buena Vista Tomatlán, La Ruana, Aguililla, Tepalcatepec, Zamora, Huetamo, San Lucas, Tzitztio, San Juan Nuevo, Uruapan, Tuzantla, Tiquicheo, Huetamo,  Nocupétaro, San Lucas, Zitácuaro, Santa Clara, Opopeo, Coahuayana, Aquila, Lázaro Cárdenas, entre otras poblaciones, de las cuales sólo Aquila y Coahuayana son indígenas.

El también exagente del Cisen y de Gobernación federal, dice que el único grupo reconocido, legalmente, es el de Cherán, porque lo autorizó el Congreso de Michoacán, con base en la tradición de usos y costumbres avaladas por la Organización de las Naciones Unidas.

La nueva guardia comunitaria de Uruapan hizo su presentación el pasado domingo, sin armas, únicamente enfundados en playeras blancas con las inscripciones “Soy comunitario” y “Todos contra el mal gobierno”.

Desde las 9:00 horas, el contingente se apostó en distintos puntos: el bulevar Industrial, a la altura de Pemex; el acceso a la Expoferia, la carretera libre a Pátzcuaro, La Cofradía, el entronque de Zumpimito, rumbo a San Juan Nuevo, y la carretera a Paracho, frente a la gasolinería Fernández.

Los manifestantes pararon a automovilistas, a los choferes de autobuses les pidieron identificación y, en algunos casos, revisaron las unidades, sin agredir a nadie.

Cerca del mediodía, agentes federales se trasladaron a los distintos puntos donde se encontraban las personas con el rostro cubierto con paliacates para pedirles que se retiraran.

Sin confrontarse, los presuntos guardias comunitarios se retiraron.

Pero hoy volvieron. Por segundo día consecutivo, el grupo instaló un filtro de revisión en uno de los accesos carreteros a la ciudad de Uruapan, donde revisaron a cuanta unidad motora circuló por ese lugar.

De acuerdo con fuentes policiales, unas 70 personas se apostaron en el acceso hacia la autopista Siglo XXI.
loading...