loading...

martes, abril 09, 2013

#ManceraHazmeUnParo


Favoritismo expedito
Creciente insatisfacción
PRI al acecho electoral

Julio Hernández López / Astillero

El jefe del gobierno capitalino se tropezó sonoramente en Twitter luego de que el domingo pasado atendió con un acomedimiento excepcional la petición de ayuda que por vía internética le hizo la madre de un joven a cuyo automóvil había chocado una camioneta que de inmediato se dio a la fuga.

El cuidado y la rapidez del servicio prestado a la actriz Laura Zapata, hermana de la cantante Thalía, fue contrastado por muchos tuiteros con lo que en sus casos personales, o en los que ampliamente han conocido en la autorizada crónica urbana de todos los días, ha sido desatención y burocratismo, y comenzaron gozosamente a solicitarle a Miguel Ángel Mancera el envío de funcionarios de primer nivel para atender las más disímbolas e incluso disparatadas solicitudes, en un afán lúdico de exhibir las diferentes conductas que el gobierno capitalino asume frente a distintos órdenes socioeconómicos.

De esa manera fue creada la etiqueta #ManceraHazme-UnParo, en la que se concentró una amplia gama de críticas, denuncias y pitorreo abierto que al menos hasta la hora de cerrar esta columna no había tenido una sola respuesta del personaje central, quien prefirió realizar algunos tuiteos meramente informativos de algunas actividades en curso, como si no estuviera recibiendo una tunda en el libérrimo reino del pajarito azul.

El mal paso de @ManceraMiguelMX (tal es su identificación tuitera) comenzó a las 21:36 del domingo, cuando tuvo a bien escribir los 36 caracteres que le generaron muchas decenas de miles en contra: “@LAURAZAPATAM atiende @rodolforiosg #mm”. De esa manera, quien fue procurador capitalino instruía (con su clave personal: “#mm) a quien hoy ocupa ese mismo cargo para que atendiera uno de los muchísimos casos que en la gran urbe suceden sin que tengan la fortuna de que los más importantes funcionarios de la administración local se encarguen directamente de ellos, sino que usualmente se vuelven pesadillas citadinas clásicas. Un joven, al volante de su vehículo automotor, fue impactado por una camioneta cuyo conductor prefirió la fuga a toda velocidad. La madre del afectado, Laura Zapata (quien se define en el propio Twitter como “Actriz, Cantante, Bailarina, Productora, Escritora, Conductora y MADRE), tuiteó a Mancera en demanda de ayuda y éste ordenó al procurador, @rodolforiosg, atender el asunto, a lo que de inmediato respondió el subordinado: Laura, estamos pendientes para apoyarla.

A partir de allí se desencadenó una serie de acciones gubernamentales de primer mundo, que terminó formalmente en esa primera fase dominical nocturna con el acompañamiento de policías capitalinos al hijo en problemas hasta la puerta de su casa y con la emisión de agradecimientos varios de la señora Zapata al jefe de gobierno y su equipo, pues así me gusta México.

El expedito favoritismo de Mancera hacia un personaje relacionado con el mundo del espectáculo activó en el flujo de los 140 caracteres la creciente insatisfacción de los capitalinos hacia quien de manera casi accidental fue beneficiado con la postulación del sol azteca a la sucesión capitalina. Producto de los arreglos entre Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard para que el primero fuera candidato presidencial a cambio de que el segundo se hiciera a un lado pero recibiera como contraprestación el manejo de la política capitalina (aunque ME deseaba imponer a Mario Delgado, pero hubo de aceptar como punto de acuerdo bilateral al entonces procurador de justicia al que el tabasqueño elogió públicamente para virtualmente apuntalarlo como candidato bilateral), Mancera ha ido degradando la textura y el tono de las políticas sostenidas por las anteriores administraciones provenientes de la izquierda, a tal grado que se ha ido extendiendo la percepción de que ese mancerismo aliado abierto de Peña Nieto está creando intencionalmente las condiciones para que el PRI muestre avances en las próximas elecciones intermedias y se prepare para recuperar el Distrito Federal en el siguiente relevo de gobernante.

Mancera ha guardado silencio cómplice respecto de los hechos violentos del 1º de diciembre de la instalación peñista, mantiene una ineficaz estructura de funcionarios obedientes a diversos jefes (concesiones grupales pero, sobre todo, dependencia mal llevada respecto a Ebrard, algunas de cuyas piezas centrales en el pasado sexenio ahora ocupan otras oficinas secretariales), ha compactado programas sociales en un ensayo reduccionista, se enredó infantilmente en el asunto del viaje al Vaticano que le organizó Norberto Rivera pero él quiso aparentar como sufragado de su propia bolsa y luego puso el mal ejemplo de hacer que se le descontaran cinco días en que reconoció haber abandonado el empleo, y ahora se ha atorado en un caso que en otras circunstancias le habría acarreado aplausos pero que siendo excepcional, selectivo y por tanto discriminatorio, sólo mostró a los capitalinos que en esta administración hay ciudadanos de diversos niveles que, por tanto, reciben trato diferenciado. Mancera, ¡hazme un paro!

Astillas

En Guerrero se han producido peligrosos roces entre policías comunitarios y elementos del Ejército que han pretendido desarmarlos o impedir que marchen hacia cabeceras municipales. En semanas anteriores se vivió el hecho, poco atendido entre el enorme volumen de información grave que se produce diariamente, de campesinos al mando de agentes comunales que han desobedecido órdenes terminantes de oficiales de la Sedena. Ayer entraron a Chilpancingo elementos de la policía comunitaria de Tixtla en medio de un contingente de profesores en protesta, a pesar de que la Secretaría de la Defensa Nacional estaba en contra… David y Ricardo Monreal han aceptado la protección policiaca ofrecida por el gobierno peñista, luego del difícil episodio de la presunta trama zacatecana para asesinarlos… Y, mientras el peso muestra gran fortaleza, según los índices cambiarios acompañados de optimistas declaraciones oficiales, ¡hasta mañana!
loading...