loading...

domingo, abril 14, 2013

La derecha exige que gobernadores de Oaxaca, Guerrero y Michoacán repriman a la CNTE


Pedro Echeverría V.

Libertad en Oaxaca a David Venegas (El alebrijes), enorme luchador social. 

1. Ningún gobierno podrá adoptar posiciones intermedias o centristas como muchas veces ha querido mantener el PRI. Quizá le funcionó hasta 1982, antes de adoptar totalmente el neoliberalismo radicalmente privatizador. Desde entonces la política está evidentemente muy definida: o se está con los grandes capitalistas trasnacionales o se defiende los intereses de los trabajadores y de las clases medias ya empobrecidas. Por eso los gobernadores de Oaxaca y Guerrero –obligados por las circunstancias- empiezan a entender las luchas de los maestros y de los padres de familia que los apoyan, y los gobiernos de Michoacán, Chiapas y Morelos tendrán que comprender que viven otras realidades. Pero también, así parece, el mismo presidente Enrique Peña comenzará a entender otra situación. 

2. Los maestros, además de trabajar con la pedagogía, hacen uso diario de la sociología, la economía, la historia y la política; casualmente de las materias en las que se basó Marx y sus seguidores para que la clase trabajadora entienda al mundo capitalista que hay que transformar. Si bien el maestro es un asalariado, un trabajador intelectual que proporciona servicios, no es un trabajador que transforma cualquier materia prima; es un empleado que transforma seres humanos, esencialmente su pensamiento. Por ello al maestro se le respeta y cuando lucha es por causas totalmente justas. Quizá los gobernadores de esos estados fueron maestros alguna vez o por lo menos alguien los haya ayudado a saber qué es un maestro rural y maestro urbano de las clases marginadas. 

3. ¿Qué sabe la derecha empresarial, panista, priístas, perredista y de otros partidos de lo que es ser un maestro de primaria, de ese 80 por ciento de profesores que trabaja con tesón y honestidad que no pertenece a esas decenas de miles de comisionados y políticos que sirven para aglutinar votos al servicio del gobierno? Los maestros son los que laboran todos los días con millones de niños mal comidos, con dificultad para pensar y expresarse, después de caminar muchos de ellos varios kilómetros, vestidos como puedan. La realidad es que no es un simple profesor que da clases y ordena; es –sobretodo- un maestro (como el rural) que sabe comprender muchas cosas, que su papel es mucho más amplio que simplemente dar clases: debe hablar con el abarrotero, hacer asambleas, jugar deportes, redactar un oficio para la comunidad. 

4. Más aún: quizá las batallas de la Coordinadora (CNTE) contra la ideología antineoliberal y privatizadora que defiende a favor de la defensa de la educación: a) pública, b) gratuita, c) laica y d) popular, despierte el sentido nacionalista y el espíritu de lucha de todo el magisterio. No me gusta nada eso del “espíritu nacionalista” porque los trabajadores no tenemos patria y porque las fronteras fueron trazadas por las guerras del feudalismo y el capitalismo; pero en estos momentos en que el imperio y las transnacionales se han adueñado de todo, quizá un “nacionalismo” provoque que nuestro pueblo vuelva a las calles a luchar por sus derechos. Y no es para “defensa de la patria” sino para la defensa de la igualdad, la libertad, la distribución equitativa de la riqueza. Al decir Marx que los obreros no tienen patria, decía que los proletarios de todo el mundo deberían estar unidos. 

5. Si ante la caída del neoliberalismo el presidente Peña Nieto busca restaurar la posición centrista del PRI, tiene que entender que no se puede dedicar a amenazar con represión a los trabajadores y, por otro lado, tampoco puede permitir que sus secretarías de Gobernación y Educación, así como sus gobernadores sigan ofreciendo diálogos mentirosos y amenazantes, tal como todos los “diálogos” que dio Gobernación a los electricistas del SME que nada resolvieron en beneficio de 45 mil obreros despedidos. Por cierto: ¿Qué pasó con los cientos de trabajadores de aviación de Mexicana que igual, están en la calle? ¡Qué fácil olvidamos! Pareciera que los trabajadores deberían quemar o provocar estallidos en sus exempresas para recordar que siguen vivos y sufriendo desempleo, miseria y hambre mientras los tres poderes obtienen gigantescos ingresos. 

6.  Así que Gobernadores no se subordinen más a las políticas nacionales que están al servicio del capital o son “de chile, dulce y de  manteca”; obedezcan su sentido común y hagan historia. No se están subordinando a las luchas de los profesores, sino que por primera vez están viendo los problemas de su pueblo que son esencialmente indígenas, campesinos y gente pobre que ha sido abandonada por los gobiernos al servicio de los ricos. Saben que de los 115 millones de mexicanos el 70 por ciento vive en la pobreza, la miseria, el desempleo y la indigencia. Gobernar en beneficio de algunos miles de multimillonarios es fácil, pero la historia les va a condenar, les va a mandar a la basura putrefacta. Los maestros de la CNTE no buscan imponerse; sólo quieren que la educación y sus principios se respeten y por ello parecen dispuestos a morir. 
loading...