loading...

miércoles, abril 24, 2013

Desata su ira CETEG contra partidos, destruyen sedes en Guerrero

Seguidores del Movimiento Popular Guerrerense armados con palos, piedras y varillas, vandalizaron las instalaciones del PAN y Movimiento Ciudadano rompiendo ventanas y puertas.

Chilpancingo, (Milenio).- Seguidores del Movimiento Popular Guerrerense y de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero destruyeron las instalaciones del Partido Acción Nacional y Movimiento Ciudadano en Chilpancingo, Guerrero.

Los agresores encapuchados vandalizaron las instalaciones de ese partido, destruyendo puertas y ventanas con palos, piedras y varillas. En el interior también hicieron pintas en contra del blanquiazul.

Es una situación reprobable, no comprendemos la situación de vandalismo que están haciendo los maestros en Guerrero, dijo para Milenio el diputado panista, Jorge Camacho.

El diputado Jorge Camacho afirmó que no se debe solapar ni permitir acciones como éstas. “Estamos en una situación de mucho peligro y de mucha gravedad”, advirtió.

El diputado panista hizo un llamado a las autoridades del estado para que envíe seguridad “porque ahí está en peligro la vida de los trabajadores”.

“No compartimos el vandalismo que se está dando en Guerrero”, dijo.

Jorge Camacho solicitó al gobierno estatal las garantías para que estos hechos no queden impunes.

Dijo que la dirigencia del partido en Guerrero levantará las denuncias pertinentes para que se actúe en consecuencia.

Chilpancingo, sin capacidad para controlar protestas

El presidente municipal de Chilpancingo, Mario Moreno, reconoció que su administración no tiene la capacidad para controlar y enfrentar la manifestación de los integrantes del Movimiento Popular Guerrerence, quienes realizan actos vandálicos en varias instalaciones.

“No tenemos la capacidad para enfrentar una turba de 4 mil personas, no voy a exponer a 400 o 500 agentes que tengo a mi cargo para generar un conflicto. Ya solicitamos el apoyo federal”, reconoció.

El funcionario calificó la actitud de los inconformes como intolerante y provocativa, por lo que han solicitado el apoyo al gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, así como a autoridades federales.

Entrevistado en MILENIO, el alcalde explicó que están realizando operativos para desviar la circulación y evitar que los habitantes salgan afectados o lesionados.

“La actitud de los maestros raya en la intolerancia, no vamos a caer en la provocación. Estamos armando operativos para desviar la circulación y evitar que haya confrontación con la ciudadanía”.
loading...