loading...

jueves, abril 11, 2013

Corea del Norte mueve misiles para obstaculizar labores de inteligencia de sus adversarios

Soldados surcoreanos observan la frontera con Corea del Norte.

Europa Press

Corea del Norte ha movido varios misiles balísticos en su costa oriental para obstaculizar la labor de Inteligencia de Corea del Sur y Estados Unidos, ante la inminencia de un nuevo lanzamiento, según han informado varias fuentes a la agencia de noticias Yonhap.

El ministro de Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung Se, ha confirmado hoy que Corea del Norte podría lanzar "en cualquier momento" un misil 'Musudan', de alcance medio --entre 3.000 y 4.000 kilómetros-- desde su costa oriental.

Yun ha hecho estas declaraciones después de que un funcionario estadounidense aseverara a la cadena CNN que Corea del Norte se dispone a lanzar un misil balístico 'Musudan' desde su costa oriental, porque ya le han inyectado el combustible y colocado en una lanzadera.

Por su parte, fuentes del Gobierno de Corea del Sur han apuntado a la agencia de noticias Yonhap que, en caso de que fallara, podría lanzar varios misiles balísticos 'Musudan' y 'Nodong' --de medio alcance-- y 'Scud' --de corto alcance-- desde sus costas oriental y occidental.

Todas las versiones coinciden en que el primer lanzamiento podría llevarse a cabo el próximo 15 de abril, para que coincida con la fecha del nacimiento del fundador de la patria norcoreana, Kim Il Sung, abuelo del actual líder norcoreano, Kim Jong Un.

No obstante, fuentes de Inteligencia han revelado este jueves a Yonhap que el régimen comunista ha estado sacando y metiendo misiles balísticos 'Musudan' de un hangar ubicado en la ciudad de Wonsan, ubicada en la costa oriental.

"Han estado moviendo continuamente sus misiles balísticos en un hangar que saben que está controlado por surcoreanos y estadounidenses", ha dicho una de las fuentes. Otra ha apuntado que el objetivo es "fatigar" a sus servicios de Inteligencia.

"ESTADO DE GUERRA"

En las últimas semanas, el Gobierno de Kim Jong Un ha declarado el "estado de guerra" en la península coreana y ha amenazado con atacar las bases militares que Estados Unidos posee en las islas de Hawai y Guam y en Japón.

En este sentido, ya ha notificado "formalmente" a la Casa Blanca que ha "ratificado" el posible lanzamiento de un ataque "sin compasión" contra objetivos estadounidenses, incluido un "ataque nuclear diversificado".

El régimen comunista ha atribuido todas estas medidas a las amenazas proferidas por Corea del Sur y Estados Unidos, con las que "han rebasado los límites", pasando de "la fase de la amenaza y el chantaje a la temeraria fase de guerra actual".

Estos movimientos se enmarcan en la escalada de tensión regional, que comenzó el año pasado, con los lanzamientos de cohetes de largo alcance de abril y diciembre, y que ha continuado en 2013, con la prueba nuclear del pasado 12 de febrero, por parte de Corea del Norte.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha condenado estas acciones, al considerar que violan las resoluciones que prohíben a Corea del Norte desarrollar y usar tecnología nuclear y de misiles balísticos.
loading...