loading...

lunes, abril 15, 2013

Corea del Norte celebra el Día del Sol en medio de la crisis nuclear

COREA DEL NORTE, (AGENCIAS).- Varios norcoreanos participan en una ofrenda floral delante de las estatuas del fundador de Corea del Norte, Kim Il-sung, y de su hijo Kim Jong-il en Pionyang (Corea del Norte), con motivo de la celebración del 101 aniversario del nacimiento del fundador del país Flores en lugar de misiles: con motivo del 101 aniversario del nacimiento del fundador de la república, Kim Il-sung, Corea del Norte ha aparcado por el momento su temida demostración de fuerza militar para centrarse en las celebraciones.

Parejas bailando en las calles de la capital norcoreana, flores por todas partes y un maratón internacional: la aislada Corea del Norte ofrece desde hace días un auténtico programa festivo que contrasta con sus últimas amenazas de guerra. Hoy, como en los días pasados, los norcoreanos celebraban el cumpleaños del abuelo del actual mandatario, Kim Jong-un, con eventos culturales y deportivos.

En contra de las expectativas, no hubo grandes desfiles, según medios surcoreanos, y tampoco se produjo el temido test de un misil de medio alcance, por el momento. Pese a ello, no está aún a la vista una distensión entre Pyongyang y el resto del mundo.

El ministro de Defensa surcoreano, Kim Kwan-jin, advirtió hoy que Corea del Norte podría lanzar una provocación independientemente de las circunstancias políticas. “Nosotros estaríamos totalmente preparados en el caso de un ataque”, dijo ante el Parlamento de Seúl, tras las amenazas de guerra vertidas por Pyongyang en las últimas semanas contra Corea del Sur y Estados Unidos en respuesta a la ampliación de sanciones de la ONU tras su test nuclear de febrero.

Sólo hace unos días, Corea del Norte recomendó a las embajadas extranjeras en Pyongyang que desalojaran sus edificios, ante el peligro de una guerra nuclear. Pero el domingo, atletas de varios países participaron en el hasta ahora mayor espectáculo internacional de maratón en Pyongyang.

En el extranjero se esperaba que el líder Kim Jong-un utilizara el aniversario de su abuelo para hacer una demostración de fuerza militar. Desde hace días, sobre la región pende la amenaza de nuevos test misilísticos. Los Ejércitos de Corea del Sur y Estados Unidos ven indicaciones de que Corea del Norte podría lanzar uno o dos misiles de medio alcance.

Sin embargo, Kim utilizó el cumpleaños del ex dictador cubierto de honores divinos para mostrar la unidad entre el régimen y los ciudadanos, creen los analistas. Algo especialmente importante para el joven líder en medio de la escalada del conflicto. Pese a las amenazas, nadie en realidad cree que Corea del Norte se atreva a provocar una guerra, en vista de la superioridad militar estadounidense. ¿Pero cuál será la próxima carta que enseñará Kim Jong-un en el póker nuclear?

“El dictador busca una salida de esta situación para guardar la cara”, opina el investigador Kim Jin-ha del Instituto para la Reunificación Nacional de Corea (KINU) en Seúl. Para ello, Kim necesita tiempo, afirma el experto. Con las visitas del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, a Corea del sur, China y Japón en los últimos días se elevó la presión a Pyongyang. “Y el gobierno surcoreano muestra gestos de que está dispuesto al diálogo”. Pero Corea del Norte rechazó la oferta en una primera reacción.

Durante su gira asiática, Kerry no sólo advirtió a Corea del Norte contra un lanzamiento misilístico. Junto con Japón y Corea del Sur, Estados Unidos señaló también su disposición al diálogo. Pero dejó también claro que Pyongyang debe dar pasos creíbles hacia una desnuclearización. Washington elevó también la presión sobre China para que Pekín influya con mayor fuerza sobre su tradicional aliado.

El líder norcoreano ya logró algunos de sus objetivos con el test nuclear y las amenazas, según opinan los expertos. Entre otras cosas, ya ha logrado la atención plena de Estados Unidos. Pero a la vez Kim siente la presión del Ejército, que sigue apostando por las demostraciones de fuerza. Por otro lado aumenta la presión para que vuelva a poner en pie la maltrecha economía del país y mejore las condiciones de vida de los ciudadanos norcoreanos.
loading...