loading...

miércoles, abril 03, 2013

Congreso de Guerrero rechaza reforma educativa; maestros reactivan protestas

EZEQUIEL FLORES CONTRERAS

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Con 35 votos a favor y siete en contra, el Congreso local rechazó la iniciativa del gobernador Ángel Aguirre Rivero y el magisterio local a la propuesta de contrarreforma en materia educativa.

En respuesta a la negativa de los diputados, maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) realizaron una marcha al zócalo de esta ciudad, donde acordaron las acciones a seguir, e informaron que pedirán el apoyo de los padres de familia.

Por su parte, la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Acapulco presentó una denuncia ante el Ministerio Público en contra de la CETEG por daños y ataques a vías de comunicación, asociación delictiva y agravio a empresas agremiadas.

Este mediodía, los diputados locales avalaron el dictamen con proyecto de decreto que declaró improcedentes la mayoría de las propuestas de la reforma enviada por el Ejecutivo al Congreso local el pasado 23 de marzo, por considerar que “se contrapone” a la reforma federal en materia educativa.

El dictamen legislativo retomó únicamente el tema de la prohibición de “cuotas escolares” y, en ese sentido, modificó el artículo sexto de la Ley Estatal de Educación.

El magisterio disidente y estudiantes de las nueve normales públicas de la entidad habían demandado a los diputados locales la aprobación total de la iniciativa de reforma a la ley estatal que pactaron con el gobierno estatal.

Al no obtener la respuesta esperada, alrededor de tres mil integrantes de la CETEG, estudiantes normalistas y miembros de varias organizaciones sociales marcharon por calles de esta capital y realizaron un mitin en el zócalo, donde anunciaron la reactivación de sus acciones de protesta.

El dirigente de la CETEG, Gonzalo Juárez Ocampo, lamentó “el doble discurso” del gobernador, quien –dijo– les hizo creer que los diputados locales aprobarían la iniciativa que propuso el magisterio disidente, y calificó de “sumisos” y “traidores” a los integrantes del Congreso estatal por apegarse a la política del presidente Enrique Peña Nieto.

“Los diputados que rechazaron la reforma a la ley local tendrán que asumir el costo político, pero sobre todo el PRD y el gobernador Aguirre. Vamos a vernos en el 2015”, expresó el dirigente magisterial, en referencia al proceso electoral que se avecina.

La sesión en el Congreso local inició a las 08:30 horas, en medio de un cerco policiaco que resguarda la sede del Poder Legislativo, ante una posible reacción de los profesores.

La secretaria de la mesa directiva, Laura Arizmendi, de Movimiento Ciudadano, dio lectura al dictamen elaborado por integrantes de las comisiones de Educación, Presupuesto y Cuenta Pública y Desarrollo económico, que determinó “improcedente” la iniciativa cetegista y del gobierno estatal, por considerar que la propuesta local contraviene a la reforma federal en materia educativa.

En esencia, el dictamen firmado por los diputados Óscar Bello, del PRD; Marcos Efrén Parra Gómez, de Acción Nacional y Víctor Salinas Salas –también perredista y exdirigente de la Sección XIV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE)–, plantea: “Ninguna ley secundaria está por encima de la Constitución”.

Alrededor de las 12:15 horas, la resolución que rechaza la iniciativa de reforma propuesta por la CETEG y avalada por el Ejecutivo fue puesta a disposición del pleno, que la avaló por mayoría.

En tanto, los siete diputados perredistas que se negaron a dar el sí al dictamen advirtieron sobre posibles reacciones del magisterio disidente y calificaron de “rufianes” a sus correligionarios, quienes rechazaron las reformas a la ley estatal de educación planteadas por la CETEG.

También lamentaron el hecho de que Aguirre Rivero desactivara momentáneamente el conflicto magisterial, al avalar una serie de reformas propuestas por los cetegistas y descargar su responsabilidad en el Congreso local.

Luego del rechazo a la propuesta de la CETEG, el gobierno estatal, a través de la Secretaría de Educación, se deslindó de la iniciativa de la reforma enviada al Legislativo.

“El gobierno estatal nunca ha promovido una contrarreforma educativa, ni mucho menos ha puesto en duda los preceptos del Pacto por México en materia educativa. Sería atentar contra los principios educativos”, puntualizó en un comunicado.

De acuerdo con el documento, la iniciativa de reforma que rechazó el pleno legislativo “no es una propuesta emergida” del gobierno estatal, sino de la CETEG.

Añadió:

“El Ejecutivo estatal fungió como un enlace entre los maestros y el Legislativo, turnando únicamente al Congreso del estado para su análisis la citada iniciativa”.

Asimismo, hizo un llamado a los cetegistas para que “asuman con seriedad y responsabilidad” los acuerdos tomados en las mesas de trabajo.
loading...