loading...

jueves, marzo 07, 2013

Deslindes


AMLO frente a Chávez
Ebrard y Mancera
Sobre cáncer inducido

Julio Hernández López / Astillero

Andrés Manuel López Obrador se tropezó a la hora de deslindarse de Hugo Chávez. Como si lo más importante fuese la fijación de su postura personal y no la condolencia generosa hacia un hombre que significó el cumplimiento desde el gobierno de algunos de los planteamientos que el tabasqueño ha propuesto pero no ha podido ejercer desde el poder nacional, el constructor de Morena colocó por delante de un tuit funerario la toma de distancia: No tuve vinculación con Chávez. Mis adversarios usaron su imagen para atacarme. Luego de esas doce palabras expiatorias, pasó a dejar el mensaje protocolario: Expreso mi pésame a sus familiares, amigos y a su pueblo.

El tuiteo de López Obrador tiene una virtud esclarecedora, pues permite apreciar los perfiles y el contenido de la propuesta política que ha sostenido hasta ahora y que no corresponde a la izquierda real. A quien ha sido dos veces candidato presidencial le sigue pareciendo necesario repeler cualquier vinculación con un personaje que logró viabilidad electoral para desarrollar desde el poder, frente a las mafias venezolanas y estadunidenses del poder (entre otras), un proyecto de socialismo que llevó verdaderos beneficios a amplias capas populares que hoy están listas para defender en las calles la continuidad de los cambios conseguidos.

A Marcelo Ebrard le urge deslindarse de Andrés Manuel López Obrador y del tufo de izquierdismo anticuado que cree encontrar en él. Entrevistado por Milenio, el aspirante a presidir el PRD y a ser candidato presidencial en 2018 dejó pasar, sin contradecirla, la pregunta respecto al costo que tuvo haber cedido a Andrés Manuel la candidatura presidencial ( http://bit.ly/15yDUXk). Diciendo sin decir, dejó correr la versión de la cesión: Todas las opciones políticas que tomes en tu vida tienen costos. El costo de haber ido y de haber desconocido la encuesta... habría yo dividido en dos a la izquierda mexicana y probablemente habría puesto en riesgo la ciudad de México, tal vez Tabasco, por supuesto, también Morelos, amén de tener menos diputados y senadores que se obtuvieron. Entonces el costo habría sido muy grande. El punto fue reforzado por Jesús Ortega, el decisorio factor de poder en la estructura del PRD, quien dijo a Carlos Puig que Ebrard se había hecho a un lado para ceder su lugar como candidato presidencial a AMLO. La postura de Ortega tiene sustento en lo que planteó desde noviembre de 2011: Pienso que el resultado de las encuestas realizadas para definir al candidato de las izquierdas no es contundente y se sostiene en una diferencia muy estrecha. Lo cierto, a fe de esta columna que en su momento precisó la incongruencia de confiar a las artes de las encuestas (tan repudiadas en el ámbito lopezobradorista) una resolución netamente política e ideológica, es que con la oportunidad debida no se informó de los términos en que se realizaron esos presuntos estudios de opinión, ni se aportaron asideros a la confiabilidad, quedando todo en un arreglo de dos, en una cúpula que decidió candidatura presidencial para el tabasqueño y cesión del Distrito Federal como pago inmediato a Ebrard y su equipo.

A Miguel Ángel Mancera le urge deslindarse de Marcelo Ebrard para intentar la construcción de su propia hoja de servicios y una eventual candidatura presidencial. Ayer, luego de salir de una reunión con el elenco principal del PRD y trazar proyectos políticos conjuntos, el ex procurador ebrardista creyó necesario puntualizar que el jefe del gobierno de la ciudad de México es él y no su antecesor. Copado por el marcelismo que le impuso varios de los principales cargos en el nuevo gobierno capitalino, y amenazado en su presunto crecimiento como carta presidencial para 2018 por el mismo Marcelo, que anda en desesperada campaña de reposicionamiento (ha anunciado hasta un Carnal Tours que le llevará por el país dando pláticas y entrevistas), Mancera ha cerrado tratos con el perredismo chucho, que tampoco desea abrirle a Ebrard la puerta que habían convenido el año pasado, antes del encarecedor Pacto por México, y pretende sostener tan buenas relaciones con el peñismo que, en una frase de colección, ha dicho que al PRI y a su gobierno se le habrá de criticar cuando se le tenga que criticar ( http://bit.ly/YdDHlY ). Pero no más.

En otro tema, el doctor Mauricio Mora Pale comenta que, a diferencia de lo planteado en la entrega de ayer de esta columna, con base en lo expresado por Nicolás Maduro, a él sí le parece desproporcionado sugerir la hipótesis de que Hugo Chávez fue atacado por sus enemigos históricos con el cáncer que acabó su vida: El único argumento es que a otros políticos de izquierda les ha dado cáncer en el pasado reciente (tampoco meparece que sea masivo, estamos hablando de tres o cuatro personas). El vicepresidente Maduro no tiene ninguna prueba científica que valide tal afirmación, al punto de que propone que algún día se forme una comisión científica que evalúe tal hipótesis.

Desde el Centro de Biotecnología y Estudios Interdisciplinarios del prestigioso Instituto Politécnico Rensselaer, con sede en Troy, estado de Nueva York, el veracruzano con doctorado en ingeniería química por la UNAM expresa: “Me parece que se están dejando ganar por el dolor (…) pero me parece desconocen lo complejo de esta enfermedad (desde un punto de vista científico) cuyas causas pueden ser muy diversas. Puedo entender que los análisis políticos se hagan para analizar la labor de Chávez como presidente, y en esta área seguramente leeremos un sinfín de opiniones de diversos matices, pero darle eco a semejante dicho me parece más el ánimo de generar polémicas que en poco contribuyen al análisis y que no tienen ningún sustento racional, y no es más que una cuestión de fe en las palabras de Maduro”.

Y, mientras Mónica Arriola y otros familiares tratan de deslindarse aunque sea judicialmente de Elba Esther Gordillo, ante el amago de más acciones penales contra involucrados en las andanzas financieras de la chiapaneca presa, ¡hasta mañana, con el gran Gabo cumpliendo 86!
loading...