loading...

jueves, marzo 28, 2013

Corea del Norte corta la comunicación militar con Corea del Sur

MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- El gobierno de Corea del Norte anunció hoy que cortará el último canal de comunicación su vecino Corea del Sur ante la posibilidad del inicio de la guerra.

La medida se da un día después de que la administración de Pyongyang dio a conocer que puso sus misiles en posición de combate hacia  Seúl y Estados Unidos.

Según información difundida por la agencia Reuters, Corea del Norte ya dejó de responder los llamados de los militares estadunidenses que supervisan la Doza Demilitarizada (ZDM), fuertemente armada, y tampoco atiende la línea de la Cruz Roja que habían usado los gobiernos de ambas partes.

“Ante la situación en que una guerra pueda surgir en cualquier momento, no hay necesidad de mantener comunicaciones militares entre el norte y el sur.

“No existe ningún canal de diálogo ni comunicaciones entre la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte) y Estados Unidos ni entre el norte y el sur” de la península coreana, dijo un portavoz militar a la agencia de noticias KCNA de Pyongyang.

Esta medida es la última de varias advertencias previas lanzadas por de Pyongyang como respuesta a las nuevas sanciones impuestas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tras la tercera prueba nuclear que realizó Corea del Norte en febrero pasado.

También son una respuesta a los ejercicios militares “hostiles” que llevan a cabo en conjunto Estados Unidos y Corea del Sur.

A pesar de las férreas advertencias, analistas consideran poco probable que Corea del Norte de arriesgue a iniciar formalmente un conflicto bélico.

Técnicamente ambas Coreas permanecen en guerra dado que su conflicto civil entre 1950 y 1953 terminó con un armisticio -no con un tratado- que el Corea del Norte afirma fue hecho añicos desde entonces.

A lo largo de los años ha permanecido un “canal de diálogo” usado diariamente para procesar información de surcoreanos que trabajan en el proyecto industrial Kaesong, donde 123 firmas de Corea del Sur emplean a más de 50 mil norcoreanos en la fabricación de productos para el hogar. Alrededor de 120 surcoreanos suelen estar en promedio en Kaesong.

Este es el último proyecto conjunto que queda activo entre ambas Coreas y uno de los pocos proyectos de Corea del Norte generadores de dinero: produce dos mil millones de dólares anuales en comercio con el sur y se considera poco probable que Pyongyang lo cierre.

Seúl cortó la mayor parte de la asistencia y el comercio con Corea del Norte en respuesta al tiroteo contra un turista surcoreano por parte de Pyongyang y el hundimiento de una embarcación por el que responsabiliza a su vecino del norte.

Ante la amenaza de guerra, el gobierno de Corea del Sur informó que tomará medidas para garantizar la seguridad de sus trabajadores en Kaesong, aunque no dio detalles al respecto.
loading...