loading...

miércoles, febrero 06, 2013

El PRI quiere el control del Ifai


País de rumores
El superpeso está delicado de salud

Enrique Galván Ochoa / Dinero

Si alguna posibilidad remota existe de que algún día lleguemos a conocer qué sucedió realmente en el complejo Pemex, quedaría cancelada si el senador Manlio Fabio Beltrones consigue controlar el Ifai –el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos. Pretende que los actuales comisionados sean remplazados. Sería muy falto de elegancia que Beltrones, o su partido, presentaran directamente la iniciativa, así que, astuto como es, le encargó el trabajito a alguien más. ¿A quién creen? A su yerno, Pablo Escudero, que cobra como senador del Verde. ¿Puede tener éxito la maquinación? Sí, porque en estos días se discutirá en la Cámara de Diputados la reforma constitucional que incorpora cambios al Ifai, y uno podría ser el cese de los comisionados.

Candidatos al cese

¿Recuerdan sus nombres? A Gerardo Laveaga, nuevo presidente del Ifai, se le cuestiona por ser ex condiscípulo de Felipe Calderón en la Escuela Libre de Derecho, aunque asegura que el ex presidente ni lo saludaba; a Jacqueline Peschard, ex presidenta, se le atribuye el negocito inmobiliario de fin de sexenio por la compra del nuevo edificio; María Elena Pérez-Jaén se ganó el puesto con su exaltado antilopezobradorismo; Sigrid Arzt, una presunta espía que llegó del Cisen, y Ángel Trinidad, frustrado aspirante a la presidencia del instituto, fue quien desató la crisis cuando atacó a Laveaga, por la que ahora todos pueden quedarse sin su bien pagada chamba. El Partido Acción Nacional se opone a su remoción. La senadora Marcela Torres, de Querétaro, me dice en un mensaje de Twitter que su partido no lo permitirá por el riesgo de que el Ifai quede sujeto a chantajes, presiones y manipulación del actual gobierno.

El país de los rumores

Los rumores sobre la explosión en Petróleos Mexicanos recorren la República de norte a sur y de océano a océano. Es muy sugerente el análisis sobre la rumorología elaborado por la firma de inteligencia global Stratfor. Dice que ‘‘rumores no confirmados indican que un aparato explosivo pudo haber causado el estallido el 31 de enero en la planta baja de las oficinas centrales de Pemex, en la ciudad de México. De acuerdo con otros rumores no confirmados, otros dos aparatos explosivos no estallaron. Si esas versiones son verdaderas finalmente podrían ofrecer claridad sobre la explosión, la cual dejó al menos 32 personas muertas y más de 100 lesionadas’’. Stratfor agrega que ‘‘aunque el autor de un posible ataque es desconocido hasta el momento, el evento podría indicar una gama de posibles desafíos políticos para la administración del nuevo presidente Enrique Peña Nieto’’. En la parte final de su análisis, Stratfor dice que es posible que la explosión haya sido un completo accidente –una fuga de gas natural o el estallido de un transformador porque, en efecto, muchos reportes de prensa han apuntado hacia el pobre récord de mantenimiento de Pemex como una probable explicación. Rumores, rumores, rumores, por la falta de claridad y coherencia.

Y, además, tormenta

El dólar se cotiza en la frontera norte a $12.40, lo que significa la resurrección del superpeso, aun cuando el Índice Big Mac dice que está subvaluado. No es un síntoma de salud financiera, sino de enfermedad, el nocivo efecto de la llegada de capitales golondrinos por miles de millones de dólares. Advierte Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, que está formándose la ‘‘tormenta perfecta’’ en los países emergentes donde se presenta el fenómeno. Sin embargo, no dice cómo enfrentarlo. En Costa Rica, por ejemplo, donde también enfrentan la invasión de capitales especulativos –huyen de la inestabilidad de Europa y Estados Unidos–, la presidenta Laura Chinchilla se dispone a imponer un gravamen que los golondrinos deberán pagar cuando alcen el vuelo.

e@Vox Populi

Asunto: el gas natural no explota

Vecinos de las colonias Condesa, Cuauhtémoc, Juárez y Roma estamos en resistencia contra Gas Natural Fenosa (GNF), que introduce sus ductos en el antiguo lecho lacustre. Esta zona central de la ciudad tiene un suelo inestable lo que, unido a la sismicidad, crea alto riesgo. Aquí tiembla todos los días y a cada rato; basta con que pase un vehículo pesado o a gran velocidad, aunque sea un auto pequeño. La avaricia de los nuevos encomenderos los lleva a extremos de locura: el licenciado Juan Simón Santos, de Gas Natural Fenosa, ha llegado a ‘‘demostrarnos’’, con un simple encendedor, que ‘‘el gas natural no explota’’. Lo hemos invitado a hacer su experimento dentro de una caja de lámina con un encendedor más grande y retardando la chispa. Seguramente no volvería a decir tonterías. También le preguntamos de qué murieron las 30 víctimas de Reynosa y le hemos explicado cómo las cavernas que se forman en nuestras colonias pueden propiciar un drama peor que el de la ciudad de Guadalajara y entonces las víctimas no serían 30 ni 300 sino 3 mil o más.

José Alba de Santos /Distrito Federal

R: A ver, a ver, más despacito. El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dice que fue una acumulación de gas natural lo que provocó la explosión en el edificio de Pemex y la gasera les dice lo contrario. ¿O cómo?

Twitter

Saben hasta el foco que detonó la chispa de la explosión, pero no saben de dónde provino el gas.

@_mauduran

¿En que mejoró tu vida y la de tus hijos con la venta de Ferrocarriles Nacionales o de Teléfonos de México? #ElPetróleoNoSeVendeSeDEFIENDE

@GATOHK

Javier Laynez, procurador fiscal de la Federación: hay cuatro tipos de responsabilidades por corrupción: política, civil, penal y administrativa.
loading...