loading...

miércoles, febrero 06, 2013

Adelanta Gordillo su epitafio: “Aquí yace una guerrera y como guerrera murió”

Apro

La presidenta vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, quien se autocalificó como “una guerrera”, dio su aval a la reforma educativa que impulsa el presidente Enrique Peña Nieto, pero no la que “de manera demagógica”, dijo, aprobaron en el Congreso.

De acuerdo con Gordillo, la reforma educativa que llegó a la Cámara de Diputados fue acordada por el PRI, el PRD y el PAN, “no es la reforma del presidente Peña, es la reforma de una mesa de negociación donde un presidente tiene que negociar con otros sectores, por eso debemos estar alertas y claros de que no nos confunda nadie: estamos con el presidente en el esfuerzo de la modernización educativa, estamos con él para profundizar la calidad de la educación, no estamos con el Congreso por la palabra ‘permanencia’, no lo vamos a permitir, exigimos el respeto a nuestros derechos”.

La dirigente magisterial aseguró que los maestros son amigos de Peña Nieto “y lo seguiremos siendo por el bien de la patria”.

“Estamos de su lado”, insistió durante la conmemoración del 36 aniversario de la unidad de la sección 36 del magisterio del Valle de México, donde estuvo presente el gobernador Eruviel Ávila.

Los maestros, añadió la líder magisterial, pueden ser amorosos, pero también firmes “y dispuestos como guerreros”.

Sobre su eventual retiro del SNTE, señaló que ella puede irse en cuanto los maestros lo decidan, y que con ella no terminará la historia de ese gremio.

“Ni amenazas ni nadie me va a intimidar para morirme así, y quiero morir con un epitafio: aquí yace una guerrera y como guerrera murió”.

Casi a punto del llanto, la líder magisterial señaló que todo lo que tiene y es se lo debe a los maestros, y pidió al gobernador del Estado de México hacerle saber al presidente Enrique Peña Nieto que los maestros son sus amigos “y lo seguiremos siendo por el bien de la patria”.
loading...