loading...

viernes, enero 18, 2013

Suma Estados Unidos cuartel de entrenamiento a creación de la “CIA Mexicana”

Apro

El gobierno de Estados Unidos incrementará la ayuda que presta a la administración de Enrique Peña Nieto en su lucha contra el narcotráfico con la apertura de un nuevo cuartel de operaciones especiales, en el que serán entrenados efectivos mexicanos para que desplieguen acciones militares contra capos de los cárteles de la droga.

De acuerdo con un despacho de la agencia AP, el programa de operaciones especiales ya ha ayudado al gobierno mexicano a establecer su propio Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en la Ciudad de México, un órgano similar a la CIA estadunidense, como destacó Proceso en su edición de esta semana, la 1889.

El lunes 14, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, confirmó la creación de la “CIA mexicana” durante el acto de nombramiento de Jaime Martínez Veloz como nuevo comisionado para el Diálogo y la Negociación en Chiapas.

“La información que salió (en Proceso) es una información que se trabaja en la transición respecto a la necesidad de hacer una fusión de toda la información, pero por supuesto que la vamos a trabajar nosotros”, acotó.

Y este jueves se reveló que el Pentágono aumentará la ayuda que presta a México en el combate a los cárteles de la droga a través del establecimiento de un nuevo cuartel de operaciones especiales.

La información fue proporcionada por funcionarios estadunidenses y obtenida de documentos militares.

La asistencia podría servir para que Peña Nieto establezca una fuerza militar enfocada en las redes criminales que han sembrado el terror en varios estados de México, principalmente en el norte y que incluso han amenazado la frontera con Estados Unidos.

Cuartel en Colorado

Con sede en las instalaciones del Mando Norte en Colorado, el centro de operaciones especiales aprovechará un programa existente que ha permitido a militares, policías y agentes de inteligencia de México estudiar las operaciones antiterroristas de Estados Unidos.

El objetivo es mostrar a las autoridades mexicanas la forma en que las fuerzas de operaciones especiales estadunidenses construyeron una red entre varias agencias con el fin de eliminar a Osama bin Laden, líder de Al Qaeda, y sus seguidores.

El equipo de operaciones especiales en las instalaciones del Mando Norte ocupará un nuevo cuartel, encabezado por un general en vez de un coronel, de acuerdo con un memorándum firmado el 31 de diciembre por el secretario de la Defensa, Leon Panetta.

Esa medida da al grupo más autonomía y el número de personas en la instalación podría elevarse de 30 a 150, lo que significa que el centro podría ampliar sus misiones de entrenamiento con las fuerzas mexicanas, pese a que no se asignen nuevos recursos a la misión.

Incluso, el programa de operaciones especiales ha ayudado ya a que las autoridades mexicanas establezcan su propio centro de inteligencia en la Ciudad de México, para luchar contra las redes delictivas.

Ese centro se diseñó tomando como modelo instalaciones similares a las que se construyeron en zonas de guerra con el fin de enfrentar a Al-Qaeda en Afganistán e Irak, dijeron dos funcionarios estadunidenses.

Sin embargo, funcionarios militares mexicanos y estadunidenses han desestimado el cambio y se desconoce si el gobierno de México accederá a redoblar su entrenamiento.

“Sólo estamos colocando a un comandante a cargo de las cosas que hacemos ya”, atajó el vocero del Mando Norte, capitán de la Armada Jeff Davis.

Por su parte, la Cancillería de México envió por correo electrónico otra declaración, en la que afirmó que estaba al tanto de los cambios, sin emitir más comentarios.

El documento inicial que solicitaba a Panetta el establecimiento de este programa enfatiza su papel en la cooperación con México entre militares.

El documento fue firmado en septiembre de 2012 por el almirante Bill McRaven, de operaciones especiales, y por el general Charles Jacoby, del Mando Norte.

De acuerdo con un mando castrense, militares, funcionarios de inteligencia y jefes policiales de México han recorrido ya el cuartel general del Mando Conjunto de Operaciones Especiales en el Fuerte Bragg, Carolina del Norte, para ver la forma en que las fuerzas estadunidenses coordinan esfuerzos con aeronaves, embarcaciones y efectivos de mar y aire.

El viaje a Irak

Un pequeño grupo de funcionarios mexicanos, tanto militares como de inteligencia, también visitó el centro especial del mando en la base aeronáutica de Balad, en Irak, antes del retiro de las fuerzas estadounidenses en 2011, reveló un exfuncionario estadounidense.

Las fuentes estadunidenses aclararon que este intercambio de experiencias no significa que los equipos especiales de Estados Unidos realizarán operaciones contra blancos en México, o que incursionarán al país con sus propias armas.

México prohíbe que militares o autoridades estadunidenses porten armas en su territorio, con algunas excepciones, pero comandos de la Unión Americana han realizado misiones de entrenamiento en el pasado, confirmaron dos exfuncionarios militares estadunidenses y uno en funciones.
loading...