loading...

jueves, enero 10, 2013

Ratifican a Medina Mora, allegado a Salinas, como embajador de México en EU

Jesusa Cervantes / Apro

Eduardo Medina Mora Icaza, integrante del grupo político del expresidente Carlos Salinas de Gortari, fue ratificado por la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, como nuevo embajador de México ante Estados Unidos, en sustitución de Arturo Sarukhán.

Medina Mora fue una pieza clave del expresidente Salinas de Gortari que pudo insertar en los dos gobiernos panistas. Con Vicente Fox fue director del Centro de Investigación de Seguridad Nacional (Cisen), ahí estableció fuertes vínculos con la Agencia Central de Inteligencia (CIA), de Estados Unidos, al implementar los llamados “operativos espejo” en las fronteras del país luego de los atentados terroristas de 2001 en Nueva York y el Pentágono.

Como titular del Cisen, del 2000 al 2005, Medina Mora mantuvo contacto permanente con agentes estadunidenses en materia de seguridad.

Al morir Ramón Martín Huerta en un accidente aéreo, Fox designó a Medina Mora como secretario de Seguridad Pública.

En el sexenio del panista Felipe Calderón Hinojosa fue nombrado titular de la Procuraduría General de la República (PGR), sin embargo sus constantes diferencias con el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Genaro García Luna, y la idea de Calderón de que “jugaba doble al estar en su equipo de trabajo y al mismo tiempo impulsar la candidatura presidencial del entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto”, obligaron al entonces presidente a removerlo del cargo (Proceso, edición especial número 30).

De hecho, fue a través de Medina Mora que Calderón estableció contacto con el expresidente Carlos Salinas de Gortari para que le “abriera” las puertas de las televisoras durante su candidatura presidencial.

Calderón sabía de la influencia del salinismo en Televisa. Por ejemplo, el vicepresidente de Mercadotecnia y Comercialización de Televisa Radio era en ese tiempo uno de los alfiles del expresidente, Andrés Massieu Berlanga, quien fungió como su secretario particular en la Presidencia de la República. Salinas accedió por él y Calderón ya le debía su primer favor.

Al arribar Calderón a la Presidencia de México, Salinas de Gortari le cobró ése y otros favores que le había hecho, como el de ordenar la operación mediante dos de sus piezas en San Lázaro, Emilio Gamboa Patrón, coordinador de los diputados priistas durante 2006-2009, y de Manlio Fabio Beltrones Rivera, coordinador en el Senado, para que pudiera rendir protesta como titular del Ejecutivo federal.

Salinas le pidió a Calderón que ubicara a otro de sus alfiles, el abogado Juan Collado en la Secretaría de la Función Pública, sin embargo no le cumplió, pero el expresidente sí logró que nombrara a Medina Mora al frente de la PGR.

Justo cuando arrancaba la LX Legislatura federal 2009-2012, la operación política para que Enrique Peña Nieto lograra la candidatura del PRI a la Presidencia de la República arreció, fue entonces cuando Calderón supuso que Medina Mora estaba “jugando doble” y haciendo todo lo posible para que Peña Nieto lograra la posición, por lo cual éste renunció al cargo.

Sin embargo, Salinas no desprotegió a su amigo Medina Mora e intercedió nuevamente por él solicitando que fuera enviado de embajador a Inglaterra, lugar en donde residía el expresidente.

Durante su paso por la SSP, Medina Mora nombró como su coordinadora de asesores a la sobrina de Carlos Salinas de Gortari, Claudia Ruiz Massieu, y cuando éste pasó a la PGR, ella fue titular de la Coordinación de Planeación, Desarrollo e Innovación. Y en ese mismo tiempo estuvo Alberto Bazbaz Sacal, actual titular de la Unidad de Inteligencia Financiera.

Ahora, Medina Mora, otra pieza de Carlos Salinas de Gortari, es el nuevo embajador de México en Estados Unidos.
loading...