loading...

jueves, enero 10, 2013

Hartos del narco, pobladores toman armas en Guerrero

Ezequiel Flores Contreras / Apro

Desde hace cinco días, habitantes de Ayutla de los Libres y elementos de la Policía Comunitaria (PC) asumieron la seguridad pública de este municipio ubicado en la región de la Costa Chica, con el fin de expulsar a las bandas del crimen organizado que tienen asolada la región.

Este hecho nuevamente evidencia la ausencia de autoridad y la indolencia gubernamental frente a los índices de impunidad y violencia que persisten en la entidad.

El hartazgo ciudadano ante la incesante ola de asesinatos, extorsiones y secuestros ha desatado una serie de movimientos sociales, principalmente en la región de la Montaña, donde pobladores armados han buscado encarar a bandas de la delincuencia organizada, situación que ha exhibido presuntos nexos de autoridades locales con los criminales.

El año pasado, habitantes de los municipios de Huamuxtitlán, Xochihuehuetlán, Cualac y Olinalá decidieron armarse para expulsar a los delincuentes que operaban impunemente en esa zona de la región de la Montaña.

Ahora, el mismo fenómeno se replica en Ayutla de los Libres, lugar donde el 1 de marzo de 1854 se proclamó el Plan de Ayutla, pronunciamiento político proclamado por Florencio Villarreal y Juan N. Álvarez para desconocer a Antonio López de Santa Anna como presidente del país.

A partir de una serie de extorsiones y secuestros que tuvo su momento más ríspido el sábado 5, cuando secuestraron a Eusebio Alberto Alvarado García, comisario del poblado de Rancho Nuevo, municipio de Tecoanapa, indican reportes oficiales.

Enseguida, cerca de 400 pobladores de tres municipios, Tecoanapa, Ayutla de los Libres y Florencio Villarreal, con el apoyo de integrantes de la PC, se movilizaron para rescatar al comisario.

Debido a que se montaron retenes sobre la carretera federal que une estos municipios de la región de la Costa Chica, Alvarado García fue liberado y los secuestradores huyeron del lugar.

No obstante, los pobladores y los miembros de la Policía Comunitaria mantuvieron el retén en Ayutla y, el domingo 6, abatieron a tiros a un taxista que se resistió a ser revisado, refiere un parte de la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

Al respecto, esa dependencia integró una averiguación previa por el homicidio del taxista Cutberto Luna Chávez, de 40 años.

No obstante, apenas el martes 8 el gobernador Ángel Aguirre justificó la acción de los pobladores de Ayutla, al señalar que las acciones de autodefensa armada “se dan a la luz de la desesperación de la ciudadanía ante el crimen organizado y la ausencia de respuesta de las autoridades”, consignaron hoy medios locales.

Hasta el momento, unos 200 civiles armados mantienen un retén en la entrada y salida de la cabecera municipal de Ayutla de los Libres y aseguran que no van a retirarse del lugar hasta que expulsen en definitiva a miembros de bandas delincuenciales que operan en la zona.
loading...