loading...

lunes, enero 07, 2013

Bienvenidos a la realidad


Dos gasolinazos en 35 días
Alzas para arrancar bien

Carlos Fernández-Vega / México SA

Lástima, pero concluyó el mágico Lupe-Reyes. Bienvenidos a la cruda realidad, a la cuesta de enero (que como ya es tradición comenzó en noviembre), a la retiquetación, a los ajustes (eufemismo tecnocrático por aumentos) en precios y tarifas del sector público, a la hora del cobro de facturas por megaroscas en el Zócalo, pistas artificiales de patinaje, arbolitos navideños dignos del récord Guiness, a la prolongada fiesta por el advenimiento de nuevos gobiernos con rancias prácticas y demás bellezas que, quiéralo o no, paga con creces la ciudadanía, que ya no siente lo duro, sino lo tupido.

Se acabó la fiesta y con la resaca a cuestas vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas; se despertó el bien y el mal, la zorra pobre al portal, la zorra rica al rosal y el avaro a las divisas, cantaría el maese Serrat, en medio de alentadoras noticias: en 2012 México importó alimentos por casi 18 mil millones de dólares, 37.4 por ciento más que el ingreso por inversión extranjera directa; se compraron 12 veces más cereales de los que se exportaron; constante alza en precios de víveres en supermercados de la capital; alzas en los precios de tortilla, leche y demás alimentos básicos; megadeuda de las familias mexicanas por casi 600 mil millones de pesos, y, la cereza, otro gasolinazo para arrancar bien el año. Nada nuevo bajo el Sol, pero, eso sí, mucho ánimo, porque en 2013, ahora sí, te lo juro por ésta, las cosas van a cambiar, pues el nuevo gobierno sí sabe hacer las cosas.

Leer nota completa...
loading...