loading...

domingo, enero 27, 2013

¿Al-Qaeda en la torre Eiffel?: La guerra global del gas


Alfredo Jalife-Rahme / Bajo la Lupa

Ha sido muy ilustrativa la confesión de las partes interesadas desde Libia hasta Argelia, pasando por Malí, lo cual nos evita el relevo de exponer evidencias irrefutables, como reza el sacrosanto apotegma penal aplicable a los jihadistas de Al-Qaeda, quienes están siendo usados como carne de cañón en la prístina agenda geopolítica/geoeconómica de la OTAN, encabezada por Estados Unidos, con el fin de hacer prosperar triplemente sus objetivos en:1-Noráfrica/Sahara/Sahel: pletórica en materias primas, sobre todo, gas, uranio y oro. 2-La parte oriental del mar Mediterráneo (Gaza/Líbano/Chipre/Siria): pletórica en gas y 3-la región del golfo Pérsico: sobresaturada en hidrocarburos.

Bajo la Lupa (18/09/11) planteó la hipótesis de la guerra del gas que se libra en la costa oriental del Mediterráneo (desde Gaza hasta Siria), mientras que Réseau Voltaire (08/05/12) ha expuesto que detrás de la conflagración en Siria se encuentra el centro de la guerra del gas en el Medio Oriente.

La entrevista de Michael Maloof (MM), experto del Pentágono en la fase del bushiano Ronald Rumsfeld, al cada vez más imprescindible Russia Today (17/01/13), esclarece el empantanamiento de Francia como consecuencia de la intervención en su anterior colonia Malí que se puede convertir en su Afganistán.

MM hasta presagia un epílogo trágico (sic) al presidente Hollande y confiesa sin tapujos el papel que jugó el Comando de África (AfricaCom) de Estados Unidos en la formación y entrenamiento (¡súper-sic!) de los tuaregs –legendarios nómadas del Sahara/Sahel–, quienes luego desertaron extrañamente para aliarse a salafistas, quienes practican una lectura integrista del Corán, y a la franquicia de Al-Qaeda en el Maghreb (AQIM, por su sigla en inglés).

Maghreb significa la parte occidental del mundo árabe en contraposición de Al-Mashrek: su parte oriental. ¡Qué parecido con la telenovela del cártel de Los Zetas en México que repite el mismo guión, quizá del mismo autor! El experto pronostica que AQIM, a partir de sus reductos en Libia/Malí/Argelia, emprenderá ataques a Europa (¡súper-sic!).¿Al-Qaeda en la Torre Eiffel?

Nolens volens (sin querer queriendo) y en forma tangencial, MM advierte que también Rusia se encuentra amenazada debido a sus inversiones en la región. Su panorama es ominoso: situación peligrosa (sic) que rebasa a Malí per se. Puede afectar a Noráfrica entera (¡súper-sic!) y penetrar a Europa. ¡Uf !

¿Se trata de represalias anglosajonas por la repatriación del oro europeo de las arcas de la Reserva Federal? ¿Forma parte de la desatada guerra de las divisas entre el dólar y el euro por la prevalencia hegemónica en Occidente ante el ascenso irresistible del renminbi chino?

Malí exhibe siete fronteras incandescentes donde la franquicia AQIM se mueve increíblemente a sus anchas con precisión de alta tecnología Argelia (potencia gasera), Níger (pletórico en uranio), Burkina Fasso, Costa de Marfil, Guinea, Senegal y Mauritania.

La prensa china está preocupada y vislumbra detrás del nuevo montaje hollywoodense en Noráfrica/Sahara/Sahel un sabotaje deliberado a las cuantiosas inversiones de China en el continente africano. ¿Arrecia la guerra geoeconómica de la OTAN contra los BRICS en el continente africano?

The Jerusalem Post (22/01/13), muy cercano a los caducos neoconservadores straussianos/bushianos, revela perturbadoramente que la toma de la planta gasera de BP (again) en Amenas (Argelia), en la frontera con Libia, por la brigada de corte hollywoodense Khaled Abu Al-Abbas, rama de los jihadistas de AQIM,fue coordenada por un canadiense (¡súper-sic!) de apodo Chedad, lo cual arrojó 81 muertos en los enfrentamientos con el ejército argelino. ¿Un canadiense de la anglósfera ?

Mas allá del sensible factor humanitario, para el análisis geopolítico se decanta que la planta de marras exporta 10 por ciento del gas argelino a Europa (Stratfor; 21 y 25/01/13). Stratfor advierte que el gas norafricano desde Libia hasta Argelia ha sido puesto en jaque por AQIM.

El rotativo británico Morning Star (22/01/13) reporta que el canciller William Hague admitió que los terroristas (sic) portaban armas británicas (¡super-sic!) provenientes de la suculenta venta armas por Gran Bretaña al régimen de Khadafi, ulteriormente depuesto en Libia (pletórica en gas y agua fresca, sin contar sus evaporadas reservas de oro hoy controladas contablemente por la ocupación de la OTAN).

El portal de France 24 (22/01/13) pregunta si el diminuto emirato árabe del Golfo, Qatar, alimenta la crisis en el norte de Malí, donde los nómadas de la legendaria tribu de los tuaregs –que se mueven al ritmo de las arenas en el Sahara/Sahel norafricano– han instalado la república independiente del Azawad (el norte de Malí: abundante en oro) en conjunción con los salafistas/jihadistas que han impuesto la ley coránica integrista de la Sharia.

Mas allá de su exigüidad geográfica y militar, llama poderosamente la atención el papel preponderante que juega Qatar (tercera potencia mundial de gas natural y primer ingreso per cápita del planeta) en varios focos incandescentes del Medio Oriente con sus generosos financiamientos a los grupos salafistas/jihadistas y hasta los poderosos Hermanos Musulmanes en Egipto, Siria, Jordania, Gaza, Libia, Túnez etcétera. Qatar en sí solo es todo un tema a escudriñar.

France 24 cita al geopolitólogo Mehdi Lazar, especialista del tema Qatar, quien en la revista L’Express expone que Malí posee inmenso potencial en gas y petróleo y en su región norte –la secesionista Azawad– tiene ricos yacimientos de oro y uranio (¡súper-sic!)

A juicio de Thierry Meyssan (TM), director de Réseau Voltaire (21/1/13), la teatralidad de la intervención gala tienen como fin apoderarse del oro y uranio de Malí y abre la vía a la desestabilización de Argelia. TM es muy severo con su país natal: la técnica de injerencia francesa es una repetición de la administración Bush: utilizar a los grupos islámicos para crear conflictos, luego intervenir e instalarse bajo el pretexto de resolver los conflictos. ¿Será? ¿Existe tanta perfidia en el mundo? ¿Estamos ante un juego de trampas múltiples: Argelia cae en la trampa de Francia, que a su vez cae en la de Estados Unidos?

La evaluación estratégica del presidente ruso Putin y su canciller Lavrov expone que los eventos norafricanos son consecuencia de la intervención de Occidente en Libia y Siria. Se perfila una exquisita guerra por las materias primas, en particular de los hidrocarburos, que afecta la retaguardia y el abastecimiento de Rusia (como exportador) y China (como importador).

El más alto nivel de la cúpula de la OTAN no oculta su desprecio por el asesinato masivo de islámicos, como acaba de proferir el príncipe Harry, nieto de la reina Isabel de Inglaterra, quien afirmó que matar musulmanes es tan divertido como jugar a los videojuegos (librered.net 25/01/13).

Para la misántropa herejía neoliberal imperante en la OTAN lo relevante es el control de las materias primas cotizables; no la suerte de los humanos –tanto mejor si son islámicos, indígenas, mexicanos o latinos– sin cotización bursátil.
loading...