loading...

lunes, diciembre 17, 2012

México, el cuarto país más peligroso del mundo para los periodistas

Apro

De 139 periodistas que perdieron la vida en 29 países durante 2012, México se ubicó en el cuarto lugar –después de Siria, Somalia y Pakistán–, con 11 comunicadores asesinados mientras ejercían su profesión, según la Campaña Emblema de Prensa (PEC).

Sin embargo, “hay casos todavía no esclarecidos, por lo que la cifra podría aumentar”, de acuerdo con la organización no gubernamental.

Asimismo, detalló que en el año que está por concluir hubo un incremento de 30% en el número de periodistas asesinados respecto al 2011.

En un comunicado, el secretario general de la PEC, Blaise Lempen, señaló que 2012 “fue terrible debido a la crisis en Siria. Un buen número de periodistas han sido víctimas de este conflicto”.

Mencionó que tras el conflicto que tuvo lugar en Irak entre 2003 y 2006, la guerra de Siria se ha convertido en el episodio más sangriento para los periodistas desde el comienzo de este siglo, con un total de 36 muertos, de los cuales 13 trabajaban para medios extranjeros.

Después de Siria se sitúa Somalia entre los países más peligrosos, donde 19 periodistas perdieron la vida, y Pakistán ocupa el tercer lugar, con 12 periodistas muertos.

Por otro lado, tres países latinoamericanos continúan este año en la lista de los países más peligrosos.

En México, ubicado en la cuarta posición mundial, al menos 11 periodistas fueron asesinados, “debido a la violencia de los enfrentamientos entre el Ejército y los narcotraficantes”.

En Brasil sumaron 11 las víctimas registradas hasta el momento, y en Honduras se contabilizan al menos seis.

Filipinas ocupa el séptimo lugar con seis muertos, seguido por Bangladesh (cuatro). Tres periodistas fueron asesinados en los siguientes países: Eritrea (los tres decesos en prisión), India, Irak, Nigeria, y en Gaza durante los ataques israelíes.

En tanto, en Afganistán, Bolivia y Colombia, dos periodistas fueron asesinados en cada uno en 2012

Finalmente, se registró una víctima en cada uno de los siguientes países: Bahrein, Camboya, Ecuador, Egipto, Haití, Indonesia, Nepal, Uganda, Panamá, Rusia, Sudán del Sur, Tanzania y Tailandia.

En 2012, el Oriente Medio fue la región más afectada con 44 periodistas asesinados en total. América Latina viene en la segunda posición con 35 víctimas, seguida por Asia (31) y África (28). Sólo una de las víctimas se registró en Europa.

La PEC alertó que en promedio más de dos periodistas son asesinados cada semana.

A lo largo de los últimos cinco años, desde el 1 de enero de 2008 hasta la fecha, el número de periodistas asesinados llegó a 569, lo que en promedio representa 114 al año, o sea más de dos asesinados por semana.

Los países más peligrosos para el trabajo de los medios de comunicación durante el periodo 2008-2012 son: Filipinas (62 periodistas asesinados, de los que 32 fueron muertos en un solo día durante la masacre de Ampatuan (en noviembre 2009), México (con 59), Pakistán (53), Iraq (39), Siria (38), Somalia (37), Honduras (26), Brasil (22), Rusia (20) e India, donde 16 periodistas fueron asesinados.

Estos 10 países han acumulado, en cinco años, dos tercios del total de víctimas.

“Si el año 2012 fue el más sangriento para los periodistas desde la Segunda Guerra Mundial, también se caracterizó por una fuerte reacción internacional para reforzar la protección de los periodistas y la lucha contra la impunidad”, destacó Lempen.
loading...