loading...

martes, diciembre 11, 2012

Matanza de Acteal, “huella indeleble en mi vida política”: Chuayffet


Apro

A 10 días del decimoquinto aniversario de la matanza de 45 indígenas en Acteal, Chiapas, el entonces secretario de Gobernación, Emilio Chuayffet, confesó que ese hecho representa una huella “indeleble” en su vida política, aunque insistió en que ni él ni el presidente Ernesto Zedillo tuvieron responsabilidad jurídica alguna en el mismo.

En entrevista con Noticias MVS primera emisión, Chuayffet Chemor sostuvo que no hubo omisión de su parte como titular de Segob y que en su momento compareció ante las procuradurías General de la República (PGR) y General de Justicia del Estado de Chiapas (PGJE), y que lo volvería a hacer ante una instancia internacional si así, dijo, se lo requieren.

“Para mí, Acteal es una tragedia, una tragedia que no deja de dolerme, pero respecto de la cual las responsabilidades del secretario, en mi opinión, no existieron.

“Yo he asistido, he comparecido frente a los órganos de justicia a hacer las declaraciones pertinentes y se han dado las resoluciones judiciales que han señalado claramente quiénes tuvieron responsabilidad.

“Lamentaré toda mi vida que dentro del ejercicio como secretario de Gobernación se haya producido esa tragedia que fue espantosa”, admitió.

El actual secretario de Educación del gobierno de Enrique Peña Nieto reconoció que un par de meses antes de la tragedia, el obispo Raúl Vera puso sobre aviso a las autoridades, no de una posible matanza en Chenalhó, sino de posibles hechos violentos en 25 municipios de Chiapas que obligaron al gobierno federal a desplegar una estrategia preventiva.

“Pero es evidente que la conducta humana puede rebasar los elementos preventivos que tú puedas tener”, justificó.

–¿No siente esa carga de haber sino inactivo, omiso? –preguntó la periodista Carmen Aristegui.

–No fui omiso pero siempre sentiré que esa tragedia ha sido absolutamente indeleble en mi sentimiento como político.

–Y en el del país…

–Absolutamente, 45 muertos de los cuales un buen número de ellos eran niños.

Chuayffet consideró que la matanza fue producto de luchas intercomunitarias de la zona y no una consecuencia trágica de una estrategia paramilitar para combatir la insurgencia, aunque reconoció que sí participaron grupos paramilitares.

“Creo que fue lucha de comunidades intracomunitarias y también la intervención de grupos paramilitares, no militares, que se preparaban en todo el territorio en conflicto para resolver asuntos como el que motivó Acteal, que fue la propiedad o explotación de una mina de arena en Chenalhó”.

–¿Grupos paramilitares promovidos por el propio gobierno federal?

–No, por el gobierno federal no, yo estoy absolutamente claro que no.

–¿Quién patrocinó los grupos paramilitares?

–Bueno, quizás las fuerzas locales que estaban en el estado de Chiapas y a veces fuerzas locales que no tienen nada que ver con el estado sino con la comunidad.

La renuncia

Chuayffet Chemor también exculpó de responsabilidad en la matanza al expresidente Ernesto Zedillo, contra quien 10 familiares de víctimas de la tragedia emprendieron una acción legal en Estados Unidos para que se les indemnice por los trágicos acontecimientos.

Al respecto, adelantó:

“El presidente Zedillo, al igual que todos los que teníamos responsabilidades en materia política en México, pasamos por un proceso en el cual la autoridad judicial mexicana determinó quiénes tenían las responsabilidades directas del asunto y no estamos incluidos ninguna de las autoridades federales que fueron mencionadas en el caso”.

–¿Ni usted ni Zedillo tienen responsabilidad?

–Absolutamente

Tampoco, dijo, ve detrás del juicio contra Zedillo Ponce de León en Estados Unidos una venganza política, toda vez que el despacho de abogados que llevan el caso de los denunciantes es allegado al expresidente Carlos Salinas de Gortari.

–¿Qué le merece de opinión lo que sucede en Estados Unidos?

–Bueno que cada quien tiene el derecho de ejercer las acciones que considere necesarias para reclamar tanto el castigo como la reparación del daño, en el caso de que crea que una persona determinada tiene esta responsabilidad que enfrentar. Pero en Estados Unidos también hay un juez y habrá que esperar lo que él diga.

–Pero alimenta la idea o suspicacia que detrás de ese juicio a Zedillo pueda haber más que una circunstancia de justicia o  resarcimiento, tal vez una venganza política de un expresidente para otro.

–No, creo que Acteal en sí mismo ha sido tan importante para el país que el reclamo en materia de resarcimiento del daño es genuino.

–¿No cree que detrás de estas 10 víctimas anónimas hay una mano?

–No lo creo, en todo caso, no lo sé, concluyó Chuayffet Chemor.
loading...