loading...

viernes, diciembre 14, 2012

Marcha #YoSoy132 a la ALDF y exige la liberación de 14 presos

Santiago Igartúa / Apro

Con la leyenda “Preso 362” marcada en la piel, integrantes del movimiento #YoSoy132 marcharon de la explanada del Palacio de Bellas Artes rumbo a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), en el centro de la Ciudad de México, para exigir la liberación de los 14 presos detenidos y consignados “arbitrariamente” por los disturbios del 1 de diciembre.

Con sus pasos volvieron consignas que los distinguieron durante el pasado proceso electoral. “No somos porros, somos estudiantes”, gritaban los jóvenes, repitiendo que ahora, como en los años sesenta, bajo los regimenes del PRI, es más “peligroso” ser estudiante o librepensador que ladrón o asesino.

Ya en el cruce de Donceles con Allende, al pie de la ALDF, los jóvenes exigieron ser recibidos por legisladores locales para presentar un documento con sus exigencias:

“Libertad inmediata” de las 14 personas que continúan en prisión; la derogación del artículo 362 del Código Penal del Distrito Federal, que prevé el delito de “ataques a la paz pública”, equiparado con terrorismo, y que equivale de 5 a 30 años de cárcel, por el cual se les acusa, y “que se castigue” a los funcionarios públicos “involucrados en las detenciones arbitrarias”, así como en “los abusos y violaciones a derechos humanos” el primer día de diciembre.

Al llamado acudió un grupo de la Comisión de Derechos Humanos de la ALDF, encabezado por su presidenta, la diputada Dinorah Pizano, quien invitó a los jóvenes a formar un comité para entregar el texto e ingresar al recinto.

La legisladora declaró: “Salimos porque no podemos estar de acuerdo en que se cometan injusticias. Estamos muy preocupados de la manera en que se detuvo a sus compañeros. No vamos a permitir que se criminalice a los jóvenes”, dijo desde el megáfono con que se dirigía la marcha.

Desde ahí mismo se leyó una misiva firmada por los presos en el Reclusorio Norte de la ciudad. Fechada el día de ayer, en la carta se advierte:

“Queremos manifestar que, desde este lugar, estamos convencidos de nuestra inocencia. Creemos que tanto el gobierno local como el gobierno federal implementaron un grupo de choque con el objetivo de desprestigiar a ciertos grupos sociales.

“En su necesidad de buscar culpables, detuvieron a personas de forma aleatoria y sin fundamento. Prueba de ello es la liberación de 56 detenidos a quienes no se les ha encontrado prueba alguna de lo que les señala como culpables. Seguimos fuertes y agradeciendo todo el apoyo brindado, en solidaridad con nuestra compañera Rita.

“Por un México justo y libre”, firmaron Jorge Dionisio Barrera Jiménez, Enrique Rosales Rojas, Obed Palagot Echavarría, Eduardo Daniel Columna Muñiz, Sandina Jaramillo Rojas, Alejandro Lugo Morán, César Llaguno Romero, Roberto Fabián Duarte, Stylianos García Vackimes, Oswaldo Barrueta Herrera, Daniel García Vázquez y Bryan Reyes Rodríguez.

Al final, Juan Uriel Sandoval Díaz, el joven que perdió el ojo derecho por el impacto de una bala de goma, presente en la marcha, alzó la voz:

“Esta lucha no termina liberándolos, porque la miseria no terminará. Nuestra lucha es justa, es legítima y debe seguir adelante. Mientras siga existiendo la miseria seguirán existiendo luchadores sociales”, dijo el joven, con la convicción intacta.
loading...