loading...

lunes, diciembre 10, 2012

Los tiempos nuevos: lo militar desplaza a la economía, según Rusia


Alfredo Jalife-Rahme / Bajo la Lupa

Algunos países han empezado a reajustar su mira geoestratégica, como Brasil –en su reciente seminario cupular sobre Estrategias de defensa nacional (ver Bajo la Lupa 2 y 5/12/12)– y Rusia durante la 20 asamblea anual del Consejo de Política Extranjera y la Defensa (CFDP, por sus siglas en inglés: un organismo importante y de gran influencia) que abordó la manera en que ese país puede evolucionar en los nuevos (sic) tiempos que se anuncian a la que tanto Russia Today (RT; 3/12/12) como dedefensa.org (4/12/12), –think tank europeo de estrategia–, le dan su merecido vuelo (lo cual es escamoteado en Occidente).

De Brasil a Rusia despunta el binomio inextricable defensa/política exterior que retorna por la puerta grande en el siglo XXI de la multipolaridad geopolítica multidimensional.

El canciller ruso Sergei Lavrov participó en forma conspicua en la asamblea en Moscú de la CFDP en la que se “constató la muy cambiante situación internacional sin precedente (sic).

Russia Today sintetiza que la presente situación internacional permite un giro (sic) global en las influencias y las alianzas, por lo que Rusia usará una mezcla compleja de poder blando e inteligente par convertirse en un atractivo centro (sic) de poder.

La reacción de EU no se ha hecho esperar y la saliente secretaria de Estado, Hillary Clinton –posicionada como candidata presidencial para 2016–, después de una reunión con el canciller ruso Sergei Lavrov, fustigó el reflejo nostálgico de Rusia de retornar a los viejos tiempos soviéticos mediante la reincorporación de sus ex países satélites por la vía de bloques económicos (FT; 7/12/12).

Obama ha readaptado su política exterior –mediante la disminución de tropas en el Medio Oriente que deja a su peor suerte después de las dos invasiones fallidas de Baby Bush– para (con) centrarse en la contención de China, mientras mantiene en hibernación la perezagruzka (reajuste) con Rusia.

La situación internacional es muy fluida y Sergei Lavrov llega hasta pronosticar su evolución hacia un nuevo orden mundial, necesariamente multipolar, en los próximos 20 años.

Según Russia Today, Sergei Lavrov define el presente periodo histórico como un tiempo de cambio que se ha desarrollado al contrario de los pronósticos, cuyo ajuste cancela todos (sic) los modelos tradicionales cuando los países deben empezar a trabajar desde hojas en blanco (sic) con la combinación del poder duro y blando.

Sergei Lavrov transmite que en los tiempos nuevos tampoco todas (sic) las reglas que hoy se aplican en la política internacional serán usadas en el futuro.

La interpretación sobre la conferencia fundacional de Sergei Lavrov por dedefensa.org explaya la evolución donde la fuerza dominante (sic) de la competencia entre los países y/o los centros de poder pasa de la dimensión económica a la militar (¡super-sic!).

A mi juicio, el dominio de Washington, sin duda, ha sido militar y ha abusado de ello, pero sería un grave error de juicio soslayar la militarización tanto de la economía como de las finanzas –y hasta de sus multimedia– por EU para ejercer su hegemonía global, tesis que expresé en mi ponencia ante el Congreso de Brasilia y que coincide con el think tank europeo de estrategia: la hegemonía pasada (sic) de EU ha estado esencialmente garantizada (¡súper-sic!) por instrumentos económicos (financieros, económicos, etcétera).

El problema yace en que EU insiste en mantener su volátil e inestable modelo catastrófico en vías de disolución, a lo que alude en forma realista Sergei Lavrov: está desapareciendo la situación donde varios (sic) países fuerzan al resto del mundo a usar sus divisas en transacciones internacionales que controlan sus economías mientras aparecen nuevos centros económicos pode- rosos (sic) en Oriente.

Viene la parte nodal del pensamiento geoestratégico de la asamblea de la CFDP :el periodo en curso de turbulencia económica y de incertidumbre obliga a que muchos (sic) países retornan al modelo probado y confiable de dominio militar (¡super-sic!) cuando las inversiones en defensa se han vuelto una opción atractiva cuando ninguno (sic) de los activos económicos es visto como estable.

CFDP juzga que la dependencia en la paridad nuclear de los países líderes no es mas un factor significativo, por lo que Rusia se debería abocar más al desarrollo de armas y fuerzas convencionales.”

Esta parte nuclear es muy debatible cuando EU ha optado por la mayor automatización militar mediante su flamante ciber-comando, sus letales drones de acuerdo a su doctrina RAM (Revolución en Asuntos Militares), y su supremacía marítima que deberán cotejar los BRICS, al menos que estos se hayan decidido por la eventual guerra asimétrica frente a la aplastante maquinaria militar de EU.

A juicio del think tank europeo de estrategia, la preponderante carta militar no es exclusiva y debe ser aparejada con una explicación que integre la dimensión social y cultural. Eso se llama mística de combate.

La dimensión moral/social/cultural fue abordada por Konstantin Kosachev (KK), director de la Agencia de Cooperación Internacional (ICA, por sus siglas en inglés), quien consideró que la fuerza económica y militar no es suficiente para que Rusia se convierta en un atractivo líder internacional cuando la Rusia moderna tiene una nueva identidad formada después del periodo soviético. Konstantin Kosachev aduce que la verdadera Rusia es mejor que su imagen. Es cierto el mendaz oligopolio multimediático anglosajón se ha consagrado a demoler y anatemizar la imagen de Rusia y de su presidente Vlady Putin.

De nuevo surge a la palestra el control multimediático global por EU, eregido en el gran sanedrín universal y su dizque soft-power (poder blando), lo cual ha sido ingenuamente descuidado por los BRICS que aún no asimilan que la mercadotecnia neoliberal, con disfraz de inocuo entretenimiento, es también geopolítica, lo que obliga a una política estratégica de multimedia plural y democrática, sin duda, pero con la primacía de contenidos acoplados a la seguridad nacional de los países afectados por la intoxicación desestabilizadora de sus adversarios.

No es ocioso insistir: el binomio finanzas/(tele)comunicaciones, también inextricable en el depredador neoliberalismo global, forman parte de la panoplia hegemónica de EU, aunque se encuentre en franca decadencia, pero aún con gran capacidad de represalias letales.

A mi juicio, en la esfera moral/social/cultural EU se encuentra en enorme desventaja cuando atraviesa una fase de aterradora anomiasalpicada de una degradación social (violencia, drogas y lascivia), una polarización político-económica, y amagos de una ominosa secesión en 20 estados (incluyendo Texas).

Veinte años después de la catástrofe geopolítica (Putin dixit) que significó la disolución de la URSS, el think tank europeo de estrategia aduce que hoy Rusia se encuentra en el centro de una red de alianzas, acuerdos y complicidades diversas (Grupo de Shanghai, los BRICS, su papel en el Medio Oriente, etcétera) que refleja las turbulencias de los tiempos nuevos y anuncia la evolución inexorable hacia un nuevo orden mundial, que, a mi juicio, será ontológicamente multipolar o no lo será.
loading...