loading...

jueves, diciembre 20, 2012

Expediente Nicaragua: encuentran culpables a los 18 mexicanos

Roberto Fonseca / Apro

El juez Edgar Altamirano declaró culpables de los delitos de transporte de estupefacientes, lavado de dinero y crimen organizado a los 18 mexicanos detenidos en Nicaragua y que fueron capturados transportando más de nueve millones de dólares, ocultos en compartimentos, a bordo de cuatro camionetas Van pintadas con los logotipos de la cadena mexicana Televisa.

A las 19:15 horas, después de escuchar los alegatos conclusivos de la parte acusadora –Ministerio Público y Procuraduría General de la República (PGR)–, así como de los abogados defensores, encabezados por José Ramón Rojas Urroz, el juez Altamirano, del noveno Juzgado Penal de Managua, dictó el fallo de culpabilidad, luego de valorar las pruebas documentales, periciales y testimoniales, expuestas por más de 20 testigos convocados por la Fiscalía nicaragüense.

Altamirano indicó en la lectura del fallo, después de cinco horas de alegatos conclusivos, que quedó claramente establecido que los más de nueve millones de dólares incautados a los 18 mexicanos, efectivo escondido en compartimentos ocultos, no procedían de alguna actividad lícita, ni perseguían simplemente evadir impuestos, tal como sugirieron los defensores en sus alegatos finales.

“Esta autoridad desconoce qué fines traía”, dijo el juez Altamirano, refiriéndose a los 9.2 millones de dólares que venían transportando en más de 20 bultos, herméticamente sellados, haciéndose pasar como enviados especiales de la cadena mexicana Televisa, una de las más grandes de América Latina.

“Con ese engaño, con esa mampara, pretendían trasladar esa cantidad de dinero, que esta autoridad no tiene todavía explicación”, dijo el juez Altamirano, y razonó que los compartimientos descubiertos no son originales de los vehículos, fueron “hechizos”, y los equipos televisivos no eran funcionales, ya que les faltaba un aparato para poder transmitir. Por tanto, quedó evidenciado el delito de lavado de dinero.

El juez Altamirano, ante un amplio grupo de periodistas nacionales y extranjeros, razonó que también quedó demostrado el delito de crimen organizado, ya que hay evidencias de movimiento migratorio del grupo desde 2008, un nivel de jerarquía entre ellos en el que destaca Raquel Alatorre, a quien llamaban La Licenciada. Asimismo, una división de funciones entre ellos.

“Cada uno tenía una función, unos como conductores, otros como técnicos para enmascarar el ilícito. Se movilizaban como un equipo periodístico de Televisa para hacer trabajos investigativos. Era un enmascaramiento”, aclaró el juez Altamirano.

Por tanto, los encontró culpables del delito de crimen organizado a los 18 mexicanos.

En cuanto al transporte de drogas, el juzgador indicó que se encontraron partículas de cocaína en cuatro de las seis camionetas Van, marca Chevrolet, modelo 2011, que utilizaban cuando ingresaron a territorio nacional el pasado 20 de agosto.

Asimismo, indicó que los compartimentos confirman que se estaban preparando para el trasiego internacional de drogas.

“Estos vehículos que tenían el logo de Televisa, cinco tenían caletas, compartimientos no originales, que podían servir para el traslado de drogas”.

Por tanto, el juez también los encontró también culpables del transporte de drogas, bajo la modalidad de preparación o acondicionamiento de los medios necesarios.

Fiscalía y PGR piden penas máximas

Luego de dar a conocer el fallo, algunos de los 18 mexicanos, sobre todo los más jóvenes, no pudieron ocultar los sentimientos y las emociones, y se pusieron a llorar en silencio, mientras otros los consolaban.

El juez Altamirano pidió entonces dar paso al debate de las penas y otorgó cinco minutos para que las partes –acusadora y defensores— se prepararan. Los primeros lo hicieron fuera del recinto, mientras los segundos se reunieron con sus clientes para examinar lo establecido en las leyes nicaragüenses.

A las 19:30 horas, el fiscal auxiliar Giscard Moraga, tomando en consideración los agravantes del caso y la gravedad de los delitos, pidió una pena de 36 años y cuatro meses para Raquel Alatorre y Juan Luis Torres Torres, a quienes identifican como los cabecillas del grupo de 18 mexicanos.

Asimismo, para el resto del grupo, Moraga pidió una pena de 34 años. Sin embargo, hizo hincapié en que las leyes nicaragüenses no permiten una pena mayor a la de 30 años de prisión.

Por su parte, el procurador auxiliar Raduar Abraham Abarca, en representación del Estado de Nicaragua, demandó también la pena máxima, además de multas y el decomiso de las seis unidades utilizadas por los 18 mexicanos y que están en poder de Auxilio Judicial de la Policía Nacional. Incluye todos los equipos que portaban.

También demandó que los 9.2 millones de dólares sean decomisados por el Estado y se depositen en las cuentas del Ministerio de Hacienda y Crédito Público. Al respecto, antes de dictar su fallo o veredicto, el juez Altamirano indicó que ese dinero está bajo su autoridad, por tanto, a él le corresponderá destinar su uso.

Defensa pide penas menores

Por su parte, el equipo de abogados defensores, integrado por seis integrantes liderados por José Ramón Rojas Urroz, demandó penas menores de 14 años para todos los 18 mexicanos, considerando que en su opinión hay varias atenuantes, entre éstas que no hay antecedentes delictivos en Nicaragua y todos han mostrado buena conducta hasta ahora.

Por el delito de lavado de dinero pidieron cinco años; por transporte de drogas, cuatro años, y por crimen organizado, cinco años. Suman 14 años.

El juez Altamirano dijo que dictará sentencia el próximo 18 de enero, a las diez de la mañana, fecha en que leerá las penas que deberán cumplir los 18 mexicanos, capturados desde el 24 de agosto.
loading...