loading...

lunes, diciembre 17, 2012

Eran madres y profesionistas, las asesinadas en narco retén en Chihuahua

Proceso

Entre incredulidad y la exigencia de justicia, las cuatro mujeres privadas de la libertad y asesinadas en la Sierra Tarahumara fueron sepultadas este domingo en Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua.

La comunidad menonita, estudiantes del Instituto Tecnológico de Cuauhtémoc, familiares y amigos, abarrotaron la funeraria Modelo para darles el último adiós.

Una de las víctimas, Marisa Aidé Díaz Peinado, de 32 años, era la jefa del departamento de Gestión Tecnológica y Vinculación del Instituto Tecnológico de Cuauhtémoc. Su ataúd fue colocado al lado del de su hermana, Mayra Lorena, de 39 años.

Ambas eran ingenieras. Mayra era jefa de área de una maquiladora de la misma localidad, ubicada al sur de la capital del estado. Las dos eran solteras.

Las otras dos víctimas eran Josefina Díaz de Rempening, de 57 años y su hermana Elisa Díaz Martínez, de 55.

Josefina estaba casada con el menonita Walter Rempening, quien es pastor de una iglesia. Era maestra de piano y madre de dos hijos; su hermana Elisa era soltera y profesora jubilada de la secundaria Justo Sierra.

Los cuerpos de las cuatro mujeres fueron llevados al Servicio Médico Forense este sábado y durante la noche llegaron a la funeraria. Ahí, cientos de seres queridos las esperaban desde el mediodía.

En la funeraria y el templo cristiano donde se ofreció una misa, la incredulidad y las manifestaciones de dolor fueron constantes. Y no terminaron cuando las mujeres fueron finalmente sepultadas esta tarde.

La plática recurrente durante el funeral fue el tema de los narco retenes, tan comunes en la sierra que a pesar de las denuncias las autoridades no los han atacado.

Al mediodía del 12 de diciembre las cuatro mujeres salieron de Cuauhtémoc hacia Guachochi para acudir al funeral de un familiar, sin imaginar la tragedia que sufrirían.

Al llegar a Creel, a unas tres horas de Cuauhtémoc, tuvieron comunicación con sus familiares, pero en el kilómetro 35 de la carretera que une a ambas localidades fueron “levantadas” por un grupo de hombres de la delincuencia organizada en un narco retén.

De acuerdo con los reportes, ellas se resistieron a que les robaran el automóvil Jetta color blanco, modelo 2012 en el que viajaban, fueron llevadas por la fuerza, torturadas y asesinadas.

Las mujeres fueron encontradas por peritos de Guachochi el viernes por la tarde y trasladadas al Semefo en Chihuahua. Luego sus cuerpos fueron entregados a sus parientes en Cuauhtémoc.

La Fiscalía General del estado informó que las investigaciones indican que el robo es el móvil más sólido en torno al homicidio de las cuatro mujeres, pues además del automóvil de modelo reciente llevaban una importante cantidad de dinero.

La autopsia reveló que fallecieron a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico, además de que los cuerpos presentaban golpes y hematomas.

Las investigaciones de caso las lleva a cabo la Fiscalía Especializada de Atención a la Mujer Víctima de Delito por Razones de Género.
loading...