jueves, noviembre 15, 2012

Por el temblor, un juez se avienta desde un segundo piso


Ezequiel Flores Contreras / Proceso

El sismo de 6.1 grados que sacudió la entidad dejó un saldo de dos personas lesionadas en la región de Tierra Caliente, entre ellos un juez penal de primera instancia que se arrojó a la calle desde el segundo piso de un hotel ubicado en Ciudad Altamirano, lugar del epicentro, indican reportes oficiales.

El juez, identificado con el nombre de Julio Obregón Flores, resultó con fractura de femur y su estado de salud se reporta estable.

Obregón Flores estaba hospedado en el hotel El cortijo del León, ubicado sobre el bulevar que une los poblados de Ciudad Altamirano y la cabecera municipal de Coyuca de Catalán, refiere un reporte de la policía municipal de Pungarabato.

Cuando se registró el sismo que el Servicio Sismológico Nacional ubicó con epicentro al este de Ciudad Altamirano, el funcionario del Tribunal Superior de Justicia decidió lanzarse a la calle debido a que algunos detalles de plafón del hotel colapsaron, indican los reportes consultados.

El otro caso también ocurrió en Ciudad Altamirano y se trata de una mujer que, víctima del pánico, salió corriendo de su casa, se tropezó con un obstáculo y quedó inconsciente por un momento.

Por su parte, autoridades estatales informaron que no se presentaron daños en la infraestructura educativa y hospitalaria y en general, no se reportaron daños graves.

Este sismo se registra en el contexto de la visita del gobernador, Ángel Aguirre Rivero, al municipio de Olinalá, ubicado en la región de la Montaña y que en vocablo nahuatl significa: “lugar de terremotos”.

Aguirre acude a este poblado después de que el pasado 27 de octubre los habitantes de este pueblo de artesanos  decidieron tomar las armas para expulsar a una célula delincuencial que tenía azolada a la población.

Durante más de una semana, hombres y mujeres de Olinalá asumieron las funciones de resguardar el poblado, a través de la instalación de retenes, hasta que arribaron al lugar cerca de 50 infantes de Marina que junto al Ejército implementaron un operativo en esta zona de la montaña guerrerense.

La acción de los olinaltecos exhibió la inoperancia gubernamental ante la ola de inseguridad y violencia que persiste en la entidad.

No hay comentarios:

¡Gana dinero con PayMeDollar! [AD]