lunes, noviembre 05, 2012

IFE deberá programar presupuesto para preservar boletas de 2006

Apro

El Instituto Federal Electoral (IFE) informó que deberá incluir en su presupuesto del 2013 el gasto adicional que representará preservar las boletas electorales del 2006, luego de que el Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ACDH-ONU) pidió al Estado mexicano evitar la destrucción del material, en atención a una solicitud del semanario Proceso.

De acuerdo con información difundida por la agencia estatal Notimex, el consejero electoral, Marco Antonio Baños Martínez, hizo énfasis en que hasta el momento el IFE sólo tiene información “extraoficial” para frenar la destrucción de las boletas del 2006, por lo que se continuará el trámite para destruir las de 2012, como fue programado.

“La información extraoficial que nosotros tenemos es que la medida cautelar se dictó sobre la destrucción de las boletas electorales del 2006, únicamente del 2006, así que ahora que recibamos la comunicación oficial no se indica nada sobre las boletas electorales del 2012 el trámite de las boletas electorales del 2012 continuará hasta su destrucción”, señaló en entrevista con Notimex.

Refirió que el IFE gasta en promedio de tres a cuatro millones de pesos en todo el país para pagar las bodegas anualmente, “así que, pues, tendremos que replantear la conservación de esas bodegas”, se quejó.

Baños añadió que se tendrán que revisar los contratos que el IFE suscribió con los dueños de los inmuebles, además que se tendrá que el esquema de custodia con el Ejército y la Secretaría de Marina.

“No tienen ellos condiciones tan adecuadas como para seguirnos apoyando, pero una decisión de un órgano internacional competente, pues, debe ser acatada por el Estado mexicano”, aceptó.

El pasado miércoles 31 de octubre, se dio a conocer que la Relatoría Especial sobre Nuevas Comunicaciones y Medidas Provisionales de ACDH-ONU solicitó al Estado mexicano “suspender la destrucción de las papeletas de la elección del 2 de julio de 2006”, hasta que el organismo internacional emita un fallo sobre la petición del director de la revista Proceso, Rafael Rodríguez Castañeda, para poder consultar las boletas.

En los comicios presidenciales de 2006, la diferencia entre Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador fue de sólo 250 mil sufragios, equivalente a medio punto porcentual de la votación total.
Rodríguez Castañeda solicitó tener acceso a las boletas de 2006, petición que le fue denegada en todas las instancias legales del país, razón por la que interpuso un recurso ante Naciones Unidas.

En su solicitud, el director de Proceso pide garantizar el derecho de acceso a la información para conocer “la verdad histórica”, e invoca al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y su protocolo facultativo, del cual México forma parte.

El argumento del director del semanario es que destruir las boletas violaría el derecho al acceso a la información pública y las garantías judiciales, por lo que pidió que se dicten medidas provisionales para evitar que el procedimiento continúe.

No hay comentarios:

¡Gana dinero con PayMeDollar! [AD]