lunes, octubre 29, 2012

Se despide de la UACM: Requiem para un semestre o, ¿para la universidad?

Elena Maria Jimenez 

Me retiro, es el momento de atender asuntos personales; sé que el semestre se ha perdido, ya no se le puede recuperar y no hay la voluntad de hacerlo. Descargo mi profundo pesar y desesperación por este conflicto absurdo y sin sentido, sé que suena a depresión, sin embargo, creo que refleja el estado de ánimo de la mayoría, de esa mayoría silenciosa o contenida, de esos muchos que quisieron pero no pudieron, de esos que pensaron que era una causa verdadera y que se han dado cuenta que los embarcaron en una aventura…va pues, el descargo de mi frustración:

A ti, parista: A estas alturas, sabes perfectamente que te has equivocado de enemigo: Tu enemigo no era la universidad, tu enemigo jamás fue un centro de estudio, tu enemigo no eran los estudiantes, tu enemigo no era el conocimiento, tus enemigos no eran los maestros, los trabajadores, no era la ciencia y la cultura…parista, te equivocaste. Confundiste un centro de estudio con el estado burgués-opresor o con una fábrica, pensaste que estabas luchando contra el capital y cerraste no una fábrica, no una institución cualquiera, cerraste una universidad, una universidad para el hijo del obrero, para el pueblo, una universidad gratuita para los jóvenes que no tienen recursos, la cerraste y les negaste el derecho que tienen a la educación. Cerraste una noble universidad, una universidad indefensa, una universidad que fue fácil de tomarla secuestrada. Parista, ya te diste cuenta que lo puedes hacer cuantas veces quieras? ya te diste cuenta que fue fácil, ya te diste cuenta que a pocos les importó tu acción y que puedes seguir en tu paro sin importarles a muchos? Sabes por qué esto es así?, porque si a ti no te importó secuestrar la universidad que está destinada para el beneficio tuyo y el de miles de estudiantes, menos les interesa al gobierno del DF, a las autoridades de la universidad, a los profesores, a los trabajadores administrativos, a los mismos estudiantes y a la sociedad capitalina, a nadie le importa esta universidad que ha caído en un desprestigio total. Así es, joven parista, das pena encerrado con cadenas y con tus barricadas, crees que alguien te va a irte sacar? No lo creo, el semestre se ha perdido, te aconsejo mejor irte en las noches a tu casa a descansar y en el día ve a ver si hay alguna instrucción de tus maestros que te asesoran y te apoyan económicamente. Hasta enero, el impasse de esta prolongada espera, cuando quieras, a la hora que quieras y como quieras, no importa, al cabo que a nosotros, los estudiantes, en este momento, ya no nos interesan los plantes, ya perdimos el semestre.

Al gobierno del DF: No le importa la Universidad, así, a secas, la universidad y a todos los que la componen, finalmente no les interesa tener un pueblo culto, un centro de estudios para los humildes, para los pobres o para los amantes del conocimiento. No les importa que un centro de educación superior esté cerrado y por los motivos que esté cerrado, al fin y al cabo el dinero no es de ellos, es de los contribuyentes que tampoco les interesa si se está utilizando para beneficio de la ciudad. Esos recursos, finalmente raquíticos, nunca suficientes para poder ofrecer una educación de calidad, se desperdician casi solo para pagar onerosos salarios, principalmente a  profesores, no es que esté en contra de lo que se les paga, sino en que no le destinan el tiempo completo por lo que están contratados: no dan asesorías, no dan tutorías, no investigan y sus técnicas de enseñanza dejan mucho que desear, digo, hay honrosas excepciones. Cuánto dinero desperdiciado, cuantas instalaciones desperdiciadas pero, sobre todo, cuántos recursos humanos en el ocio total. Lo peor, cuanta impunidad garantizada. Con qué facilidad secuestra un grupito las instalaciones al servicio de una causa tan noble como es la educación del pueblo sin que nadie haga nada. En esta ciudad, el derecho a la protesta, a la manifestación de unos cuantos, está primero que el derecho a la educación del pueblo. Para el GDF, es prioritaria su imagen, que presionar para que se abran los planteles y, con el argumento del respeto a la autonomía, su intervención ha quedado cancelada, aunque ya lo hicieron a favor de los paristas, y los paristas, encantados de que el GDF haya violado la autonomía, junto con la CDHDF, la SERAPAZ y el joven y eterno estudiante, “El Pino”…hay cuando quieran y a la hora que quieran, al fin que el semestre ya se perdió y a nadie le importa la UACM, por lo menos, de aquí a enero de 2013.

Académico parista: Felicidades, el odio sembrado en las conciencias de algunos estudiantes, finalmente ha logrado lo que no lograste a través del sindicato: cerrar la universidad. Tu odio desatado por una palabra: “fraude”, al fin está dando resultados: elevar el nivel de conflicto, polarización de las posiciones, crisis de la universidad, universidad cerrada, daño psicológico en los estudiantes, desprestigio aún más de la universidad: el ambiente propicio donde te sabes desenvolver, donde pones en práctica tus teorías, tus ideologías, tus fijaciones y por qué no, tus traumas de tus ideales no realizados. El odio dentro de una universidad, no contra el capital, sino contra una UNIVERSIDAD PÚBLICA Y GRATUITA, no es contra la rectora, es contra una UNIVERSIDAD PÚBLICA Y GRATUITA,  no es contra una autoridad, es contra EL DERECHO A LA EDUCACIÓN de jóvenes, hijos del pueblo. Provocaron el cierre de una universidad indefensa, inerte, para algunos, indefendible: cuando quieran, a la hora que quieran y si no quieren… a quien le importa.

Académico: así, a secas, académico que con el argumento de no ser esquirol te fuiste a tu casa a descansar, esperando ansiosamente los días 10 y 25 de cada mes para checar tu saldo en tu cuenta de nómina bancaria, checar si se te depositó tu salario de 20 mil pesos quincenales, un salario que no desquitas, un salario mal habido, un salario que es producto de una acción fraudulenta, porque abandonaste a tus alumnos, porque te alejaste de  tu plantel, porque has elegido la comodidad del apático, del que no hace nada mientras se te esté regalando un dinero sin hacer nada por ganarlo, esto es fraude, así con la palabra FRAUDE en mayúsculas, con tu pasividad, nos alejaste, nos mandaste a la frustración, a la postración, a ser esos seres que ni estudian ni trabajan, porque con tu negligencia en complicidad con los paristas nos convertiste en parias, en excluidos sociales, en apestados de la sociedad, nos lanzaste a la calle, a la orfandad de espíritu, quédate con tu salario, quédate con tu comodidad, quédate con tu falta de dignidad al recibir un dinero que no te lo has ganado, bendita UACM con su presupuesto público, ojalá y te dure toda la vida.

Todos me podrán decir que el paro es para hacer valer sus demandas, para presionar, para obligar a que se respete la voluntad del voto de la comunidad universitaria para elegir el tercer consejo universitario, sin embargo, con el tiempo se ha demostrado que una universidad cerrada a los únicos que perjudica es a los estudiantes, así es, así ha sido y así será toda la vida. Valdrá, valió la pena? a los estudiantes nos interesa este conflicto? a los estudiantes nos beneficia? quien sabe, no lo sé. En todo caso, creo que de hoy en adelante deben buscarse otras formas de presión, menos el cierre de la universidad.

Ya me voy, hay les encargo los planteles: paristas, no los dañen más, profes, sigan disfrutando el paro, si es posible, y para beneficio de la propia universidad, adelanten su año sabático, trabajadores administrativos, váyanle buscando por otro lado, no vaya a ser que ya no haya retorno; compañeras y compañeros estudiantes, ojalá regresen en enero, aquí los espero, yo, por lo pronto, me voy a vender zapatos por catálogo para salir el año: feliz navidad y próspero año nuevo …besos y abrazos para todos, yo no odio.

No hay comentarios:

¡Gana dinero con PayMeDollar! [AD]