lunes, octubre 29, 2012

Estados Unidos en alerta por el impacto de Sandy

El presidente Obama regresó a Washington para supervisar la respuesta ante la llegada del huracán; analistas calculan que los daños materiales por el fenómeno serán de 20,000 millones de dólares.

Reuters

 El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, canceló eventos de su campaña electoral este lunes para regresar a Washington y supervisar la respuesta del Gobierno federal al impacto del huracán Sandy, mientras el republicano Mitt Romney acortó sus presentaciones para mostrar respeto por las potenciales víctimas.Las oficinas del Gobierno de Estados Unidos en Washington, D.C., estarán cerradas al público este martes, debido a la amenaza de que el huracán Sandy pueda causar amplios daños en la zona.

La Oficina de Administración de Personal de Estados Unidos anunció que empleados que no ocupen cargos de emergencia recibirán permiso para ausentarse este martes mientras que se espera que los empleados para emergencias se reporten a sus sitios de trabajo.

Obama suspendió el discurso que planeaba dar el lunes en una universidad de Orlando y volvió en avión a Washington. Otro evento electoral programado para el martes en Green Bay (Wisconsin), también fue cancelado.

En tanto, Romney había planeado un evento en Wisconsin el lunes por la noche y discursos en Iowa y Florida el martes.

El huracán Sandy, una de las mayores tormentas en golpear a Estados Unidos en su historia, comenzó a azotar a la Costa Este del país este lunes, provocando la interrupción del transporte, forzando las evacuaciones de áreas inundables y paralizando la campaña electoral.

La tormenta descargaba vientos sobre cientos de millas de terrenos anegados en la ribera atlántica y proyectaba descerrajar fuertes nevadas al interior del continente y en zonas elevadas, mientras se movía en dirección a Nueva Jersey y Delaware, donde se espera que llegue el lunes por la noche.

Los mercados bursátiles estadounidenses cerraron por primera vez desde los ataques del 11 de septiembre del 2001 y permanecerán inactivos también el martes. 

Más de un millón de personas ya estaban sin electricidad y millones más podrían quedar en esa situación en las próximas horas. Una compañía de pronósticos de catástrofes dijo que las pérdidas económicas podrían alcanzar los 20,000 millones de dólares, y sólo la mitad de esa suma está asegurado.

No hay comentarios:

¡Gana dinero con PayMeDollar! [AD]